Archivos del blog

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Magnífica iglesia en Ottawa para la Liturgia tradicional

 
Ottawa 1

 

El Arzobispo de Ottawa, en Canadá, ha concedido esta magnífica iglesia, construída en 1873 y dedicada a Santa Ana, como templo para uso exclusivo de la Liturgia tradicional, y encomendado a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro. Tal como prevee el motu proprio Summorum Pontificum, con la figura jurídica de las parroquias personales para la Forma Extraordinaria.

Peregrinación tradicional a Tierra Santa

 

Algunas fotografías de una reciente peregrinación organizada por la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro a Tierra Santa. Donde se han celebrado diversas Misas con la Forma Extraordinaria del Rito Romano.

 

 

Santa Misa en el desierto del Sinaí

 

 

Vía Crucis en Jerusalén

 

 

Los peregrinos recibidos por Monseñor William Shomali, Obispo Auxiliar en
el Patriarcado Latino de Jerusalén

 

 

Misa de la Exaltación de la Santa Cruz
en la Iglesia del Santo Sepulcro

 

 

Fuente: http://accionliturgica.blogspot.com

Ha muerto Monseñor Maurice Gaidon

+ Requiem aternam dona ei Dòmine, et lux perpetua luceat ei +



Ha muerto Monseñor Maurice Gaidon, Obispo Emérito de Cahors (R.I.P), en Francia, que en sus memorias publicadas en el año 2009 habló con dolorosa sinceridad:

"He vivido mal la reforma litúrgica, impuesta en el plazo de un domingo y con un autoritarismo clerical insoportable.... Tengo la impresión de haber vivido estos años como una lenta deriva, impulsada por las modas y por los lenguajes establecidos en nuestro universo clerical, y de reencontrarme, a la hora de mi última etapa, en un doloroso desconcierto, invadido por el sentimiento de haber padecido pasivamente las tomas de posición y las decisiones de mis hermanos en el episcopado y de haber seguido con ellos la corriente de compromisos, en lugar de usar el lenguaje áspero y profético de los testigos y anunciadores de una Palabra que es una espada..."

Gracias a los motus proprios Ecclesia Dei Afflicta y Summorum Pontificum, de los Sumos Pontífices Juan Pablo II y Benedicto XVI, Monseñor Gaidon pudo reencontrarse, en los últimos años, con la Sagrada Liturgia en su Forma Extraordinaria, y colaboró con los institutos tradicionales.

Las exequias tendrán lugar el próximo lunes en la Catedral francesa de Cahors.

Salmo 110 (109), Audiencia del Papa Benedicto XVI


 El Papa Benedicto pide a los fieles el rezo de los Salmos, especialmente de la Liturgia de las Horas.





BENEDICTO XVI

AUDIENCIA GENERAL

Plaza de San Pedro

Miércoles 16 de noviembre de 2011


Salmo 110 (109)


Queridos hermanos y hermanas:

Dedicamos la última catequesis sobre la oración del Salterio al salmo 110, uno de los más famosos salmos sobre la realeza. La tradición de la Iglesia, siguiendo el uso y la interpretación que de él hizo el Nuevo Testamento, lo ha considerado siempre como uno de los textos mesiánicos más significativos. El rey que canta el Salmista es Cristo, el Mesías que instaura el Reino de Dios y vence a las potencias del mundo. Él es el verdadero rey que con su resurrección ha entrado en la gloria y está sentado a la derecha del Padre. Él es también el verdadero y definitivo sacerdote que lleva a su cumplimiento definitivo el sacerdocio de Melquisedec y que, en el misterio del pan y del vino, dona la remisión de los pecados y la reconciliación con Dios. Así, este salmo nos invita a mirar a Cristo, su misterio pascual, para comprender el sentido de la verdadera realeza, vivida en el servicio y en el don de sí. Rezando con este salmo pedimos al Señor que nos ayude a caminar siguiendo a Cristo, el Rey Mesías, dispuestos a subir con Él al monte de la cruz para llegar con Él a la gloria.
* * *

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los fieles de la Diócesis de San Cristóbal, Venezuela, acompañados por su Obispo, Monseñor Mario Moronta, a las religiosas Hijas de María Inmaculada, así como a los grupos provenientes de España, México, Chile, Colombia, El Salvador y otros países latinoamericanos. Invito a todos a enriquecer vuestra relación con Dios con el rezo piadoso de los salmos, especialmente en la liturgia de las horas. Muchas gracias por vuestra visita.

El Vaticano iniciará acciones legales contra Benetton por la polémica campaña que lanzó hoy

UNA CAMPAÑA LLENA DE ODIO

gal-423889

La campaña es contra el odio y muestra a líderes de todo el mundo a los besos. La Santa Sede dijo que es una “grave falta de respeto al Papa” y que recurrirán “a las autoridades competentes”.

La nueva campaña del grupo italiano Benetton, en la que un fotomontaje muestra a Benedicto XVI besando en la boca al imán de la universidad egipcia de Al Azhar, constituye "una grave falta de respeto al Papa", estimó este miércoles el Vaticano.
En un comunicado, el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, anunció que recurrirán a las "autoridades competentes para garantizar (...) el respeto de la figura del Santo Padre".
Benetton lanzó hoy la polémica campaña, y esta vez los protagonistas son líderes mundiales, a quienes se los ve a los besos en la boca en gigantografías instaladas esta mañana en las principales ciudades italianas.
Esta mañana Milán amaneció con el gran cartel en la puerta del Duomo (la catedral) en el que se ve al presidente de EE.UU., Barack Obama, y a su homólogo chino, Hu Jintao, dándose un beso en la boca.
En el Castel Sant'Angelo de Roma, a dos pasos de San Pedro en Vaticano, se colgó otro desplegable cuyos protagonistas son el Papa Benedicto XVI besándose con el Imán egipcio Ahmed el Tayyeb al mismo tiempo que le agarra del cuello.
También se ve a los besos a la alemana Angela Merkel y su par francés Nicolás Sarkozy, y al venezolano Hugo Chávez con el jefe de lo que él llama “el imperio”, Barack Obama.
La campaña de Benetton se llama “Unhate” (No al odio) y pretende hacer un llamado de atención contra el odio, aunque algunos ya odian a Benetton por semejantes fotitos.
Oliviero Toscani ya intentó en 1991 provocar con una foto de un beso entre una monja y un sacerdote, que en pocos días fue censurada después de que el Instituto de autodisciplina publicitaria recibiera millones de quejas.
Ahora vuelve con otra campaña de shock que pone a todos los líderes mundiales en una pose gay de lo más polémica.

Entrevista de Paix Liturgique al Padre Manuel María de Jesús



Hace unos meses se publicó en España un pequeño libro titulado "Motu Proprio Summorum Pontificum, ¿problema o riqueza?”, escrito por el superior de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina, Padre Manuel María de Jesús. Enseguida, la obra se tradujo al portugués, prueba del interés que suscita en la península ibérica. En efecto, este libro, editado por cuenta del autor, va a lo esencial y rompe el gran silencio que envuelve, tanto en España como en Portugal, la liberación de la misa tradicional efectuada por Benedicto XVI. Las encuestas encargadas por Paix Liturgique en dichos países evaluaron ese gran silencio: en Portugal, según el sondeo Harris Interactive de 2010, el 74% de los católicos nunca habían oído hablar del Motu Proprio; en España, según el sondeo Ipsos de 2011, esa cifra subía al 81,7%.

Dado lo meritorio que resulta la obra del Padre Manuel, les proponemos descubrir en la siguiente entrevista, el espíritu que lo anima, profundamente preocupado en obedecer al Santo Padre y lleno de alegría y gratitud por el descubrimiento de la liturgia tradicional.


1 > Padre Manuel, ¿podría presentarse a nuestros lectores?
Padre Manuel: Mi nombre es Manuel Folgar Otero (P. Manuel María de Jesús). Fui ordenado como sacerdote en el año 1988 en la diócesis de Santiago de Compostela. Allí ejercí como sacerdote diocesano las funciones de Vicario Parroquial en la parroquia de San José de la ciudad de Pontevedra (10 años); Capellán de Sanatorios (9 años); Director de la Curia de la Legión de María y Director espiritual de una Sección de la Adoración Nocturna Femenina. A lo largo de doce años ejercí como Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Secundaria. También fui Administrador Parroquial en varias parroquias rurales, las cuales atendí pastoralmente a lo largo de los últimos 15 años. Fundador de la Asociación Privada de fieles: Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina y Cofundador del Instituto Religioso en formación: Misioneras de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina. Desde el año 2009 soy Superior de la Asociación Pública Clerical -Instituto Religioso en formación-: Hermanos de la Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina, cuya Comunidad está establecida en la ciudad de Toledo (España).


2 > ¿Cuál es su experiencia de la forma extraordinaria del rito romano y el lugar que tiene elMotu Proprio Summorum Pontificum en su vida de sacerdote?
Padre Manuel: Dada mi edad, nací en el año 1962, no tengo recuerdo alguno respecto a la Misa Tradicional durante los años de mi infancia y mucho menos durante mi juventud y posteriormente. La primera vez que asistí a una celebración de la Santa Misa en lo que ahora se llama el uso extraordinario fue después del año 2000. Anteriormente nunca había asistido, ni tan siquiera la había visto celebrar en vídeo o en televisión. Fue a partir del año 2004 0 2005 que comencé a conocer la Liturgia Tradicional por mis visitas al monasterio francés de Le Barroux . También a raíz de una visita al Seminario internacional del Instituto Cristo Rey en Griciliano, coincidiendo allí con la visita del Cardenal Cañizares a primeros de julio del año 2007 en que ordenó nuevos sacerdotes. Pero, sobre todo fue a partir del año 2007, a raíz de la publicación del Motu Proprio, que comencé a celebrar de manera asidua conforme al uso extraordinario. En Octubre de ese mismo año en una audiencia inolvidable para nosotros nos animó mucho a seguir adelante el Cardenal Don Darío Castrillón que era Presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei. Hoy en día el uso extraordinario es el propio de nuestra comunidad, tal y como está recogido en nuestras Constituciones.

Mi experiencia es muy positiva y hasta puedo decir que en cierto sentido apasionante. El itinerario del descubrimiento de ese tesoro maravilloso que permanecía escondido lo realicé en compañía de los Hermanos de mi comunidad, pero también en compañía de mis propios feligreses. Para los mayores fue un redescubrimiento y para los más jóvenes toda una novedad. En mis parroquias jamás encontré la más mínima animadversión o resistencia hacia la Misa Tradicional. A alguno podría parecerle increíble, pero ha sido así. Mis feligreses, junto conmigo, vivimos en carne propia aquella experiencia que narra el santo evangelio en la que el padre de familia saca del arcón familiar lo nuevo y lo antiguo. Ese padre de familia fue para nosotros Su Santidad Benedicto XVI que nos mostró y puso a nuestra disposición ese maravilloso tesoro, a la vez antiguo y siempre nuevo, que es la Liturgia bimilenaria de la Iglesia, auténtico monumento de fe y de piedad.

En mi vida de sacerdote ha supuesto un increíble enriquecimiento en todos los sentidos: doctrinal, vida de piedad, identificación con Cristo Sacerdote y Víctima, etc. En muchísimos aspectos que ahora no cabe profundizar. Sin embargo considero oportuno despejar un error. Hay quienes reconocen que la Liturgia Tradicional puede enriquecer al sacerdote que la celebra, pero sería perjudicial para los fieles en el sentido de empobrecerlos espiritualmente, pues su participación y su grado de “comprensión” quedarían muy mermados cuando no totalmente anulados. Humildemente he de decir que esa no es mi experiencia, sino todo lo contrario. La celebración de la Liturgia Tradicional obliga al sacerdote a un mayor cuidado pastoral de los fieles en el sentido de una mayor dedicación a su formación doctrinal y espiritual. Una formación permanente de los fieles, enseñándoles en qué consiste la verdadera actuosa participatio -disposición interior de unirse con Cristo Víctima por medio del sacerdote que como ministro de Cristo y de la Iglesia renueva y ofrece el Santo Sacrificio- y promoviendo la misma. Una mayor dedicación a su formación litúrgica y mistagógica.

¿Con qué derecho y en base a qué podemos nosotros minusvalorar la capacidad de los fieles para participar dignamente y con fruto en la liturgia bimilenaria de la Iglesia?

Hay fieles de muy bajo nivel cultural y de ambientes muy sencillos que podrían dar clase a muchos que se consideran ilustrados. Fieles que conocen al dedillo los contenidos de la fe y que viven con asombrosa profundidad el misterio eucarístico por su profunda unión con Cristo Sacerdote, sacando de su participación en el Santo Sacrificio la fuerza y la inspiración para luego en el acontecer de su vida diaria ofrecerse como hostias vivas, santas y gratas a Dios. Y nunca han ido a una Facultad de Teología.

Hoy los fieles, gracias a Dios, saben leer y pueden seguir los textos de la Santa Misa en sus misales, para así asociarse más perfectamente a las oraciones de la Sagrada Liturgia. Esto exige una mayor concentración y atención que la de quienes se limitan a escuchar.

Detrás de muchas objeciones hay más ideología que razones fundadas.


3 > En la introducción, usted ofrece como justificación para su libro el desconocimiento por parte de los sacerdotes españoles, y aún más de los fieles, del texto del Motu Proprio. Entonces usted no estará sorprendido con el resultado del sondeo realizado por la Ipsos comisionada por Paix Liturgique en las vísperas de la JMJ, el cual muestra que el 69,5% de los fieles practicantes españoles jamás han oído hablar del MP?
Padre Manuel: No estoy en absoluto sorprendido. Es más, el porcentaje que ofrece la encuesta me parecería incluso más bajo que el porcentaje real. Estoy convencido que la inmensa mayoría de los fieles no han oído hablar del Motu Proprio. Y en ese mismo sentido muchos de los fieles y de los sacerdotes a los que les suena el tema no conocen el contenido del MP. Se lee muy poco. La idea predominante, totalmente deformada, es que el Papa ha permitido la Misa en latín para los seguidores de Monseñor Lefebvre y punto. No son pocos los que se encargan de difundir este equívoco con la finalidad de poner sordina a las enseñanzas del Papa y minusvalorar la trascendencia del Motu Proprio, que dicho sea de paso tiene carácter de ley para la Iglesia universal. Por lo tanto promulga verdaderos derechos y deberes que han de ser respetados por todos.

Tristemente no son pocos los que se quedan únicamente con los titulares sensacionalistas - y que a menudo distorsionan la realidad y los contenidos verdaderos- que ofrecen algunos medios.


4 > Su libro, su contenido y su forma ahí están para confirmarlo, tiene pues como principal objetivo dar a conocer mejor el texto del MP y la voluntad del Papa en materia de liturgia. ¿Cuál ha sido su acogida en España?
Padre Manuel: Hemos hecho cuanto hemos podido. La acogida ha sido muy buena por parte de aquellos a los que hemos podido llegar y que dadas nuestras posibilidades no han sido muchos. Lo hemos editado nosotros mismos y no hemos tenido más medio de difusión que un par de páginas web y contactos a nivel personal.

Para un tema como este no puedes contar con ninguna editorial católica. No les interesa, no va con ellos… Piense que el mismo libro de Monseñor Schneider, Dominus Est ,fabuloso, y que dicen que gustó mucho a Benedicto XVI, se ofreció a distintas editoriales de lengua española por un precio irrisorio respecto a los derechos de autor y en aquel momento nadie quiso publicarlo; no sé ahora… Y hablamos de editoriales católicas, algunas de ellas con fama de “conservadoras”. Una vez más, la ideología se impone. Parece como si a algunos les conviniese que la gente no sepa muchas cosas, que la gente no piense libremente, que todos se sometan a los dictados del establishmen dominante. Es una pena, pero tristemente es así. Benedicto XVI ha denunciado repetidamente la dictadura del relativismo. Pues también podríamos hablar, sin lugar a dudas, de la existencia de una dictadura del pensamiento único que está presente y es muy poderosa en algunos círculos.

¿Por qué algunos manifiestan tanto miedo a que la gente conozca, experimente y decida? ¿No se viene proclamando desde hace ya muchos años la “mayoría de edad” de los laicos? Pues déjeseles decidir y no se pongan palos en las ruedas a las decisiones del Santo Padre.


5 > En el capítulo 9, usted insiste en la necesidad de unidad de las iglesias locales con Roma. Hasta ahora un solo prelado español, Monseñor Ureña Pastor, ha celebrado la forma extraordinaria en su propia diócesis; ¿será que podemos esperar que en breve su ejemplo sea seguido por muchos obispos?
Padre Manuel: Por estas fechas parece ser que ya ha habido otros dos obispos españoles que han celebrado conforme al uso extraordinario con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, donde por cierto el uso extraordinario ha sido como un apéndice casi invisible. No se ha anunciado ni se le ha dado cobertura. Se han enterado poco más que aquellos que ya de antemano sabían que iban a participar en dichas celebraciones porque formaban parte de grupos ligados al uso extraordinario. Desconozco de quien es la responsabilidad de esto y tampoco me atribuyo el derecho a pensar que se haya hecho con mala fe.

No creo que en breve haya obispos que celebren la Misa Tradicional en sus diócesis, entre otras cosas porque no existe demanda por parte de un número significativo de fieles, religiosos y sacerdotes. Todavía hay sacerdotes que no se atreven ni a aprender ni a celebrar, según ellos mismos dicen, por miedo a la incomprensión y a la crítica… En España estamos viviendo todavía la “etapa Nicodemo”: aprender a celebrar sin ser visto y sin que se sepa…

Contra hechos no caben argumentos y los hechos nos dicen que habrán de ser los fieles y los sacerdotes más convencidos y decididos quienes hayan de abrir brecha en este campo. Desconozco el pensamiento del Santo Padre, pero precisamente con el Motu Proprio parece quedar patente que el Papa ha desligado el tema de la decisión arbitraria de los obispos en este campo. Permanentemente en los últimos años desde Roma se insiste en el “derecho de los fieles” a participar en la Liturgia Tradicional y no del derecho de los Obispos a autorizarla o desautorizarla. La autoridad más alta en materia litúrgica es el Papa y ha sido Benedicto XVI quien ha promulgado el Motu Proprio y de paso ha aprovechado para recordar que la Misa Tradicional nunca estuvo oficialmente prohibida. Esto nos hace pensar que allí donde efectivamente se prohibió se hizo contra derecho.

Las iglesias locales están llamadas a vivir en comunión afectiva y efectiva con la Iglesia madre de Roma. Esta comunión se expresa y manifiesta de manera excelente en la práctica litúrgica. Ciertamente en cada diócesis el Obispo es el máximo responsable de la Liturgia, oficio que ha de desempeñar en perfecta comunión y sintonía con las disposiciones de la Sede Apostólica. Es por esto mismo que el Motu Proprio no disminuye en nada la autoridad de los Obispos.

Otra barbaridad monumental consiste en afirmar que la coexistencia de varios usos litúrgicos pone en peligro la comunión eclesial. Esa argumentación se desmonta rápidamente desde el punto de vista histórico y desde la realidad concreta. Ahí está la riqueza de los distintos ritos litúrgicos orientales y latinos. ¿Se puede afirmar con seriedad que tal variedad pone en peligro la unidad de la Iglesia? Sin embargo la unidad de la Iglesia es atacada cuando se niegan las verdades de fe, cuando se contesta el Magisterio, cuando se desobedece al Vicario de Cristo, o cuando alguien se adueña de la Liturgia como si fuese algo propio, “fabricándola” al margen de las leyes de la Iglesia.

Por otra parte hay Obispos que argumentan que en realidad no hay un número consistente de fieles que les soliciten la celebración del Uso extraordinario. Es verdad. Pero también es verdad que no se puede solicitar aquello que se desconoce. Hoy todavía muchos desconocen la misma existencia del uso extraordinario y por lo tanto no pueden opinar ni decidir libremente.


6 > Volviendo al sondeo Ipsos comisionado por Paix Liturgique, ¿qué le sugiere el número de 50,4% de los practicantes que se declaran dispuestos a asistir, por lo menos una vez por mes, a la forma extraordinaria, en el caso de que la misma sea celebrada en su parroquia sin sustituir la forma ordinaria?
Padre Manuel: No me sorprende en absoluto. Incluso creo que el porcentaje de asistencia sería mayor, pues yo he observado que allí donde se ha celebrado el uso extraordinario, ¡después de 40 años!, los fieles han quedado maravillados y han expresado su deseo de poder asistir más veces. No comprenden porque un tesoro semejante se tiene escondido y cerrado bajo siete llaves. Y hablo de fieles de todas las edades. Por ejemplo, es muy curioso constatar como el uso extraordinario a los más pequeños les encanta. La Misa Tradicional tiene un atractivo muy especial para los monaguillos. También para los jóvenes, quienes tienen una particular sensibilidad y apertura hacia la belleza, el sentido del misterio, la adoración, y el silencio contemplativo.

He de decir también que se impone la necesidad de una formación previa, una verdadera catequesis litúrgica para redescubrir toda la riqueza simbólica, doctrinal y espiritual que el rito posee. Los fieles quedan encantados.


7 > ¿Una palabra para concluir?
Padre Manuel: Doy las gracias a Paix Liturgique por esta entrevista. Como su mismo nombre indica se trata de alcanzar la paz litúrgica y sobre todo la paz de los corazones, fruto de la justicia. ¡Y es de justicia respetar los derechos de los fieles así como otorgar a la Liturgia Tradicional el puesto que le corresponde! Así lo expresa nuestro amadísimo Papa Benedicto XVI en la Carta a los Obispos que acompaña el Motu Proprio Summorum Pontificum: “Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser improvisamente totalmente prohibido o incluso perjudicial. Nos hace bien a todos conservar las riquezas que han crecido en la fe y en la oración de la Iglesia y darles el justo puesto”.

Si deseas adquirir el libro, puedes enviar un correo electrónico a:
santamariarenet@hotmail.com.
O llamar al siguiente número de teléfono: 0034 619 011 226 .
También puedes escribir a:
Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina.
Pasaje de las Hazas, 2 Bajo-N
45002 Toledo ESPAÑA

El 1º de enero se creará Ordinariato Personal para ex-anglicanos en EEUU

 

Será en los Estados Unidos y se convertirá en el segundo Ordinariato, luego del erigido en el territorio de Inglaterra y Gales en enero de este año. Así lo anunció esta tarde el Cardenal Wuerl, Arzobispo de Washington.

***

 

El Cardenal Donald Wuerl, Arzobispo de Washington, anunció hoy que el nuevo Ordinariato para ex-anglicanos en los Estados Unidos, conforme a las disposiciones de la Constitución ApostólicaAnglicanorum Coetibus de Benedicto XVI, se establecerá el 1º de enero de 2012, Solemnidad de Santa María Madre De Dios. Ese mismo día se nombrará su primer Ordinario.

Al mismo tiempo, confirmó que el obispo Kevin Vann de Fort Worth, Texas, sucederá al Arzobispo John Myers como Delegado Eclesiástico para la Provisión pastoral, a través de la cual sacerdotes casados anglicanos se convierten en sacerdotes diocesanos en la Iglesia Católica.

El Cardenal Wuerl, delegado de la Congregación para la Doctrina de la Fe para la implementación de laAnglicanorum Coetibus, hizo este anuncio durante la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB), celebrada esta semana en Baltimore.

Durante su discurso, informó que se prepararon y enviaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe un total de 67 expedientes de clérigos anglicanos que quieren ser ordenados sacerdotes en la Iglesia Católica, de los cuales 35 han recibido ya el nihil obstat del dicasterio romano que les permite pasar a la segunda etapa, que incluye una verificación de antecedentes penales, una evaluación psicológica y la obtención de un votum del obispo católico donde el candidato reside y de su autoridad eclesiástica anglicana, si fuera posible.

El Cardenal Wuerl explicó también a los obispos que “si el ordinario del nuevo Ordinariato está casado, puede ser ordenado sacerdote, pero no obispo. Por lo tanto, la ordenación de sacerdotes del Ordinariato tendrá que ser realizada por uno de nosotros. Mi esperanza y mi recomendación es que dado que el ex-anglicano que ahora se convertirá en sacerdote católico vivirá y servirá en la diócesis de uno de nosotros, a pesar de que pertenezca al Ordinariato, cada uno de nosotros se ofrezca, respectivamente, para ordenar al nuevo sacerdote”.

Respecto a las disposiciones litúrgicas de los ordinariatos personales, el Arzobispo de Washington informó que “la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación para el Culto Divino han establecido un órgano interdicasterial que se encargará de establecer disposiciones para las celebraciones litúrgicas de los ordinariatos personales. Sin embargo, desde su erección, un ordinariato tendrá la opción de usar el Misal Romano o el Libro de Culto Divino que ya es utilizado por la Provisión Pastoral o por las parroquias de Uso Anglicano”.

 

Fuente: La Buhardilla de Jerónimo

Vuelve el Rito tridentino a Tierra Santa y permiten celebrar en privado a la FSSPX

Las indicaciones del decreto que difundió el Patriarca latino de Jerusalén, Fouad Twal, invitan a que los santuarios y las iglesias estén al servicio de las exigencias de todos los ritos

GIORGIO BERNARDELLI
ROMA

 

Todos los santuarios de la Tierra Santa deben equiparse para permitir que los peregrinos celebren la misa según el rito tridentino, teniendo en cuenta las exigencias de todos los ritos. En cuanto a los sacerdotes lefebvrianos de la Fraternidad San Pío X, pueden celebrar en las basílicas y en los santuarios, pero de forma privada y sin hacer publicidad de sus iniciativas.

Estas son las indicaciones principales del decreto: «en cuanto al uso de la liturgia según la forma extraordinaria del Rito romano», que difundió el patriarca latino de Jerusalén, Fouad Twal, siguiendo el motu proprio “Summorum Pontificium” con el que Benedicto XVI liberalizó el uso en la liturgia del rito anterior al Concilio Vaticano II. El texto lleva la fecha del 23 de septiembre de 2011, pero ha sido publicado apenas hace algunas horas en el sitio de internet del patriarcado latino de Jerusalén. El decreto tiene la forma de un decálogo que traduce para el contexto tan particular de la Tierra Santa las indicaciones generales que se encuentran en la Instrucción sobre la actuación de la carta apostólica Summorum Pontificium, que publicó en abril la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”.

El decreto marca, de hecho, la vuelta al rito antiguo también en los peregrinajes a la Tierra Santa. Novedad que, por ahora, no se extiende a los cristianos locales. «En las parroquias y en las capellanías de la diócesis del Patriarcado latino –escribe como premesa Twal–, la Eucaristía se celebra siempre según la forma ordinaria del Misal Romano, aprobado por el siervo de Dios, el Papa Pablo VI (1970) y promulgado en su tercera edición por el Beato Juan Pablo II (2000). Ya que el número consistente de basílicas y santuarios construidos en los lugares santos y abiertos a la bienvenida de los peregrinos provenientes de todo el mundo, la celebración de la Eucaristía según la forma extraordinaria del Rito romano permanece como una excepción. Se consiente solamente a los grupos de peregrinos acostumbrados a celebrar con este rito en sus países».

Las diez normas indicadas para las basílicas y los santuarios de la Tierra Santa están enmarcadas por esta disposición. La primera de ellas indica la conducta general, que es una conducta con «espíritu de acogida, celo pastoral y prudencia», que debe valer incluso para los grupos de tradicionalistas que se dirigen a la Tierra Santa en peregrinaje. Las demás reglas son, en cambio, muy prácticas: sobre cada sacerdote tiene que verificarse que posea el celebret (el permiso para celebrar) y que conozca con suficiencia el rito antiguo; cada santuario debe poner a disposición el Misal Romano de 1962 (el que promulgó Juan XXIII, no el de Pío V) y debe tener a la mano los paramentos y los elementos litúrgidos adecuados. También se recomienda que en todas las iglesias haya un altar en una capilla lateral que permita celebrar la Eucaristía de espaldas al pueblo.

Al no ser admitida de forma extraordinaria la concelebración, a los grupos de peregrinos tradicionalistas acompañados por muchos sacerdotes se les pide que sea solo uno el que celebre la Eucaristía, para evitar que el altar se encuentre ocupado cuando haya Misas consecutivas y que puedan asistir todos los demás peregrinos. A los rectores de las basílicas y de los santuarios se les pide que no permitan la administración de los sacramentos del bautismo, de la confirmación y del matrimonio sin el permiso explícito del obispo del lugar. Además se especifica que las ordenaciones de los diáconos, sacerdotes y obispos en los santuarios de la Tierra Santa no son permitidas sin la aprobación por escrito del patriarca de Jerusalén, so pena de la aplicación de las sanciones  previstas por el Código de Derecho Canónico.

El último punto del decálogo es el que tiene que ver con los lefebvrianos: «Los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X –se lee en el texto– podrán celebrar en las basílicas y en los santuarios de forma privada y sin hacer publicidad de sus iniciativas». Se trata evidentemente de una norma que vale también en la situación actual: si llegara a buen puerto el diálogo con la Santa Sede para que sean readmitidos en la Iglesia católica, este punto tendría, probablemente, que ser reevaluado con base en las nuevas indicaciones que dicte el Vaticano.

 

Fuente: Vatican Insider

Bernardini es el nuevo en Italia

El actual representante de la Santa Sede en Argentina asumirá un encargo análogo en Italia

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

 

El nombramiento del nuvo nuncio apostólico in Italia. Benedicto XVI decidió que fuera el actual embajador de la Santa Sede en Argentina, el arzobispo Adriano Bernardini.

 

Nació hace 69 años en Pian di Meleto, en las Marcas italianas; fue ordenado sacerdote en 1968 y nombrado cardenal en la diócesis de Roma; desempeñó los cargos de nuncio en Bangladesh, de la dirección de las representaciones diplomáticas en Madagascar, Mauritius y Seyschelles, y de nuncio en Thailandia. En 2003 fue nombrado embajador vaticano en Argentina.

En febrero de este año, durante una misa que él mismo ofició durante la fiesta de la Catedral de Dan Pedro, Bernardini pronunció una homilía sobre los ataques en contra de Benedicto XVI que provenían del interior de la Iglesia y que fue traducida y publicada en diferentes sitios web.

 

«Asistimos hoy –dijo entonces– a un ensañamiento muy especial contra la Iglesia Católica en general y el Santo Padre en particular. ¿Por qué todo esto? ¿Cuál es el motivo principal? Lo podemos enunciar en pocas palabras: ¡Es la Verdad que nos da el Mensaje de Cristo! Cuando esta Verdad no se opone a las fuerzas del mal todo va bien. En cambio, cuanto presenta la mínima oposición, surge una lucha que se hace calumnia, odio e incluso persecución contra la Iglesia y más específicamente contra la persona del Santo Padre».

 

El nuncio había propuesto algunos ejemplos. «Los años inmediatamente subsiguientes al Vaticano II transcurren en una euforia general para la Iglesia y en consecuencia para el Papa. Pero es suficiente la publicación de la Humanae Vitae, con la que el Santo Padre confirma la doctrina tradicional, en base a la cual el acto conyugal y el aspecto procreativo no pueden ser lícitamente separados, que estallan las críticas mas feroces contra Pablo VI, que hasta aquel momento había agradado al mundo. Sus simpatías por Jacque Maritain y por el humanismo integral habían abierto las esperanzas de los ambientes modernistas internos a la Iglesia y al progresismo político y mundano». 

«Lo mismo –continuaba– se repite más veces en el largo pontificado de Juan Pablo II. Cuando es elegido, las élites culturales occidentales están fascinadas por la lectura marxista de la realidad. Juan Pablo II no se adapta a este embarazoso conformismo cultural y traba con el comunismo un duelo muy duro, que lo lleva sin más a ser un blanco físico de un oscuro proyecto homicida.

 

Lo mismo le sucederá siempre a Juan Pablo II con respecto a la Bioética, sobre todo con la publicación de laEvangelium Vitae del 1995, un compendio sólido y sin detracciones sobre las principales cuestiones de la vida y de la muerte».

 

Ahora, según Bernardelli, «el blanco se ha vuelto sobre Benedicto XVI. Ya marcado con desprecio en los años precedentes como “guardián de la fe”, apenas elegido, acogido de inmediato por los comentaristas de todo el mundo con una mezcla de sentimientos, que iban de la rabia al miedo, al verdadero y propio temor».

«Una cosa es cierta –dijo el nuncio–: El Papa Benedicto imprimió a su pontificado el sello de continuidad con la tradición milenaria de la Iglesia y sobre todo de purificación. Sí, porque a la inseguridad de la fe siempre le sigue la ofuscación de la moral. En realidad, si queremos ser sinceros, debemos reconocer que año tras año ha aumentado, entre teólogos y religiosos, hermanas y obispos, el grupo de cuantos están convencidos que la pertenencia a la Iglesia no comporta el conocimiento y la adhesión a una doctrina objetiva. Se ha afirmado un catolicismo “á la carte”, en el cual cada uno elige la porción que prefiere y rechaza el plato que considera indigesto».

 

Prácticamente, según el análisis del diplomático de la Santa Sede, se trata de «un catolicismo dominado por la confusión de los roles, con sacerdotes que no se aplican con empeño a la celebración de la Misa y a las confesiones de los penitentes, prefiriendo hacer otra cosa. Y con laicos y mujeres que buscan sustraer un poco por vez, el lugar al sacerdote para ganarse un cuarto de hora de celebridad parroquial, leyendo la oración de los fieles o distribuyendo la comunión».

 

Para Bernardini, el Papa habría sido «abandonado por los opositores a la Verdad, pero sobre todo de ciertos sacerdotes y religiosos, no sólo Obispos, pero no de los fieles. Así el clero está atravesando una cierta crisis, en el episcopado prevalece un bajo perfil, no obstante los fieles de Cristo están aún con todo su entusiasmo».

 

Palabras que pueden dar a entender la postura del arzobispo cuando se trata de favorecer nombramientos de alto nivel y decididamente ratzingerianos en Italia. Al contrario de lo que se podría pensar, el nuncio apostólico en Italia siemre acaba teniendo un poder inferior al que ejercen los diplomáticos vaticanos en otros países. A pesar del gran prestigio del cargo, la cercanía a la Santa Sede y el papel de la Conferencia episcopal tienen un peso a menudo determinante en los procesos para designar a los nuevos obispos.

 

Bernardini, que llega a la sede italiana para coronar su carrera diplomática, es descrito como un hombre tranquilo y reservado. Se prevé que podría tomar posesión en la histórica sede de vía Po en Roma –fue donada al Vaticano por un hebreo como agrdecimiento por todo lo que la Santa Sede hizo para ayudar a los israelíes durante los años de la persecución nazi– después de que pase un mes del anuncio oficial del nombramiento. La concesión del acuerdo necesario por parte del gobierno italiano tendría que llegar en un muy breve periodo de tiempo.

 

Un primer nombramiento que involucraría al nuevo nuncio en Italia sería el del patriarca de Venecia, el sucesor del cardenal Angelo Scola, que fue transferido a Milán. A pesar de que en este caso parece estar en curso un proceso definido de antemano, que pretendería pasar por alto las normales consultas y discusiones en la plenaria de la Congregación de los obispos.

 

Fuente: Vatican Insider

IN MEMORIAM: A 112 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL PADRE CASTELLANI

 

REVERENDO PADRE

LEONARDO LUIS CASTELLANI

1899 – 16 de noviembre – 2011