Archivos del blog

viernes, 31 de agosto de 2012

La apuesta del Papa para promover el latín

 

Benedicto XVI publicará un “motu proprio” para instituir la Pontificia Academia Latinitatis. En el Vaticano se traduce «dirección de correo electrónico» con «inscriptio cursus electronici»

«Foveatur lingua latina». El Papa Ratzinger pretende que aumente el conocimiento de la lengua de Cicerón, de Agustín y de Erasmo de Rotterdam en el ámbito de la Iglesia, pero también en la sociedad civil y en la escuela, por lo que está por publicar un “motu proprio” en el que se instituye la nueva Pontificia Academia Latinitatis. Hasta ahora, la que se ocupaba de mantener vivo el latín era la fundación “Latinitas”, que se encuentra bajo la tutela de la Secretaría de Estado y que desaparecerá: además de publicar la omónima revista y de organizar el concurso internacional “Certamen Vaticanum” de poesía y prosa latina, esta fundación se ha ocupado de traducir al latín un enorme corpus de términos modernos.

La inminente institución de la nueva Academia Pontificia, que se añadirá a las once ya existentes (entre las que están las más famosas, dedicadas a las ciencias y a la vida) fue confirmada en una carta que el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo de la Cultura, envió a don Romano Nicolini, un sacerdote de Rímini comprometido con que vuelva a las escuelas secundarias italianas la clase de latín. Ravasi recordó que la iniciativa de la Academia es un deseo «del Santo Padre» y que será promovida por le dicasterio vaticano que se ocupa de la cultura: formarán parte de ella «eminentes estudiosos de diferentes nacionalidades, con la finalidad de promover el uso y el conocimiento de la lengua latina, tanto en el ámbito eclesiástico como en el ámbito civil y, por lo tanto, escolar». Una forma para responder, concluye el cardenal en su carta, «a numerosas peticiones que nos llegan desde diferentes partes del mundo».

Han pasado 50 años desde que Juan XXIII, en el umbral del Concilio, promulgó la constitución apostólica “Veterum sapientia” para definir al latín como lengua inmutable de la Iglesia y subrayar su importancia, por lo que pedía a las escuelas y universidades católicas que lo volvieran a incluir en el caso de que lo hubieran cancelado o reducido en los programas escolares. El Vaticano II habría establecido que se mantenía el latín en algunas partes de la misa, pero la reforma litúrgica postconciliar habría abolido todas sus huellas en el uso común. Así, mientras que hace 50 años los prelados de todo el mundo lograban entenderse hablando el idioma del César y los fieles mantenían un contacto cotidiano semanal con él, hoy en la Iglesia el latín no goza de buena salud; y son muchos ámbitos laicos los que muestran interés para promover esta iniciativa.

De cualquier forma, en el Vaticano siguen trabajando los estudiosos que proponen neologismos para traducir las encíclicas papales y los documentos oficiales. Un trabajo bastante arduo fue la traducción al latín de la última encíclica de Benedicto XVI, la “Caritas in veritate” (julio 2009), dedicada a las emergencias sociales y a la crisis económico financiera. Algunas decisiones de los latinistas de la Santa Sede fueron criticadas por “La Civiltà Cattolica”, la prestigiosa revista de los jesuitas, que consideró discutibles las traducciones de algunos terminos, como «delocalizatio», «anticonceptio» o «sterilizatio», pero que también apreció las traducciones «plenior libertas» para liberalización y «fanaticus furor» para fanatismo. Entre las curiosidades, las expresiones «fontes alterius generis» para traducir fuentes alternativas y «fontes energiae qui non renovantur» para los recursos energéticos no renovables.

La decisión del Papa de instituir una nueva Pontificia Academia es una señal muy significativa, de constante atención. «El latín educa para estimar las cosas bellas –explica Nicolini, que difundió en las escuelas secundarias italianas 10 mil copias de un opúsculo gratuito de introducción a la lengua latina y que está difundiendo el llamado para que vuelva a circular entre las materias escolares– y también nos educa para dar importancia a nuestras raíces».

Entre los que se ocupan de renovar el léxico latino para poder comunicar en nuestros días usando la lengua de Virgilio se euncuentra don Roberto Spataro, de 47 años, profesor de Literatura cristiana antigua y secretario del Pontificium Institutum Altioris Latinitatis, que instituyó Pablo VI en la actual Universidad Pontificia Salesiana de Roma. «¿Cómo traduciría “cuervo”? Me esperaba esta pregunta... Bueno... diría: “Domesticus delator” o “intestinus proditor”», responde el sacerdote. También explica cómo nacen los neologismos latinos: «Existen dos corrientes de pensamiento. La primera, que se podría definir “anglosajona”, considera que antes de crear un neologismo para traducir palabras modernas hay que buscar entre todo lo que se escribió en latín a lo largo de los siglos, y no solo en latín clásico. La otra corriente, que por comodidad definiré “latina”, considera que podemos ser más libres al crear una circunlocución que transmita bien la idea y el significado de la palabra moderna, pero manteniendo el sabor del latín clásico ciceroniano».

Spataro pertenece a la segunda corriente e invita a «hojear la última edición del “Lexicon recentis latinitatis”, editado por don Cleto Pavanetto, excelente latinista salesiano, y que fue publicado en 2003, con más de 15.000 vocablos modernos traducidos al latín». Por ejemplo, fotocopia se traduce como “exemplar luce expressum”, billete se convierte en “charta nummária”, básket-ball “follis canistrīque ludus”, best-seller es “liber máxime divénditus”, los pantalones de mezclilla son “bracae línteae caerúleae” y un gol es “retis violátio”. Los “hot pants” se convierten en “brevíssimae bracae femíneae”, el IVA se traduce como “fiscāle prétii additamentum”, la “mountain bike” es “bírota montāna”, el paracaídas es “umbrella descensória”. En el “Lexicon” faltan las referencias a la red. «Efectivamente, no las hay –explica don Spataro–, pero en los últimos nueve años entre los que escriben y hablan en latín se han acuñado nuevas expresiones. Así, internet es “inter rete” y la dirección de correo electrónico, “inscriptio cursus electronici”».

 

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Fuente: Vatican Insider

jueves, 30 de agosto de 2012

A Roma para dar gracias al Papa por “Summorum Pontificum”

 

 

 

 

 

Como se ha hecho público recientemente, distintos grupos de fieles que, agradecidos por el Motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI, celebran y difunden la Santa Misa en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, han constituido en Roma un “Coetus Internationalis pro Summorum Pontificum”, con el fin de organizar una peregrinación a Roma para los primeros días de noviembre en la cual agradecerán al Santo Padre este documento y le manifestarán su fidelidad. La peregrinación concluirá con la celebración de la Santa Misa según el Misal del Beato Juan XXIII en la Basílica Vaticana. Presentamos la entrevista que el señor Thomas Murphy, secretario tanto de la Federación Una Voce como del flamante Coetus Internationalis, ha concedido para explicar un poco esta importante iniciativa.

***

Señor Thomas Murphy, usted es el portavoz oficial del Coetus Internacionalis pro Summorum Pontificum: ¿cuál es el objetivo de este Comité?

El Coetus Internationalis reúne varios grupos de fieles que trabajan, cada uno a su modo, en apoyo de Summorum Pontificum. Unir estos grupos en la caridad y trabajar juntos es nuestro primer objetivo. El objetivo principal del Coetus Internationalis es organizar una peregrinación a Roma el próximo fin de semana de Todos los Santos.

Aprovechamos la ocasión del Año Santo de la Fe y el 5º aniversario de Summorum Pontificum para invitar a asociaciones, grupos y movimientos de fieles, provenientes de toda Europa y del mundo, a unirse a nosotros en Roma para una manifestación de apoyo al Santo Padre y para darle gracias por la “Carta Magna” con la que ha “liberalizado” el Rito Gregoriano. Ésta es nuestra invitación a todos los fieles: a afirmar nuestra fe católica y nuestra fidelidad al Romano Pontífice y expresar nuestro convencimiento de que también la liturgia tradicional en latín es un instrumento para la nueva evangelización, incluyendo su fascinación en los jóvenes y su universalidad.

La peregrinación se concluirá con una Misa Pontifical en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, el sábado 3 de noviembre a las 10 hs en la Basílica de San Pedro, corazón del catolicismo.

*

¿Cuáles son los movimientos que han adherido a la iniciativa?

La lista de los movimientos se amplía casi cada día. Tenemos intención de presentar un elenco inicial con ocasión del anuncio oficial de la peregrinación, el 10 de septiembre, pero algunos movimientos merecen particular mención desde ahora. Hablo también en calidad de Secretario de la Federación Internacional Una Voce (FIUV), que ha dado su notable apoyo al Coetus Internationalis. Las asociaciones miembros de nuestra Federación presentes en los cinco continentes, en particular Una Voce Italia, han aportado su preciosa contribución a los trabajos del Coetus Internationalis.

Una excelente contribución ha sido dada también por elCoetus nationalis pro Summorum Pontificum (CNSP), que reúne a los grupos y organizaciones de la península italiana, entre los cuales algunas de nuestras asociaciones de Una Voce. Quisiera también hacer una mención de honor de la magistral y bien conocida asociación francesa Notre-Dame-de-chrétienté, organizadora de la peregrinación anual a Chartres, y a la Foederatio Internationalis Juventutem, los jóvenes que apoyan Summorum Pontificum y que se han hecho conocer con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud; asociaciones, éstas, que han confirmado su adhesión al Coetus Internationalis en los pasados días.

El apoyo de estos grupos y movimientos es fundamental si queremos alcanzar nuestros objetivos: no sólo crear una caritativa unidad y colaboración entre todos los que apoyan el Summorum Pontificum, sino también dirigir nuestros agradecimientos al Romano Pontífice por Summorum Pontificum y, sobre todo, profesarle nuestra fidelidad durante la próxima peregrinación en los primeros días de noviembre. Repito la invitación a cada grupo que apoyaSummorum Pontificum a unirse al Coetus Internationalis.

*

¿Puede decirnos algunos otros detalles sobre los desarrollos de la organización de la peregrinación, como, por ejemplo, el nombre del celebrante?

Estamos trabajando duramente, a pesar de la pausa estival, sacrosanta en Roma. El nombre del celebrante será hecho público con ocasión del anuncio oficial de la peregrinación en el mes de septiembre.

Además de la Misa en la Basílica de San Pedro, invitamos a cada grupo que venga a Roma a organizar en la Ciudad Eterna una ceremonia religiosa o un encuentro de oración durante aquel fin de semana de Todos los Santos. Con este fin, nuestro capellán, el Padre Claude Barthe, autor de numerosos libros y artículos en materia litúrgica, se pondrá en contacto con los grupos de peregrinos y con los sacerdotes presentes en Roma para la ocasión. Cualquiera que estuviese interesado puede contactar nuestra Secretaría en la dirección cisp@mail.com o escribir asecretary@fiuv.org.

*

El anuncio oficial de la peregrinación se dará el 10 de septiembre, apenas ocho semanas antes de la Misa del 3 de noviembre. El tiempo es poco. ¿Cuántos peregrinos esperan que vengan a Roma?

Es cierto: los tiempos son breves. Sin embargo, el Coetus Internationalis ha llevado a cabo ya mucho trabajo, de manera discreta, en los muchos meses precedentes. He sabido que los peregrinos previstos en Roma están estimados entre los 3000 y 4000, provenientes de todo el mundo.

*

Usted ha dicho que es también el secretario de la FIUV. ¿Qué rol ha desarrollado la FIUV en esta peregrinación y cómo se ubica entre sus actividades?

Siendo la más antigua organización de laicos activa para la conservación de la liturgia tradicional en latín, la Federación Internacional Una Voce ha estado involucrada desde el comienzo en la organización de la peregrinación. Nuestra red de Asociaciones y Federaciones en 33 países en los cinco continentes atribuye gran importancia a la colaboración y a la íntima unión en la caridad. Era natural, por lo tanto, que la FIUV fuese uno de los primeros y decisivos sostenedores del Coetus Internationalis.

Nuestra Federación va a Roma cada dos años para una Asamblea General de los Socios, pero estábamos ansiosos de realizar un particular esfuerzo para celebrar el 5º Aniversario del Summorum Pontificum y demostrar nuestra fidelidad al Papa durante el Año de la Fe. La peregrinación a Roma del próximo mes de noviembre será la ocasión ideal para repetir lo que los católicos hacen desde siempre: una peregrinación a las tumbas de los Apóstoles y una declaración pública de su fidelidad al Papa.

Lo que hay de peculiar en el Coetus Internationalis, y esto debería interesar a todos aquellos que apoyan el Summorum Pontificum, es su estar por encima de las divisiones. Se trata de un sencillo acto de amor por parte de muchas almas reunidas en los diversos movimientos católicos, que tratan todas de incluirse en nuestra única y visible expresión de fe, de agradecimiento y de fidelidad. A todos aquellos que comparten nuestra fe católica, que comparten nuestra gratitud por Summorum Pontificum y que comparten nuestra fidelidad al Santo Padre, a todos aquellos que escuchan mis palabras digo: “¡Vengan con nosotros a Roma!”.

 

Fuente: Messainlatino

Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

martes, 28 de agosto de 2012

Párroco estadounidense elimina el altar exento y deja sólo el antiguo altar mayor

 

CATHOLICVS-Antiguo-altar-mayor-recuperado-Detroit-Former-High-Altar-restored

 

 

Esta imagen, tomada en la tarde del pasado viernes 24 de agosto, viene acompañada de la noticia de la remoción, por parte del P. Perrone, Rector de la parroquia Gruta de la Asunción, en Detroit (EE.UU.), del altar exento, dejando únicamente el altar mayor adosado al ábside, en el que, por cierto, ya se decían todas las Misas: hasta el arzobispo Vigneron ofició la Santa Misa en él, el 15 de agosto de 2009, su primera solemnidad de la Asunción como arzobispo de Detroit. Con todo, habrá un altar móvil para aquellos sacerdotes que quieran oficiar "versus populum".

Con esta medida se vuelve a recuperar un espacio para realizar otras funciones que se llevan a cabo durante la Misa mayor, Vísperas, Bendición y otros actos. En muchas iglesias la remoción de los altares exentos permitirá volver a la visión original de los arquitectos al construir los templos. Te deum Laudamus.

lunes, 27 de agosto de 2012

Sobre el Art. 19 de Instrucción Universae Ecclesiae

 

Guido-Pozzo8

 

Dos Dubia dirigidas A La Comisión Pontificia

En el artículo 19 de la instrucción de Abril 30 de 2011 de la comisión, Uni­versae Ecclesiae ( UE), se establece que aquellos Católicos que deseen celebraciones de la Eucaristía en la forma extraordinaria del Rito Romano (usando el misal de 1962) no pueden respaldar o ser miembros de, ninguno de los grupos que “se manifiesten contrarios a la validez o legitimidad” ( validitatem vel legitimitatem impugnent) de la forma ordinaria.

Mientras que muy pocos todavía cuestionan la validez de la Misa celebrada con el Misal Romano reformado, ciertos prominentes grupos “tradicionalistas”, individuos y publicaciones han cuestionado abierta y desafiantemente sulegitimidad.

Sin embargo, a menudo parece haber confusión y supuestos conflictivos en estos círculos en cómo, precisamente, la última palabra debe ser entendida. Como resultado, no siempre es claro para aquellos sacerdotes que desean servir a los Católicos ligados a la liturgia tradicional si algunas de estas personas están o no, de hecho, cumplimiendo este requisito de la Sede Apostólica enunciado en UE, n. 19.

Para, entonces, dar claridad a esta materia y facilitar una aplicación pastoral consistente del artículo 19, ¿podría la Comisión gentilmente considerar y responder las siguientes dos dubia?

1. Si la legitimitas en UE, artículo 19, se debe entender significando:

(a) debidamente promulgada por apropiados procedimieintos de la ley eclesiástica (ius ecclesiasticum); ó

(b) de acuerdo tanto con la ley eclesiástica como con la ley divina (ius di­vinum), es decir, ni doctrinalmente no ortodoxa ni por otra parte desagradable a Dios.

2. Si (b) arriba representa la mentalidad de la Comisión respecto al significado de legitimitas, si UE, n. 19 entonces se entiende como permitir el acceso a la Misa en la forma extraordinaria:

(a) sólo a aquellos Católicos que no cuestionan la legitimidad de ningún texto específico o práctica cualquiera que haya sido debidamente aprobada por la ley universal o la ley eclesiástica local para el uso en la celebración de la forma ordinaria; ó

(b) para aquellos fieles mencionados en (a) y también para aquellos que reconocen en principio la legitimidad de las Misas celebradas de acuerdo con el Misal Romano reformado y su Instrucción General, pero no la legitimidad de ciertas prácticas específicas las cuales, en tanto no fueron mandadas allí, son permitidas como opciones por la ley litúrgica universal o local.

La segunda dubium tiene en mente a aquellos muchos Católicos inclinados tradicionalmente que aceptan la legitimidad (en el sentido I [b] arriba) de las Misas según la forma ordinaria en las cuales opciones más tradicionales son usadas, pero que tienen como equivocadas o desagradables a Dios ciertas prácticas que fueron por muchos siglos universalmente reprobadas y prohibidas por la Iglesia pero que ahora son permitidas por la ley litúrgica local de muchas de la mayoría de las diócesis o las conferencias episcopales (por ej., la Comunión dada en la mano, servidoras de altar, y el uso de ministros extraordinarios de la Comunión laicos).

 

+++

 

Respuesta de Roma

 

Pontificia Commissio Ecclesia DeiUE

Prot. 156/ 2009

Ciudad del Vaticano, 23 de Mayo de 2012

Su Excelencia,

Esta Comisión Pontificia ha recibido, vía los buenos oficios de su Excelencia, una copia de una correspondencia de [nombre omitido] que dirige dos dubia ante esta Comisión en cuanto a la interpretación del artículo 19 de la Instrucción Universae Ecclesiae de la Comisión.

La primera [dubium] pregunta si legitimas en UE, artículo 19, debe entenderse significando: (a)Debidamente promulgada por los procedimientos de la ley eclesiástica (ius ecclesiasticum); ó

(b) De acuerdo tanto con la ley eclesiástica como con la ley divina (ius di­vinum), es decir, ni doctrinalemente no ortodoxa ni por otra parte desagradable a Dios.

Esta Pontificia Comisión se limitaría a decir que le­gitimas debe ser entendida en el sentido de 1(a). La segunda [dubium] está respondida por esta respuesta.

Con la esperanza de que Su Excelencia comunicará los contenidos de esta carta a la persona interesada, esta Pontificia Comisión aprovecha la oportunidad para renovar sus sentimientos de estima.

Sinceramente suyo en Cristo

 

Mons. Guido Pozzo

Secretario

Fuente: Secretum Meum Mihi

domingo, 26 de agosto de 2012

+ ¿Porqué difundimos la Forma Extraordinaria ? +


¨Es lícito celebrar el Sacrificio de la Misa según la edición típica del Misal Romano promulgado por el beato Juan XXIII en 1962, que no se ha abrogado nunca, como forma extraordinaria de la Liturgia de la Iglesia.¨ Motu Proprio Summorum Pontificum – Benedicto XVI

Muchas veces, al hablar de la Misa de San Pio V, se nos pregunta el fundamento de nuestro apego a ella. Más aún se nos inquiere en nuestro caso particular, que por razón de la edad, nunca podíamos haber asistido a él, cuando era la Forma Ordinaria y habitual de celebrar los Sagrados Misterios, en el Rito Latino.

A este interrogante, valen como respuesta las palabras del Santo Padre: “Enseguida después del Concilio Vaticano II se podía suponer que la petición del uso del Misal de 1962 se limitaría a la generación más anciana que había crecido con él, pero desde entonces se ha visto claramente que también personas jóvenes descubren esta forma litúrgica, se sienten atraídos por ella y encuentran en la misma una forma, particularmente adecuada para ellos, de encuentro con el Misterio de la Santísima Eucaristía.¨ ( Carta a los obispos que acompaña el Motu Proprio Summorum Pontificum – Benedicto XVI)

El anhelo de celebrar con dignidad, es el fundamento de que tantos jóvenes hayan llegado a conocer y a gustar de la Forma Extraordinaria. De hecho, habrá algunos, que jamás en su vida pudieron asistir a la Misa Gregoriana, y no por esto, resultan estar menos comprometidos en su difusión. La lectura de artículos, Misales y devocionarios, sumados a los comentarios de amigos y conocidos y al apostolado silencioso de algún sacerdote, constituyen los medios por los cuales se va extendiendo en las nuevas generaciones la devoción al Santo Rito.

En el seno de la Iglesia han surgido pequeños grupos de católicos latinos, que ven en la Misa de San Pio V, la forma más excelente de celebrar los Sagrados Misterios. Unos porque durante años asistieron a ella, y otros porque redescubren en él el valor infinito de la Misa, a la vez que las oraciones y ceremonias les vuelven a inspirar una piedad, que tal vez se vio apagada por mucho tiempo.

Varias diócesis europeas, han visto la necesidad de crear parroquias personales, en atención a la cantidad creciente de fieles que desean asistir a la Santa Misa. Pareciera incomprensible que en un continente donde el cumplimiento del precepto dominical tiene tendencia decreciente desde hace mucho tiempo, las comunidades tradicionales experimenten un florecimiento notable.Asimismo, son cada día más las Congregaciones religiosas e Institutos de vida Consagrada, que solicitan la facultad de celebrar tanto la Misa como el Oficio Divino, utilizando exclusivamente los libros Litúrgicos editados en 1962.

Sin embargo, esta revalorización de la Tradición no deja de ser en muchos casos, motivo de conflicto. Prohibiciones de hecho, incomprensión y menosprecio, sumados a acciones concretas para obstaculizar las celebraciones, se dirigen contra quienes asisten o la difunden. Es de lamentar, que aún queden sacerdotes y obispos absolutamente contrarios a la celebración en la Forma extraordinaria. No faltan también quienes errónea y falazmente acusen de cismáticos a quienes se sienten unidos a ella.

Para unos y otros, vale lo promulgado por el beato Juan Pablo II: “se habrá de respetar en todas partes, la sensibilidad de todos aquellos que se sienten unidos a la tradición litúrgica latina, por medio de una amplia y generosa aplicación de las normas emanadas hace algún tiempo por la Sede Apostólica, para el uso del Misal Romano según la edición típica de 1962(9).” Apartado 6 c del Motu Proprio Ecclesia Dei.


Nichán Eduardo Guiridlian Guarino
contacto@juventutem.com.ar

viernes, 24 de agosto de 2012

+ Rezando por el Santo Padre +



Convocamos a nuestros lectores y amigos a unirse al ayuno, rezo del Santo Rosario y la asistencia a la Santa Misa, para rogar por la persona e intenciones de Benedicto XVI, el sábado 25 de agosto de 2012.

jueves, 23 de agosto de 2012

EL PEOR CASTIGO DE DIOS ES PERMITIR QUE HAYA LOBOS EN LUGAR DE VERDADEROS PASTORES

por San Juan Eudes

La mayor señal de la ira de Dios sobre un pueblo y el más terrible castigo que sobre él pueda descargar en este mundo, es permitir que, en castigo de sus crímenes, venga a caer en manos de pastores que más lo son de nombre que de hecho, que más ejercitan contra él la crueldad de lobos hambrientos que la caridad de solícitos pastores, y que, en lugar de alimentarle cuidadosamente, le desgarren y devoren con crueldad; que en lugar de llevarle a Dios, le vendan a Satanás; en lugar de encaminarle al cielo, le arrastren con ellos al infierno; y en lugar de ser la sal de la tierra y la luz del mundo, sean su veneno y sus tinieblas.

Porque nosotros, pastores y sacerdotes, dice San Gregorio el Grande, seremos condenados delante de Dios como «asesinos de todas las almas que van todos los días a la muerte eterna por nuestro silencio y nuestra negligencia» (occidimus, quot ad mortem ¡re tepidi et tacentes videmus. Homil. 12 super Ezech.). «Nada hay, dice este mismo Santo («Nullum, puto, frates charissimi, majus praejudicium ab allis quam a sacerdotibus tolerat Deus: quando eos quos ad aliorum correptionem posuit, dare de se exempla pravitatis cernit; quando preccamus qui compescere peccata debuimus: officium quidem sacerdotale suscipimus, sed opus officii non implemus. Homil. 27 in evang.), que tanto ultraje a Dios (y por consiguiente que más provoque su ira y atraiga más maldiciones sobre los pastores y sobre el rebaño, sobre los sacerdotes y sobre el pueblo) como los ejemplos de una vida depravada dados por quienes él ha establecido para la corrección de los demás; cuando pecamos, debiendo reprimir pecados», cuando no tenemos cuidado alguno de la salvación de las almas; cuando no nos cuidamos más que de satisfacer nuestras inclinaciones; cuando todas nuestras aficiones se terminan en las cosas de la tierra; cuando nos alimentamos con avidez de la vana estima de los hombres, haciendo servir a nuestra ambición un ministerio de bendición; cuando abandonamos los quehaceres de Dios para ocuparnos en los del mundo; y cuando llenando un lugar de santidad, nos entregamos a cosas terrenas y profanas. Cuando Dios permite que esto suceda, es prueba muy cierta de que está encolerizado contra su pueblo, siendo éste el más espantoso rigor que puede ejercer sobre él en este mundo.

Por esto, dice incesantemente a todos los cristianos: Convertíos a mí ... y os daré pastores según mi corazón (Convertimini ad me... et dabo vobis pastores juxta cor meum. Jerem. 3-15). En lo cual se deja ver bien claro que el desarreglo de la vida de los pastores es un castigo de los pecados del pueblo; y que, por el contrario, el mayor efecto de la misericordia de Dios hacia él, y la más preciosa gracia que puede otorgarle, es darle pastores y sacerdotes según su corazón, que no busquen más que su gloria y la salvación de las almas.

San Juan Eudes, “El sacerdote y sus ministerios en su aspecto ascetico-pastoral”

 

Capítulo II, Cualidades y excelencias de un buen pastor y de un santo sacerdote.

Editorial San Juan Eudes. Usaquén-Bogotá D.E., Colombia. 1956.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Misa Tridentina Cantada en Paraná

 

Pero no exactamente como cuenta Wanderer


Por Muzzafer al Shufíe

Joya esplendente de la Tradición

 

Acabo de llegar, con paz en mi alma y el corazón lleno de alegría, de las XVII Jornadas de Formación del Litoral Argentino, realizadas en la capital de la Provincia de Entre Ríos, que fue por algún tiempo capital de la Confederación Argentina: Paraná.

La reunión de Paraná es, por lejos y sin que nadie se ofenda, el emprendimiento de formación integral católico que, dentro de su tipo, ha logrado el mayor éxito en nuestra patria y , me atrevo a decir sin temor a equivocarme, en toda la región.
Y aquí "éxito" no debe entenderse en el sentido que habitualmente le da el mundo, no. El éxito de Paraná es generar un espacio de encuentro en el que los deleites de la sincera amistad enciendan el corazón; un lugar en donde el brillo esplendente de la Verdad en todos sus aspectos, impresionen y eleven el alma; un sitio desde el cual unos jóvenes, con su ejemplo, le dicen al mundo que aún reina Cristo aunque a su alrededor muchos lo desprecien (*).

El éxito de Paraná es, finalmente, ni más ni menos que ganar almas para el Señor, es decir, para el Cielo, mediante la enseñanza de la recta Doctrina y la práctica de la Auténtica Liturgia.

Luego de esta breve introducción, y dejando para más adelante la posibilidad de referirme con más detalles a las Jornadas, traigo a colación un post aparecido hoy en "Wanderer" que hace referencia a la Misa   Cantada en el Modo Extraordinario del Rito Romano, celebrada el pasado Domingo 19 durante el transcurso de las mismas. Al respecto, y esto dicho con toda consideración para un blog que contiene habitualmente excelentes notas, el autor no debió contar con información precisa al momento de redactarlo. Lo publico completo abajo, haciendo las siguientes reflexiones:

Coincido con Wanderer en que el Cardenal Bergoglio, y con él todos los que lo siguen, ha resistido al Papa oponiéndose astuta y firmemente a la difusión de la Misa Tradicional en su Arquidiócesis, como hemos dicho ya en un post anterior (verAquí).
Acuerdo también en que hay una gran proporción de jóvenes entre los asistentes al Vetus Ordo, donde sea que se celebre; fenómeno que se repite cuando el Novus Ordo es celebrado "tradicionalmente", es decir: en latín, con canto Gregoriano, utilizando el Canon Romano, distribuyendo la Sagrada Comunión de rodillas, etc. Como ha quedado demostrado durante los cuatro años en que funcionó la Capilla Sagrado Corazón de Jesús de Buenos Aires, finada en 2010 quizá por esta razón, por la Primatesta Cardenalicia argentina.
Pero al leer lo que va a continuación en la nota que aludo, se tiene la impresión de que un grupo de laicos deseosos de la Misa Tradicional, "consiguieron un frailecito de la Inmaculada al que llevaron desde Buenos Aires y algunas monjas para cantar", encontraron un salón de un colegio en la zona periférica de la ciudad, "prepararon un bello altar y se largaron", con el sorprendente resultado de lograr reunir la asistencia de ¡500 jóvenes!
No dudamos de la buena intención de nuestros colegas de Wanderer, pero esto no fue así. Conozco los hechos por haber sabido de ellos con meses de anticipación, y los contaré con el objeto de colocar la cuestión en su justo término.

"Ecce Agnus Dei , ecce qui tollis pecata mundi"

 

En la diócesis de San Justo, lindante con la Arquidiócesis de Buenos Aires, residen desde hace unos tres años los frailes y monjas Franciscanos de la Inmaculada. Éstos a cargo de la Parroquia Ntra. Sra. de la Guardia y aquellas viviendo en lo que fue el seminario diocesano. En la sede parroquial mencionada se celebra todos los domingos, con extraordinaria precisión y belleza,  la Misa Tridentina Cantada (las hermanas cantan el Propio que no es fácil).
El que esto les cuenta ha encontrado allí su contento,aunque deba viajar varios kilómetros para lograrlo; pues la Ley Seca del Cardenal Bergoglio termina 10 cuadras antes, que es hasta donde alcanza su jurisdicción.
Hace unos meses, al finalizar la solemne ceremonia, una de las hermanas me contó que deseaban participar en las Jornadas y, sobre todo, en que allí se celebrara el Modo Extraordinario. A ese efecto, ya estaban en contacto con algunos jóvenes de Paraná que tenían el mismo interés.
El pedido llegó a los organizadores, entre los que hay sacerdotes de probada fidelidad a la Iglesia, quienes finalmente aprobaron la iniciativa, fijando la fecha y hora: Domingo 19 de Agosto a las 20,00.
En ese momento, un frailecito franciscano de la Inmaculada como dice Wanderer, pero que también es Párroco de Ntra. Sra. de la Guardia, acompañado de unas monjas filipinas, alguna de la cuales hace 15 años que a causa de su misión no visitan a su familia, celebró una esplendorosa misa por la que Paraná había esperado mucho, pero mucho tiempo.

El salón estaba abarrotado y los protagonistas eran cerca de 550 jóvenes que escuchaban con devoción. Pero ellos hubieran estado allí independientemente de que la Misa fuera o no celebrada en el Modo Extraordinario, como estuvieron al día siguiente cuando se celebró con toda corrección la Solemne Misa de Clausura según el Novus Ordo.
Son las Jornadas de Paraná las que reúnen una cantidad de jóvenes católicos que va creciendo año tras año, porque entienden que la vida sobre la tierra es milicia (Jb 7, 1).
Estuve allí, llevando, préstamo de un amigo, la hermosa casulla romana que lució "el frailecito" en aquella ocasión.

Wanderer dice que los promotores de la celebración "fueron laicos, simples laicos, que nunca fueron tradicionalistas y, mucho menos, afiliados al lefebvrismo. Laicos hartos ya de la vacuidad de las liturgias de hoy, con amor a la Iglesia y buscando el bien de las almas".
Si con promotores laicos se refiere a los organizadores de las Jornadas, y con "vacuidad de las liturgias de hoy" a la Misa Nueva tal como la celebran los sacerdotes que los atienden, se equivoca el autor. En primer lugar los organizadores no estaban interesados "per se", y para consentir tuvieron que neutralizar alguna oposición menor. Y por otro lado: ¿cómo van a estar hartos de la celebración a cuya sombra ha crecido este proyecto, junto a sus hijos y nietos? No, esto es totalmente falso.
No quiero entrar en polémicas poco fructíferas, pero las Jornadas de Paraná y el grupo de personas que la sustentan con su trabajo, su predicación y su ejemplo desde hace treinta años, no son fruto del Modo Extraordinario del Rito Romano, sino del Novus Ordo entendido y celebrado con fe católica.
Esa es la verdad, y debemos reconocerla aunque desde estas páginas breguemos incansablemente por la reintroducción de la Misa Tridentina, según lo dispuesto en el Motu Proprio Summorum Pontificum.
P/D: Hubo además de ésta, otras Misas Extraordinarias celebradas durante las Jornadas por alguno de los sacerdotes que asistían.

En la Capilla de San José del colegio que alberga las Jornadas



(*) No sé si por casualidad o para aprovechar el feriado largo (3 días), en el mismo fin de semana en que se realizan las Jornadas, un número enorme de jóvenes (este año diz que cuarenta mil) vienen de todo el país para pasar la noche en una Fiesta de Disfraces, que es un verdadero y orgiástico Aquelarre o Salamanca, como le dicen en el Norte Argentino.
En el mismo momento en que 550 jóvenes rezaban la Misa Tridentina, otros 40.000 comenzaban a reunirse no muy lejos de allí, para ser protagonistas del descontrol.
¡550 contra 40.000! Pero: "No temáis pequeño rebaño... yo he vencido al mundo!".

 

Fuente: Página Católica.

+ Consagración de Juventutem Argentina al Inmaculado Corazón de María +




¡Oh Reina del Santísimo Rosario, auxilio de los cristianos, refugio del género humano, vencedora de todas las batallas de Dios! Ante vuestro Trono nos postramos suplicantes, seguros de impetrar misericordia y de alcanzar gracia y oportuno auxilio y defensa en las presentes calamidades, no por nuestros méritos, de los que no presumimos, sino únicamente por la inmensa bondad de vuestro maternal Corazón.

En esta hora trágica de la historia humana, a Vos, a vuestro Inmaculado Corazón, entregamos y consagramos Juventutem de Argentina, no sólo en unión con la Santa Iglesia, cuerpo místico de vuestro Hijo Jesús, que sufre y sangra en tantas partes y de tantos modos atribulada, sino también con todo el Mundo dilacerado por atroces discordias, abrasado en un incendio de odio, víctima de sus propias iniquidades.

Que os conmuevan tantas ruinas materiales y morales, tantos dolores, tantas angustias de padres y madres, de esposos, de hermanos, de niños inocentes; tantas vidas cortadas en flor, tantos cuerpos despedazados en la horrenda carnicería, tantas almas torturadas y agonizantes, tantas en peligro de perderse eternamente.

Vos, oh Madre de misericordia, impetradnos de Dios la paz; y, ante todo, las gracias que pueden convertir en un momento los humanos corazones, las gracias que preparan, concilian y aseguran la paz. Reina de la paz, rogad por nosotros y dad al mundo en guerra la paz por que suspiran los pueblos, la paz en la verdad, en la justicia, en la caridad de Cristo. Dadle la paz de las armas y la paz de las almas, para que en la tranquilidad del orden se dilate el reino de Dios.

Conceded vuestra protección a los infieles y a cuantos yacen aún en las sombras de la muerte; concédeles la paz y haced que brille para ellos el sol de la verdad y puedan repetir con nosotros ante el único Salvador del mundo: Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad.

Dad la paz a los pueblos separados por el error o la discordia, especialmente a aquellos que os profesan singular devoción y en los cuales no había casa donde no se hallase honrada vuestra venerada imagen (hoy quizá oculta y retirada para mejores tiempos), y haced que retornen al único redil de Cristo bajo el único verdadero Pastor.

Obtened paz y libertad completa para la Iglesia Santa de Dios; contened el diluvio inundante del neopaganismo, fomentad en los fieles el amor a la pureza, la práctica de la vida cristiana y del celo apostólico, a fin de que aumente en méritos y en número el pueblo de los que sirven a Dios.

Finalmente, así como fueron consagrados al Corazón de vuestro Hijo Jesús la Iglesia y todo el género humano, para que, puestas en El todas las esperanzas, fuese para ellos señal y prenda de victoria y de salvación; de igual manera, oh Madre nuestra y Reina del Mundo, también nos consagramos para siempre a Vos, a vuestro Inmaculado Corazón, para que vuestro amor y patrocinio aceleren el triunfo del Reino de Dios, y todas las gentes, pacificadas entre sí y con Dios, os proclamen bienaventurada y entonen con Vos, de un extremo a Otro de la tierra, el eterno Magníficat de gloria, de amor, de reconocimiento al Corazón de Jesús, en sólo el cual pueden hallar la Verdad, la Vida y la Paz.


Haciendo nuestras estas palabras del Siervo de Dios SS Pio XII, los Miembros del Capítulo Argentino de Juventutem Internationalis, hacemos esta Consagración de nuestro apostolado, y nuestras propias vidas al Dulce e Inmaculado Corazón de la Siempre Virgen María.

martes, 21 de agosto de 2012

Giuseppe Sarto, aquel joven sacerdote aficionado a construir relojes de sol que llegó a Papa

 

san-piox-iglesia-catolica-profecias-catolicas

 

Durante sus primeros años de apostolado diseminó el Véneto con sus obras... y ya como San Pío X le reclamaron por uno que daba mal la hora.

Giuseppe Sarto nació en 1835 en una familia de tan escasos recursos económicos como sólida fe cristiana y vida de piedad. Demostró desde muy pequeño una inteligencia despierta, y aprovechaba hasta el extremo las enseñanzas de una escuela a la que tenía que desplazarse varios kilómetros descalzo para ahorrar zapatos.

 

Su fuerte en clase eran el álgebra y la geometría, y le apasionaba la astronomía, así que cuando, años después, fue ordenado sacerdote y le destinaron a la parroquia de Tombolo, en el Véneto, empezó a poner en marcha una afición poco conocida a la que dedica este martes Isabella Farinelli un artículo en L´Osservatore Romano: el gnomonismo o construcción de relojes de sol.

 

Una estudiosa del asunto, la profesora Elsa Stocco, está documentando las diversas huellas de su habilidad que fue dejando Don Giuseppe en las numerosas parroquias a las que era invitado a predicar a medida que se iba difundiendo su fama como confesor y orador, y adquiría el sobrenombre de "movimiento perpetuo" por su hiperactividad.

 

Luego, cuando sus responsabilidades fueron creciendo, y como obispo de Mantua primero y patriarca de Venecia después -y, por supuesto, como San Pío X una vez elegido Papa en 1903- esa tranquila y productiva pasión fue progresivamente abandonada. Al menos, en lo que a sus propias manos se refiere, pues durante su pontificado impulsó decisivamente el Observatorio Astronómico Vaticano. Mucho influyó en ello su devoción a esa ciencia.

 

"¡Entonces no era infalible!"
Diversas canonjías de pueblos vénetos cuentan aún en su pared con un reloj de sol construido por el joven Sarto, aunque muchos se han perdido. Farinelli menciona los de Tombolo, Fontaniva (donde en 1904 se añadió una placa recordando las manos constructoras), Galliera u Onara, donde dejó su firma en latín: "Don Giuseppe Melchior Sarto fece".

 

El futuro San Pío X tenía además un reloj de bolsillo -su única propiedad de valor, junto con una cubertería de plata- que con dolor fue y volvió varias veces a la casa de empeñospara ir financiando las obras de caridad que multiplicó en aquellos años.


Mucho tiempo después, el párroco de Fontaniva fue recibido en audiencia en el Vaticano por su antiguo amigo, ahora elevado al trono de Pedro. Se dice que le comentó al Papa que el reloj de sol que él había construido tiempo atrás no estaba siendo muy preciso. "¡Es que por entonces no era infalible!", bromeó San Pío X como respuesta.

 

Lo cierto es que la doctora Stocco ha comprobado ese reloj, y marca bien la hora: "Lo más probable", dice, "es que, confrontándola con un reloj de caja, el párroco no estuviese teniendo en cuenta la diferencia entre la hora solar verdadera y el tiempo medio del huso horario".

 

A causa de esta afición, hay un movimiento entre los gnomonista para que San Pío X sea declarado su patrono. El apoyo del diario vaticano... parece que ya lo tiene.

Fuente: Religión en Libertad

Primavera en Paraná

 

Es un tema remanido ya hasta el hartazgo. La primavera prometida por el Concilio Vaticano II nunca llegó y, en su lugar, nos encontramos con un crudelísimo invierno. La evidencia no suele ser aceptada por nuestros prelados que siguen imaginando brotes y florecillas donde sólo hay ramas secas.

Según ellos, una de las muestras más evidentes de los aires primaverales fue la reforma litúrgica que, en los hechos, significó la destrucción de la tradición litúrgica latina reemplazada por inventos de eruditos cuando no por la creatividad de cualquier curita inculto y vulgar, que son los que abundan. Y, por eso mismo, todo intento de retornar a la liturgia tradicional latina no es más que los deseos completamente absurdos y peligrosos de los reaccionarios que nunca faltan. Les resulta incomprensible que, aún hoy, haya gente que añora lo que no conoció, porque son justamente los jóvenes que nunca vieron una misa tradicional los que más bregan por su retorno.

Y los obispos argentinos, adoptando políticas propias del Indec K, pretenden negar la realidad tapándola. Es sabido que, luego del Motu Proprio, la directiva emanada desde la sede cardenalicia de Buenos Aires fue “no hacer olas” e impedir la celebración de la misa, desalentando e, incluso, amenazando a los pocos sacerdotes que se atrevieran. Y nosotros, alicaídos laicos, bien poco que hicimos también para promover su celebración.

Sin embargo, de vez en cuando afloran las buenas noticias que tapan la boca a los prelados. Este pasado fin de semana se celebró en Paraná, por primera vez en forma pública luego de décadas, la misa latina tradicional. Sus promotores fueron laicos, simples laicos, que nunca fueron tradicionalistas y, mucho menos, afiliados al lefebvrismo. Laicos hartos ya de la vacuidad de las liturgias de hoy, con amor a la Iglesia y buscando el bien de las almas.

 

Por supuesto, no se celebró en ninguna iglesia de la arquidiócesis. El lugar fue la capilla/salón de usos múltiples de un colegio católico no perteneciente al arzobispado, ubicado en la zona periférica de la ciudad de Paraná. Se consiguieron un frailecito de la Inmaculada al que llevaron desde Buenos Aires y algunas monjas para cantar; prepararon un bello altar y se largaron.

Lo asombroso es que asistieron más de 500 personas. Es un número altísimo, que dejará con la boca abierta a los prelados. Por cierto, la inmensa mayoría eran jóvenes. ¿Cómo explicaran los promotores de las jornadas de jóvenes católicos tinellizadas este hecho? ¿Serán tantas las mentes enfermizas que aún desean asistir a tal espectáculo medieval, rezado en una lengua incomprensible, aburrido, sin ritmo y sin onda?

Ya sabemos la respuesta: el silencio.

 

Fuente: The Wanderer

XV Encuentro de Formación Católica

 

Tradición y Espiritualidad Católica
16, 17, 18 y 19 de Noviembre de 2012
Florencio Varela - Buenos Aires    

 

 

PLACA[1]

 

PLACA

 

 

"...Sucede hoy con frecuencia que los cristianos se preocupan mucho por las consecuencias sociales, culturales y políticas de su compromiso, al mismo tiempo que siguen considerando la fe como un presupuesto obvio de la vida común. De hecho, este presupuesto no sólo no aparece como tal, sino que incluso con frecuencia es negado. Mientras que en el pasado era posible reconocer un tejido cultural unitario, ampliamente aceptado en su referencia al contenido de la fe y a los valores inspirados por ella, hoy no parece que sea ya así en vastos sectores de la sociedad, a causa de una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas.Por la fe, hombres y mujeres de toda edad, cuyo nombre está escrito en el libro de la vida (cf. Ap.7, 9; 13, 8), han confesado a lo largo de los siglos la belleza de seguir al Señor Jesús allí donde se llamaba a dar testimonio de su ser cristianos: en la familia, la profesión, la vida pública y el desempeño de los carismas y ministerios que se les confiaban..." (Carta apostólica "Porta Fidei", S.S. Benedicto XVI)


La Tradición primordial

El recto sentido de la Pobreza en la espiritualidad franciscana

Tradición y Magisterio vivo de la Iglesia

La espiritualidad martirial en la Fe de la Iglesia

La predicación del demonio en la tradición católica

La espiritualidad de la Belleza y la música sagrada

Sagrada Escritura: Historicidad y Magisterio

Las mediaciones sacramentales en San Ignacio de Loyola*Oración y vida moral en S. Alfonso M. de Ligorio

Espiritualidad del catequista y Tradición eclesial

La esclavitud mariana de S. Luis María Grignon de Montfort

Fe y Apologética en la tradición dominica

Predicación misionera y "sentir con la Iglesia"

La tradición benedictina, San Bernardo y la espiritualidad occidental

Santa Teresa de Avila y la tradición espiritual carmelitana

La unidad eclesial en las Iglesias Orientales

La tradición en algunos poetas argentinos

 

Celebración de la Santa Misa en la forma extraordinaria del rito romano y en ritos orientales

 

Expositores:

S.E.R. Mons. Fernando Areas Rifán(Obispo de la Administración Apostólica -Personal de San Juan María Vianney, -Campos-, Brasil)

S.E.R. Mons. Antonio Baseotto(Comisión Episcopal de la Vida Consagrada)

S.E.R. Charbel Mehri(Obispo eparca de la Misión Libanesa Maronita en la Argentina)

R.P. Alfredo Sáenz s.j.R.P. Horacio Bojorge s.j.
P. Miguel Angel Barriola

P. Carlos Mancuso (exorcista)

Fray José Miguel Padilla( franciscanos capuchinos recoletos)

Antonio Caponnetto

Giorgio Sernani

Bernardino Montejano

Víctor Basterretche

Hna. M. Trinidad Garro (Inst. Mater Dei)

y otros... 

 

* Formación 

* Espiritualidad  

*Camaradería  

*Eutrapelia

* Exposición y venta de Libros -nuevos y usados- e Imágenes

 

Aranceles:Con alojamiento en habitación $600.- (los 4 días completos)“Pasaporte” (los 4 días) sin habitación $400.-Por día, sin alojamiento $200.-Carpas
$350.- -Consultar por grupos y familias-(Incluye: Conferencias,  pensión completa, asado y espectáculos -desde el viernes 16 a la mañana hasta el lunes 19 por la tarde, en la clausura-).Servicio de guardería p/niños. Transporte desde capital

federal con previa reserva.

 

 

Informes  e Inscripción:  cfsanbernardo@yahoo.com.ar
En Bella Vista: La Plata 1721 santiagoapostol_libros@yahoo.com.ar
En Tortuguitas: 02320-492119 / 011-156666-1759

Coord. Gral.: Prof. M. Virginia O. de Gristelli / Jorge E.Gristelli
Organiza:   Círculo de Formación San Bernardo de Claraval
Auspicia:  Librería y Editorial Santiago Apóstol

lunes, 20 de agosto de 2012

+ Cuando lo más sagrado es profanado +

.


El Viernes Santo, el Señor nos interroga con dolor por medio de la lirugia de la Iglesia:
"Popule meus, quid feci tibi? Aut in quo contristavi te? Responde, mihi.
Ego te pavi manna per desertum: et tu me cecidisti alapis et flagellis."
(Pueblo mío! que te hice? En que te he ofendido? Respóndeme. Te alimenté con el maná en el desierto, tú descargaste sobre mí bofetadas y asotes)
.
Hoy mismo, Jesús nos podría interpelar. El nos ha dado un nuevo maná como alimento, que nos fortalece en el nuestro caminar por el desierto de nuestras vidas: La Eucaristía, que no viene del cielo, sino que es el Cielo. Este alimento es el mismo Jesucristo Resucitado, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. ¡Que agradecidos deberemos estar por este grandísimo don! Todo acto de adoración y veneración al Santísimo Sacramento, por más solemne y sublime que pueda ser, es poco para agradecer tanto amor. Con quedarse en la Eucarístia, Nuestro Señor se ha humillado más que en toda su Pasión. ¿Y como lo tratamos en el Santo Sacramento?
.
El Beato Juan Pablo II decía en la encíclica "Ecclesia de Eucharistía": "A nadie está permitido infravalorar el Misterio confiado a nuestras manos: éste es demasido grande para que alguien pueda permitirse tratarlo a su arbitrio personal, lo que no respetaría ni su carácter sagrado ni su dimensión universal."
¿Que tanto amamos a Nuestro Señor?¿Realmente valoramos la Eucarístia?¿Los sacerdotes celebran devotamente la Santa Misa?¿Los fieles asisten con verdadera devoción a ella?
.
Los párrafos que siguen, están tomados las Revelaciones de la Pasión de Jesús, de la Beata Ana Catalina Emmerick. Corresponden a la agonía de Nuestro Señor en el Huerto. La vidente comenta que Jesús sentía el ataque de los pecadores de todos los tiempos, que venían a golpearlo y ultrajarlo.
.
"En medio de esas legiones furiosas, de las cuales algunas me parecían compuestas de ciegos, Jesús estaba herido como si realmente hubiera experimentado sus golpes; vacilante en extremo, tan pronto se levantaba como caía; y la serpiente, en medio de esa multitud que gritaba sin cesar contra Jesús, batí acá y allá con su cola, desollando a todos los que derribaba.
.
Entonces me fue revelado que estos enemigos del Salvador eran los que maltrataban a Jesucristo cuya presencia es real en el Santísimo Sacramento. Reconocí, entre ellos, todas las especies de profanadores de la sagrada Eucaristía. Yo vi con horror todos esos ultrajes, desde la irreverencia, la negligencia, la omisión, hasta el desprecio, el abuso y el sacrilegio; desde la adhesión a los ídolos del mundo, a las tienieblas y a la falsa ciencia, hasta el error, la incredulidad, el fanatismo y la persecución. Vi entre esos hombres a ciegos, paralíticos, sordos mudos y aun niños. Ciegos que no querían ver la verdad; paralíticos que no querían andar con ella; sordos que no querían oir sus avisos y amenazas; mudos que no querían conbatir por ella con la espada d ela palabra; niños perdidos por causa de sus padres o maestros mundanos olvidados de Dios, mantenidos con deseos terrestres, llenos de una vana sabiduría y alejados de las cosas divinas.
.
Entre estos últimos, cuya vista me afligió más porque Jesús amaba a los niños, vi muchos de estos de coro, irreverentes, que no honraban a Jesucristo en las santas ceremonias en las que toman parte. Vi con espanto muchos sacerdotes, algunos reputados como llenos de piedad y fe, maltratar también a Jesucristo en el Santísimo Sacramento. A muchos vi que creían y enseñaban la presencia de Dios vivo en el Santísimo Sacramento; pero no lo tomaban con bastante calor y eficacia, pues olvidaban y descuidaban el Palacio, el Trono, lugar del Dios vivo, es decir, la Iglesia: el altar, el tabernáculo, el caliz, la custodia, los ornamentos; en fin todo lo que sirve al uso y al decoro de la Iglesia de Dios. Todo estaba abandonado, todo se perdía en el polvo y la inmundicia, y el culto divino estaba, si no profanado interiormente, a lo menos deshonrado en lo exterior. Todo eso no era el fruto de la pobreza verdadera, sino de la indiferencia, de la pereza, de la preocupación de vanos interese terrestres, y algunas veces del egoísmo y de la muerte interior; pues vi negligencias iguales en iglesias ricas y en las menos acomodadas. Vi otras muchas adonde un lujo mundano había reemplazado los magníficos ornamentos de una época más piadosa.
.
Muchas veces los pobres estaban mejor asistidos en sus chozas que el Señor del cielo y d ela tierra en su Iglesia. ¡Ah!, ¡cuánto contristaba a Jesús la inhospitalidad de los hombres, después de haberse dado a ellos como alimento! Seguramente que no se necesita ser rico para recibir al que reconpensa centuplicado un vaso de agua dado en su Nombre al que tiene sed; pero El, que tiene tanta sed de nosotros, ¿no tiene derecho a quejarse cuando el vaso es impuro y el agua corrompida? Por consecuencia de estos descuidos, vi a los débiles escandalizados, el Sacramento profanado, la Iglesia abandonada, los sacerdotes despreciados, la impureza y la negligencia se extendían hasta las almas de los fieles: dejaban sin purificar el tabernáculo de su corazón cuando Jesús bajaba a él, como dejaban el tabernáculo puesto sobre el altar.
.
Aunque hablara un año entero, no podría contar todas las afrentas hechas a Jesús en el Santísimo Sacramento, que supe de esta manera. Vi a los autores de ellas asaltar al Señor y herirlo con diversas arenas, según la diversidad de sus ofensas. Vi cristianos irreverentes de todos los siglos, sacerdotes frívolos o sacrílegos, una multitud de comuniones indigans, guerreros furiosos profanando los vasos sagrados, servidores del demonio empleando la Eucaristía en los misterios de un culto infernal. Vi entre ellos gran número de doctores esclavos de la herejía por sus pecados, atacando a Jesucristo en el Santísimo Sacramento de su Iglesia y arrancando de su corazón por medio de sus seducciones una multitud de hombres por los cuales había vertido su sangre. ¡Qué espectáculo tan doloroso!
.
Yo veía a la Iglesia como el cuerpo de Jesús, y una multitud de hombres que se separaban de el, y que rasgaban y arrancaban pedazos enteros de su carne viva. Jesús los miraba con ternura, y gemía al verlos perders. El, que se había dado a nosotros por alimento en el Santísimo Sacramento, a fin de juntar en un solo cuerpo, el de la Iglesia su esposa, a los hombres separados y divididos a lo infinito, se veía despedazado en ese mismo cuerpo, pues su principal obra de amos, la Eucaristía, adonde todos los hombres debían consumirse en la unidad, se convertía, por la malicia de los falsos doctores, en piedra de choque y de separación. Vi de este modo pueblos enteros arrancados de su seno y privados de participación en el tesoro de la gracia legado a su Iglesia.
.
Por fin vi todos los que estaban separados de ella sumergidos en la incredulidad, la superstición, la herejía, la falsa filosofía mundana: llenos de furor reuníanse en grandes bandos para atacar a al Iglesia, exitados por la serpiente que se agitaba en medio de ellos; era lo mismo que si Jesús se sintiera despedazar.
.
Yo estaba tan llena de horror y de espanto, que una aparición de mi Esposo celestial me puso misericordiosamante la mano sobre el corazón, diciéndome estas plabras:"Nadie ha visto esto todavía, y tu corazón se partiría de dolor si yo no lo sostuviera."
.
La Santa Madre Iglesia, consciente de la santidad de la Eucaristía, no solo ha procurado inculcar en los fieles la devoción y respeto a ella, sino que ha determinado una serie de expresiones externas, para subrayar la grandeza del sacramento. Como consecuencia de ello, a lo largo de los siglos, la Iglesia, ha establecido una especial reglamentación del culto a la Eucaristía y del modo de celebrar los Sagrados Misterios.
.
Dice el Siervo de Dios Juan Pablo II en la encíclica "Ecclesia de Eucharistia": "También en nuestros tiempos, la obediencia a las normas litúrgicas debería ser redescubierta y valorada como reflejo y testimonio de la Iglesia una y universal, que se hace presente en cada celebración de la Eucaristía."
.
Muchos cristianos somos testigos diariamente, de abusos en la celebración de los Santa Misa. Cuantos sacerdotes cometen auténticos sacrilegios mientras celebran, innovando o alterando las ceremonias, añadiendo comentarios propios a las oraciones u omitiendo cumplir con las rúbricas. Cuantos fieles comulgando en pecado o sin la debida preparación.
Estos pecados entrañan una maldad infinitamente superior a cualquier otro. Están dirigidos directamente a la Persona de Nuestro Señor. ¿Cómo es posible el acto más sagrado de nuestra Fe, la Santa Misa, sea profanado impunemente por aquellos mismos que tienen el gravísimo deber de custodiarlo y celebrarlo? Este debe ser sin duda el más horrendo, vil y bajo de todos los pecados.
.
Tenemos el deber de poner los medios para evitar estos actos. Debemos denunciar estos abusos a los obispos o la Santa Sede. Callar es ser cómplices de estos pecados. ¿Nos queda alguna duda de que Nuestro Señor está siendo ofendido y maltratado como en su Pasión?
.
.
Parce nobis, Domine!

viernes, 17 de agosto de 2012

jueves, 16 de agosto de 2012

+ Iglesia y pecado +


¿ Por qué la Iglesia habla siempre de pecado, de castigo y de culpa ?

Publicado en Cristo Hoy

Se le preguntó a Mons. Fulton Sheen, el conocidísimo obispo de la televisión norteamericana: ¨¿Cuál nos diría usted que es el peor mal que padecemos hoy?¨. Y él contestó: ¨ Lo peor del mundo no es el pecado; es la negación del pecado por la conciencia torcida¨. Coincidía con el Papa Pío XII, quien había dicho a Norteamérica en un mensaje radial estas palabras tan conocidas y tan repetidas: ¨El mundo ha perdido la noción del pecado¨.

Nosotros podemos ver que perder la noción del pecado es cosa muy grave, pero es mucho peor el negarlo positivamente llevados por una conciencia torcida.

Hoy nos hemos ideo de un extremo a otro en un asunto tan grave como es el de la culpa ante Dios. Antes, se hablaba demasiado en el sentido de que toda la vida cristiana se reducía a tener miedo al pecado y a sus castigos. ahora, nos hemos ido al extremo contrario: no se habla nunca de ello, y muchos viven tan felices como si no hubiera Legislador que dicta normas, que pide cuentas y que sanciona los desvíos. hacen temblar las palabras del filósofo Nietzsche cuando dice: ¨ Hay que acabar con la conciencia de pecado y de castigo, que son la plaga mayor del mundo¨. Cuando ya no haya conciencia del mal, habrá remordimiento, y, con el remordimiento, estará también, como una gracia grande, la vuelta a Dios.


Pbro. Dr. Jorge A. Gandur

miércoles, 15 de agosto de 2012

La Asunción de la Virgen María

 

murillo-asuncionvirgen1

 

 

Es un dogma de fe que María Santísima fue llevada al cielo en cuerpo y alma, Acontecimiento que celebramos el 15 de agosto.

 

Explicación de la fiesta


La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos.
Este día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado.
También, tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes.
La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento.
María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.
En la Tierra todos queremos llegar a Dios y en esto trabajamos todos los días. Esta es nuestra esperanza. María ya ha alcanzado esto. Lo que ella ha alcanzado nos anima a nosotros. Lo que ella posee nos sirve de esperanza.
María tuvo una enorme confianza en Dios y su corazón lo tenía lleno de Dios.
Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudarnos en todo lo que le pidamos.


Un poco de historia
El Papa Pío XII definió como dogma de fe la Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma el 1 de noviembre de 1950.
La fiesta de la Asunción es “la fiesta de María”, la más solemne de las fiestas que la Iglesia celebra en su honor. Este día festejamos todos los misterios de su vida.
Es la celebración de su grandeza, de todos sus privilegios y virtudes, que también se celebran por separado en otras fechas.
Este día tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre, María. ¡Qué bien supo Ella corresponder a éstas! Por eso, por su vivencia de las virtudes, Ella alcanzó la gloria de Dios: se coronó por estas virtudes.
María es una obra maravillosa de Dios: mujer sencilla y humilde, concebida sin pecado original y, por tanto, creatura purísima. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado de Dios.
En la Tierra todos queremos llegar a Dios y por este fin trabajamos todos los días, ya que ésa es nuestra esperanza. María ya lo ha alcanzado. Lo que ella ya posee nos anima a nosotros a alcanzarlo también.
María tuvo una enorme confianza en Dios, su corazón lo tenía lleno de Dios. Vivió con una inmensa paz porque vivía en Dios, porque cumplió a la perfección con la voluntad de Dios durante toda su vida. Y esto es lo que la llevó a gozar en la gloria de Dios. Desde su Asunción al Cielo, Ella es nuestra Madre del Cielo.

 


Sugerencias para vivir la fiesta:

  • Tener una imagen de la Virgen María en el momento de la Asunción y poner junto de ésta un florero para repartir una flor con un letrero de una virtud propia de la Virgen para que cada uno medite en esta virtud y deposite la flor.
  • Coronar a la virgen María poniéndole una corona y explicando al mismo tiempo por que llegó al Cielo en cuerpo y alma.
  • Llevar y ofrecer flores a la Virgen.
    Rezar el Rosario en familia con mucha devoción.
  • Cantar la canción a la Virgen María “¿Quién será esa mujer?”
    Sigue consultando sobre la Asunción de la Virgen María


NOTA:
Con ocasión de la celebración de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María en la Biblioteca Electrónica Cristiana -BEC- de Ve multimedios han preparado un Especial de la Asunción de Santa María.
Escucha El Dogma de la Asunción de María por Mauricio I. Pérez en su sitio Semillas para la Vida aquí

 

Fuente: Cathoilc.Net

Segundo Aniversario Misa Tradicional en La Plata

 

DSC_0288

 

En el día de hoy, Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen, se cumplen dos años de aplicación del Motu Proprio Summorum Pontificum del Sumo Pontífice Benedicto XVI en la Parroquia de la Medalla Milagrosa de la Arquidiócesis de La Plata, Provincia de Buenos Aires.

 

Desde Juventutem Argentina queremos felicitar a la comunidad tradicional de La Plata que con gran esfuerzo lleva adelante esta obra de Dios. Allí se celebra la Santa Misa según la forma extraordinaria del rito latino todos los Domingos a las 12hs. y acuden alrededor de 40 fieles.

 

“Enseguida después del Concilio Vaticano II se podía suponer que la petición del uso del Misal de 1962 se limitaría a la generación más anciana que había crecido con él, pero desde entonces se ha visto claramente que también personas jóvenes descubren esta forma litúrgica, se sienten atraídos por ella y encuentran en la misma una forma, particularmente adecuada para ellos, de encuentro con el Misterio de la Santísima Eucaristía.” Carta del Santo Padre Benedicto XVI que acompaña la Carta Apostólica “Motu Proprio Data” Summorum Pontificum.

 

Parroquia Nuestra Señora de la Merced

Asimismo nos hemos enterado que en algunas parroquias de dicha Arquidiócesis se ataca con vehemencia diabólica esta Santa Misa tan querida por el Papa Benedicto XVI, y por tal motivo rogamos se eleve una oración a la Virgen Santísima pidiendo que fortalezca y proteja a esta comunidad de las injurias del enemigo.

 

“Ladran Sancho, señal que cabalgamos…” pero quien ladra se encuentra atado y ya sabemos quien es, nos dice San Ignacio.

 

Juventutem Argentina

lunes, 13 de agosto de 2012

SEMINARIO

 

image001

 

 

“El mal ayer y hoy”

La última tertulia, que tuvo lugar el 25 de julio pasado con el P. Carlos Mancuso como invitado especial, tuvo una amplia adhesión de público, a punto tal que varias personas debieron permanecer de pie y otras debieron retirarse por falta de espacio.

El tema tratado – Principado de Satanás en el mundo contemporáneo – sirvió para poner en evidencia que la grave cuestión del mal, pese a la banalización que de ella ha hecho la modernidad, sigue concitando gran interés.

Habida cuenta de ello, el Instituto de Filosofía Práctica (INFIP) ha querido organizar un seminario en cuatro conferencias, bajo la dirección del Dr. Mario Enrique Sacchi y agrupadas bajo el título: “El mal ayer y hoy”.

 

El programa será el siguiente:

1.- Existencia y naturaleza del mal. El mal según la teología católica y la metafísica, a cargo del Dr. Mario Enrique Sacchi. El jueves 23 de agosto, a las 19.00.

2.- ¿Por qué Dios permite el mal?, a cargo del Pbro. Dr. José Ignacio Ferro Terrén. El jueves 30 de agosto, a las 19.00.

3.- Manifestaciones descollantes del mal en la hora actual, a cargo del Dr. Gerardo Palacios Hardy. El jueves 13 de septiembre, a las 19.00.

4.- El mal, los vicios y los pecados en la vida y en el obrar de las creaturas, a cargo del Pbro. Dr. Carlos Baliña. El jueves 20 de septiembre a las 19.00.

La participación en este seminario requiere sin excepción de inscripción previa, en la sede del INFIP o bien por teléfono o correo electrónico.

 

El curso es arancelado: dos pagos de $ 60 cada uno para los socios del INFIP y de $ 80 cada uno para los no socios, el primero el 23 de agosto y el segundo el 13 de septiembre.

El INFIP otorgará certificados de asistencia a quienes hayan asistido a las cuatro conferencias que componen este seminario.

 

La Comisión Directiva

Buenos Aires, agosto de 2012.

El Papa rechaza la idea de «inculturación» y se opone al sentimentalismo en la liturgia

 

pict0162

 

Las palabras de Benedicto XVI en el vuelo a Cotonou desvelaron también las razones de su profunda amistad con el cardenal Bernardin Gantin.

Este viernes, durante el vuelo de Roma a Cotonou, Benedicto XVI mantuvo el tradicional encuentro aéreo con los informadores que cubren su visita a Benin.
Una de las preguntas transmitidas al Papa por el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, versó sobre el debilitamiento de las religiones tradicionales en África, simultánea al éxito de comunidades evangélicas o pentecostales, y sobre la actitud que debe mantener ante ellas la Iglesia, con la que son muy "agresivas".
Para el Papa, esas comunidades son un fenómeno mundial, con algunos elementos característicos: "Poca institucionalidad, poca instrucción, un mensaje fácil, simple, comprensible, aparentemente concreto, y una liturgia participativa con expresión de los propios sentimientos, de la propia cultura y también combinaciones sincretistas entre religiones".
"No debemos imitar a estas comunidades", afirmó el Papa sin ambages, "sino preguntarnos qué podemos hacer para dar nueva vitalidad a la Iglesia católica. Y diría que un primer punto es ciertamenteun mensaje simple, profundo, comprensible. Es importante que el cristianismo no aparezca como un sistema difícil, uropeo, que otros no puedan comprender y realizar, sino com oun mensaje universal que es que Dios existe, que Dios está con nosotros, que Dios nos conoce y nos ama y que la religión concreta invita a la colaboración y la fraternidad".
También es importante, continuó Benedicto XVI, "que la liturgia sea participativa, pero no sentimental. No debe basarse sólo en la expresión de los sentimientos, sino caracterizarse por la presencia del misterio, una liturgia en la cual entramos, por la cual nos dejamos formar. Y diría también que en la inculturación es importante no perder la  universalidad. Preferiría hablar de interculturalidad, y no tanto de inculturación. Esto es, de un encuentro de las culturas en la común verdad de nuestro ser humano y nuestro tiempo, y así crecer también en la fraternidad universal. Y no perder esta gran cosa que es la catolicidad, que en todas las partes del mundo somos hermanos, somos una familia que se conoce y que colabora en espíritu de fraternidad".

 

El amigo Gantin
También durante el vuelo, el Papa Ratzinger desveló que conoció al cardenal Bernardin Gantin durante su consagración como obispo en Múnich en 1977, a la que acudió porque tenían un discípulo común.
"Para mí fue magnífico encontrarme con este joven obispo africano lleno de fe, de alegría y de valentía", dijo el Papa: Luego colaboramos muchísimo, sobre todo cuando él era prefecto de la Congregación para los Obispos, y luego en el Sacro Colegio cardenalicio. Siempre admiré en él su inteligencia práctica y profunda, su sentido del discernimiento, de no caer en fraseologías sino de comprender qué era esencial y qué no tenía sentido. Y luego, su verdadero sentido del humor, muy bueno. Sobre todo era un hombre de profunda fe y oración. Todo esto convirtió al cardenal Gantin no sólo en un amigo, sino también en un ejemplo a seguir, un gran obispo africano, católico. Son verdaderamente feliz de poder ahora rezar sobre su tumba y sentir su proximidad y su gran fe, que lo convierte -siempre lo fue para mí- en un ejemplo y un amigo".
Tras la recepción por las autoridades civiles en el aeropuerto de Cotonou, el Papa se desplazó hasta la catedral de Nuestra Señora de la Misericordia y posteriormente se retiró a descansar antes de las intensas jornadas del sábado y el domingo.

 

http://www.religionenlibertad.com

Las tabletas electrónicas no son adecuadas para la liturgia

 

 

 

Roma (Italia) (AICA): A raíz de la advertencia que realizaron los obispos de Nueva Zelanda al clero que determinaron para sus diócesis que el Misal no puede ser reemplazado por tabletas, Ipad, teléfonos u otros dispositivos, varios obispos y sacerdotes expertos en liturgia y comunicaciones profundizaron en las razones que impulsaron la decisión y los criterios que la Iglesia considera a la hora de evaluar el uso de los elementos tecnológicos en la liturgia.


"Todos los credos tienen libros sagrados que son reservados para aquellos rituales y actividades que están en el corazón de la fe", habían señalado los prelados de Nueva Zelanda, quienes advirtieron que esta realidad es palpable también dentro de la Iglesia Católica: "el Misal Romano es uno de nuestros libros sagrados. Su forma física es un indicador de su papel especial en el culto".
"No parece del todo digno de Cristo que un sacerdote termine de celebrar la misa con una tableta para luego pasar inmediatamente a revisar su correo o leer el periódico con el mismo instrumento", señaló el Padre Edward McNamara, profesor ordinario de teología sacramental y liturgia en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. "El misal no es sólo un libro-instrumento sino un símbolo litúrgico que recibe una bendición especial que lo reserva para el uso del altar", explicó en entrevista al portal Evangelidigitalización.
Por su parte el padre Antonio Spadaro, miembro del Pontificio Consejo de las Comunicaciones y conocido popularmente como el “ciberteólogo” del Vaticano, explicó por qué los distintos dispositivos móviles como Ipad, Smartphones y tablets no pueden reemplazar el Misal Romano ni los tradicionales libros en la liturgia católica.
A través de la edición de julio de la revista italiana ‘Jesús’, y en su blog “CyberTeologia”, el padre Spadaro explica cómo cambia el concepto del libro sagrado en los tiempos del iPad, y considera que gracias a las aplicaciones que permiten rezar la oración del Breviario, o el Misal, como el iBreviary, se puede difundir el uso de los libros litúrgicos en el mundo digital.
Sin embargo, recordó que “la página del Evangelio, permanece como parte integrante de la acción ritual de la comunidad cristiana”.
El presbítero explicó que “es inimaginable que se lleve en procesión un iPad o una computadora portátil, o que en una liturgia un monitor sea solemnemente incensado y besado”, y por tanto, “la liturgia, es el bastión de resistencia de la relación texto-página contra la volatilización del texto desencarnado de una página de tinta; el contexto en el cual, la página permanece como el ‘cuerpo’ de un texto”.
Para el uso sagrado es importante la relación entre el texto y la página, de forma que el mensaje se convierte en objeto, como lo fueron las tablas de la ley para el pueblo judío. "La liturgia, entonces, es un baluarte de resistencia", afirmó el sacerdote, con respecto a un proceso que "desencarna" el texto y lo deja desprovisto del "cuerpo" necesario para ser usado el culto sagrado.
Incluso sacerdotes favorables a la introducción de estas tecnologías expresaron preocupaciones sobre los nuevos problemas que generan, entre ellos el hecho de que dichos objetos ostentan marcas comerciales y su uso público en la liturgia introduciría una especie de "patrocinio" comercial que es claramente inadecuado en el culto divino.
Otra voz que se agrega es la de monseñor Joel Baylon, obispo de Legazpi, Filipinas quien expresó: "El Ipad (y otras tecnologías similares) no es apropiado para la santidad del altar", cuando un grupo de jóvenes le preguntó sobre el uso litúrgico de esta tecnología. "Puede ser secular y mundano, haciéndolo inadecuado para reemplazar el Misal u otros libros que se reservan para la liturgia, libros que son hechos sólo para el altar".
Sin embargo el prelado, que participó en el primer Encuentro de Medios Sociales Católicos de Filipinas, aconsejó a los obispos y sacerdotes tener presencia en internet y difundir a través de los nuevos medios de comunicación los textos de sus homilías y mensajes y encomendó a los jóvenes la tarea de la evangelización a través de las redes sociales. +

 

Fuente: AICA