Archivos del blog

sábado, 30 de agosto de 2008

+ Dilexísti justítiam, et odíasti iniquitátem +

*


*

Con ocasión del primer aniversario de la entrada en vigor del Motu Proprio Summorum Pontificum, se realizará en Roma una importante iniciativa organizada por el Movimiento Giovani e Tradizione y patrocinada por la Pontificia Comisión Ecclesia Dei. Se trata del Congreso que se celebrará del 16 al 18 de septiembre con el tema: “El Motu Proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI, una riqueza espiritual para toda la Iglesia: un año después”. El programa de este importante evento, que contará con la presencia de autorizados oradores, puede verse aquí.
*
Mientras esperamos su comienzo, ofrecemos la traducción de dos interesantes entrevistas que el periodista Bruno Volpe ha realizado para Pontifex: la primera, al Padre Vincenzo Nuara, sacerdote dominico que trabaja como Asistente espiritual del Movimiento Giovani e Tradizione; la segunda, al Padre Manfred Hauke, prefecto de estudios del Seminario de Lugano (Suiza) y director de la revista Ephemerides Liturgicae, quien en el curso del Congreso dedicará su relación al tema: “La Santa Misa, Sacrificio de la Nueva Alianza”.
*
* * *

Padre Nuara, ¿qué representa y ha representado el Motu Proprio del Papa?
En primer lugar, quiero expresar al Papa toda nuestra gratitud, afecto filial y cercanía. Creo que el Motu Proprio es un documento de importancia histórica para la Iglesia universal. Debe ser leído en comunión y no como ruptura. El Pontífice ha querido dar una mano a nuestros hermanos y, con el tiempo, veremos los frutos.
*
Con frecuencia, usted ha denunciado los abusos litúrgicos que han surgido después del Vaticano II debido a una idea de creatividad mal entendida…
Así es. La Santa Misa es sacrificio, misterio y don. Por lo tanto, es teológicamente equivocado pretender comprender la totalidad de aquello que, por naturaleza, es un acto de fe. Por lo tanto, quiero decir a mis hermanos sacerdotes: la Misa y la Liturgia no pertenecen a ninguno, son sólo propiedad de la Tradición de la Iglesia.
*
¿Entonces?
Los sacerdotes deben dejar de actuar como los protagonistas, de considerarse el centro de la celebración Eucarística. En resumen: basta con las Misas-espectáculo; basta de predicadores encendidos. Por otro lado, dando excesivo énfasis a las homilías, se corre el riesgo de disminuir la parte de la Cena Eucarística.
*
¿Cómo debe ser administrada la Comunión?
Según la sana tradición de la Iglesia. De rodillas, por respeto y reverencia. Además, el Papa lo está demostrando ampliamente. Actualmente vemos toda clase de abusos, la Comunión en la mano tiene mucho de protestante. Vemos a gente que se acerca al Sagrado Banquete como si estuviera en la discoteca, con una actitud displicente, sin entender qué va a recibir…
* *
Aplausos en la iglesia…
¿Es broma? La iglesia es templo de oración. Basta de buscar el consenso barato. Los sacerdotes deben dar buen ejemplo. ¿Qué representa el aplauso fácil e inútil? Nada, una exageración al límite del mal gusto, una banalidad pueril, un infantilismo litúrgico.
*
Háblenos de la música litúrgica…
No hay alternativa: el gregoriano o la polifonía clásica. Deben dejarse de lado ciertas canciones populares demasiado empalagosas, e incluso desagradables, y también instrumentos como la guitarra eléctrica o la batería.
*
¿Cómo deben vestirse los sacerdotes?
Con la vestidura talar. Sin embargo, el tema nos lleva a hablar de la neo-protestantización de la teología que ha causado efectos negativos sobre las vestiduras de los sacerdotes, sobre la calidad de la Misa y sobre la Liturgia. Es necesario redescubrir el sano valor de nuestra Tradición católica, sin compromisos con nada ni con nadie.
*
¿Qué espera del Congreso que nos parece importantísimo?
Espero que se afronten las cuestiones fundamentales de la reforma de la reforma litúrgica, en espíritu y en verdad.
*

* * *

*

Padre Hauke, ¿qué aprecia en particular del Misal de San Pío V?
En principio, y no es por pedantería de estudioso, lo definiría Misal de Gregorio Magno… San Pío V, un gran Papa, ha reordenado aquello que ya pertenecía a la Tradición de la Iglesia. Por lo tanto, no me parece justo definir con un nombre un Misal que pertenece a la Iglesia. Dicho esto, afirmo “de San Gregorio Magno” porque el canon fundamental fue aprobado precisamente por aquel gran Papa.
*
Hablemos, entonces, del Misal antiguo…
Bellísimo. Garantiza solemnidad, sobriedad, elegancia… cosas que, al menos en parte, el nuevo Misal no permite. Obviamente no censuro el Misal conciliar sino que hago valoraciones de estudioso. Tomemos el acto penitencial…
*
¿Qué puede decirnos?
En el Rito antiguo realmente existe la voluntad de pedir perdón, se ve la necesidad de suplicar misericordia. El acto penitencial del Novus Ordo me parece demasiado apresurado.
*
Vayamos al Canon de la Misa…
Creo que muchos sacerdotes modernos no recitan el Canon Romano tal vez porque es largo. Sin embargo me parece el mejor, con su letanía de santos. Mi modesta opinión es que sería necesario recitarlo. En el Rito antiguo, al susurrarlo en voz baja, el celebrante lo dice más rápidamente.
* *
¿Qué es la Liturgia?
Belleza, sobriedad, gloria de Dios. Nunca espectáculo. El sacerdote jamás debe ser el protagonista, el centro de la atención: en pocas palabras, el celebrante, no el presidente (¿presidente de qué?), actúa en la persona de Cristo, entre los fieles y Dios.
*
¿Comunión de rodillas o de pie?
De rodillas me parece la posición más adecuada. Indica respeto, sumisión, docilidad, cercanía al Santísimo. Por otro lado, el Papa actualmente está administrando así la Comunión a aquellos que comulgan con él. No se trata de algo casual.
*
Aplausos en la Iglesia…
Una cosa fuera de lugar y que es necesario evitar. La Iglesia debe ser lugar de oración y meditación, nunca de espectáculo. Los aplausos deben evitarse: no estamos en el circo, mucho menos en el estadio.
*
Música litúrgica: ¿qué dice de la guitarra eléctrica y la batería?
Absolutamente no. El órgano es el príncipe de la música sagrada. También la flauta va bien, pero no precisamente la batería y la guitarra eléctrica porque quitan sacralidad a la Liturgia.
*
Un pensamiento para el Papa Benedicto XVI…
¡Gracias! El Motu Proprio ha sido un acto de libertad y de justicia. Y quiero lanzar una propuesta: ¿por qué no recitar, en la Misa actual, el Canon y la plegaria Eucarística en latín?

*

* * *
Texto original: Pontifex
Muchas gracias nuevamente a Francisco y a todos los que trabajan compartiendo material tan exelente sobre liturgia a travéz de la página la: La buhardilla de Jerónimo , me parece uno de los mejores blogs católicos.

* * *
+ Clara de Asís +
.
.
Pax et Bonum