Archivos del blog

sábado, 17 de noviembre de 2007

+ Catholicum Russicum +

.

Aquellos que me conocen, saben de mi gran interés por Rusia y su reincorporación plena a la vida de la Santa Iglesia. Este país tiene un misterioso destino, porque tras ser la capital del anticristianismo, ha retomado su identidad esencial: el Imperio Católico Bizantino (la primer Cristiandad). Justamente esa búsqueda profunda de misión e identidad nacional, los ha llevado a ser el núcleo de importantes debates sobre el futuro de la Iglesia.
.
Era habitual en Oriente (luego del Emperador San Constantino Magno), que la Iglesia delegara todas las labores de tipo administrativo en la estructura imperial, y a su vez, que el Imperio delegara todo lo relativo al culto en sus manos. Por lo que la relación Iglesia-Estado era profundísima, uno era imposible de distinguir del otro. Luego de numerosos cambios en el mundo, esta estructura queda herida de muerte. El águila bicéfala (tres veces coronada, con las Coronas de Oriente, Occidente y la Jerusalem Celeste - la que no tiene cabeza visible -) perdió la unidad de sus dos componentes visibles, y desde entonces la Iglesia ha ejercido su facultad supletoria para con la Cabeza Oriental. De hecho, también son tres las Coronas del Papa, porque en Él se hallan las tres Potestades.
.
.
Así, por motivos eminentemente humanos, Oriente se aisló en numerosos "Patriarcados" (iglesias locales, regidas por un sínodo de obispos), que gradualmente se fragmentaron en muchos otros. La carencia de un "protos" (o superior) al Sinodo ("concilio" de Obispos locales) terminó en una situación de disolución de la unidad visible y sumisión total al estado. A esto debe sumarse la conquista islámica (favorecida por la inexistente actividad misionera de la iglesia bizantina), que terminó por hacer del Cristianismo una minoría en las tierras que lo vieron nacer. Esto se intentó subsanar con el Concilio de Florencia, pero los monarcas orientales no admitieron la libertad de la Iglesia con respecto a sus decisiones (sobre todo en paises donde el gobierno era cruel y tiránico).
.
Pero en estos últimos años, sobre todo desde el Tzar (Cesar) Nicolás II (en Oriente: San Nicolás el Grande), y un poco antes durante algunos Imperios previos, la Iglesia retomó su contacto con los Cristianos Rusos. Estos eran en su mayoría Polacos y Ucranianos, ó los Antiguos Creyentes (varios millones de fieles ortodoxos rusos que rechazaron las reformas impuestas unilateralmente por el Emperador a la iglesia rusa), y si bien al principio fue dificil, con el tiempo se fundaron Diócesis, Obispados, Arzobispados y Patriarcados. Tanto es así, que se habló de un Tzar que era Jesuíta en privado. Justamente la Revolución de Octubre vino a poner un freno sangriento a este proceso de aproximación, que ya había encontrado un hito en la separación del Imperio y el Patriarcado.
.
.
Luego vienen los duros tiempos del Imperio Soviético, que demolió por dentro y por fuera el Espíritu del pueblo ruso y el de las desgraciadas repúblicas satélite. Sin embargo, en esa terrible tribulación surgieron legiones de mártires, y ocurrieron gestas gloriosas como las de el Patriarca Jozif Slypij, Católico de Ucrania, al que le fue ofrecido ser Patriarca de todas las Rusias, con solo apostatar de su fe... lo que núnca aceptó. El precio fue terrible, pero ya la Iglesia Católica había ganado una ciudadanía firme en el mundo eslavo-oriental.
.
Recientemente, a pesar de la aún presente hostilidad de ciertos sectores de la sociedad rusa, la Iglesia ha encontrado en aquellas tierras un gran crecimiento. El Siervo de Dios Juan Pablo II restituyó algunas diócesis a la Iglesia Católica, y estableció un Arzobispo en Moscú. Si bien esto no simplificó las cosas, y en muchos casos hizo más dificil el discernimiento entre ecumenismo y misión... surgen todos los días frutos admirables del Catolicismo local. Por ejemplo, el blog http://www.benediktusxvi.ru/, de una doctrina impecable, ó el de Marco Binetti http://www.binetti.ru/ que ofrece muchísima Patrística Occidental en su sitio.
.
En futuros posts, espero entrar en mayor detalle. Abajo les dejo un ejemplo del material que es habitual entre los Católicos Rusos:
.
Textus Latini
.
Annuntiatio Nativitatis Domini
Collecta diei. Servitium liturgicum.
Constitutio Apostolica "Veterum sapientia" beati Ioannis p.p. XXIII de Latinitatis studio provehendo
Historia fratris Dulcini heresiarche
Hymni instaurandi Breviarii Romani
Joannis Scoti Erigenae versio operum S. Dionysii Areopagitae
Jubilus (ascriptus S. Bernardo)
Missale Romanum (ex decreto Ss. Concilii Tridentini restitutum)
Missale Romanum (ex decreto Ss. Concilii Vaticani II instauratum, editio typica tertia)
Nonnulla carmina ex lingua Russica versa
Omni die dic Mariae
S. Bernardi Claraevallensis opera omnia
SANCTI Calendarii Romani
.
AMDG +
.
Ramón López
Juventutem de Argentina