Archivos del blog

jueves, 27 de octubre de 2011

Cita del Papa Pío IX: a propósito del falso ecumenismo.

 

 

Y aquí, queridos Hijos y Venerables Hermanos, es menester recordar y reprender nuevamente el gravísimo error en que míseramente se hallan algunos católicos, al opinar que hombres que viven en el error y ajenos a la verdadera fe y a la unidad católica pueden llegar a la eterna salvación. Lo que ciertamente se opone en sumo grado a la doctrina católica. Notoria cosa es a Nos y a vosotros que aquellos que sufren de ignorancia invencible acerca de nuestra santísima Religión, que cuidadosamente guardan la ley natural y sus preceptos, esculpidos por Dios en los corazones de todos y están dispuestos a obedecer a Dios y llevan vida honesta y recta, pueden conseguir la vida eterna, por la operación de la virtud de la luz divina y de la gracia; pues Dios, que manifiestamente ve, escudriña y sabe la mente, ánimo, pensamientos y costumbres de todos, no consiente en modo alguno, según su suma bondad y clemencia, que nadie sea castigado con eternos suplicios, si no es reo de culpa voluntaria. Pero bien conocido es también el dogma católico, a saber, que nadie puede salvarse fuera de la Iglesia Católica, y que los contumaces contra la autoridad y definiciones de la misma Iglesia, y los pertinazmente divididos de la unidad de la misma Iglesia y del Romano Pontífice, sucesor de Pedro, “a quien fue encomendada por el Salvador la guarda de la viña”, no pueden alcanzar la eterna salvación.

Pío IX, Carta Encíclica “Quanto confiamur moerore”, 10 de agosto de 1863.

Un Cardenal que no dice la verdad

Mons. Roger Etchegaray:  “Consiste en que cada uno de nosotros acepte que Dios ha querido que existan tantas religiones en el mundo”.

 

1) La mentira no se debe imponer sobre la verdad

Hay cosas que Dios quiere, y otras que permite. Que existan varias religiones no es algo que Dios ha querido, sino algo que ha permitido.

 

Catecismo de San Pío X

  • 31.- ¿Tiene Dios cuidado del mundo y de todas las cosas que ha creado? Si, señor; Dios tiene cuidado del mundo y de todas las cosas que ha creado, las conserva y gobierna con su infinita bondad y sabiduría, y nada sucede acá abajo sin que Dios lo quiera o permita.
  • 32.- ¿Por qué decís que nada sucede sin que Dios lo quiera o lo permita? - Digo que nada sucede sin que Dios lo quiera o lo permita porque hay cosas que Dios quiere y manda y otras que no las impide, como es el pecado.
  • 33.- ¿Por que Dios no impide el pecado? - Dios no impide el pecado porque aun del abuso, que el hombre hace de la libertad que El le dio, sabe sacar bien y hacer que brille más y más su misericordia o su justicia.

 

2) De la Encíclica Pascendi, San Pío X

1. Pero es preciso reconocer que en estos últimos tiempos ha crecido, en modo extraño, el número de los enemigos de la cruz de Cristo, los cuales, con artes enteramente nuevas y llenas de perfidia, se esfuerzan por aniquilar las energías vitales de la Iglesia, y hasta por destruir totalmente, si les fuera posible, el reino de Jesucristo. Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio. Lo que sobre todo exige de Nos que rompamos sin dilación el silencio es que hoy no es menester ya ir a buscar los fabricantes de errores entre los enemigos declarados: se ocultan, y ello es objeto de grandísimo dolor y angustia, en el seno y gremio mismo de la Iglesia, siendo enemigos tanto más perjudiciales cuanto lo son menos declarados.

Hablamos, venerables hermanos, de un gran número de católicos seglares y, lo que es aún más deplorable, hasta de sacerdotes, los cuales, so pretexto de amor a la Iglesia, faltos en absoluto de conocimientos serios en filosofía y teología, e impregnados, por lo contrario, hasta la médula de los huesos, con venenosos errores bebidos en los escritos de los adversarios del catolicismo, se presentan, con desprecio de toda modestia, como restauradores de la Iglesia, y en apretada falange asaltan con audacia todo cuanto hay de más sagrado en la obra de Jesucristo, sin respetar ni aun la propia persona del divino Redentor, que con sacrílega temeridad rebajan a la categoría de puro y simple hombre.

 

3) Profecía de Akita

“ El demonio se filtra hasta en el interior de la Iglesia. Se levantarán Cardenales contra Cardenales, Obispos contra Obispos,… Recen mucho el Rosario. Sólo Yo puedo salvarlos de la desgracia anunciada. El que me presta su plena confianza será salvado “.

-

 

No escribo esta nota por el arte de criticar, sino que lo hago con tristeza y exigido por la exhortación que el Papa San Pío X nos hace a todos los católicos en la Encíclica arriba mencionada. Cualquiera que posea un gramo de sentido común entenderá que Dios NUNCA PUEDE QUERER EL ERROR. Una religión falsa es un error, permitido por Dios, pero no querido. Dios ha querido que la Iglesia sea Una, Santa, Católica y Apostólica.

MAGISTERIO PAPAL: ES UNA PERVERSA DOCTRINA DECIR QUE EN CUALQUIER RELIGIÓN PUEDE CONSEGUIRSE LA VIDA ETERNA

¡QUE NADIE SE CONFUNDA! ÉSTA ES DOCTRINA INMUTABLE

“Otra causa que ha producido muchos de los males que afligen a la Iglesia es el indiferentismo, o sea, aquella perversa teoría extendida por doquier, merced a los engaños de los impíos, y que enseña que puede conseguirse la vida eterna en cualquier religión, con tal que haya rectitud y honradez en las costumbres. Fácilmente en materia tan clara como evidente, podéis extirpar de vuestra grey error tan execrable. Si dice el Apóstol que hay un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo, entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha…” (...) “Sólo los soberbios, o más bien los ignorantes, pretenden sujetar a criterio humano los misterios de la fe, que exceden a la capacidad humana, confiando solamente en la razón, que, por condición propia de la humana naturaleza, es débil y enfermiza”. (Encíclica Mirari Vos, Sobre los errores modernos, 15 de Agosto de 1832, S.S. Gregorio XVI).

JORDÁN BRUNO GENTA: ¡PRESENTE!

Por Emilio Nazar Kasbo

 

Un día 27 de octubre de 1974, un grupo de asesinos montó un operativo para asesinar en un crimen de lesa humanidad a un Profesor de Filosofía para muchos desconocido: Jordán Bruno Genta.

Y su prédica era desconocida para muchos, porque dirigió sus discursos a élites. Pero esas élites no eran precisamente las almas pertenecientes a deformadas oligarquías, ni a los que pretendían convencer a las grandes masas de algún emprendimiento politiquero demagógico, ni a grupúsculos que pretendieran copar un gobierno mediante un golpe de Estado para hacerse del poder y gobernar tiránicamente según sus más bajas pasiones. El mismo General Juan Carlos Onganía fue objeto de sus críticas.

Por el contrario, las élites a quienes se dirigió tampoco eran de una determinada condición social o cultural, sino a todas las personas que quisieran oírlo para conducir su alma a la santidad, y por esa vía lograr el cambio que toda Nación Católica merece: la conversión colectiva a Jesucristo reconocido como Rey de las Naciones.

Entre quienes prestaron atención a su prédica, se encontraban muchos jóvenes de su tiempo, trabajadores, profesionales, empresarios, así como miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

Fue un hombre que sintió dolor por la Patria en las condiciones que en aquél entonces tocaba vivir. ¡Ni hablar si hubiese vivido en estos tiempos! ¡Cómo habría llamado y convocado a una reacción personal, familiar, social, e institucional organizada y jerárquica para poner orden del modo en que un santo católico puede proponerlo!

Han pasado 37 años de su asesinato, un crimen de lesa humanidad que ha quedado impune judicialmente. Los cobardes autores de la masacre jamás dieron en público su rostro personal ni su nombre (ni siquiera el de guerra), como corresponde a todo cobarde.

¿Fue Jordán Bruno Genta un "antiperonista"? A decir verdad, fue un hombre que esperaba la conversión de los gobernantes, que esperaba que las buenas propuestas que pudieran haber difundido en campañas electorales fuesen cumplidas, y que seguramente rezaba por ello.

¿Cuál fue la acción de Genta? La formación de élites, como principalmente sucedió en la Fuerza Aérea, a la cual se imprimió la mística que luego sorprendió a los enemigos en Malvinas. Mas no fue su acción, sino como instrumento de la Gracia de Dios, fuente única de la Mística del soldado, del gobernante, del héroe, del patriota, del sabio y del ciudadano católico.

A quienes no lo han conocido ni directamente ni por referencias, podrán conseguir en alguna parte audios o libros de su autoría, para ilustrarse de esta persona de virtudes cardinales y sobrenaturales llevadas en grado heroico hasta el último instante de su vida.

En este 27 de octubre, a 37 años de su muerte, sólo un puñado de personas sabrá rendier el homenaje que le es debido.

Genta enseñó que las Naciones, como las personas, deben darse un trato de Señores, bajo el imperio del respeto mutuo. Es la gran diferencia entre el noble y el villano, porque las virtudes no se heredan, y son éstas las fuentes de la verdadera nobleza.

Si no ha conocido a Jordán Bruno Genta, lea los libros y artículos originales que él escribió, y no los comentarios de terceros que han buscado su difamación antes y después de su muerte. Busque directo en las fuentes, y no en Internet, que es la avanzada de la cultura de la imágen que emboba la mente y atrofia el intelecto, por causar daño a la capacidad de abstracción del alma humana.

A 37 años de su asesinato, sólo un puñado de argentinos sabrá rendirle homenaje. Y Usted está invitado a ser uno de ellos.

 

Publicado por Diario Pregón de La Plata

Multan a sacerdote por tocar campana de su parroquia

BUENOS AIRES, 27 Oct. 11 / 03:10 pm (ACI)

 

campanas!!!


La jueza de Faltas de la ciudad de Santa Rosa (Argentina), Alicia Corral, impuso una multa a la parroquia Nuestra Señora de Fátima, dirigida por un sacerdote polaco llamado Alejandro, por tocar la campana y generar "ruidos molestos".

Según la jueza, el sonido de la campana, tocada tres veces al día durante ocho minutos, fue cuestionado por un grupo de vecinos. Dijo que si el sacerdote insiste en su actividad diaria, la campana será decomisada.

En diálogo con la prensa local, el sacerdote dijo que esta sanción se debe a "la maldad, a la ignorancia y a la lucha contra laIglesia" de un "grupo de funcionarios" municipales.

Dijo que ya tiene más de mil firmas de vecinos "para que dejen en paz a la Iglesia. Y si es necesario, podemos tener 30 mil o 40 mil firmas. Ellos tienen 10 firmas".

El caso pasó al Juzgado Provincial de Faltas, luego de una apelación de las autoridades de la Iglesia local.