Archivos del blog

jueves, 10 de noviembre de 2011

Oración de Benedicto XVI por la vida naciente




Siendo que en nuestra amada Patria hay muchos enemigos de la vida que están buscando por todos los medios aprobar la nefasta y abominable ley del aborto, publico esta hermosa oración de S.S. Benedicto XVI pidiendo por la vida naciente. La oración fue pronunciada por Su Santidad el 27 de noviembre del año pasado, durante la Vigilia de Oración por la Vida Naciente.


ORACIÓN DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
Basílica Vaticana
Sábado 27 de noviembre de 2010


Señor Jesús,
que con fidelidad visitas y colmas con tu Presencia
la Iglesia y la historia de los hombres;
que en el admirable Sacramento
de tu Cuerpo y tu Sangre
nos haces partícipes de la vida divina
y nos concedes saborear anticipadamente
la alegría de la vida eterna;
te adoramos y te bendecimos.

Postrados delante de ti, fuente y amante de la vida,
realmente presente y vivo en medio de nosotros,
te suplicamos:

Aviva en nosotros el respeto
por toda vida humana naciente,
haz que veamos en el fruto del seno materno
la admirable obra del Creador;
abre nuestro corazón a la generosa acogida
de cada niño que se asoma a la vida.

Bendice a las familias,
santifica la unión de los esposos,
haz que su amor sea fecundo.

Acompaña con la luz de tu Espíritu
las decisiones de las asambleas legislativas,
a fin de que los pueblos y las naciones
reconozcan y respeten
el carácter sagrado de la vida,
de toda vida humana.

Guía la labor de los científicos y de los médicos,
para que el progreso contribuya
al bien integral de la persona
y nadie sufra supresión e injusticia.

Concede caridad creativa a los administradores
y a los economistas,
para que sepan intuir y promover
condiciones suficientes
a fin de que las familias jóvenes puedan abrirse
serenamente al nacimiento de nuevos hijos.

Consuela a las parejas de esposos que sufren
a causa de la imposibilidad de tener hijos,
y en tu bondad provee.

Educa a todos a hacerse cargo 
de los niños huérfanos o abandonados,
para que experimenten el calor de tu caridad,
el consuelo de tu Corazón divino.

Con María tu Madre, la gran creyente,
en cuyo seno asumiste nuestra naturaleza humana,
esperamos de ti,
nuestro único verdadero Bien y Salvador,
la fuerza de amar y servir a la vida,
a la espera de vivir siempre en ti,
en la comunión de la santísima Trinidad.

Amén

El Cordero Místico de Hubert y Jan van Eyck

 

 

el-panel-del-cordero

 

 

 

La imagen del Cordero místico pertenece a la sección interior-inferior del Tríptico de Gante, una obra paradigmática de los inicios del Renacimiento Septentrional, que se encuentra en la Catedral de San Bavon en Gante (Bélgica). Este retablo fue comenzado por Hubert van Eyck y completado a su muerte por su hermano Jan en 1426. Hasta la fecha los especialistas no han sido capaces de distinguir qué partes fueron realizadas por cada autor.

Jan van Eyck (1390-1441) es un pintor flamenco que trabajó fundamentalmente en Brujas. Junto con Robert Campin en Tournai, fue fundador del Ars nova, estilo pictórico del gótico tardío en el siglo XV, que anuncia el renacimiento en el norte de Europa. Este periodo del arte flamenco se caracteriza por el naturalismo de vívidos colores al óleo, la meticulosidad de los detalles, la precisión de las texturas y la búsqueda de nuevos sistemas de representación del espacio tridimensional
La asombrosa habilidad técnica de Van Eyck y la precisión en los detalles, reproducidos cuidadosamente, fueron muy admiradas por sus contemporáneos.

A finales del s. XV, ya se cobraba una entrada para visitar el Tríptico de Gante. Entre los pintores que visitaron la obra y sobre los que ejerció influencia se encuentra Albrecht Dürer (Durero) en 1521

En el tríptico de Gante, el asombroso realismo con el que los pintores han descrito las figuras humanas, plantas, y animales se une a una perspectiva tan convincente, que crea un sentido de continuidad entre el espacio pictórico y el mundo real.

El complejo programa teológico está basado en la liturgia de todos la Fiesta de Todos los Santos, que incluye lecturas del libro del Apocalipsis. Sin embargo, no hay un único texto que “explique” todo el cuatro. Más bien, la obra es una síntesis visual de todo el misterio de la redención, comenzando por la encarnación de Cristo (la anunciación está representada en uno de los paneles exteriores).

La sección del Cordero Místico muestra un paisaje paradisíaco, lleno de verdor, sobre el cual multitud de personajes se congregan para adorar al cordero místico de Dios, una representación simbólica de Cristo. El cordero, cuya sangre fluye hacia un cáliz, simboliza el sacrificio de Cristo en la cruz, actualizado por la eucaristía. Subrayando el concepto de la Misa como eterna fuente de gracia está la corriente de agua cristalina que brota de la Fuente de la Vida, que con asombroso realismo es canalizado hacia el mismo altar.

 

Para ver más imágenes de este tríptico:

http://www.kfki.hu/~arthp/html/e/eyck_van/jan/09ghent/

MONS. MARINO PRESENTA HOY EL LIBRO "VARÓN Y MUJER LOS CREÓ"

 

"Varón y mujer los creó. En torno al bien inalterable del matrimonio y la familia"es el título que lleva la presentación del libro del Obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino, que se presentará este jueves 10 de noviembre, a partir de las 19 hs, en el Pasaje Dardo Rocha de La Plata, calle 50 entre 6 y 7, y corresponde a una nueva jornada de la XIII Exposición del Libro Católico.

A Monseñor Antonio Marino lo acompañaran en el panel el Dr. Jorge Nicolás Lafferriere, la Lic. María Inés Franck, el Padre Lic. Rubén Revello y el Dr. Daniel Menazzi.

La
publicación convoca diversas voces con la finalidad de esclarecer el
complejo mundo de la homosexualidad, y las implicancias antropológicas,
jurídicas, psicológicas y sociales del llamado "matrimonio homosexual" o
"matrimonio gay", y últimamente "matrimonio igualitario", con
particular referencia a la ley aprobada en 2010 en la Argentina, por la
cual se legalizan como matrimonio las uniones de personas del mismo
sexo.

La amistad

 

 

 

1. La amistad verdadera

 

El amigo verdadero no puede tener, para su amigo, dos caras:la amistad, si ha de ser leal y sincera, exige renuncias, rectitud,intercambio de favores, de servicios nobles y lícitos. El amigo es fuerte y sincero en la medida en que, de acuerdo con la prudencia sobrenatural, piensa generosamente en los demás, con personal sacrificio. Del amigo se espera la correspondencia al clima de confianza, que se establece con la verdadera amistad; se espera el reconocimiento de lo que somos y, cuando sea necesaria, también la defensa clara y sin paliativos (S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ, en Gran Enciclopedia Rialp, vol. 2, p. 101).

 

No todo amor tiene razón de amistad, sino el amor que entraña benevolencia, es decir, cuando de tal manera amamos a alguien que queremos para él el bien [...]. Es preciso también que el amor seamutuo, pues el amigo es amigo para el amigo. Esta correspondida benevolencia se funda en alguna comunicación (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 2-2, q. 23, a. 1).

 

Esta es la verdadera, la perfecta, la estable y constante amistad: la que no se deja corromper por la envidia; la que no se enfría por las sospechas; la que no se disuelve por la ambición; laque, puesta a prueba de esta manera, no cede; la que, a pesar de tantos golpes, no cae; la que, batida por tantas injurias, se muestra inflexible (BEATO ELREDO, Trat. sobre la amistad espiritual , 3).

 

Nadie puede ser conocido sino en función de la amistad que sele tiene (SAN AGUSTÍN, Sermón 83).

 

Hay más amistad en amar que en ser amado (SANTO TOMÁS, Suma Teológica

2-2, q. 27, a. 1).

 

La amistad que puede acabar, nunca fue verdadera amistad(SAN AMBROSIO,

Trat. sobre los oficios de los ministros).

 

Quien es verdaderamente amigo, alguna vez corrige, nunca adula (SAN BERNARDO,

Epístola 34).

 

Es propio del amigo hacer bien a los amigos, principalmente a aquellos que se encuentran más necesitados (SANTO TOMÁS, Ética a Nicómaco, 9, 13)

 

 

2. La amistad se fortalece con la caridad

 

No hay amistad verdadera sino entre aquellos que Tú aún asentre sí por medio de la caridad (SAN AGUSTÍN, Confesiones , 4).

 

Si una desatención, un perjuicio en los intereses, la vana gloria,la envidia, o cualquier otra cosa semejante, bastan para deshacer la amistad, es que esa amistad no dio con la raíz sobrenatural (SANJUAN CRISÓSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 60).

 

Cuando encuentro a un hombre inflamado por la caridad cristiana y que por medio de ella se ha hecho mi amigo fiel, los planes y pensamientos que le confío, no los confío sólo a un hombre,sino a Aquel en quien él vive para ser así. Dios es amor, y quien permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él (SANAGUSTIN, Carta 73).

 

Esta paz no se logra ni con los lazos de la más intima amistad ni con una profunda semejanza de carácter, si todo ello no está fundamentado en una total comunión de nuestra voluntad con la voluntad de Dios. Una amistad fundada en deseos pecaminosos, en pactos que arrancan de la injusticia y en el acuerdo que parte de los vicios nada tiene que ver con el logro de esta paz (SAN LEÓNMAGNO, Sermón 95, sobre las bienaventuranzas).

 

 

3. Amistad con Jesucristo

 

Buscas la compañía de amigos que con su conversación y su afecto, con su trato, te hacen más llevadero el destierro de este mundo..., aunque los amigos a veces traicionan. -No me parece mal.Pero... ¿cómo no frecuentas cada día con mayor intensidad la compañía, la conversación con el Gran Amigo, que nunca traiciona?(S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ, Camino, n. 88).

 

¿Qué más queremos que tener un tan buen Amigo al lado, que no nos dejará en los trabajos y tribulaciones, como hacen los del mundo? (SANTA TERESA, Vida, 22, 6-7, 12, 14).

 

La amistad divina es causa de inmortalidad para todos los que entran en ella (SAN IRENEO, Trat. contra las herejías, 4).

 

¡Qué grande es la misericordia de nuestro Creador! No somos ni siervos dignos y nos llama amigos. ¡Qué grande es la dignidad del hombre al ser amigo de Dios! (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 27 sobre los Evang.).

 

Cristo, Cristo resucitado, es el compañero, el Amigo. Un compañero que se deja ver sólo entre sombras, pero cuya realidad llena toda nuestra vida, y que nos hace desear su compañía definitiva(S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ, Es Cristo que pasa, 116).

 

 

4. Apostolado a través de la amistad

 

La amistad crea una armonía de sentimientos y de gustos que prescinde del amor de los sentidos, pero, en cambio, desarrolla hasta grados muy elevados, e incluso hasta el heroísmo, la dedicación del amigo al amigo.Creemos que los encuentros, incluso casuales y provisionales de las vacaciones, dan ocasión a almas nobles y virtuosas para gozar de esta relación humana y cristiana que se llama amistad. Lo cual supone y desarrolla la generosidad, el desinterés, la simpatía, la solidaridad y, especialmente, la posibilidad de mutuos sacrificios.Será fácil, pura, fuerte la amistad, si está sostenida y alimentada por aquella peculiar y sublime comunión de amor, que un alma cristiana debe tener con Cristo Jesús (PABLO VI, Aloc.26-7-78).Conviene que Dios haga la voluntad del hombre respecto a la salvación de otro en proporción a su amistad (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 1-2, q. 114, a. 6).Si os dirigís a Dios, procurad no ir solos (SAN GREGORIOMAGNO,Hom. 4 sobre los Evang.).

 

Cuando uno tiene amistad con alguien, quiere el bien para quien ama como lo quiere para sí mismo, y de ahí ese sentir al amigo como otro yo (SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 12, q. 28, a. 1, c).

 

Vi la gran merced que hace Dios a quien pone en compañía delos buenos (SANTA TERESA, Vida, 2, 4).Vive tu vida ordinaria; trabaja donde estás, procurando cumplirlos deberes de tu estado, acabar bien la labor de tu profesión o de tuoficio, creciéndote, mejorando cada jornada. Sé leal, comprensivo con los demás y exigente contigo mismo. Sé mortificado y alegre. Ese será tu apostolado. Y, sin que tú encuentres motivos, por tu pobre miseria, los que te rodean vendrán a ti, y con una conversación natural, sencilla -a la salida del trabajo, en una reunión de familia, enel autobús, en un paseo, en cualquier parte- charlaréis de inquietudes que están en el alma de todos, aunque a veces algunos no quieran darse cuenta; las irán entendiendo más, cuando comiencen a buscar de verdad a Dios (S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ,

Amigos de Dios

, 273).Así como muchas veces basta una sola mala conversación para perder a una persona, no es raro tampoco que una conversación buena la convierta o le haga evitar el pecado. ¡Cuántas veces,después de haber conversado con alguien que nos habló del buen Dios, nos hemos sentido vivamente inclinados a Él y habremos

 

 

propuesto portarnos mejor en adelante!... Esto es lo que multiplicaba tanto el número de los santos en los primeros tiempos de la Iglesia;en sus conversaciones no se ocupaban de otra cosa que de Dios. Con ello los cristianos se animaban unos a otros, y conservaban constantemente el gusto y la inclinación hacia las cosas de Dios(SANTO CURA DE ARS, Sermón sobre el precepto 1.º del Decálogo).Esas palabras, deslizadas tan a tiempo en el oído del amigo que vacila; aquella conversación orientadora, que supiste provocar oportunamente; y el consejo profesional, que mejora su labor universitaria; y la discreta indiscreción, que te hace sugerirle insospechados horizontes de celo... Todo eso es "apostolado de la confidencia". (S. JOSEMARÍA ESCRIVÁ, Camino, n. 973).

 

 

5. La envidia corrompe la amistad

 

Así nos lo dice Salomón:

El hombre es envidiado por su propio compañero (Ecl 4, 4). Y así sucede en verdad. El escita no envidia al egipcio, sino cada uno al de su misma nación; y entre los habitantes de una misma nación no existe envidia entre los que no se conocen,sino entre los muy familiares; y entre éstos, a los primeros que se envidia es a los vecinos y a los que ejercen el mismo arte o profesión,o con quienes se está unido por algún parentesco; y aun entre estos últimos, a los de la misma edad, a los consanguíneos y a los hermanos. Y, en suma, así como la niebla es una epidemia propia del trigo, así también la envidia es la plaga de la amistad (SAN BASILIO, Hom. sobre la envidia).

 

Fuente: Artículos de Martin Ellingham

El Obispo de Ratisbona advierte que puede llegar el fin del ecumenismo con los protestantes

ACUSA A LOS PROTESTANTES ALEMANES DE INTENTAR DIVIDIR LA IGLESIA CATÓLICA

 

 

El Obispo de Ratisbona, Mons. Gerhard Ludwig Müller, acusó a los representantes de la iglesia protestante alemana de “dividir” a la Iglesia Católica. En una entrevista a PNP, el Obispo responsable del movimiento ecuménico en la Conferencia Episcopal Alemana atacó las “declaraciones controvertidas” durante la visita del Papa a Alemania y cuestionó el ecumenismo católico-protestante.

 

Müller fue particularmente crítico con el obispo protestante de Berlín, Markus Dröge, quien escribió que Benedicto XVI “no tiene ni idea del ecumenismo”. Tales declaraciones sólo deben “ser descartadas como totalmente sin fundamento”, dijo el obispo de Ratisbona, afirmando: “Si se continúa en esta línea, sería la muerte del ecumenismo”.

También en el sínodo de la Iglesia protestante de Alemania, durante el fin de semana, hubo críticas a la visita del Papa. El Obispo de Ratisbona desestimó las observaciones de que Benedicto XVI hizo comentarios de aprecio sobre el reformador Martin Lutero privadamente en Erfurt pero no en su sermón. “Eso también habría sido totalmente anti-luterano”, dijo Müller. “En un sermón interpretando Juan 17, el contenido debe ser sobre Cristo y la unidad de sus discípulos, pero no una valoración histórico-teológica de Martin Lutero”. En la conversación precedente, sin embargo, “el Papa eligió un propósito que es también fructuoso ecuménicamente: la centralidad radical de Dios para Lutero”.

Müller explicó que antes de la visita del Papa se realizó “un juego traicionero con grandes expectativas”: “No sólo de que el Papa debiera dar un dramático paso ecuménico sino de que debiera diluir en agua la doctrina católica”. Después de la visita del Papa hubo ya intentos “dispersos” por parte protestante de insertar una “bacteria” (literalmente, un hongo que al fin quiebra el tronco de un árbol) en la Iglesia Católica “con la cual poner al Papa y los obispos contra la supuesta mayoría de la población católica”. Para Müller, “ellos quieren llevar a una parte de los fieles católicos para su lado o, alternativamente, protestantizar a la Iglesia Católica”.

 

 

Fuente: Frates in unum

Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

La fascinante belleza de los ritos orientales

  

 

 

En una leyenda recogida en las crónicas que relatan los acontecimientos que se produjeron en Rusia hace mil años figura el sorprendente episodio de la "prueba de las religiones". El príncipe Vladimir había mantenido ya conversaciones con musulmanes, católicos y judíos jázaros. Había escuchado también la predicación de un "filósofo" griego, basada en la historia bíblica y complementada con un breve catecismo, a la que no fue al parecer insensible, puesto que declaró que los griegos hablaban "maravillosamente" y "con mucha sutileza" y que era un placer escucharlos. La predicación, sin embargo, no fue suficiente; ni la doctrina ni el catecismo podían resolver la cuestión, ya que si escuchar era importante, ver no lo era menos. Siguiendo el juicioso consejo de los nobles y los ancianos, Vladimir designó entonces a diez "hombres buenos e inteligentes" para que fueran a contemplar con sus propios ojos la realidad visible de cada religión, su manifestación exterior en su ambiente propio.

Los enviados cumplieron su misión. Los movimientos y gestos de los musulmanes les parecieron extraños. El ritual romano no les procuró una satisfacción estética. En Constantinopla, sin embargo, el patriarca les mostró la "belleza eclesiástica", de la que informaron al príncipe en estos términos: "no sabemos si estábamos en el cielo o en la tierra, pues no hay en la tierra espectáculo ni belleza semejantes, ni sabemos cómo describirlos; lo único que sabemos es que allí Dios mora entre los hombres y que el servicio divino es mejor que en cualquier otro país. No podemos olvidar esa belleza". La palabra "belleza" aparece una y otra vez, y la emoción producida por la belleza adquiere valor de argumento teológico decisivo: "allí Dios mora entre los hombres". Al fin puede el príncipe hacer su elección. Vladímir se decidió por el cristianismo, gracias a la fascinante belleza ritual de la Iglesia bizantina.

 

P.S.: Los interesados en participar de algún rito católico oriental pueden encontrar más información aquí (España) y aquí (Argentina). Animamos a nuestros lectores a que  aporten información y experiencia sobre los ritos orientales en sus respectivos lugares de residencia.

 

Fuente: ICtica.

Las apariciones de Fátima

Presentación realizada por el Padre Brian Moore