Archivos del blog

miércoles, 31 de octubre de 2007

+ El santo Cura de Ars y la oración +

.
.
El Santo Cura de Ars
.
.
"La oración es la elevación de nuestro corazón a Dios, una dulce conversación entre la criatura y su Criador".
(Sermón sobre la oración)
.
"Con la oración todo lo podéis, sois dueños, por decirlo así, del querer de Dios".
(Sermón sobre la perseverancia)
.
"La oración abre los ojos del alma, le hace sentir la magnitud de su miseria, la necesidad de recurrir a Dios y de temer su propia debilidad".
Sermón sobre la oración).
.
"Todos los males que nos agobian en la tierra vienen precisamente de que no oramos o lo hacemos mal".
(Sermón sobre la oración).
.
"Todos los santos comenzaron su conversión por la oración y por ella perseveraron; y todos los condenados se perdieron por su negligencia en la oración. Digo, pues, que la oración nos es absolutamente necesaria para perseverar".
(Sermón sobre la perseverancia)
.
"¡Cuántas veces venimos a la iglesia sin saber a qué venimos ni qué queremos pedir! Sin embargo, cuando se va a casa de cualquiera, se sabe muy bien por qué uno se dirige a ella. Los hay que parecen decirle a Dios: «Vengo a decirte dos palabras para cumplir contigo...». Con frecuencia pienso que, cuando venimos a adorar a nuestro Señor, conseguiríamos todo lo que quisiéramos, con tal de pedirle con fe viva y un corazón puro".
(Sermón sobre la oración)
.
"Nuestras oraciones han de ser hechas con confianza, y con una esperanza firme de que Dios puede y quiere concedernos lo que le pedimos, mientras se lo supliquemos debidamente".
(Sermón sobre la oración)
.
"Hemos de orar con frecuencia, pero debemos redoblar nuestras oraciones en las horas de prueba, en los momentos en que sentimos el ataque de la tentación".
(Sermón sobre la oración)
.
"Por muchas que sean las penas que experimentemos, si oramos, tendremos la dicha de soportarlas enteramente resignados a la voluntad de Dios; y por violentas que sean las tentaciones, si recurrimos a la oración, las dominaremos "
(Sermón sobre la oración)
.
"La tercera condición que debe reunir la oración para ser agradable a Dios, es la perseverancia. Vemos muchas veces que el Señor no nos concede enseguida lo que pedimos; esto lo hace para que lo deseemos con más ardor, o para que apreciemos mejor lo que vale. Tal retraso no es una negativa, sino una prueba que nos dispone a recibir más abundantemente lo que pedimos".
(Sermón sobre la oración)
.
.

.
La devoción Santa Filomena
.
.
Esta santa, con su bello nombre de ruiseñor, es una de las más improbables del calendario, ha sido objeto de un recelo especial por parte de los hagiógrafos y la Congregación de Ritos suspendió su culto en 1961 (anteriormente se permitía celebrar misa en su honor, pero nunca se la incluyó en el martirologio romano).
.
¡Se sabe tan poco de ella! En 1802 se descubrieron en la catacumba de Priscila los restos de una cristiana del siglo II protegidos por humildes tejas, con los símbolos habituales del ancla y la paloma, y una inscripción: PAX TECUM FILUMENA, que la paz sea contigo, Filomena. Nada mas, absolutamente nada más.
.
Se creyó por suposición que era una mártir, sus reliquias se cedieron al pueblo de Mugnano, cerca de Nápoles, y allí fueron veneradas, se atribuyeron a la santa numerosos milagros e incluso, en pleno siglo XIX, surgió, al estilo de la antigüedad, una leyenda piadosa que la hacía una virgen muerta en defensa de su pureza.
.
No obstante, la gran popularidad de que gozó Filomena se debió a la predilección que sentía por esta santa el cura de Ars, san Juan Bautista Vianney, quien en la iglesia de Ars hizo construirle una capilla especial y le atribuía todas las gracias extraordinarias que recibía, encomendándole que curase a los enfermos y llevase a cabo otros prodigios.
.
Hoy somos más severos con ella que el santo párroco francés, pero tampoco existe ninguna prueba decisiva de que aquella Filomena romana a quien se deseaba la paz hace dieciocho siglos no fuese según el lenguaje de Pablo una «santa», una cristiana cuya intercesión se manifiesta entre nosotros por la fe ardiente de las almas buenas ajenas al estudio de la arqueología y de la historia.
.
.

domingo, 28 de octubre de 2007

+ Rex et Sacerdos +

.
.
Estimados,
.
tarde pero seguro, el post de hoy se inicia con el Salmo que anuncia la Realeza del Sacerdocio que establecerá Nuestro Señor Jesucristo. Este, es la sublimación del deber de la Tribu de Judá, que prefiguraba a la Santa Iglesia, siendo la "Tribu de los Reyes". Así, nuestra Iglesia es de "Reyes Sacerdotes", lo que no quiere decir que todos lo seamos, sino que tenemos la gracia de tenerlos entre los nuestros.
.
A su vez, de entre los Sacerdotes, se distingue el Presbítero Pleno... el Obispo, y de entre los Obispos, el Mayor entre todos. Este es el Vicario de Nuestro Señor Jesucristo en la tierra. Sobre Él, y hasta que Nuestro Señor retorne en Gloria y Majestad por segunda vez, reposa la Realeza Plena, que se profetiza en este salmo.
.
En memoria y honra de esta inefable providencia, transcribo también (abajo) las Catequesis del Siervo de Dios Juan Pablo II sobre este Gran Salmo.
.
Para todos los fieles extraordinarios... Felix Christus Rex!!!
.
AMDG +
.
.
Psalmus 109 - "Sacerdos Rex"
.
Dixit Dominus Domino meo:
a dextris meis:
donec ponam inimicos tuos
scabellum pedum tuorum.
.
Virgam virtutis tuae
emittet Dominus ex Sion:
dominare in medio inimicorum tuorum.
.
Tecum principium in die virtutis tuae
in splendoribus sanctorum:
ex utero ante luciferum genui te.
.
Iuravit Dominus, et non paenitebit eum:
Tu es sacerdos in aeternum
secundum ordinem Melchisedec.
.
Dominus a dextris tuis,
confregit in die irae suae reges.
.
Iudicabit in nationibus, implebit ruinas:
conquassabit capita in terra multorum.
.
De torrente in via bibet:
propterea exaltabit caput.
.
Gloria Patri et Filio
et Spiritui Sancto:
sicut erat in principio,
et nunc ex semper,
et in saecula saeculorum.
.
Amen
.
(Vespro Beata Virgine)
.
.
CATEQUESIS DEL SIERVO DE DIOS S. S. JUAN PABLO II
.
.
1. Hemos escuchado uno de los salmos más célebres de la historia de la cristiandad. En efecto, el salmo 109, que la liturgia de las Vísperas nos propone cada domingo, se cita repetidamente en el Nuevo Testamento. Sobre todo los versículos 1 y 4 se aplican a Cristo, siguiendo la antigua tradición judía, que había transformado este himno de canto real davídico en salmo mesiánico.
.
La popularidad de esta oración se debe también al uso constante que se hace de ella en las Vísperas del domingo. Por este motivo, el salmo 109, en la versión latina de la Vulgata, ha sido objeto de numerosas y espléndidas composiciones musicales que han jalonado la historia de la cultura occidental. La liturgia, según la práctica elegida por el concilio Vaticano II, ha recortado del texto original hebreo del salmo, que entre otras cosas tiene sólo 63 palabras, el violento versículo 6. Subraya la tonalidad de los así llamados «salmos imprecatorios» y describe al rey judío mientras avanza en una especie de campaña militar, aplastando a sus adversarios y juzgando a las naciones.
.
2. Dado que tendremos ocasión de volver otras veces a este salmo, considerando el uso que hace de él la liturgia, nos limitaremos ahora a ofrecer sólo una visión de conjunto.
.
Podemos distinguir claramente en él dos partes. La primera (cf. vv. 1-3) contiene un oráculo dirigido por Dios a aquel que el salmista llama «mi Señor», es decir, el soberano de Jerusalén. El oráculo proclama la entronización del descendiente de David «a la derecha» de Dios. En efecto, el Señor se dirige a él, diciendo: «Siéntate a mi derecha» (v. 1). Verosímilmente, se menciona aquí un ritual según el cual se hacía sentar al elegido a la derecha del arca de la alianza, de modo que recibiera el poder de gobierno del rey supremo de Israel, o sea, del Señor.
.
3. En el ambiente se intuyen fuerzas hostiles, neutralizadas, sin embargo, por una conquista victoriosa: se representa a los enemigos a los pies del soberano, que camina solemnemente en medio de ellos, sosteniendo el cetro de su autoridad (cf. vv. 1-2). Ciertamente, es el reflejo de una situación política concreta, que se verificaba en los momentos de paso del poder de un rey a otro, con la rebelión de algunos súbditos o con intentos de conquista. Ahora, en cambio, el texto alude a un contraste de índole general entre el proyecto de Dios, que obra a través de su elegido, y los designios de quienes querrían afirmar su poder hostil y prevaricador. Por tanto, se da el eterno enfrentamiento entre el bien y el mal, que se desarrolla en los acontecimientos históricos, mediante los cuales Dios se manifiesta y nos habla.
.
4. La segunda parte del salmo, en cambio, contiene un oráculo sacerdotal, cuyo protagonista sigue siendo el rey davídico (cf. vv. 4-7). La dignidad real, garantizada por un solemne juramento divino, une en sí también la sacerdotal. La referencia a Melquisedec, rey-sacerdote de Salem, es decir, de la antigua Jerusalén (cf. Gn 14), es quizá un modo de justificar el sacerdocio particular del rey junto al sacerdocio oficial levítico del templo de Sión. Además, es sabido que la carta a los Hebreos partirá precisamente de este oráculo: «Tú eres sacerdote eterno según el rito de Melquisedec» (Sal 109,4), para ilustrar el particular y perfecto sacerdocio de Jesucristo.
.
Examinaremos posteriormente más a fondo el salmo 109, realizando un análisis esmerado de cada uno de sus versículos.
.
5. Como conclusión, sin embargo, quisiéramos releer el versículo inicial del salmo con el oráculo divino: «Siéntate a mi derecha, y haré de tus enemigos estrado de tus pies». Y lo haremos con san Máximo de Turín (siglo IV-V), quien en su Sermón sobre Pentecostés lo comenta así: «Según nuestra costumbre, la participación en el trono se ofrece a aquel que, realizada una empresa, llegando vencedor merece sentarse como signo de honor. Así pues, también el hombre Jesucristo, venciendo con su pasión al diablo, abriendo de par en par con su resurrección el reino de la muerte, llegando victorioso al cielo como después de haber realizado una empresa, escucha de Dios Padre esta invitación: "Siéntate a mi derecha". No debemos maravillarnos de que el Padre ofrezca la participación del trono al Hijo, que por naturaleza es de la misma sustancia del Padre... El Hijo está sentado a la derecha porque, según el Evangelio, a la derecha estarán las ovejas, mientras que a la izquierda estarán los cabritos. Por tanto, es necesario que el primer Cordero ocupe la parte de las ovejas y la Cabeza inmaculada tome posesión anticipadamente del lugar destinado a la grey inmaculada que lo seguirá» (40, 2: Scriptores circa Ambrosium, IV, Milán-Roma 1991, p. 195).
.
[Audiencia general del Miércoles 26 de noviembre de 2003]
.
..
EL MESÍAS, REY Y SACERDOTE

.
.
1. Siguiendo una antigua tradición, el salmo 109, que se acaba de proclamar, constituye el componente principal de las Vísperas dominicales. Se repite en las cuatro semanas en las que se articula la Liturgia de las Horas. Su brevedad, ulteriormente acentuada por la exclusión, en el uso litúrgico cristiano, del versículo 6, con matiz imprecatorio, implica cierta dificultad de exégesis e interpretación. El texto se presenta como un salmo regio, vinculado a la dinastía davídica, y probablemente remite al rito de entronización del soberano. Sin embargo, la tradición judía y cristiana ha visto en el rey consagrado el perfil del Consagrado por excelencia, el Mesías, el Cristo.
.
Precisamente desde esta perspectiva, el salmo se convierte en un canto luminoso dirigido por la liturgia cristiana al Resucitado en el día festivo, memoria de la Pascua del Señor.
.
2. Son dos las partes del salmo 109 y ambas se caracterizan por la presencia de un oráculo divino. El primer oráculo (cf. vv. 1-3) es el que se dirige al soberano en el día de su entronización solemne «a la diestra» de Dios, o sea, junto al Arca de la alianza en el templo de Jerusalén. La memoria de la «generación» divina del rey formaba parte del protocolo oficial de su coronación y para Israel asumía un valor simbólico de investidura y tutela, dado que el rey era el lugarteniente de Dios en la defensa de la justicia (cf. v. 3).
.
Naturalmente, en la interpretación cristiana, esa «generación» se hace real y presenta a Jesucristo como verdadero Hijo de Dios. Así había sucedido en la lectura cristiana de otro célebre salmo regio-mesiánico, el segundo del Salterio, donde se lee este oráculo divino: «Tú eres mi hijo: yo te he engendrado hoy» (Sal 2,7).
.
3. El segundo oráculo del salmo 109 tiene, en cambio, un contenido sacerdotal (cf. v. 4). Antiguamente, el rey desempeñaba también funciones cultuales, no según la tradición del sacerdocio levítico, sino según otra conexión: la del sacerdocio de Melquisedec, el soberano-sacerdote de Salem, la Jerusalén preisraelita (cf. Gn 14,17-20).
.
Desde la perspectiva cristiana, el Mesías se convierte en el modelo de un sacerdocio perfecto y supremo. La carta a los Hebreos, en su parte central, exalta este ministerio sacerdotal «a semejanza de Melquisedec» (Hb 5,10), pues lo ve encarnado en plenitud en la persona de Cristo.
.
4. El Nuevo Testamento recoge, en repetidas ocasiones, el primer oráculo para celebrar el carácter mesiánico de Jesús (cf. Mt 22,44; 26,64; Hch 2,34-35; 1Co 15,25-27; Hb 1,13). El mismo Cristo, ante el sumo sacerdote y ante el sanedrín judío, se referirá explícitamente a este salmo, proclamando que estará «sentado a la diestra del Poder» divino, precisamente como se dice en el versículo 1 del salmo 109 (Mc 14,62; cf. 12,36-37).
.
Volveremos a reflexionar sobre este salmo en nuestro comentario de los textos de la Liturgia de las Horas. Ahora, para concluir nuestra breve presentación de este himno mesiánico, quisiéramos reafirmar su interpretación cristológica.
.
5. Lo hacemos con una síntesis que nos ofrece san Agustín. En la Exposición sobre el salmo 109, pronunciada en la Cuaresma del año 412, definía este salmo como una auténtica profecía de las promesas divinas relativas a Cristo. Decía el célebre Padre de la Iglesia: «Era necesario conocer al único Hijo de Dios, que estaba a punto de venir a los hombres para asumir al hombre y para hacerse hombre a través de la naturaleza asumida: moriría, resucitaría, ascendería al cielo, se sentaría a la diestra del Padre y cumpliría entre las gentes todo lo que había prometido. (...) Todo esto, por tanto, debía ser profetizado, debía ser anunciado con anterioridad, debía ser señalado como algo que se iba a realizar, para que, al suceder de improviso, no suscitara temor, sino que fuera aceptado con fe y esperado. En el ámbito de estas promesas se inserta este salmo, el cual profetiza con palabras tan seguras y explícitas a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que no podemos poner en duda que en este salmo se anuncia al Cristo» (Esposizioni sui Salmi, III, Roma 1976, pp. 951 y 953).
.
6. Dirijamos ahora nuestra invocación al Padre de Jesucristo, único rey y sacerdote perfecto y eterno, para que haga de nosotros un pueblo de sacerdotes y profetas de paz y amor, un pueblo que cante a Cristo, rey y sacerdote, el cual se inmoló para reconciliar en sí mismo, en un solo cuerpo, a toda la humanidad, creando al hombre nuevo (cf. Ef 2,15-16).
.
[Audiencia general del Miércoles 18 de agosto de 2004]
.

sábado, 27 de octubre de 2007

Gracias por sus Oraciones

.
.
Finalmente, después de 38 años, hemos tenido la primera Misa Tridentina "pública" en Mar del Plata. Una liturgia "impecable" y un coro "sublime". En la foto pueden ver el altar, esta vez con 6 candelabros, preparado para la Misa solemne.
.
Gracias a la buena voluntad de los Frailes Dominicos del convento de San Martín de Porres, un pequeño grupo de fieles, pudimos oirla Santa Misa. El celebrante, un sacerdote dominico muy joven, aprendió prácticamente solo a rezar la Misa, después de mucho leer y estudiar.
.
Gracias a la oración de todas las "almas buenas" que visitan esta página, y a pesar de nuestra ignorancia, la Misa pudo rezarse excelentemente.
.
Quiero comunicarles, que gracias a sus oraciones, esta semana el obispo va a tratar el tema de la Misa de Trento para los domingos. Además, según me han comentado, el párroco de la Iglesia Catedral, mostró marcado interés en que se rece la Misa de San Pío V, en la Cripta de la Catedral Basílica.
.
Nuevamente, vuelvo a pedirles "un Avemaría" para que podamos tener la Misa todos los domingos. Estamos muy cerca.
.
Gracias por sus plegarias! No lo duden: la Misa en Mar del Plata, es fruto de sus oraciones. Dios pague vuestra generosidad y bendiga sus buenos propósitos.
.
A cada uno en particular: Gracias!
.
Nichán Eduardo Guiridlian Guarino

+ Ad orientem +

.

.
Un viejo amigo de la casa, el R. P. Gabriel Diaz-Patri (Párroco Católico-Bizantino-Ruso para toda Francia, Argentino de origen, y gran experto en liturgias comparadas), luego de largos y fructíferos años de trabajo en materia litúrgica. Recientemente se publicó uno de sus muchos trabajos sobre liturgia, una excelente Sinópsis de los ocho Ritos Tradicionales de la Iglesia Católica Occidental comparados: Romano (Ordo Romanus), Ambrosiano (Ambrosianus), Rito de Lyon (Lyonensis), Rito de Braga (Braganensis), Cartujano (Carthusensis), Carmelita (Carmelitanus), Dominicano (Dominicanus) y Mozarábico (Mozarabicus).
.
Es una lectura técnica, para aquel que realmente ama el estudio litúrgico, pero por su claridad (con una gran dosis de paciencia) no deja de ser interesante para aficionados como nosotros. Por de pronto, nace de la lectura de este trabajo la certeza de la unidad en la Tradición. La Iglesia siempre respetó la diversidad en su interior, sin por ello entrar en contradicción. Esto último, deben recordarlo aquellos que atribuyen al Rito Extraordinario una peligrosidad cismática. Durante siglos la Iglesia ha sido y es diversa en su unidad. Como bien dijo Mons. Guido Marini "...la Iglesia es muy grande...". Entonces, ¿Porqué querer echar por la borda de la Nave de San Pedro a quienes perpetuamos una de las más pias y canonizadas tradiciones de la Santa Iglesia? Al contrario, un fiel discípulo del Concilio Vaticano II debería aprender a valorar nuestro aporte a la Providencial Diversidad!
.
Para los interesados, basta que hagan click aquí para descargar el documento en formato PDF.
.
.
AMDG +

Un Avemaría por Mar del Plata

.

.
Después de 38 largos años, en este simple altar, a los pies de la Virgen del Rosario, se rezará la primera Santa Misa Tridentina "en público", en Mar del Plata. La Santa Misa, será celebrada con cantos el sábado 27 de octubre a las 18 hs.
.
En los últimos dos días, se han complicado las cosas un poco. Parece que el maligno siente un especial rechazo por el rito de San Pío V, y se propone evitarlo por los medios menos pensados. Por algo debe ser que le molesta tanto.
.
Por lo expuesto, le pido a todo aquel que visite esta página, que rece al menos un Avemaría, para que tengamos una Misa Tridentina todos los domingos en Mar del Plata. Gracias por sus oraciones.
.
Chistus vincit, Christus regnat, Christus imperat!!!
.
Nichán Eduardo Guiridlian Guarino

viernes, 26 de octubre de 2007

+ Liturgia est sacramentale +

.

.
Muchos habrán preguntado, luego del cambio de Ceremoniero Pontificio, ¿Quién es Mons. Guido Marini?. Personaje de gran humildad y bajo perfil, siempre ha sabido mantener un gran equilibrio, a la vez que una obediencia ejemplar a los cánones de la Santa Misa.
.
Este es de los primeros reportajes públicos que da Mons. Guido Marini, que con gran sencilléz habla de sus propios temores al aceptar este importante cargo. La traducción corre a cuenta de la casa, por lo que al pié de la nota pueden encontrar el original en italiano. Desde ya, muchas gracias al Blog Secretum Meum Mihi por haber captado la primicia, les ofrecemos cordialmente nuestro humilde intento de traducción.
.
Entrevista exclusiva al nuevo ceremoniero del Papa - Monseñor Guido Marini: “Basta de Misas-espectáculo, de ahora en adelante sobriedad y respeto a la liturgia”
.
Por Bruno Volpe
Portal Petrus
.
CIUDAD DEL VATICANO - Ha arribado hace poco al Vaticano: con un acento genovés marcadísimo, 42 años, formado en la escuela del Cardenal Giuseppe Siri y colaborador de confianza del Arzobispo Dionigi Tettamanzi, Tarcisio Bertone y Angelo Bagnasco, el nuevo maestro de celebraciones litúrgicas del Papa, Monseñor Guido Marini (en la foto), sucesor del homónimo Piero, habla por primera vez después de su nombramiento en aquel prestigioso puesto, y lo habla con ‘Petrus’.
.
Monseñor, primero que nada bienvenido y buen trabajo…
.
Gracias por su deseo, necesitaré mucho de ellos. Sabe, he llegado a Roma hace poquísimo tiempo, y conozco mi entorno, estudio, estoy haciéndome a la idea: hay mucho trabajo por hacer, créame".
.
En tanto se pasa de un Marini... a otro: que dice a Piero, su predecesor?
.
"Le agradezco de corazón. Ha dado tanto a la Iglesia, ha servido a dos Papas, y yo me encuentro solamente al inicio de mi camino".
.
Está llamado a un arduo trabajo…
.
"Claro. La vida de un Maestro de Ceremonial Litúrgico del Santo Padre es un montón de problemas. Estamos bajo los reflectores del techo, no podemos permitirnos el lujo de cometer errores".
.
Muchos han sostenido que usted ha sido llamado porque litúrgicamente es más sobrio y tradicionalista que Monseñor Piero Marini. Mas cuál es su concepto de liturgia?
.
"Como quiere y enseña la Iglesia, ni más ni menos. No soy un personaje que intenta inventos y rarezas. Yo también puedo ser banal, más la liturgia es respeto de la regla dictada por la Iglesia, y no veo la razón por la cual yo deba desatenderla".
.
Se dice exactamente eso en Génova, donde Usted ha trabajado hasta ahora, la liturgia fue bien recuperada, sobria y elegante, sin agregados fantasiosos...
.
"Más la liturgia lo es por su naturaleza. Respeto: ninguno puede derogar a esta norma litúrgica de la Iglesia. La Misa es un don, una gracia, no un espectáculo. Por lo tanto ninguna invención, el más absoluto respeto de la norma litúrgica".
.
El Papa Benedicto XVI, además de ser un magnífico teólogo, es también un fino liturgista. El atribuye a la liturgia, correctamente celebrada, notable importancia…
.
"Colaborar con el Santo Padre será para mí una gracia. Estoy bajo los ojos de toda la popularidad del Pontífice, su predicación de verdad y de valentía. En cuanto a la liturgia, comparto plenamente la tesis del Papa: la Misa es Sacrificio".
.
En su opinión, han habido tantos abusos litúrgicos en este último tiempo?
.
"Sabe, la Iglesia es grande. Como ha reconocido el mismo Pontífice en la carta aclaratoria al Motu Proprio ‘Summorum Pontificum’, los abusos y las interpretaciones extravagantes han sido nuestras. Lo que puedo decir es que seguramente yo no soy autor de ningún invento, me limito a aplicar escrupulosamente la regla hoy existente".
.
A propósito: Qué piensa del Motu Proprio que ha liberalizado la Misa del Rito Tridentino?
.
"Concuerdo con el Motu Proprio al 100%, un acto de buen tino, de justicia, libertad y de gran visión".
.
Artículo original en italiano (Petrus)

.

.
Actualización: agradecemos al prestigioso blog Secretum Meum Mihi el haber citado nuestra traducción. Nos sentimos honrados por la confianza recibida.
.
.
AMDG +

jueves, 25 de octubre de 2007

+ Patres Ecclesiae +

.


"...Urge que la Teología vuelva a la Patrística..."
.
Robert Dodaro
Director del Instituto Patrístico Augustinianum
.
.
ROMA, jueves, 25 octubre 2007 (ZENIT.org).- Actualmente se advierte, por un lado, un gran fermento en torno a los Padres de la Iglesia, pero también se percibe la urgencia de salvar el desnivel entre la Patrística y el desarrollo de la Teología.
.
Lo afirma el padre Robert Dodaro, OSA, director del Instituto Patrístico Augustinianum --dependiente de la Universidad Pontificia Lateranense-- en esta entrevista concedida a Zenit.
.
El curso del Instituto Patrístico empezó el 8 de octubre; cuarenta docentes y doscientos estudiantes están dedicados a la investigación, estudio, lectura, traducción al griego, latín, copto y sirio. En el Instituto se estudia también Paleografía griega y latina, Epigrafía e Iconología, entre otras disciplinas.
.
El año académico se inauguró el pasado día 19, con una mesa redonda sobre la celebración de los 1.600 años de la muerte de San Juan Crisóstomo.
.
¿Cuáles son las dificultades que limitan el acceso de los estudiantes al Augustinianum?
.
Robert Dodaro: El mayor problema está en el insuficiente conocimiento de latín y griego y la escasa familiaridad con los estudios clásicos. Para preparar a los alumnos a afrontar los textos de los Padres en las lenguas originales, iniciamos hace tres años un curso propedéutico intensivo de latín y griego.
.
Este año hay también cursos auxiliares sobre Historia Romana Antigua, Literatura Clásica, Filosofía Antigua. Como se puede entender, estas materias no se estudian adecuadamente en los institutos [de bachillerato. Ndt] y universidades. Por lo tanto el bajo nivel de los estudios clásicos es para nosotros el reto mayor.
.
¿Cuál es su pensamiento sobre la relación entre Patrística y Teología Moderna?
.
Robert Dodaro: En el Concilio Vaticano II se decidió que la puesta al día de la Teología y praxis de la Iglesia exigía una vuelta al patrimonio sapiencial de los Padres de la Iglesia. Por este motivo, el siervo de Dios Pablo VI quiso un Instituto de Estudios Patrísticos en Roma. Pero la Teología hoy parece que ha emprendido otro camino distinto de la puerta cada vez más lejana de la tradición y, por lo tanto, mientras los patrólogos investigamos el contexto histórico de la Teología de los Padres, la Teología actual se aleja de los orígenes. Es necesario que la Iglesia afronte hoy la cuestión de la relación entre Patrística y Teología Dogmática.
.
¿Quizá los Padres están demasiado lejanos en el tiempo?
.
Robert Dodaro: No, los Padres tienen una gran actualidad. Hay una bellísima espiritualidad, una actualidad litúrgica y teológica. La gente corriente está fascinada por ella, y los libros de Patrística, aunque traducidos, tienen éxito de ventas. Hay un vivo interés. El problema está en los teólogos que no están convencidos de lo actual que es la enseñanza de los Padres.
.
Le confirmo que, entre los lectores, hay interés en los orígenes de la Iglesia y en especial en la Patrística, aunque muchas obras al respecto son académicas y poco divulgativas. El reto es tal vez, manteniendo un elevado nivel académico, hacer asequible el contenido de los Padres...
.
Robert Dodaro: Es otro de los desafíos a los que estamos tratando de responder. El problema es cómo poder ofrecer al pueblo católico el tesoro de la Teología y Espiritualidad patrística. Desde este punto de vista, me siento orgulloso cuando veo a muchos de nuestros ex alumnos que se dedican a hacer traducciones, incluso tras haber obtenido la licenciatura y el doctorado.
.
Estos alumnos y ex alumnos trabajan junto a las casas editoras más conocidas para este tipo de obras. Además, estoy sorprendido por la eclosión de estudios patrísticos que se está dando en Italia. Este país hoy está en la vanguardia en la investigación, en el estudio y en la difusión de los autores patrísticos, y esto no sólo es porque se encuentra aquí [en Roma] el Instituto Patrístico, sino también porque hay un difundido interés en las universidades estatales, en las que tenemos amigos y colaboradores.
.
Por ejemplo, en Italia, la editorial “Città Nuova” publica una colección de libros patrísticos, algo que no existe en todos los países de Occidente, aunque esta sensibilidad se está difundiendo en el mundo. Algunos de nuestros ex alumnos se están dedicando a traducir los textos patrísticos incluso en Corea. Creo que la difusión de estas obras puede ayudar a las Iglesias locales a responder también a las exigencias pastorales.
.
Desde este punto de vista, necesitamos textos traducidos en las diversas lenguas para poder estudiar y profundizar en el conocimiento de los Padres. Luego hacen falta cursos en los distintos institutos de Espiritualidad y Teología. Por ello los obispos deben atreverse a que los seminaristas y jóvenes sacerdotes estudien a los Padres de la Iglesia.
.
Si tuviera que convencer a un joven para que estudiara Patrística, ¿Qué argumentos usaría?
.
Robert Dodaro: Hablaría de San Agustín. Pero aparte de este ejemplo, diría: toma los diez mayores problemas y más difíciles de la Iglesia de hoy, elige los que quieras y luego prueba a confrontarlos con los que desarrollaron los Padres de la Iglesia. En la Patrística clásica encontraría las raíces y las respuestas de cualquier controversia que hoy debe afrontar la Iglesia. Ahí está la importancia de los Padres de la Iglesia.
.

miércoles, 24 de octubre de 2007

+ Sic transit gloria mundi +

.
.
San Ignacio de Loyola escribe esta carta a San Francisco de Borgia, Noble de España, Duque de Gandia, que acababa de entrar en la Compañía de Jesús. Ignacio se entera de que el emperador Charles V, desea que Francisco de Borgia sea elevado a la categoría de Cardenal. El Emperador ya ha informado al Papa, quien esta listo para acceder ante este deseo. Pero todos los que entran en la Compañía, renuncian a todo titulo honorífico dentro de la Santa Iglesia. Entonces ¿Habría que hacer una excepción para el duque de Gandia u oponerse a la voluntad del Emperador y del Papa ?
.
En la carta dirigida a Francisco de Borgia, Ignacio, Superior General de la Compañía naciente, expone la manera en como él ha orado y reflexionado antes de tomar su decisión : la alternancia de sentimientos, la confrontación de movimientos (movimientos interiores) y razones, hasta la resolución del conflicto. Esta carta es un testimonio viviente de la manera de realizar el discernimiento de espiritus, algo muy apreciado para San Ignacio.
.
Es de notar al final de la carta, San Ignacio acepta, al igual que la Santísima Virgen con su Hijo, que la Divina Providencia decida otro fin. Subordina su propia voluntad y obra, a una decisión de la Santa Iglesia (que en la figura del Emperador, delegaba ciertas funciones). En esto se ve claramente su profunda obediencia, que dio a las decisiones de la "Compañía de Jesús" la victoria en su lucha por la salvación de las almas del nuevo mundo.
.
.
+
IHS
Roma, 5 de Junio de 1522
.
.
La soberana gracia y el amor eterno de Cristo nuestro Señor, estén siempre a su favor y ayuda continua.
.
En referencia al titulo de Cardenal, me pareció bien de exponerle, como lo haré por mi mismo, lo que pasó por mi mente, por la mas grande gloria de Dios. Desde que fui advertido de que ciertamente el emperador lo propuso y que el Papa estaba contento de nombrarlo cardenal, inmediatamente experimenté una inclinación que me movía a obstaculizar esta operación con todas mis fuerzas. Sin embargo, a pesar de todo, no me sentía seguro de la voluntad divina, de las numerosas razones que me ponían en contra y que me venían a la mente.
.
Les solicité a los padres de la casa celebrar una misa y a todos mis hermanos de rezar durante tres días, con el fin de ser guiado en todo por la mas grande gloria de Dios. Durante este periodo de tres días, en ciertos momentos, reflexionando y regresando a este asunto en mi espíritu, sentí algunos temores: carecía de la libertad de espíritu para tomar una posición e impedir el suceso. Me decía a mi mismo: ¿Acaso sé lo que Dios nuestro Señor quiere hacer? Y no encontraba en mi una completa seguridad para oponerme. En otros momentos, cuando retomaba mi oración habitual, sentía que esos temores desaparecían. Continué mi petición en diferentes momentos, a veces con temor, a veces sintiendo lo contrario.
.
En fin, al tercer día, durante mi oración habitual y desde entonces, sentí haber hecho un juicio tan decidido y una voluntad, tan suave y tan libre para oponerme tanto como yo pudiera delante del Papa y de los Cardenales, que si no lo hubiera hecho, y sigo estando seguro, no hubiera podido justificarme de una forma valida delante de Dios nuestro Señor, sino al contrario, mis razones hubiesen sido completamente malas.
.
Por lo tanto, pensé y lo pienso aun ahora, que fue la voluntad de Dios la que me hizo adoptar esta posición y además un posición contraria, a concederle esta dignidad, sin que sienta la mas mínima contradicción. El mismo espíritu divino pudo moverme a esta conclusión por ciertas razones y mover a los demás al contrario, por otras tantas, para que al final el deseo del emperador se ejecute.
.
Que Dios nuestro Señor actúe en todo para que siempre se realice su obra mas grande y su gloria mas grande. Será oportuno, pienso yo, que sobre esta cuestión, usted responda a la carta que le ha escrito de mi parte, el maestro Polanco. Declare en ella, la intención y la voluntad que Dios nuestro Señor le haya mostrado o le vaya a mostrar. Dejemos todo a Dios nuestro Señor, para que en todos nuestros actos se realice su mas santa voluntad.
.
Ignacio.
.

San Francisco de Borja despidiendosé de su familia.


martes, 23 de octubre de 2007

+ Ad Maiorem Dei Gloriam +

.


.
Quienes leén habitualmente este blog, probablemente habrán notado el "nicname" que elegí para firmar mis intervenciones: AMDG. Estas letras eran el lema de San Ignacio de Loyola, uno de los más grandes Santos que nos ha dado España, que en ellas sintetizaba todos sus anhelos como Servus Iesu (Siervo de Jesús)... AD MAIOREM DEI GLORIAM, es decir, "A Mayor Gloria de Dios".
.
Recientemente investigué sobre las obras de este santo, y sobre todo, el legado tradicional de los tiempos fundacionales de "La Compañía". En los próximos días publicaré recopilaciones de su espiritualidad, y la de algunos de los más destacados "Compañeros" de la edad de oro del Jesuitismo.
.
Para arrancar, dejaré dos materiales, uno para quien no tiene mucho tiempo y otro para reflexionar. El primero es la Autobiografía de San Ignacio, que es el testimonio más autorizado sobre la Batalla que libró a lo largo de toda su vida. El segundo es un interesante trabajo sobre la Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo en Gloria y Majestad, con fuerte olor a la antigua Compañía. Según voces muy autorizadas, este tuvo una gran influencia en los cambios históricos de toda Iberoamérica. Basta que busquen sobre su autor, P. Manuel Lacunza (S.I.), para que reconozcan su valor.
.


.
- Autobiografía de San Ignacio de Loyola
.
- Segunda Venida de Nuestro Señor Jesucristo en Gloria y Majestad
.
.
AMDG +

lunes, 22 de octubre de 2007

+ Acolitum +

.. .
15 Consejos de oro para los Acólitos
.

. .
.
1. Considerar UN GRAN HONOR el hecho de ser acólito. Esforzarse por honrar este cargo y ser fiel a esta gracia.
.
2. HACER BIEN CADA MOVIMIENTO y con EXACTITUD. Por ejemplo: preparar el altar, ayudar la Misa, encender el turíbulo, las entradas y salidas de las ceremonias. Dar lo mejor de sí.
.
3. PIEDAD. Gran amor a JESÚS EUCARISTÍA. Hacer una visita al Ssmo. cada vez que se vaya a la Iglesia. Acción de Gracias después de la Comunión. Rosario diario a Nuestra Señora.
.
4. ESTADO DE GRACIA Permanecer siempre en la amistad de Dios. Si se cae en pecado confesarse cuanto antes. Huir de las ocasiones de pecado (TV, malas compañías, malos ambientes, etc.).
.
5. CONOCERSE Y CORREGIRSE UNO MISMO. Tenemos defectos y debilidades. Aceptar las correcciones con humildad. Pedir la Gracia de Dios.
.
6. SERIEDAD Y RESPONSABILIDAD en el cumplimiento del deber. Tomar con seriedad las órdenes, los avisos, las ceremonias, los deberes propios del acólito.
.
7. NO MIRAR hacia los fieles o para cualquier parte durante las ceremonias.
.
8. PERMANECER ERGUIDO en posición recta:
.
ARRODILLADO: erguido, las manos juntas sin cruzar ni mover los pies.
.
DE PIE: los pies derechos, las manos juntas.
.
SENTADO: el cuerpo erguido, las rodillas juntas, las manos sobre las piernas.
.
CAMINANDO: despacio. Los ojos bajos. No caminar hacia atrás.
.
9.
REALIZAR CADA ACCIÓN SOLAMENTE DESPUÉS DE HABER TERMINADO LA
ANTERIOR
Sentarse, arrodillarse y ponerse de pie (no apoyarse cuando se está de pie).
.
10. ATENCIÓN en las ceremonias. Hacer las cosas bien y DESPACIO, pero con prontitud y desenvoltura. ENSAYAR Aprender bien.
.
11. SIMETRÍA Y SINCRONIZACIÓN en las ceremonias. Realizar las acciones junto a otros al mismo tiempo; por ejemplo, las inclinaciones y las respuestas de la Misa. Guardar siempre la misma distancia con relación al otro acólito.
.
12. SILENCIO: en la Iglesia, en la sacristía. No hablar en la Iglesia, no reírse, no hacerse gestos.
.
13. PRONUNCIAR bien las palabras en latín.
.
14. RESPETO Y OBEDIENCIA a los sacerdotes, superiores, ceremoniarios más antiguos.
.
15. BUEN EJEMPLO: en el catecismo, en la escuela, en la calle, en la Iglesia. Observar un comportamiento ejemplar (que motive a ser imitado). Hacer las cosas con dedicación, piedad y celo.

. . Misa con un solo Acólito
.



1. El acólito de la Misa debe revestir sotana y sobrepelliz los domingos y días de fiesta.
.
2. En la sacristía, cuando el sacerdote comienza a revestirse debe colocarse a su izquierda y ofrecerle sucesivamente: el cíngulo, el manípulo, la estola y la casulla.
.
3. Luego de que el sacerdote se pone el cíngulo, el acólito 1e ayuda a acomodárselo.
.
4. Antes de salir de la sacristía hace la reverencia a la cruz junto al sacerdote y, saliendo, le ofrece agua bendita, luego se santigua.
.
5. Llegando al altar hace genuflexión junto al sacerdote, del lado del Evangelio.
.
El acólito siempre hace genuflexión durante la Misa al cruzar frente al Sagrario, desde la llegada hasta la salida, incluso si no hay Santísimo en el Sagrario.
.
6. Después de la genuflexión, se arrodilla al lado del celebrante. Responderá al sacerdote con voz clara, conservando siempre las manos juntas y mirando hacia el altar.
.
7. Cada vez que el sacerdote se inclina o se golpea el pecho el acólito hará lo mismo (excepto en el Confíteor que el acólito también reza después de haberlo hecho el sacerdote).
.
8. El Confíteor se reza manteniendo inclinación profunda; a las palabras "tibi pater" y "te pater" el acólito se vuelve hacia el sacerdote; al "Indulgéntiam" vuelve a erguirse.
.
9. Cuando el sacerdote sube al altar, el acólito levantará, con la mano derecha la extremidad delantera del alba para que suba con mayor facilidad, y luego se arrodillará sobre la primera grada en el extremo del escalón del mismo lado Epístola.
.
10. Terminada la Epístola, responderá "Deo grátias "y, levantándose, irá a buscar el misal (esperará a que el sacerdote se aparte del libro), y lo pasará al lado Evangelio, permanecerá junto al misal y esperará al sacerdote.
.
11. Al principio del Evangelio hará la señal de la cruz junto al celebrante y al oir la palabra "lesus "hará reverencia y volverá al lado Epístola, previa genuflexión, donde permanecerá hasta el final del Evangelio de pie y con las manos juntas, mirando hacia el celebrante.
.
12. Terminado el Evangelio se arrodilla en el extremo de la primera grada en el mismo lugar en que está.
.
13. Terminado el Credo (si se lo reza) y dicho el "Oremus "subirá al altar para doblar el velo del Cáliz, lo recibe del sacerdote y lo coloca doblado sobre el extremo del altar (con la cruz para arriba), y se dirigirá hacia la credencia, trae las vinajeras y se coloca paralelo al lado Epístola del altar, tomando la del vino con la mano derecha y la del agua en la mano izquierda. Ofrecerá al sacerdote primero la vinajera del vino, b e s ándola antes de darla y después de recibirla, y después la del agua (algunos Padres utilizan la cucharita, el acólito se la ofrece).
.
14. Enseguida llevará las vinajeras hacia la credencia y volverá para el "Lavabo "con la vinajera del agua en la mano derecha y el recipiente para el Lavabo en la mano izquierda; se colocará en el brazo izquierdo el manutergio, que penderá de su brazo en la dirección del sacerdote. Después del Lavabo el acólito hace una pequeña reverencia al sacerdote, y luego vuelve a la credencia.
.
15. Terminado el "Lavabo" tomará la campanilla de la credencia e irá a arrodillarse en el extremo de la primera grada del lado Epístola.
.
16. Al "Orate fratres" esperará que el sacerdote termine de dar la vuelta para comenzar a responder el "Suscrpiat"
.
17. Al "Sanctus" tocará tres veces la campanilla y al "Benedíctus" se santiguará al mismo tiempo que el sacerdote.
.
18. Antes de la elevación, cuando el sacerdote extiende las manos sobre el Cáliz, tocará una vez la campanilla e inmediatamente se levantará y subirá la tarima para arrodillarse cerca del celebrante, a su lado, pero un poco más atrás. Durante la elevación (tanto de la Hostia como del Cáliz) tocará tres veces la campanilla, sosteniendo con la mano izquierda la punta de la casulla; también tocará una vez la campanilla en las genuflexiones que el sacerdote hace después de consagrar y de elevar Hostia y Cáliz.
.
19. Terminada la elevación, hará una genuflexión abajo y volverá a arrodillarse donde estaba; al "Agnus Dei" se golpeará tres veces el pecho con el sacerdote, y al "Dómine non sum dignus" tocará una vez la campanilla al primero; dos veces al segundo; y tres, al tercero.
.
20. Luego de que el sacerdote comulga, el acólito se levanta y va en busca de la bandeja de comunión, va hacia el medio, hace genuflexión, sube y se arrodilla sobre la tarima detrás del sacerdote. Cuando el sacerdote comulga la Preciosísima Sangre el acólito inclinado reza el "Confiteor". "Indulgéntiam" se incorpora y luego del último "Dómine non sum drgnus" de los fieles se levanta y acompaña al celebrante con la bandeja mientras éste administra la comunión. Se coloca del lado derecho del sacerdote y pone la bandeja debajo del mentón de cada fiel. Terminada la comunión regresa con el sacerdote al altar, hace genuflexión y le levanta levemente el alba mientras el Padre sube y luego se arrodilla en la primera grada. Cerrado el Sagrario, va a buscar las vinajeras para las abluciones.
.
21. Si no hay comunión, el acólito va a buscar las vinajeras inmediatamente después de la comunión del Cuerpo de Nuestro Señor por el celebrante. Cuando el Padre le inclina el Cáliz (e1 acólito espera este movimiento), se acerca con el vino y derrama (cuanto el sacerdote 1e indique) un poco en el Cáliz. Luego va al extremo del altar donde espera al celebrante, y cuando éste se acerca, derrama en el Cáliz, sobre los dedos del celebrante un poco de vino, y un poco de agua para que se purifique. No debe olvidarse de retirar la bandeja de comunión del altar y llevarla a la credencia.
.
22. Dejadas las vinajeras en la credencia, va nuevamente al altar a buscar el atril con el misal, que está en el lado Evangelio y, previa genuflexión, lo pasa al lado Epístola (colocándolo en el extremo del altar). Toma luego el velo del Cáliz y, previa genuflexión, lo pasa al lado Epístola. Allí permanece y ayuda al sacerdote con la bolsa y el velo; inmediatamente después baja y se arrodilla en el extremo de la primera grada del lado Evangelio.
.
23. Dada la bendición por el sacerdote y hecha la señal de la cruz se pondrá de pie para escuchar el último Evangelio (pasa al lado Epístola, luego de signarse, y se coloca en diagonal hacia el sacerdote). Al "Et Verbum caro factum est" hará genuflexión y, terminado el Evangelio, se acercará al sacerdote para rezar de rodillas con él (el acólito en el suelo, el celebrante en la primera grada) las últimas oraciones.
.
24. Terminada las oraciones volverá con el celebrante (el acólito le precede encabezando la marcha), a la sacristía.
.
25. En la sacristía, hará reverencia a la cruz junto al sacerdote y se arrodillará para recibir la bendición. Ayuda al sacerdote a quitarse los ornamentos. Si comulgó, hará la acción de gracias. Si es necesario, ayudará a arreglar el altar, apagar las velas y guardar los ornamentos.

Misa con 2 Acólitos
(particularidades)


.
.
Se colocarán al pie del altar, uno de cada lado. Antes y después de los diversos movimientos ellos harán juntos la genuflexión en el medio. Siempre es el primer acólito (e1 de la derecha) quien toca la campana.
.
Salida de la sacristía:
.
El segundo va delante, toca la campana a la entrada y se coloca del lado Evangelio, el primer acólito se abre para dejar pasar al celebrante.
Después de la Epístola:
.
El primer acólito cambia de lado el misal; el segundo acólito se levanta para oír el Evangelio.
.
Al Ofertorio:
.
Después de la genuflexión el segundo sube al altar para plegar el velo del Cáliz, mientras el primero va a la credencia a tomar las vinajeras, toma el vino y da la del agua al segundo acólito; ambos se colocan en el lado derecho del altar.
.
En el Lavabo:
.
El primero echa agua sobre los dedos del padre y sostiene el recipiente. El segundo le presenta, el manutergio.
.
En la elevación:
.
Ambos suben y se colocan a ambos lados del sacerdote, un poco atrás, levantan levemente la casulla sólo en la elevación.
.
Después de la comunión de los fieles:
.
Ambos ayudan al sacerdote en las abluciones. Luego, el primero, sube y cambia de lado el misal, al mismo tiempo que el segundo cambia de lado el velo del Cáliz. El segundo le presenta al celebrante la bolsa abierta, el velo y luego le pasa la bolsa cerrada, mientras el primero espera del lado Epístola al lado del altar. Ambos bajan y el primero se arrodilla del lado Epístola y el segundo del lado Evangelio.

.
.
Fuente: "El Soldado Romano"
.
.
AMDG +

sábado, 20 de octubre de 2007

SAN LUIS MARÍA GRIGNON DE MONTFORT

.


SAN LUIS MARIA GRIGNON DE MONTFORT


Frases extraídas de sus trabajos sobre la devoción mariana

..
"Jesucristo, nuestro Salvador, verdadero Dios y verdadero Hombre, debe ser el fin último de todas nuestras devociones. De lo contrario serian falsas y engañosas. No trabajamos sino para hacer a todos los hombres perfectos en Jesucristo..."
.
"¡Feliz, una y mil veces, aquel a quien el Espíritu Santo descubre el secreto de María para que lo conozca! En esta amabilísima criatura no se halla sino solo Dios. Dios esta en todas partes, pero no hay sitio donde se le pueda encontrar tan cercano y al alcance de la debilidad."
.
"Antes del Bautismo éramos esclavos del diablo por el pecado original, el Bautismo nos constituye como esclavos de Jesucristo ya que nos compro con el precio infinito de su sangre. Habiendo escogido Jesucristo a la Santísima Virgen María como su compañera inseparable en su vida, muerte, gloria y poder en el cielo y en la tierra, le otorgo también todos los privilegios y derechos que posee. De manera que teniendo los dos un mismo querer tiene también los mismos servidores y esclavos.
.
Podemos pues hacernos ESCLAVOS de AMOR DE LA SANTÍSIMA VIRGEN, a fin de serlo mas perfectamente de Jesucristo. La Virgen es el medio del cual se sirvió el Señor para venir a nosotros; es el medio del cual debemos servirnos nosotros para ir a El."
.
"María no es como las demás criaturas, que si nos apegamos a ellas pueden apartarnos de Dios en vez de acercarnos a El. La inclinación mas fuerte de María es la de unirnos a Jesucristo, su Hijo; y la mas fuerte inclinación del Hijo es que vayamos a El por medio de su Santísima Madre. Hacerlo así es agradar a Jesucristo..."
.
"Me dirijo a ti un momento, amable Jesús mío, para quejarme amorosamente ante tu divina Majestad de que la mayor parte de los cristianos, aun los más instruidos, ignoran la unión estrechísima que existe entre ti y tu Madre Santísima. Tu Señor, estas siempre con María y María siempre está contigo; Ella esta de tal manera transformada en ti por la gracia, que ya no vive ni es nada; ¡solo tu Jesús mío, vives y reinas en Ella mas perfectamente que en todos los ángeles y santos! ¡Ah, si se conociera la gloria y el amor que recibes en esta criatura admirable, se tendrían hacia ti y hacia Ella , sentimiento muy diferentes de los que ahora se tienen. Ella esta tan íntimamente unida a ti, que sería más fácil separar la luz, del sol; el calor, del fuego..."
.
" María es la excelente obra maestra del Altísimo, cuyo conocimiento y posesión se ha reservado El a si mismo. María es la Madre admirable del Hijo, es la fuente sellada y esposa fiel del Espíritu Santo. María es el santuario y morada de la Santísima Trinidad, en el que Dios habita mas divina y magníficamente que en ningún otro lugar del universo. Aun no se ha alabado, ensalzado, honrado, amado y servido suficientemente a María. Ella merece más alabanzas, respeto, amor y servicio."
.
"Dios Padre reunió todas las aguas y las llamo mar, reunió todas las gracias y las llamo María. Dios Hijo comunico a su Madre cuanto adquirió mediante su vida y su muerte, sus méritos infinitos y sus virtudes admirables, y la constituyo tesorera de cuanto su Padre le dio en herencia. Por Ella aplica sus méritos a sus miembros, les comunica sus virtudes y les distribuye sus gracias. Dios Espíritu Santo comunico sus dones inefables a María, su fiel Esposa y la escogió como dispensadora de cuanto posee. De suerte que Ella distribuye a quien quiere, cuanto quiere, como quiere y cuando quiere todos sus dones y gracias, y no se concede a los hombres ningún don celestial sin pasar por sus manos virginales. Pues esa es la voluntad de Dios, que quiso que todo lo tengamos por María, ya que así será enriquecida, enaltecida y honrada por el Altísimo la que se empobreció, humillo y oculto hasta el anonadamiento, por profunda humildad, durante toda su vida."
.
"La perfecta renovación de la promesas del santo Bautismo, cuando renunciamos a Satanás y nos decidimos por Dios al hacernos hijos suyos. Es una renovación voluntaria y consciente en la que recurrimos a María ante nuestra indignidad de pecadores, para no presentarnos solos y directamente ante Jesucristo; y para que Ella nos enseñe a amarle y para que nos guíe, alimente y proteja como sus hijos y Esclavos de Amor."
.
"En el Bautismo, los hombres hacen voto de renunciar al diablo y a sus pompas; es el voto mayor e indispensable del cristiano. Sin embargo ¿ quien cumple este voto tan importante? ¿Quién observa fielmente las promesas del Santo Bautismo? ¿no traicionan casi todos los cristianos la fe prometida a Jesucristo en el Bautismo? ¿De dónde proviene el desconcierto universal que vivimos sino del olvido de las promesas y compromisos del Santo Bautismo y de que casi nadie ratifica por si mismo el "contrato de alianza" hecho con Dios por sus padrinos?"
.
"Para comprender bien esta práctica, es necesario saber que la Santísima Virgen es el verdadero paraíso terrenal del Nuevo Adán, que contiene riquezas, bellezas, singularidades y dulzuras inexplicables que Jesucristo dejo en el. En el estuvo durante nueve meses y obro sus maravillas y ostento sus riquezas. Pero qué difícil es para nosotros pecadores tener capacidad para entrar en este lugar santo. En María, en este paraíso, no puede entrar ningún ser humano sino por una gracia particular del Espíritu Santo de que deben hacerse merecedores. Después de que se ha alcanzado esta gracia, es necesario permanecer en el Corazón de María con complacencia, reposar en el en paz, apoyarse en el con confianza, esconderse en el para seguridad y darse a el sin reserva; a fin de estar seguros contra todos nuestros enemigos y no pecar."
.
"Como un buen siervo y esclavo, es necesario no permanecer ociosos, sino emprender y hacer grandes cosas para esta augusta Soberana, apoyados en su protección. Es necesario defender sus privilegios, cuando se los disputan; es necesario sostener su gloria, cuando se la atacan; llevar todo el mundo, si se puede, a su servicio y a esta soledad y verdadera devoción: la Consagración a su Inmaculado Corazón o Esclavitud de Amor a María."
.
"Hay que concluir que la Santísima Virgen – necesaria a Dios por voluntad divina- es mucho más necesaria para los hombres para alcanzar la salvación. No debe pues confundirse con la devoción a los demás santos, como si no fuera necesaria, sino solo aconsejable. Si la devoción a la Santísima Virgen es necesaria a todos los hombres para alcanzar sencillamente su salvación, lo es aun mas a los que han sido llamados a una perfección particular. Esta perfecta devoción consiste, pues en una Consagración Total a la Santísima Virgen o Esclavitud de Amor a la Virgen para pertenecer por completo a Jesucristo por medio de Ella. Debemos entregarle nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestros bienes exteriores e interiores y espirituales. En una palabra, todo cuanto tenemos y podamos tener en el orden de la naturaleza y de la gracia, sin ninguna reserva..."
.
"Es camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a la unión con Jesucristo, en la que consiste la perfección. Camino corto porque nadie se extravía en el , por el se avanza con mayor gusto y facilidad y mayor rapidez. Camino perfecto porque María es la más perfecta y santa de las puras criaturas, y Jesucristo que ha venido a nosotros de la manera más perfecta, no tomo otro camino . Es camino seguro pues el oficio de la Santísima Virgen es conducirnos a Jesucristo, así como el de Jesucristo es conducirnos al Padre. "
.
"Cualquiera que desee avanzar, por los caminos de santidad y hallar con seguridad y perfección a Jesucristo, debe ABRAZAR DE TODO CORAZON esta devoción a la Santísima Virgen..."
.
"Una fe pura, viva, firme, activa y valerosa; una fe semejante a la suya. La Santísima Virgen te colmara de gran confianza en Dios y en Ella misma... pero existe una condición fundamental, ser dócil y disponible. Escucha bien lo que te digo; los santos son moldeados en María. Existe gran diferencia entre hacer una estatua a golpes de martillo y cincel a elaborarla vaciándola en un molde, es mucho más fácil hacerla del segundo modo. María es el molde de Dios; quien se arroja en este molde divino quedara pronto formado y moldeado en Jesucristo, y Jesucristo en el; pues se ha arrojado en el mismo molde en que fue formado Dios. Pero acuérdate que no se hecha en el molde sino lo que esta fundido y liquido; es decir que es necesario destruir y fundir en ti al viejo hombre para transformarte en uno nuevo, en María"
.
"El corazón me ha dictado cuanto acabo de escribir con alegría particular para demostrar que la excelsa María ha permanecido hasta ahora desconocida y que esta es una de las razones de que Jesucristo no sea todavía conocido como debe serlo. De suerte que si el conocimiento y reinado de Jesucristo han de dilatarse en el mundo, esto acontecerá como consecuencia del conocimiento necesario de la Santísima Virgen María, quien lo trajo al mundo la primera vez y lo hará resplandecer la segunda..."
.
.

En Cristo y María Santísima,

viernes, 19 de octubre de 2007

+ MISTERIUM FIDEI +

.
HIC EST ENIM CÁLIX SÁNGUINIS MEI, NOVI ET AETÉRNI TESTAMÉNTI MISTERIUM FIDEI
QUI PRO VOBIS ET PRO MULTIS
EFUNDETUR IN
REMISIONEM PECCATORUM

(Palabras de la consagración del vino)

.
.
R.P. Rafael Navas Ortiz
.
INTRODUCCIÓN.

.
El Santo Sacrificio de la Misa encierra el misterio de nuestra Fe, el dogma por excelencia... “Misterio escondido desde tantos siglos en Dios”. El Santo Cura de Ars dice que es incomprensible para las fuerzas humanas: “Ni el Sacerdote que celebra la Misa puede comprender el valor de una Misa; si comprendiera moriría, ya sea de temor o temblor ante poder tan grande otorgado a una criatura tan frágil y tan débil... o moriría de amor agradeciéndole a Dios por haberlo escogido para un ministerio tan sublime”.... “tal vez en la otra vida comprendamos algo del valor que tiene una Misa”.
.
San Juan Eudes dice que “se necesitaría una eternidad para preparar una Misa, otra eternidad para celebrarla y una eternidad para dar gracias por haberla celebrado”.
.
El Padre San Pío de Pietrelcina afirma que “el mundo podrá existir sin sol, pero no sin la Santa Misa”.
.
Estando dada la infinitud de lo que es el acto más grande que puede existir, aquí vamos a tratar de aproximarnos al misterio de nuestra Fe y concientes de nuestra indignidad, balbucearemos como un infante que aprende repitiendo lo que oye de su madre; para esto, lo haremos a la luz de la enseñaza y práctica secular de nuestra Madre la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana.
.
La Misa es el centro y el corazón de la Iglesia, el alfa y el omega. Todo parte del amor misericordioso, del amor de Dios por la criatura: la crea y la redime “todo lo que fue hecho sin El no fue hecho”.
.
El acto creador de Dios corresponde a su deseo de difundir, fuera de Sí, el ser, el bien, la belleza que en El existen de modo esencial. “Bonum difusivum sui”. El bien es difusivo de por sí. Crea con orden, belleza, bondad, etc.; Dios refleja sus perfecciones en la obra creada... pero El quiere comunicar aún más, quiere comunicar su vida intima: La felicidad suprema de las relaciones trinitarias... ¿Crear otro Dios? Es imposible, no puede haber dos infinitos… y por decirlo así, (al modo humano) Dios decide crear un ser que fuera como una síntesis de la creación (un cuadro sinóptico) que contuviera en sí todos los elementos del orden creado: Ser, mineral, animal, y espíritu, para, uniéndose a él, unirse a su creación completa y así, por la unión de las dos naturalezas, divina y humana (en la Unica Persona divina del Verbo Encarnado) toda la creación participaría de la felicidad intima, del gozo sempiterno de las relaciones trinitarias:
.
“entonces Dios dijo: “hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza” Dios crea a su imagen la naturaleza racional del hombre con la semejanza del estado de gracia, con todos los dones que ello implica: participación de la naturaleza divina, (ejus divinitátis esse consórtes,…) “consortes de la divina naturaleza”.
.
He ahí el plan maravilloso del Amor (del don) de Dios: comunicar su vida íntima (“vine para que tengáis vida y la tengáis en abundancia”), la plenitud de su felicidad trinitaria (“ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni la mente del hombre puede imaginar lo que Dios prepara para los que lo aman”).
.
Por la gracia dada a la naturaleza resumida en el animal racional, creado a imagen y semejanza de Dios; pero, como se trata de Amor, requiere la libre correspondencia de la criatura amada de tal manera; era y es libre y voluntariamente que debería corresponder (el amor no voluntario no es amor).
.
El hombre desobedeció, no correspondió a Dios y se separó de Dios, quiso no amar a Dios, quiso ser como Dios y se desligó, rompió con Dios: pecó destruyendo esa semejanza gratuita, y amorosa que había recibido de Dios, que lo hacía hijo de Dios, perdió la gracia, y así toda la naturaleza contenida en él; quedo afectada y ahora también ella “gime como con dolores de parto, esperando la manifestación de los hijos de Dios”.
.
El amor de Dios agraviado no renuncia a su plan de comunicar Su vida, su felicidad íntima a su creación en el hombre: “te amé con Amor eterno y por eso, Misericordioso, te atraje hacia mí”. Ahora esa unión de Dios con su criatura se hará por medio de la Encarnación redentora para reparar el pecado y volver a ligar (de ahí la palabra re-ligión) a la criatura con su Creador, lo que se efectúa realmente en ese supremo acto de religión: el Sacrificio del Calvario (“cuando sea levantado en lo alto atraeré a todos hacia mí”).
.
Se inicia la historia del hombre expulsado del Paraíso, guiado por la esperanza magnífica de la Restauración victoriosa: “Pondré enemistad entre ti y la Mujer, entre tu raza y la de Ella, Ella te aplastará la cabeza…”
.
El Verbo de Dios, en la plenitud de los tiempos, se encarnó en el seno de una Virgen realizando todo lo anunciado desde tantos siglos.
.
Llegada su Hora, para la cual había venido, antes de su Pasión sangrienta va a celebrar por anticipado, y a dejarnos, Su Sacrificio de manera incruenta. Él, el mismo Verbo Eterno, por el cual el mundo fue hecho con su sola palabra por la que se produjo de la nada toda la creación, va a tomar las especies del Pan y el Vino para pronunciar las palabras de la Consagración y producir el Milagro de la Transubstanciación (su Palabra es eficaz y produce lo que dice: Esto es mi Cuerpo... Este es el Cáliz de mi Sangre... y luego pensando en todos los hombres comunica su sacerdocio para perpetuar este sacrificio; les da el poder y la orden:
.
HACED esto en memoria mía...”
.
¡HACED! luego consume y da a sus discípulos su Cuerpo y su Sangre como reiteradamente lo había anunciado.
.
Es verdad que la palabra transustanciación no está contenida en la Escritura; pero, el hecho está claro, de la cual ha dejado pistas claras: Dice el Evangelista San Lucas XXII,18: “Os aseguro que ya no beberé del sumo de la vid hasta que llegue el Reino de Dios” y dos versículos mas adelante San Lucas XXII,20: Consagra y toma del Cáliz consagrado.
.
Si Cristo no puede mentir, como es lógico, lo que ha consumido, después de la Consagración no es más la sustancia del sumo de la vid, sino verdaderamente su Sangre bajo la especie del vino.
.


EXPLICACIÓN DE LA TRANSFORMACIÓN DE LAS ESPECIES COMO REALIZACIÓN DEL PLAN DE AMOR DE DIOS
(del mineral a la Comunión)

.
El efecto propio de la Santísima Eucaristía es la perfección y consumación de la vida sobrenatural por la íntima unión del hombre con Cristo y su Cuerpo Místico.
.
Ahora bien, es propio del alimento transformarse en la sustancia del que lo come y hacerse uno con él, según lo declara Santo Tomás:
.
“El efecto propio de cualquier sacramento debe apreciarse y juzgarse por la analogía con la materia del sacramento, la materia de la Eucaristía es un alimento; es pues necesario que su efecto sea análogo al de los manjares. El que toma alimentos corporales los transforma en él...; pero la comida Eucarística, en vez de transformarse en aquel que la toma, lo transforma a éste en ella.
.
Síguese de aquí que el efecto propio de este sacramento es una tal transformación del hombre en Cristo, que puede, en realidad decir con el Apóstol: “Vivo yo, o más bien no vivo yo, sino que Cristo vive en mí”.
.
Gal. 2,20. (4 Sent. Dist. 12 q 2 a 1)
.
El inferior es asimilado y transformado en el superior, sirviéndolo: minerales –barro , guano- plantas, animales –vida sensible- hombres -hominización- Cristificación por la Comunión: Ser; vida vegetal; vida sensible; vida racional; vida de Cristo.
.
Además como dice San Alberto Magno:
.
“Siempre que se unen dos sustancias de modo que una deba cambiarse y transformarse en otra, entonces la sustancia superior, más noble y activa, se asimila la inferior más débil e imperfecta.
.
Siendo, pues, el alimento Eucarístico de naturaleza superior y más perfecta, tócale a él recibir la asimilación y cambiar al hombre que la recibe espiritualmente en Cristo”
.
(In 4 Sent., dist. 9 a. 4 ad 1)
.
Por la comunión somos Trinificados, dice Santo Tomás:
.
- La verdadera unidad y solidaridad Humana se genera y realiza por y en la Comunión.
- La verdadera unidad y solidaridad Familiar se genera y realiza por y en la Comunión.
- La verdadera unidad y solidaridad Social se genera y realiza por y en la Comunión.
- La verdadera unidad y solidaridad Política se genera y realiza por y en la Comunión.
- Etc. .

NECESIDAD NATURAL DEL SACRIFICIO


En la historia de la humanidad encontramos diversidad de pueblos, diversos grados de cultura, algunos llegaron a ignorar la rueda o el fuego o la escritura pero no existe uno que no tenga religión y no se encuentra ninguna religión que no tenga algún tipo de sacrificio como acto central y ningún sacrificio sin sacerdote deputado para ofrecerlo.

La palabra sacrificio significa: sacrum factum, hacer algo sagrado es la oblación de algo sensible con la inmutación hecha a Dios de modo legítimo en reconocimiento de su majestad y bondad suprema y de nuestra sumisión a la misma.

Metafísicamente es un signo sagrado que tiende al culto divino por la significación anexa visible de algo invisible, físicamente es la cosa sacrificada (sensible y sustancial por la acción que se realiza) oblación e inmolación o inmutación.
.
Teológicamente es la expresión objetiva de la Excelencia de Dios principio de todo y Señor absoluto, sumo Bien y último fin.

- El hombre busca testificar los afectos internos del alma, por los que se consagra a Dios.

- El sacrificio externo refleja el interno que busca dar un culto a Dios.

- La finalidad natural del culto que el hombre debe a Dios es:
  1. Latréutica (excelencia de Dios-sumisión del hombre).
  2. La bondad de Dios exige una finalidad eucarística (gracias por los bienes pasados)
  3. Impetratoria para pedir los beneficios que esperamos recibir.

Pero estando dado el pecado del hombre no puede prescindirse en el sacrificio, ofrecido a Dios, de la razón propiciatoria, pues después de haber ofendido a Dios ningún sacrificio sería aceptable si no contiene el sentido propiciatorio que busca desagraviar por el pecado cometido.
.
Además sólo el sacerdote (deputado) lo puede ofrecer. Y más cuando se trata del Sacrificio Supremo del cual todos los demás son figuras: San Pablo lo dice: “todo Pontífice tomado de entre los hombres, es puesto a favor de los hombres, en aquellas cosas que tocan a Dios para que ofrezca dones y sacrificios por los pecados”.
.
.
EL RITO ESTABLECIDO Y NO INVENTADO
.
.
Los Apóstoles a la cabeza de la Iglesia, fundada por Cristo sobre Pedro, han de continuar este supremo acto del Sacrificio en el que se manifiesta el amor de Dios que busca realizar la unión con su criatura (nadie ama más que aquel que da la vida por aquellos que ama”), fuente de la mayor gloria de Dios, razón de ser de la creación en el que el mismo Cristo continúa por medio del sacerdote realizando este acto el que ofrece el Sacrificio de su Cuerpo y de su Sangre.
.
Conviene aclarar lo que se entiende por la palabra rito. El reputado liturgista Mons. Klaus Gamber en su obra “La Reforma de la Liturgia Romana”, prologado por varios obispos y tres cardenales dice que “lo podemos definir como las formas reguladoras del culto que remontándose en definitiva hasta Cristo, han nacido, una a una, a partir de la costumbre general y sancionadas después por la autoridad eclesiástica”.
.
Entonces: Los ritos, antes de ser sancionados, es decir, oficializados por la Iglesia siempre fueron, según la misma definición de Rito, primero costumbres de dar culto a Dios, que remontan su origen a la Revelación y que expresan la concepción que tiene la Fe, de Dios, y de todo lo que es el hombre frente a Dios, de las relaciones de la criatura con su Creador.
.
Los Ritos también ejercen necesariamente una función pedagógica y, por lo tanto, deben ser fieles a su razón de ser: Vincular, por la Fe que se expresa, al Hombre con Dios, que son realidades distintas y objetivas, como Dios lo estableció.
.
Sí; le Rito expresa la Fe; esta correspondencia es necesaria. También es válida para el error, cuando se expresa en ritos, como lo hicieron los herejes. Un cambio de la Fe exige un cambio correlativo en el Rito.

Paul Bourget (escritor católico del S. XIX): “Es menester vivir como se piensa, so pena de terminar, más tarde o más temprano, pensando como se vivió”. Lo mismo para la forma de dar culto a Dios: Es menester celebrar el culto que exprese la Fe revelada por Dios, so pena de terminar creyendo como se celebró.

Si el Rito expresa la unión de dos realidades, vinculándolas por el culto, (Dios y Hombre) y esas dos realidades no cambian en su naturaleza ni en su esencia, cuando se tiene el Rito apropiado al culto debido, que expresa la Fe revelada, en cierto sentido ese Rito es inmutable.

Me explico:

  1. La Naturaleza tanto divina como humana, vinculadas por el culto dado por medio del Rito, son inmutables (esto se niega si se tiene una fe evolucionista y panteísta o se define la Fe como un sentimiento).
  2. La Fe (que debe expresar el Rito) también es inmutable. La fidelidad a lo esencial no puede, sin daño a la Fe, afectarse por la adaptación a lo accidental (esto se niega cuando se define la Fe como un sentimiento que nace de la profundidad del inconsciente y no como el a-sentimiento (sin sentimiento) de la razón a la autoridad de Dios que revela verdades, a la
    inteligencia, inmutables definidas y propuestas como tales por el Magisterio establecido por Dios; o cuando se hace prevalecer la influencia cultural de geografía, raza, temperamento, evolución histórica, etc.).

Por lo tanto, el Rito como la Naturaleza de Dios y la naturaleza del hombre, como la Fe que debe expresar, después de haber sido costumbre canónica y en esa condición ha sido practicado y aceptado pacíficamente (a veces de tiempos inmemoriales) con el reconocimiento unánime de la Iglesia, es un rito inmutable. De ahí que su fijeza e invariabilidad lo hagan un rito de la Iglesia Universal y no un rito del Padre tal o tal o de la cultura tal o del folklore tal, como pretende el Modernismo.

Puede, con estas características, haber varios ritos, como de hecho existen desde tiempos inmemorables reconocidos en la Iglesia.

De manera pues que, como vemos: El rito nace de la costumbre general; ya en el Antiguo Testamento el sacrificio inspirado por Dios a Moisés, para anunciar y prefigurar el Sacrificio del verdadero Cordero de Dios, se hace de acuerdo a un ritual igualmente establecido o inspirado por Dios.
.
Es el Sacrificio actual de la Nueva y Eterna Alianza realizado por el Verbo Encarnado el que ilumina y da coherencia a la significación de toda la historia Antigua, la cual sería oscura e incomprensible si no se la ilumina por su ordenación al Mesías Redentor.
.
Los sacrificios del Antiguo Testamento, dice San Agustín, “eran sólo figuras que presagiaban y simbolizaban de modos diversos el Sacrificio de Cristo”
.
La realidad instituida por Cristo en la Última Cena será transmitida y continuada de siglo en siglo, por la Liturgia católica que formándose y enriqueciéndose a partir de ese núcleo esencial, de manera comparable a cómo los anillos que se forman alrededor de los troncos de los árboles o también como una joya preciosísima puesta en un anillo alrededor de la cual se añaden con el paso de los tiempos otros brillantes que la resaltan, eso es lo que se conoce como Misa Tridentina, Misa Gregoriana o Misa de siempre.

Dice Mons. Gamber: “en sentido estricto no hay Misa Tridentina porque como resultado del Concilio de Trento no se creó un nuevo ordinario de la Misa; el “Misal de San Pío V” no es otra cosa que el Misal de la curia que vio la luz en Roma muchos siglos antes (.....), pero que jamás había sido impuesto de forma obligatoria”.
.
Nunca existió en la Iglesia hasta 1969, estrictamente hablando, un rito nuevo, teniendo en cuenta el significado de la palabra Rito.
.

Veamos sucintamente un resumen de la historia de la Misa:

SIGLO I: Nuestro Señor Jesucristo realiza el Sacrificio de la Nueva Aalianza prefigurado y anunciado desde tantos siglos instituyendo la Eucaristía y el Sacerdocio

SIGLO II: El acto y la acción del Divino Salvador se transmiten y aparecen los rasgos primitivos del Canon Romano, la Iglesia primitiva llama a la Misa Oblatio y Misterium Fidei como lo atestiguan la Didaché, la epístola de San Clemente, la de Bernabé; los escritos de San Ignacio, San Justino y San Ireneo.

SIGLO III: En Roma se empiezan a marcar las partes del Canon Latino, se establecen los elementos dogmáticos de la Misa a través de encíclicas de los papas y en los concilios locales se establece un libro litúrgico en latín, conteniendo el canon para mantener la unidad de lo esencial cuando se celebre la Misa.

SIGLO IV: El emperador Constantino concede la paz y la libertad a la Iglesia dando la posibilidad de la celebración pública; en esta época ya encontramos cuatro ritos diversos: el de Antioquia, el de Alejandría, el rito Romano y el Galicano; pero todas las partes de la Misa se encuentran en cada rito desde el Siglo II. En esta época se le da el nombre de Misa. Aparecen las primeras sectas con sus herejías antiliturgicas como la de Vigilancio y el Arrianismo que negaban la divinidad de Cristo, comulgaban de pie y en la mano, disminuyendo por lo tanto los signos de orden y respeto a la Sagrada Eucaristía. No adoraban.

SIGLO V: A partir de este siglo surgió la tendencia a la unificación occidental sobre el modelo del Santo Canon, enteramente compuesto por las mismas palabras del Señor, de las tradiciones recibidas de los Apóstoles y de las devotísimas instituciones de los Santos Pontífices; el rito Ambrosiano en Milán, la liturgia mozárabe de origen ibérico y las liturgias maronitas de Siria y Malabares que toman lo principal del Canon Romano (Cfr. Denzinger 942).

SIGLO VI: Se enriquece el Canon Romano y se perfecciona a través de oraciones para dar el impulso a la conversión del imperio; sobresale la doctrina esencial del rito del Sacrificio contenida en el Misal, que se resume en dos palabras:

.
Transustanciación y Sacrificio Propiciatorio

.
SIGLO VII: San Gregorio Magno consolidó el tronco común del Ordo Misae denominado varios siglos más tarde de San Pío V. A partir de este Papa se considera el texto, el orden y la disposición de la Misa que él nos transmite como una tradición sagrada que remonta a los Apóstoles y que no se debe reformar, salvo en detalles secundarios.
.
SIGLO VIII: La Misa para esta época es explícitamente el eje central para la evangelización de los pueblos.
.
SIGLO X: Hasta este siglo la presencia real de NSJC en la Eucaristía ni se dudaba ni se discutía, tanto sacerdotes como laicos profesan la Fe con certeza clara de que después de la Consagración lo que hay en el altar es el Cuerpo y la Sangre de Cristo. El primero que osó negar esta verdad de fe fue Berengario de Tours que inició la herejía que afirma una mera presencia simbólica y no real en la Sagrada Eucaristía (Cfr. Dz. 355).
.
SIGLO XI: La expresión de los ritos de la Misa se enriquece con los cantos gregorianos, el órgano y una buena acústica en las catedrales góticas.
.
SIGLO XIII: El Concilio de Letrán declara el dogma de fe que después de la consagración se convierten de modo sustancial en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

SIGLO XIV: Algunos sacerdotes colocan los cimientos de la revolución protestante al negar la presencia real de Cristo en la Eucaristía entre ellos Juan Wiclef, Lolardo Walter y Juan Huss, entre otros.
.
SIGLO XV: Con el renacimiento del paganismo surge el aturalismo que ataca las bases sobrenaturales de la Religión Católica incluido el sentido sacrificial de la Misa.
.
SIGLO XVI: Los herejes Martín Lutero, Ulrico Zwinglio, Juan Calvino y el rey de Inglaterra, Enrique VIII, buscan deformar el culto exterior de la Iglesia centrando sus esfuerzos destructivos sobre tres puntos esenciales:

  1. Negación del carácter de Sacrificio Propiciatorio de la Misa, quedando sólo en una especie de asamblea comunitaria sin consagración que sería un simple memorial de la Cena pascual
  2. Negación de la transustanciación. Dicen que Cristo solo está presente de manera espiritual en medio de la asamblea que se reúne en su nombre. La Eucaristía es sólo un símbolo a ser reconocido por la fe de los que asisten, por eso la toman con la mano y se reparte vino a los asistentes.
  3. Negación del Sacramento del Orden Sacerdotal, que es reemplazado por el sacerdocio colectivo de los fieles presidido por un pastor de la asamblea.

Frente a estas herejías el Espíritu Santo Suscitó la acción del Concilio de Trento y de San Pío V para canonizar el orden litúrgico y así establecer una barrera sólida contra la herejía. Fruto de este celo apostólico son los cánones sobre la Misa y la bula Quo Primum Tempore que garantiza el derecho a perpetuidad, sin que nadie pueda legítimamente impedirlo, a cualquier sacerdote hasta el fin del mundo, que quiera celebrar como el rito que hoy se conoce con el rito de San Pío V (Cfr. Dz 942).

Me permito recordar estos cánones...

.

CÁNONES DEL SACRIFICIO DE LA MISA


CAN. I. Si alguno dijere, que no se ofrece a Dios en la Misa verdadero y propio sacrificio; o que el ofrecerse este no es otra cosa que darnos a Cristo para que le comamos; sea excomulgado.

CAN. II. Si alguno dijere, que en aquellas palabras: Haced esto en mi memoria, no instituyó Cristo sacerdotes a los Apóstoles, o que no los ordenó para que ellos, y los demás sacerdotes ofreciesen su cuerpo y su sangre; sea excomulgado.
.
CAN. III. Si alguno dijere, que el sacrificio de la Misa es solo sacrificio de alabanza, y de acción de gracias, o mero recuerdo del sacrificio consumado en la cruz; mas que no es propiciatorio; o que sólo aprovecha al que le recibe; y que no se debe ofrecer por los vivos, ni por los difuntos, por los pecados, penas, satisfacciones, ni otras necesidades; sea excomulgado.
.
CAN. IV. Si alguno dijere, que se comete blasfemia contra el santísimo sacrificio que Cristo consumó en la cruz, por el sacrificio de la Misa; o que por este se deroga a aquel; sea excomulgado.
.
CAN. V. Si alguno dijere, que es impostura celebrar Misas en honor de los santos, y con el fin de obtener su intercesión para con Dios, como intenta la Iglesia; sea excomulgado.

CAN. VI. Si alguno dijere, que el Canon de la Misa contiene errores, y que por esta causa se debe abrogar; sea excomulgado.
.
CAN. VII. Si alguno dijere, que las ceremonias, vestiduras y signos externos, que usa la Iglesia católica en la celebración de las Misas, son más bien incentivos de impiedad, que obsequios de piedad; sea excomulgado.

CAN. VIII. Si alguno dijere, que las Misas en que sólo el sacerdote comulga sacramentalmente son ilícitas, y que por esta causa se deben abrogar; sea excomulgado.

CAN. IX. Si alguno dijere, que se debe condenar el rito de la Iglesia Romana, según el que se profieren en voz baja una parte del Canon, y las palabras de la consagración; o que la Misa debe celebrarse sólo en lengua vulgar, o que no se debe mezclar el agua con el vino en el cáliz que se ha de ofrecer, porque esto es contra la institución de Cristo; sea excomulgado.

Hasta aquí la enseñanza infalible del Concilio de Trento.

Es necesario resaltar aquí que Su Santidad Juan Pablo II en su última Encíclica –“Ecclesia de Eucaristía” sobre la Eucaristía recuerda la enseñanza de que el referente teológico para la Misa es el Concilio de Trento.
.
SIGLO XVII: La liturgia codificada por San Pío V sufrió alteraciones desde fines de este siglo, especialmente en Francia, por influencia del galicanismo, del protestantismo y del jansenismo. Algunas de estas alteraciones fueron: disminución del espíritu de oración, reducción del culto a la Santísima Virgen y a los santos; aumento de las lecturas bíblicas; en algunos lugares se reemplazó el altar por una mesa, sin embargo, nadie tocó el canon, que se siguió rezando en latín, pero en voz alta.

.
SIGLO XVIII: Continúa la tendencia a la desacralización y a la profanación del templo, la disolución y la anarquía litúrgica. Hubo muchas diócesis con liturgias particulares. El Sínodo de Pistoya fue condenado en 1794, por atentar contra la pureza del rito de la Misa.
.
SIGLO XIX: La Misa fue restaurada en su pureza, principalmente en 1830, en Francia, por influencia de Dom Guérarger, fundador de la abadía de Solesmes. El Papa León XIII (1878-1903) en su encíclica “Mirae charitatis” defiende la Misa atacada por el racionalismo y el liberalismo.
.
SIGLO XX: Se ataca de nuevo la Misa con la herejía modernista. Surge un movimiento litúrgico bueno en sus comienzos pero desviado en su fase final: en la Misa prevaleció el aspecto pastoral sobre el aspecto cultural y el positivismo nacionalista se quiso imponer sobre el culto debido a Dios.

A fines de 1947 SS Pío XII trató en vano de poner atajo a la larvada subversión litúrgica publicando la encíclica “Mediator Dei”, la cual condena el llamado “arqueologismo litúrgico” o el argumento de volver a ritos arcaicos. Prohíbe reemplazar el altar tradicional (Con el Ara consagrada como corresponde a un Sacrificio que se realiza) por una mesa despegada del Sagrario que sólo figuraría una Cena Memorial.

El 25 de julio de 1960 el Papa Juan XXIII publicó el Motuo Proprio Rubricarum Instructum” aprobando y promulgando las úbricas últimas del breviario y del Misal romano de la Misa de san Pío V.

El 22 de febrero de 1962 Juan XXIII publica la Constitución Apostólica “Veterum Sapientia” acerca de la importancia del estudio del latín y de su utilización en las acciones litúrgicas y en la Misa, porque como lengua sagrada conserva viva e inmutable la doctrina de la Iglesia. Dijo: “Mandamos que la lengua latina sea conocida, enseñada y por todos diligentemente conservada”.

Así llegamos al año 1969, siendo pontífice el Papa Pablo VI, el día 1° de noviembre se instala en la Iglesia una nueva Misa... fabricada por una Comisión a cuyos trabajos fueron invitados seis Pastores protestantes.

-Desde que se publica el NOM, teólogos calificados, Pastores de almas, presbíteros, y algunos prelados quedan impactados con las “novedades” de la nueva liturgia; alertaron al Santo Padre y a las autoridades de las “carencias” del nuevo rito. Que sin ser en sí inválido corría el riesgo de favorecer interpretaciones contrarias a la doctrina definida sobre el Santo Sacrificio de la Misa, lo que no es posible decir del Rito tradicional, de la Misa llamada de San Pío V.

-Particularmente porque había vacíos en la necesaria manifestación de la doctrina sobre la presencia real. El misterio de la Transustanciación se expresaba de modo ambiguo... como si la presencia real se pudiera confundir con o se equiparara a la espiritual... o a la Liturgia de la Palabra.

-Lo mismo con la verdad esencial de la necesidad indispensable del sacerdocio ministerial para que haya Misa (como lo ha recordado de nuevo el Santo Padre Juan Pablo II en su última Encíclica sobre la Eucaristía). La Misa no la celebra “el pueblo de Dios o asamblea de fieles reunida en nombre de Jesucristo” y cuyo presidente sería el sacerdote” como se afirmó el famoso el Art. 7 del Fundamento Doctrinario de la nueva liturgia... estos equívocos pueden eventualmente permitir una celebración inválida, cosa que difícilmente puede suceder con el rito multisecular.
.
-Y luego, la noción de “sacrificio propiciatorio” es la definición misma dada por el Concilio de Trento; la Misa no puede ser sólo un sacrificio de acción de gracias: “Eucaristía”; no es sólo un sacrificio de alabanza sino esencialmente un Sacrificio Propiciatorio (como vimos, es la condición necesaria después del pecado).
.
Estas son 3 verdades fundamentales e imprescindibles al carácter católico de la Misa.
.
-Los cardenales Ottaviani y Bacci se hicieron eco de estas inquietudes y alertando sobre las posibles consecuencias funestas de lo realizado, (que lamentablemente con el tiempo se han realizado) presentaron un breve examen crítico del NOM al Papa, pidiéndole dos cosas:
  1. Que no fuera abrogado el rito tridentino.
  2. Que de todos modos fuera dejado el libre uso a los sacerdotes de celebrar la Misa Tradicional.

- Desafortunadamente dicho documento sólo sirvió para que se recorrigiera el Art. 7 haciéndolo más conforme con la doctrina católica ya que era verdaderamente de tenor protestante. Inclusive el Card. Journet muy allegado al Papa, que lo hizo Cardenal, llegó a decirle: “Esta definición del Art. 7 de la Misa es herética”... ¿cómo se pudo hacer?

- A pesar de las altas instancias que se presentaron en ese momento no se hizo nada a favor del rito tradicional.
.
- Entonces, poco a poco, se organizaron grupos laicos en mayor o menor cantidad en diversas partes del mundo decididos a apoyarse en los sacerdotes que comprendían la necesidad de servirle a la Iglesia evitando, en cuanto estuviera de su parte, la extinción de un rito que en su esencia se remontaba a los Apóstoles.
.
- Esta resistencia impresionó a la jerarquía. No esperaban ver esta reacción de fieles, que a priori son dóciles a las orientaciones romanas... pero en este punto crecen de más en más estas reacciones… el propio Cardenal Ratzinger ya advertía el fenómeno que se generaba y por otro lado fundamenta la reacción de pequeños grupos y que fue creciendo de más en más; en uno de sus varios textos sobre la Liturgia escribió:
.
" Tras el concilio Vaticano II se generó la impresión de que el Papa podía hacer cualquier cosa en materia de liturgia (...). Así fue como desapareció, en grandes zonas de la conciencia difusa de Occidente, la noción de liturgia como algo que nos precede y que no puede ser ´hecho´ a nuestro antojo.
.
Pero de hecho, el concilio Vaticano 1º no pretendió definir en absoluto al Papa como un monarca absoluto, sino, por el contrario, como el garante de la obediencia a la palabra transmitida: su potestad se liga a la tradición de la fe, lo que rige también en el campo litúrgico (...). La autoridad del Papa no es ilimitada: está al servicio de la santa tradición ".
.
(JOSEPH RATZINGER, Introducción al Espíritu de la Liturgia , Ediciones San Pablo, pág. 162.)
.

- De manera que el Papa, para detener este fenómeno creciente, debió intervenir. Lo hizo en el consistorio del 24 de mayo de 1976. Puso todo el peso de su autoridad pontifical para pedir a todos que fuera celebrada la Misa nueva.

- A pesar de esta insistencia del Soberano Pontífice, poniendo de presente su autoridad, la “Tradición” continúa; inclusive una diócesis, en Campos, Brasil, con su Obispo a la cabeza, manifiesta al Papa, con argumentos teológicos, su intención de mantener el rito tradicional y así pudo hacerlo oficialmente, sin que tuviera mayores inconvenientes para hacerlo, y sin replicas a su argumentación para tal resolución.
.
- Se llega a 1984 con la publicación de la “carta del indulto”
.
Quattuor Abhinc Annos: Constatando el aumento de la reacción, Roma autorizaba al Ordinario del lugar a conferir un indulto a los sacerdotes y fieles que desearan mantener la Misa Tridentina. Pero ponía como condición no tener ninguna relación con la FSSPX si querían beneficiarse del indulto.
.
- Es claro que esto era fundado en condiciones tales, que se daba el indulto justamente a los que no querían la Misa. Era una simple concesión, provisoria, esperando la desaparición de la generación antigua que por nostalgia, se decía, aún se apegaba a formas litúrgicas superadas.
.
Pero la opción por el Rito Tradicional continúa creciendo en el mundo católico, en la medida que se hace evidente el deterioro de la Fe y la llamada “apostasía silenciosa” en grandes parcelas de la Iglesia, lo que no deja de inquietar a la Suprema Autoridad.
.
- Y en 1986, constatando el aumento del deseo de la Misa Tradicional, el Papa nombra una Comisión de Cardenales (esto sólo fue público en 1995 cuando el Card. Stickler dio una conferencia en EUA) haciéndoles dos preguntas:
  1. ¿Está abolida la Misa Tridentina?
  2. ¿Puede un Obispo prohibirle a un sacerdote, canónicamente en orden, decir la Misa Tridentina?

Y dice el Cardenal que 8 de los 9 cardenales habían reconocido que la Misa Tridentina no había sido abolida y que ningún obispo tenía la posibilidad jurídica y canónica de prohibirle a un sacerdote celebrar la Misa Tridentina y los sacerdotes no pueden ser obligados a celebrar el Nuevo Rito de la Misa.

Y más aún, en 1986 esta Comisión de Cardenales daba una solución de paz itúrgica proponiéndole al Papa reconocer la libertad, para todo sacerdote, de escoger entre la Misa Nueva y la Misa Tridentina.
.
El Sr. Eric de Saventhem, Presidente de Una Voce internacional, daba textualmente esta proposición:
.
“para cada Misa celebrada en lengua latina –con o sin fieles presentes- el celebrante tiene el derecho de escoger libremente entre el Misal de Pablo VI (1970) y el de Juan XXIII (1962)”.
.
-Era un gran avance si se compara esta propuesta de 1986 con las palabras de Pablo VI en 1976.
.
- Es el mismo Card. Stickler quien nos revela que esta propuesta suscitó una gestión -Lobby- de cardenales y personalidades del episcopado, francés en particular y de países de la cuenca del Rhin, que vinieron a ver al Papa diciéndole “sobretodo no permita esta libertad litúrgica, esa libre escogencia del ritual”.
.
- El Papa que había aceptado en principio la propuesta de la comisión debió retroceder... todo quedó igual.
.
- Luego en 1988, con ocasión de las consagraciones episcopales en Econe, aparece un nuevo texto: el Motu Proprio “Ecclesia Dei Aflicta”, quiérase o no, es un nuevo paso a favor de la Misa tradicional. El Papa pide que verdaderamente las autoridades locales, sean “amplios y generosos” en dar facilidades para la celebración de la Misa Tradicional. Nacen varias comunidades llamadas de “Ecclesia Dei”.
.
- Pasan 10 años más y en la peregrinación a Roma de dichas comunidades en 1998, asisten a una conferencia del Cardenal Ratzinger en la que él pide que sea reconocida la Misa de San Pío V. Poco a poco sus pronunciamientos y argumentos de este Cardenal a favor de la Misa Tradicional junto con los otros Prelados se hacen más claros, y frecuentes. Poco a poco regresa sobre el terreno la Misa Tradicional. Citemos sólo uno, entre varios, en el libro “Le sel de la Terre, p. 172-173” dice lo siguiente:
.
“Ciertamente soy del punto de vista que se debería acordar mucho más generosamente a los que desean el derecho de conservar el antiguo Rito, por lo demás no se ve qué tendría esto de peligroso o inaceptable. Una comunidad que declara de un momento a otro estrictamente prohibido lo que para ella era hasta entonces lo más sagrado y lo más alto, o que se le presenta como siendo inconveniente la extrañeza que tiene de ello, se pone ella misma en cuestión ¿Cómo aún se le creerá? ¿No irá a prohibir mañana lo que hoy prescribe?..... Desgraciadamente la tolerancia con las fantasías es entre nosotros casi ilimitada, pero es prácticamente inexistente en relación a la antigua liturgia. Así, ciertamente se está en el mal camino.”
.
En enero del 2002, con la creación de la Administración Apostólica “San Juan Ma. Vianney” el Papa da un paso sin precedentes desde 1969 para el retorno de la Misa y no es ya como “una concesión pasajera y provisoria” sino claramente como un derecho que se les reconoce como “facultas” que el Santo Padre les da para celebrar el Rito Tradicional (será necesario que este reconocimiento se extienda a todos los que quieran conservar el Rito Tradicional. Los Padres de Campos, con el reconocimiento de su “facultas” para el Rito Tradicional, dependen pues de la Congregación para el Clero y no de la Comisión “Eclesia Dei”.
.
Que se reconozca el derecho de la Misa Tradicional y restaurarán la Iglesia, la familia, habrá fuerza para luchar contra la imposición del paganismo, del homosexualismo, del terrorismo... veremos la Proclamación del Reino de Cristo por la Misa Tradicional.
.
Renacerá el espíritu misionero, florecerán las vocaciones con el ortalecimiento de la familia Cristiana, habrá más que una esperanza de revertir la masacre legal de los niños no nacidos y de las personas que llegan a la tercera edad, habrá una esperanza próxima de la conversión de los enemigos de la Iglesia. Que se vuelva a la Misa Tradicional y el Sacerdocio Católico se verá restaurado en su plenitud. Que se dé de nuevo la belleza al culto debido a Dios y se verá en medio de la jerarquía, en medio del sacerdocio y entre los fieles, la santidad, la valentía de decir no al pecado o de reencontrar (en medio de las tentaciones y de la agresividad del satanismo) la fuerza de la perseverancia y de la penitencia comunicada por la gracia que fluirá con abundancia.
.
- El balance actual del retorno de San Pío V es positivo y permite ampliar la esperanza.
.
En ese análisis del Card. Stickler que escribe: “El Papa ha sido en un sentido... de más en más favorable a la Misa Tridentina y él no retrocederá, al contrario, irá adelante”.
.
De hecho se avanza luego en la Misa Tradicional celebrada el 24 de mayo de 2003 (otro el 24 de mayo muy distinto del de 1976) en la Basílica Santa Ma. Mayor se da un nuevo paso: Una declaración, en nombre del Santo Padre , en una Basílica Romana, un cardenal que ocupa un altísimo cargo (Prefecto de la Congregación del Clero y Presidente de la Comisión Ecclesia Dei”) afirmando que el antiguo Rito Romano conserva el derecho de ciudadanía dentro de la Iglesia y
no se puede considerar extinguido - Otras declaraciones (Ratzinger).
..
- Aniversario de la Congregación para el culto divino y los sacramentos en el que la alocución que hizo el Papa alabó el Misal de San Pío V por lo que el Osservattore Romano no publicó.
.
- Encíclica del Papa “Ecclesia de Eucharistia”
.
- Documento Vaticano sobre la Represión de los abusos en la Liturgia.
.
Parece evidente que en Roma se quiere y se camina para un retorno en la Iglesia de la Misa de San Pío V y se quiere una solución para la Misa y para los Sacerdotes y comunidades que están legítimamente apegadas a él; por la paz litúrgica y el bien de todos. Se avecina (y Dios quiera que sea la gran gracia que se obtenga antes de terminar este año Eucarístico que empieza en Guadalajara con el 48 Congreso Eucarístico) una solución global, general, como lo anunció el Card. Castrillón en reciente entrevista dada a “Latin Mass” que titula: “El Card. Castrillón Hoyos afirma que el Vaticano está preparando la publicación de una “garantía jurídica” para la Misa Tridentina.
.
Pero Roma está interesada en la creación de múltiples soluciones concretas, prácticas, para los casos y así mostrar (a quienes se oponen) que esto puede funcionar; esto ya existe algunos lugares sin que se haya afectado negativamente, muy al contrario, la Pastoral ni la unidad: Hay que multiplicar estas soluciones concretas.
.
Lamentablemente no se ve, en el conjunto del episcopado mundial, una correspondencia al deseo y a los pronunciamientos de Roma como sería deseable esperar. En muchos lugares aún subsiste el espíritu de los años 70s. Son frecuentes los casos en que los sacerdotes, aún con apoyo y recomendaciones desde Roma, ven obstaculizada su regularización, con las Iglesias locales, por querer conservar la Misa Tradicional. Personalmente conozco varios casos y en este momento reposa en manos los documentos correspondientes de un caso que ratifican lo dicho.

Un sacerdote que celebra la Misa Tradicional pide a Roma la autorización y manifiesta su deseo de estar en armonía con la autoridad de la Iglesia local. Tal y como Roma lo ha manifestado públicamente en reiteradas ocasiones. El Obispo, ordinario del lugar donde vive, le pide que resuma por escrito, su situación personal y sus deseos. Así se hace y recibe como respuesta el siguiente argumento que me permito extractar del documento omitiendo los nombres:

“Apreciado Padre:.

Por la importancia que tiene para la Iglesia Universal, la persona del Sacerdote, y sus actividades ministeriales, y según le comuniqué en días pasados, di a conocer al Colegio de Consultores (11/05/04), su firme decisión de permanecer fiel al Rito Tridentino, sus actividades y su propuesta (01/04/04), y el Colegio concluyó lo siguiente:
  1. Se consideró la carta fechada en Roma el 8 de marzo de 2001, en la cual el Eminentísimo Señor Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Prefecto de la Sagrada Congregación del clero y Presidente de la comisión ECCLESIA DEI, donde pide al Señor Cardenal de nuestra Arquidiócesis de XX, NN, como “Obispo benévolo” estudie la posibilidad de acoger en la Arquidiócesis al Sacerdote NNN. A lo que el Señor Cardenal NN, manifestó de manera verbal que no era necesario ni conveniente establecer el Rito Tridentino en la Arquidiócesis de XX y por ende tampoco era oportuna la creación de una “parroquia personal”.
  2. .....
  3. Al hacer una consideración pastoral sobre la realidad de nuestra Diócesis, se vio que la Pastoral y la Liturgia según el rito de San Pío V (Misa Tridentina), aunque tiene la anuencia de la Iglesia Universal, no ayuda a fomentar y consolidar la unidad y comunión, tan importantes para esta Diócesis....” (el negrito es mío).
De manera pues que la Misa Tridentina “no es conveniente ni oportuna”, “ni ayuda a fomentar y consolidar la unidad y comunión” tan importantes para este cardenal y este obispo que así responden; pero, eso sí, no dejan de fomentar esta unión y comunión con el desfile frecuente de prelados a las sinagogas para celebrar los ritos que fueron la prefigura del Rito Católico. La Misa a la que asistieron los santos de toda la Iglesia, aunque “tiene la anuencia de la Iglesia Universal”, no es conveniente; pero sí los ritos paganos que con frecuencia se ven en nuestros templos católicos, como recientemente sucedió en la Capillita de las apariciones de la Virgen de Fátima, cosa que siendo tan frecuente en otras partes ha dejado de ser noticia. Pero ¿de qué comunión y de qué unidad están hablando?... ¿A qué criterios obedecen las directivas pastorales de ciertos obispos?... Lo que se constata es que, dichos criterios, no coinciden con la Tradición católica ni con lo manifestado públicamente por la Autoridad de la Iglesia.

.
Pero la Providencia se continúa manifestando por el reconocimiento del Derecho imprescriptible del Rito milenario:
.
8 de Septiembre 2006: El Papa Benedicto XVI otorga un grande y hermoso regalo a Nuestra Señora en el día de su cumpleaños. Ha sido erigido canónicamente el Instituto del Buen Pastor (IBP), como Sociedad de vida apostólica de Derecho Pontificio, reuniendo sacerdotes, con la triple Misión de promover una crítica constructiva al Concilio, que permita finalmente al Papa dar una interpretación auténtica a sus documentos, de erigir parroquias personales para celebrar el rito Gregoriano, como rito propio y exclusivo conservando todos los libros litúrgicos vigentes en la Iglesia el año 1962.
.
Presentamos lo que es realmente la índole del Instituto del Buen Pastor
.
El IBP, como Obra de Iglesia, nace providencialmente obedeciendo a una necesidad espiritual de la cristiandad actual. Ya se puede entrever, en su corta existencia canónica, el modo de actuación de la Providencia en el corazón de la Historia de la Iglesia; con una gracia específica (con su carisma propio como hoy se diría) Dios ha suscitado un medio visible, entre otros, de transmisión, continuidad y permanencia de lo inmutable; el IBP hace hoy de puente entre el pasado y el futuro para que las próximas generaciones, beneficiándose de lo permanente del pasado, puedan acrecentar con su aporte la Gloria de Dios y la salvación de las almas. El Rito Gregoriano (o Tridentino) no es más una tolerancia o una permisión dada por indulto; es un derecho reconocido como “derecho propio y exclusivo”
.
Todo esto no puede dejar de sugerirme una reflexión sobre algunos sueños de Don Bosco, las apariciones de Fátima y particularmente la publicación de la visión del tercer secreto dada por los Card. Sodano y Ratzinger.
..
AMDG +