Archivos del blog

domingo, 27 de noviembre de 2011

Don Gabriele Amorth, famoso exorcista, denunció que algunas prácticas orientales, aparentemente inofensivas, en realidad son peligrosas. También acusa la saga del “maguito” Potter

 

Yoga en Nueva York

GIACOMO GALEAZZI
ROMA

 

El diablo habla “new age”. «El yoga es obra del diablo», sostiene el sacerdote paulino don Gabriele Amorth, fundador y presidente honorífico de la asociación mundial de los exorcistas. Harry Potter, el ídolo literatio y cinematográfico de tantos niños y grandes, es «testimonio» de la magia. La ciencia, en cambio, «no es capaz de inventar ni un pepino». En la séptima edición del festival de cine de Umbria “Pueblos y Religiones”, don Amorth denunció que «incluso las prácticas orientales, aparentemente inofensivas, como el yoga son peligrosas».

De hecho, «piensas que lo haces para relajarte, pero lleva al “hinduismo”, puesto que todas las falsas religiones orientales se basan en la falsa creencia de la reencarnación». También corren este riesgo los lectores de la saga de “Harry Potter”: libros, indica el jefe de los exorcistas, «que también se venden en las librerías católicas», a pesar de que «promuevan la magia». Y añade: «Se piensa que es un inofensivo texto para chicos, pero lleva a la magia, por lo tanto, lleva al mal», porque, «también en Harry Potter el demonio ha actuado de forma oculta y lista, bajo forma de poderes extraordinarios, magias, maldiciones». Además, «Satanás siempre está escondido y lo que más desea es que no se crea en su existencia». Así que: “vade retro, yoga”. Y lo mismo, según el religioso, para el “maguito” más famoso del planeta. Amorth es autor de muchos libros traducidos a 28 lenguas y ha llevado a cabo alrededor de 70 mil exorcismos desde que, en 1986, se le nombró como exorcista de la diócesis de Roma. El Maligno «estudia a cada uno de nosotros y nuestras tendencias al bien y al mal, y luego suscita tentaciones».

La ciencia, en cambio, «no es capaz de inventar ni un pepino, porque el científico es solo el descubridor de algo que Dios creó». Los jóvenes, por otra parte, corren muchísimo peligro: «Cuidado con las discotecas, en las que, en la mayor parte de los casos, el recorrido es casi obligatorio: el alcohol, el sexo, la droga, la secta satánica». La réplica de los directamente acusados fue inmediata. «¿Secta satánica el yoga? Es una acusación que, hay que decirlo, no tiene ni pies ni cabeza...», reponde a las teorías del exorcista de la diócesis de Roma la fundadora de la Federación Mediterránea de Yoga, Vanda Vanni, y directora de esta asociación que cuenta con escuelas de yoga en 40 ciudades de Italia.

«Una teoría, si se pretende llamarla así, que  carece completamente de fundamento. Diría, más bien, que habría que definirla como una gigantesca tontería. El yoga –recuerda Vanni– no es una religión ni una práctica espiritual». El yoga, subraya, «enseña y se basa en la libertad, es una búsqueda interior, un recorrido de conocimiento que no toca el ámbito de lo metafísico ni de las sensibilidades religiosas o espirituales; como tal, como libertad absoluta, el yoga no puede tener nada que ver con las prácticas o las sectas satánicas, ni hacer que quien lo practica se acerque a ellas».

También Giorgio Furlan, que fundó hace más de 40 años la Academia de Yoga de Roma, con sedes en Boloña y Florencia, responde: «Hay diferentes senderos en el yoga, alguno de ellos puede conducir a las teorías del hinduismo; otros de ellos son más filosóficos o conceptuales; pero no hay ningún vínculo directo ni con la religión ni con la antireligión, mucho menos con el satanismo».

Según Furlan, «quien afirme estas cosas tan solo demuestra una cosa: que no conoce el yoga y que ofrece juicios completamente superficiales. Es más –confiesa Furlan– la práctica del yoga, el control de las pulsiones violentas del sistema nervioso y del inconsciente, tuvo el efecto de acercarme de nuevo al cristianismo y, en particular, al catolicismo, del que me había alejado en mi juventud». Y confirma Franca Sacchi, fundadora de la Escuela de Yoga de Milán, con sede también en Turín: «La nuestra no es una religión, sino una ciencia, que se basa en seis mil años de experimentación en diferentes niveles, obviamente. La conexión con el hinduismo puede ser posible, pero no obligatoria; basta pensar que incluso los benedictinos tienen escuelas de yoga, tanto en Italia como en India... Al no creer en la existencia de Satanás, no sé cómo podríamos contribuir a la difusión del satanismo».

 

Fuente: Vatican Insider

¡Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos!


En este día de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, Juventutem Argentina (y especialmente sus miembros platenses) quiere darle gracias a la Santísima Virgen por la Santa Misa en la forma extraordinaria que se celebra todos los domingos en el Santuario a Ella dedicado de la ciudad de La Plata.


ORACIÓN DE JUAN PABLO II

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a Vos. Ésta es la oración que tú inspiraste, oh María, a santa Catalina Labouré, y esta invocación, grabada en la medalla la llevan y pronuncian ahora muchos fieles por el mundo entero. ¡Bendita tú entre todas las mujeres! ¡Bienaventurada tú que has creído! ¡El Poderoso ha hecho maravillas en ti! ¡La maravilla de tu maternidad divina! Y con vistas a ésta, ¡la maravilla de tu Inmaculada Concepción! ¡La maravilla de tu fiat! ¡Has sido asociada tan íntimamente a toda la obra de nuestra redención, has sido asociada a la cruz de nuestro Salvador!

Tu corazón fue traspasado junto con su Corazón. Y ahora, en la gloria de tu Hijo, no cesas de interceder por nosotros, pobres pecadores. Velas sobre la Iglesia de la que eres Madre. Velas sobre cada uno de tus hijos. Obtienes de Dios para nosotros todas esas gracias que simbolizan los rayos de luz que irradian de tus manos abiertas. Con la única condición de que nos atrevemos a pedírtelas, de que nos acerquemos a ti con la confianza, osadía y sencillez de un niño. Y precisamente así nos encaminas sin cesar a tu Divino Hijo.

Te consagramos nuestras fuerzas y disponibilidad para estar al servicio del designio de salvación actuado por tu Hijo. Te pedimos que por medio del Espíritu Santo la fe se arraigue y consolide en todo el pueblo cristiano, que la comunión supere todos los gérmenes de división que la esperanza cobre nueva vida en los que están desalentados. Te pedimos por los que padecen pruebas particulares, físicas o morales, por los que están tentados de infidelidad, por los que son zarandeados por la duda de un clima de incredulidad, y también por los que padecen persecución a causa de su fe.

Te confiamos el apostolado de los laicos, el ministerio de los sacerdotes, el testimonio de las religiosas.
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.











Símbolos de la Medalla y mensaje espiritual:
En el Anverso:
-María aplastando la cabeza de la serpiente que esta sobre el mundo. Ella, la Inmaculada, tiene todo poder en virtud de su gracia para triunfar sobre Satanás.

-El color de su vestuario y las doce estrellas sobre su cabeza: la mujer del Apocalipsis, vestida del sol.

-Sus manos extendidas, transmitiendo rayos de gracia, señal de su misión de madre y mediadora de las gracias que derrama sobre el mundo y a quienes pidan.

-Jaculatoria: dogma de la Inmaculada Concepción (antes de la definición dogmática de 1854). Misión de intercesión, confiar y recurrir a la Madre.

-El globo bajo sus pies: Reina del cielos y tierra.

-El globo en sus manos: el mundo ofrecido a Jesús por sus manos.


En el reverso:
-La cruz: el misterio de redención- precio que pagó Cristo. obediencia, sacrificio, entrega

-La M: símbolo de María y de su maternidad espiritual.

-La barra: es una letra del alfabeto griego, "yota" o I, que es monograma del nombre, Jesús.

Agrupados ellos: La Madre de Jesucristo Crucificado, el Salvador.

-Las doce estrellas: signo de la Iglesia que Cristo funda sobre los apóstoles y que nace en el Calvario de su corazón traspasado.

-Los dos corazones: la corredención. Unidad indisoluble. Futura devoción a los dos y su reinado.


Nombre:
La Medalla se llamaba originalmente: "de la Inmaculada Concepción", pero al expandirse la devoción y haber tantos milagros concedidos a través de ella, se le llamó popularmente "La Medalla Milagrosa".


Cardenal Mauro Piacenza: la música es la forma principal de la belleza y la evangelización

 

La homilía del prefecto de la Congregación para el Clero con motivo de la festividad de Santa Cecilia,
Roma, Miércoles, 23 de noviembre 2011 (ZENIT.org) .-

 

 

Seguimos la entrega homilía de ayer en la basílica romana de Santa Cecilia en Trastevere por el cardenal Mauro Piacenza Prefecto de la Congregación para el Clero, durante la misa en la festividad de Santa Cecilia, virgen y mártir. [...] En la extraordinaria expresión artística del hombre que llamamos "música", se puede reconocer, tal vez mejor y con más intensidad que cualquier otro "lugar", la presencia del Misterio. Dijo el Santo Padre Benedicto XVI en la Asamblea General de la el 31 de agosto: "Hay expresiones artísticas que son verdaderos caminos de Dios, belleza suprema, de hecho son una ayuda para crecer en la relación con Él en la oración. [...] Recuerdo un concierto de música de Johann Sebastian Bach, Mónaco Munich, dirigida por Leonard Bernstein. Después de la última canción, cantatas, me sentía, no por razonamiento, pero en el fondo de mi corazón, que lo que he oído que había pasado en la verdad, la verdad del gran compositor, y me empujó a dar gracias a Dios a mi lado, c ' fue el obispo luterano de Mónaco y de forma espontánea, dijo, "Audiencia de este curso: es cierto, la verdadera fe es tan fuerte y la belleza irresistible que expresa la presencia de la verdad de Dios." La belleza que es la manera en que experimentamos la gloria de Dios que transfigura al mundo de belleza, así entendida, no es una imagen estática a contemplar, sino que es activa y dinámica, en movimiento, y realiza la fuerza que actúa: la percepción de la belleza es una puerta que se abre a una realidad más grande, es un paso que abre el mundo de Dios, la belleza 's se realiza en una forma que, si finalizado significado asumido en sí mismo, la vida fosilizada, reducir la proporción del corazón humano y el Infinito. Por el contrario, es a través de esta relación con el infinito, que se realiza la misma creatividad de belleza, y contemplar esto se traduce en una forma determinada, pero la belleza es eterna, mientras que la forma es temporal. La música es camino de la belleza y, permítanme, de la evangelización!En una época en la que hubo todos los sistemas de música que continúa reproduciéndose de nuestra sociedad, escuchar música, sobre todo en la liturgia, fue en realidad una "experiencia inolvidable". En este sentido, la música es eterna, también porque más reproducibles. Siempre me llamó la atención por ejemplo Marija Judina, uno de los grandes pianistas rusos del '900, el pianista que se trasladaron Stalin. "Sin que Occidente y rechazado en su casa - en la que también fue considerado una maravilla de la perfección musical y técnica - ya que el régimen tenía miedo de su fe sin reservas, de su temperamento indomable y la independencia de puntos de vista. Todos los aspectos, éstos no eran sólo su carácter, pero a partir de un núcleo interno que se reconoce como indispensable, irreductible en el hombre. Con el toque de sus dedos ("garras de águila", llamó Shostakovich), las teclas del piano que evocan otro mundo, transformado, la purificación de la realidad de la miseria y la mezquindad, la infusión de sentido y de esperanza, le da la belleza. " El crítico de música Piero Rattalino dice en una entrevista que cuando escuchó Stalin, en 1943, la radio en vivo el desempeño de Marija Judina, el Concierto para Piano y Orquesta N º 23 en La mayor K 488 de Mozart, me quedé impresionado y quería que el disco a toda costa. Nadie tuvo el coraje de decirle que el concierto no fue registrada, que fue interpretada en vivo en los estudios de Radio Moscú, y así fue afectada en la noche, en secreto. El álbum fue empaquetado en pequeñas cantidades y entregados a la gran admirador. Stalin se mostró generoso y tenía que tener Judina veinte mil, una cifra increíble para su época. Pero ella los rechazó para sí mismo, por lo que el dictador dijo: "Gracias por su ayuda, Iosif Vissarionovich. Rezaré por ti día y noche y pedirle al Señor que le perdone sus pecados graves contra el pueblo y la nación. Dios es misericordioso, perdona el. El dinero será donado a la restauración de mi parroquia ". Se dice que el disco del concierto fue en el Judina gramófono de Stalin, cuando lo encontraron muerto en su dacha. " El pianista le gustaba repetir que es consciente de sus debilidades, pero pensó que la grandeza del hombre no está sobre todo en sus cualidades pero en el impulso "a" atreverse "nace y muere con él sólo después de que, en su corazón que tiene sed de infinito", reconoce que - citando a Dostoievski, dijo, "debemos cortar la lengua de Cicerón, arrancando los ojos Copérnico, Shakespeare apedreado .... " El encuentro con los artistas a través de sus obras y sus actuaciones (música, canto, pintura, escultura, arquitectura, la poesía y la literatura), entonces, reunidos con sus almas, con sus sed de infinito que se puede expresar de diferentes formas. Por cierto, a fortiori, esto sucede con la música compuesta, diseñado, escrito por Dios, la Divina Liturgia. La Palabra de Dios expresada en las palabras de los hombres tenía un "no decible" que se expresa en el canto, lo indecible se vuelve audible, y esto significa que la música sacra, y el silencio la expresión de la palabra se percibe en él, siempre ha necesitado una nueva audiencia de toda la plenitud del Logos. La liturgia se prevé Parusía , es el estallido de la "ya" en nuestra "todavía no" y la liturgia terrena es realmente sólo por el hecho de que esto es parte de lo que es más grande, en la liturgia celestial ya siempre en su lugar. San Benito en la Regla , en el capítulo XIX, titulado: "La actitud que se adopte durante el rezo de los Salmos", cita el Salmo 46,8 "cantar himnos de alabanza", y el Salmo 137,1 "Para que voy a cantar delante de los ángeles" para indicar los monjes -, pero se puede hacer referencia a todos nosotros - a pensar, cuando canta: "¿Cómo nos comportamos en la presencia de la divinidad y sus ángeles, y participando oficio divino nuestro corazón está en armonía con nuestra voz "'et sic stemus Psallendum ut nuestras voces mens concordet nostrae."¿Qué significa esto si no lo ha dicho ya de las expresiones musicales grande? En la liturgia tan (pero también se observa en la relación con el Infinito determina una gran expresión artística) no es el hombre para inventar algo y luego a cantar, pero cantar "viene de los ángeles", que es - y esto es lo que se dice por San Benito - el hombre debe levantar su corazón a un acuerdo (que el mismo corazón) con el tono que viene de arriba, de pie ante Dios en adoración. Sólo un "corazón está de acuerdo," sólo la persona que ama el Señor puede hacer una música apropiada para la liturgia. Es la actitud de la Virgen la parábola del Evangelio: sólo para el último día, el deseo de "llegar a la boda," no basta con reconocer ". la voz del novio" Usted debe cultivar el bien "aceite de la fe", ¿por qué no ser suficiente cuando justo, reverberan, para cada uno, hacen que la visualización, la palabra del profeta Oseas: "Yo te haré mi esposa para siempre, te desposaré en justicia y en la justicia, el amor y la bondad, Yo te desposaré en fidelidad, y tú conocer al Señor. " Es la gran lección que imparte la dulce Cecilia, virgen y mártir, cuya vida es armonía, es música, es una canción, incluida en el concierto en movimiento, hermosa de comunión eclesial sanctorum!

 

Fuente: http://blog.messainlatino.it

La Corona de Adviento


Artículo escrito por nuestro querido amigo Nichán Guiridlian en el 2007, y que "refloto" para este Adviento. 



.
El Adviento es un tiempo de preparación con una doble característica: recuerda la primera venida del Hijo de Dios y preanuncia su segunda venida en la gloria. Es tiempo de espera activa, de deseo, de oración, de evangelización, de alegría.
.
Entre las tradiciones que la piedad popular ha unido al Adviento, encontramos el Árbol de Navidad, el Pesebre, las procesiones de Adviento, la Novena de Navidad o de Aguinaldo, y la Corona de Adviento.
.
A esta última dedicamos este artículo. Ella es fruto,de la tradición católica y del anhelo de los cristianos de solemnizar sus rezos durante este tiempo de "espera", en el que la oración debe intensificarse. Cercanos ya al inicio del Adviento, el próximo domingo, es mi deseo recordar esta antigua costumbre, de tal modo, que los que lo deseen, puedan armar una corona en sus hogares. De este modo, podrán tener un "signo externo", que en la intimidad de sus casas acompañe su oración, en consonancia con la liturgia de la Iglesia.
.
La Corona de Adviento consiste en una corona de ramos verdes, adornada con cintas, flores y frutos de la estación, sobre la cuál se colocan cuatro cirios. Estos cirios representan los cuatro domingos del Tiempo de Adviento y se van encendiendo uno cada domingo. Pueden ser de cualquier color, sin embargo tradicionalmente son tres de color morado o violeta (los que corresponden a los domingos primero, segundo y cuarto) y uno de color rosa (el correspondiente al tercero). Esta distribución y el color es reflejo de la liturgia de este tiempo, en el que se utilizan los ornamentos morados.
.
El color rosa corresponde al tercer Domingo de Adviento o Domingo de Gaudete. Para este día, el Misal prescribe los ornamentos rosados, que reflejan el "Gozo" que impregna la liturgia de este Domingo. Sin embargo, por razones prácticas o por no disponer de los ornamentos rosados, pueden usarse los morados. Mismo criterio puede aplicarse para la vela de la corona.
.
Refiriéndose a la Corona de Adviento, el Directorio de piedad popular y liturgia dice:" La colocación de cuatro cirios sobre una corona de ramos verdes, se ha convertido en un símbolo del Adviento en los hogares cristianos.
.
La Corona de Adviento, cuyas cuatro luces se encienden progresivamente, domingo tras domingo hasta la solemnidad de Navidad, es memoria de las diversas etapas de la historia de la salvación antes de Cristo y símbolo de la luz profética que iba iluminando la noche de la espera, hasta el amanecer del Sol de Justicia (cfr. Mal 3, 20; Lc 1, 78)."
.
Los lectores se preguntarán como hacer que la Corona de Adviento, no se convierta en un signo "vacío". La respuesta es simple: este signo externo debe ir acompañado de la oración. ¿Cómo hacerlo? Pues bien, no hay un formulario establecido o una "liturgia" especial para encender los cirios.
.
¿Que podemos hacer entonces? Primero que nada, el primer domingo de Adviento se puede pedir a un sacerdote que bendiga la corona o al menos, llevar a bendecir los cirios. En segundo lugar, es importante acompañar el encendido de cada vela con una oración. Para la "inauguración" de la Corona, sería más que oportuno colocar una imagen de la Virgen, junto a la cuál haya una vela de la que tomar la lumbre para encender la vela de la Corona, el primer Domingo. Posteriormente la vela de la virgen, puede retirarse y dejar durante todo el Adviento la imagen de la Virgen. También puede ponerse la imagen de San José.
.
Esto último puede efectuarse de mil maneras. Una primera opción, muy sencilla, es acompañarla con el rezo del Avemaría o recitando la jaculatoria: "Ven Señor Jesús". Otra puede ser, hacer la lectura del Evangelio del Domingo correspondiente, a lo que puede agregarse la Oración Colecta de la Misa. Esto puede ser repetido todos los días de la semana con las lecturas y oraciones de los días correspondientes. En los últimos días, puede hacerse la Novena de Navidad.
.
Un dato importante: las velas se encienden sólo para acompañar la oración y no se dejan ardiendo para que se consuman. La idea es que a medida que se acerca la Navidad haya más luz en la Corona. Por ello, la oración no debe ser muy larga, para conservar las velas hasta el fin del Adviento. Así, por ejemplo, si queremos rezar el Rosario junto a la Corona, será oportuno encender los cirios que correspondan solo en una parte de él, por ejemplo al final, durante la Salve o el Angleus.
.
Otro aspecto a tener en cuenta es ir encendiendo los cirios por orden. Es decir, el primer Domingo se encenderá el primero, que puede volver a encenderse durante la primera semana. El segundo domingo se encenderá la primera vela, y con la luz de esta la segunda: así habrá dos velas encendidas. Lo mismo vale para los restantes días.
.
En la Noche Buena, podemos dejar encendidas las cuatro velas hasta que se consuman, y con esa luz, encender una vela blanca junto al Pesebre o la imagen del Niño Jesús, a las 12. Este acto, sería oportuno acompañarlo con una pequeña oración o un canto.
.
Explica el Bendicional Romano: La "Corona de Adviento" o "Corona de las luces de adviento", es un signo que expresa la alegría del tiempo de preparación a la Navidad. Por medio de la bendición de la corona se subraya su significado religioso.
.
La luz indica el camino, aleja el miedo y favorece la comunión. La luz es un símbolo de Jesucristo, luz del mundo. El encender, semana tras semana, los cuatro cirios de la corona muestra la ascensión gradual hacia la plenitud de la luz de Navidad. El color verde de la corona significa la vida y la esperanza.
.
La corona de Adviento es, pues, un símbolo de la esperanza que la la luz y la vida triunfarán sobre las tinieblas y la muerte. Porque el Hijo de Dios se ha hecho hombre por nosotros, y con su muerte nos ha dado verdadera vida.
.

La corona, al final del Adviento.

Nichán Eduardo Guiridlian Guarino