Archivos del blog

viernes, 9 de octubre de 2009

+ Pio XII: el Pastor Angélico +



El 9 de octubre de 1958, en el Palacio de Castel Gandolfo, moría piadosamente S.S. Pio XII, el Pastor Angélico. Reconocido mundialmente por sus dotes intelectuales, fue uno de los Pontífices más cercanos a los fieles.

Sin embargo, poco se ha difundido su ejemplo de santidad. Hoy a 51 años de su fallecimiento, los católicos intentan redescubrir este aspecto de su vida.

Acompañamos a toda la Iglesia, recordando su legado doctrinal, pastoral y espiritual. Desde la proclamación del Dogma de la Asunción de Nuestra Señora hasta el auxilio prestado a las víctimas de los regímenes totalitarios. Pio XII, no fue solo un hombre de palabras inteligentes: aún hoy los romanos recuerdan aquel Papa, con su sotana blanca manchada de sangre, de rodillas sobre los escombros, dando consuelo a las víctimas de los bombardeos.

Pio XII vivía una constante intimidad con Dios. El mismo fue testigo del "milagro del sol", ocurrido en Fátima años antes, mientras daba un paseo por los Jardines Vaticanos. Poco tiempo antes de morir, pudo contemplar a Nuestro Señor en una aparición; las palabras que el Papa le dirige a Cristo en esa ocación, son el reflejo de su entrega total a él: ¡Llévame contigo!

Nos unimos pues en el reconocimiento al Santo Padre Pio XII, reproduciendo a continuación la Oración para pedir su pronta Beatificación.



Oración a Pío XII (Para la devoción privada)

Oh Jesús, Pontífice eterno, que os dignasteis elevar a vuestro servidor fiel, Pío XII, a la suprema dignidad de Vicario vuestro en la tierra, y le concedisteis la gracia de ser un intrépido defensor de la fe, un valeroso propulsor de la justicia y de la paz, un celoso glorificador de vuestra Santísima Madre y un ejemplo luminoso de caridad y de todas las virtudes, dígnate, en virtud de sus méritos, concedernos las gracias que te pedimos, a fin de que confiados en su eficaz intercesión ante Vos, podamos verlo un día elevado a la gloria de los altares. Amén


Nichán Eduardo Guiridlian Guarino