Archivos del blog

jueves, 5 de enero de 2012

Este sábado, otro obispo anglicano se hace católico... y van 8 en cinco años




Robert Mercer fue durante 10 años obispo en Zimbabue, y luego, durante 17 años, líder de la Traditional Anglican Church en Canadá. Alaba a Benedicto XVI como "un revolucionario" y por hacer real y posible la unidad de los anglicanos con la Iglesia de Roma.


Este sábado 7 de enero será recibido como un laico en la Iglesia católica Robert Mercer, de casi 77 años, que fue obispo anglicano de Matabeleland, Zimbabue, entre 1977 y 1987. Nativo de ese país y formado en centros anglicanos de Sudáfrica, con el tiempo se fue sintiendo más y más disgustado con el anglicanismo liberal y su falta de autoridad doctrinal.

En 1988, viviendo en Canadá, fue uno de los líderes y promotores de la Iglesia Anglicana Católica de Canadá, un grupo de anglicanos conservadores independientes de Canterbury y de la Comunión Anglicana, que buscaban tender lazos con Roma. Desde ese año hasta 2005 fue "obispo metropolitano" para Canadá de este grupo. Ahora vive jubilado en Inglaterra.

Recibido en el ordinariato inglés

Será recibido como católico en el ordinariato anglocatólico de Nuestra Señora de Walsingham, creado hace un año por Benedicto XVI para acoger personas provenientes del anglicanismo que quieren mantener aspectos de su liturgia y tradiciones. Realizará la ceremonia de crismación el St Agatha, Portsmouth, el ordinario Keith Newton, quien hace poco más de un año aún era obispo anglicano de Richborough y ahora es el líder de los anglocatólicos británicos. Acompañaron a Newton en su opción católica los obispos Burnham, de Ebbsfleet, y Broadhurst, de Fulham, que dejaron sus obispados anglicanos y hoy son sacerdotes católicos.

En enero de 2011 se estudió la posibilidad de su recepción como católico y de hacerla coincidir con la de otros dos obispos anglicanos jubilados, Edwin Barnes y David Silk, antiguo obispo de Mallarat, en Australia.

"Durante 400 años las Iglesias católica y anglicana han hablado de forma bastante estéril de reconciliarse. Ahora está sucediendo. Cruzaré a Roma tan pronto como me deje el Vaticano", declaraba entonces Mercer en una entrevista en ENInews.

Benedicto XVI "el Revolucionario"

"El Papa actual es un revolucionario y lo que está haciendo es revolucionario. Esto es la conclusión lógica del Movimiento de Oxford del siglo XIX", afirmaba, y lamentaba que en el anglicanismo se haya extendido un "feminismo extremista que convierte a Dios en una figura materna y a Jesús en una hija; han estado haciendo una rebelión contra la tradición cristiana universal".

Además de Mercer y los cinco obispos de Inglaterra que ya hemos comentado (en la actualidad todos son sacerdotes en el Ordinariato anglocatólico y sus esposas también se han hecho católicas) en los últimos cinco años hay otros dos obispos episcopalianos (anglicanos de EEUU) que dejaron la mitra reconocida por Canterbury para entrar en comunión con Roma. Los dos lo hicieron en 2007.

De Florida y Río Grande, a Roma

Uno fue John Lipscomb, obispo episcopaliano de Florida Suroccidental de 1997 a 2007. Se trata de un hombre valiente que ha vencido o controlado la enfermedad de Parkinson y brotes de malaria cogidos como misionero en Kenia. En 2009 era ordenado sacerdote católico de la diócesis de St Peterburg, y no se sabe si se integrará en el ordinariato anglocatólico de EE UU, que nació el pasado 1 de enero.

El otro caso es el de Jeffrey Steenson, que fue durante tres años obispo de la extensa diócesis episcopaliana de Río Grande (Nuevo México y parte de Texas). Fue ordenado sacerdote católico también en 2009. El 1 de enero se anunció su nombramiento como ordinario para los anglocatólicos de EEUU, que probablemente sumen unas 1.500 personas antes de terminar 2012.

Nunca sucedió antes

Es un hecho insólito y nunca ha sucedido antes: 8 obispos anglicanos adoptan el catolicismo. Y en apenas 5 años. Se trata de pastores con grandes conocimientos de historia y de teología (Steenson es experto en Patrística) y con un ansia misionera y evangelizadora (también Newton fue misionero en África varios años). Dejan la comodidad y la seguridad de que gozaban para emprender una cosa novedosa y arriesgada, como son los ordinariatos, recién nacidos y precarios.  

Por el contrario, no se conoce ningún caso de obispos católicos que se hiciesen anglicanos o episcopalianos, excepto los que se sometieron a Enrique VIII en su cisma hace 5 siglos: casi todos los de Inglaterra, excepto San Juan Fisher, que murió mártir decapitado por su oposición.

Fuente: Religión en libertad

El Vaticano II y las Reformas Litúrgicas

Entrevista al P. Joseph Carola

 

 

Entrevista de Mary Shovlain (EWTN) al P. Joseph Carola, SJ, Sacerdote Jesuita y Profesor de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, sobre los cambios de la Liturgia después del Vaticano II y sobre la Forma Ordinaria y Extraordinaria del único Rito Romano del Santo Sacrificio de la Misa.


Hace explícita mención del Documento "Summorum Pontificum" de Benedicto XVI y de "Universae Ecclesiae" de la Comisión Ecclesia Dei.

Cada vez más cerca el posible nombramiento de nuevos cardenales: el 18 de febrero




Aunque habrá que esperar al 18 de enero, cuando está previsto que se anuncie oficialmente el consistorio y el nombre de los nuevos purpurados.

Muy probablemente el 18 o 19 de febrero Benedicto XVI nombrará 15 nuevos cardenales. Se trata del cuarto consistorio que Benedicto XVI convoca. Actualmente hay 192 cardenales, pero sólo 107 tendrían derecho a voto en un eventual cónclave y es que sólo los menores de 80 años podrían votar.

Aún no se conocen oficialmente los nombres de los futuros cardenales, pero se espera que sean nombrados “príncipes de la Iglesia” los italianos Fernando Filoni, prefecto de Propaganda de la Fe, Domenico Calcagno, presidente del APSA, es decir, de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, también Giuseppe Versaldi, presidente de la prefectura de asuntos económicos y Giuseppe Bertello, presidente del Governatorato del Vaticano. También se barajan los nombres de Francesco Coccopalmerio, presidente del pontificio consejo de textos legislativos y Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.
 
El brasileño Joao Braz de Aviz, prefecto de la congregación para los religiosos, el estadounidense Edwin O´Brien, pro gran maestro del Orden Ecuestre del Santo Sepulcro y el español Santos Abril y Castello, arcipreste de la basílica de Santa María Mayor, también serán muy probablemente nombrados cardenales en este eventual consistorio.

Parece que también serán nombrados cardenales Timothy Dolan, de Nueva York y Dominik Duka de Praga, y los arzobispos de Berlín, Rainer Maria Woelki, de Toronto, Thomas C. Collins y de Utrecht, Willem Eijk, también el obispo de Hong Kong, John Tong y el nuevo patriarca maronita del Líbano, Bechara Rai y el nuevo arzobispo mayor de los siro malabrares, George Alencherry.

Aunque todavía habrá que esperar a la audiencia general del 18 de enero, en donde está previsto el Papa anuncie oficialmente el consistorio y el nombre de los nuevos cardenales.

Rev. Steenson: “Éste es el alma del Ordinariato: volver a casa, a Roma”

 

 

 

 

En el primer día de este año, el Papa Benedicto XVI, por medio de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha erigido en Estados Unidos el Ordinariato Personal de la Cátedra de San Pedro, para los fieles anglicanos que quieren entrar en la plena comunión con la Iglesia católica y ha nombrado como primer ordinario al reverendo Jeffrey Steenson, ex-obispo anglicano, casado y con tres hijos, ordenado sacerdote católico en el año 2009. Presentamos una entrevista de Radio Vaticana al nuevo Ordinario.

 

Pienso que en el anglicanismo ha estado siempre el deseo profundamente arraigado de la unidad en el catolicismo. ¡Estaba en nuestro ADN, porque nosotros venimos de la Iglesia católica! Se me ocurre compararlo con el instinto de un ave migratoria: las aves migratorias quieren volver a casa. Y, en definitiva, éste es el corazón y el alma del Ordinariato: es aquello que se encuentra en la Lumen Gentium. La Constitución apostólica sobre la Iglesia habla de la dinámica interna que impulsa hacia la unidad católica existente en otras tradiciones eclesiales, y es esta dinámica interna que nos hace volver “a casa”, a Roma. Y éste es, en mi opinión, el concepto de fondo del Ordinariato: es el deseo de ser uno con Pedro y con los Apóstoles, con sus sucesores y con aquellos que están unidos en torno a él. Mi escrito preferido es el de san Ireneo de Lyon cuando afirma la necesidad de que todas las Iglesias estén en acuerdo con esta Iglesia: la Iglesia de Roma, precisamente por sus orígenes apostólicos. Es la Iglesia construida sobre Pedro y Pablo: ésta es nuestra visión, nuestra meta. ¡Queremos entrar en la vida plena de la Iglesia católica con mucha alegría en nuestro corazón!

 

 

¿Qué es un Ordinariato personal?

Estamos tratando de ponernos de acuerdo con el lenguaje técnico canónico, al cual muchos de nosotros no estamos acostumbrados. La idea del Ordinariato, con su expresión específica, ha nacido porque ya existe en el ámbito militar: el Ordinariato militar es la estructura a través de la cual los capellanes militares brindan su servicio más allá de territorios y límites. En este modelo nos hemos inspirado cuando la Santa Sede instituyó nuestro Ordinariato; es “personal” porque se refiere a la reunificación de personas que tienen una cultura litúrgica y eclesial distinta de la diócesis como gobierno territorial, que comprende a todos los fieles católicos dentro de una región geográfica. Por lo tanto, el concepto de “personal” indica que se hace referencia a un grupo específico de personas, que son aquellas que provienen de la tradición anglicana, y es una Ordinariato en el sentido de que tiene una estructura jurídica similar a la de una diócesis.

 

 

Usted ha sido llamado a guiar este Ordinariato. Una diferencia entre usted y, por ejemplo, el ordinario militar, consiste en el hecho de que usted no es un obispo católico. Y sin embargo se ocupará del cuidado pastoral de las personas que forman parte del Ordinariato…

Es cierto. Yo he sido ordenado en el seno de la Iglesia católica con una provisión pastoral, porque soy un sacerdote casado. No puedo recibir la ordenación episcopal debido a las antiguas tradiciones de la Iglesia al respecto. La gente, sin embargo, me ha dicho que, en la práctica, es mejor así: tengo todas las cargas de un obispo, sin tener sus honores… Pero pienso que el concepto es que se provea a la cura de las almas, la preocupación por los sacerdotes que serán incardinados en el Ordinariato y también los fieles laicos que se convertirán en miembros de él. Todas las responsabilidades de un obispo se reunirán en las manos del Ordinario y en su trabajo.

 

 

Fuente: Radio Vaticana

Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

El Papa administrará el Bautismo a algunos niños

El domingo día 8, fiesta del Bautismo del Señor, el Papa Benedicto XVI celebrará la Santa Misa en la Capilla Sixtina y administrará el sacramento del Bautismo a algunos niños.

Aquí tenemos fotos de la misma fiesta otros años, en que el Santo Padre ha celebrado el Santo Sacrificio ad orientem en la mencionada Capilla:







En el siguiente link pueden encontrar más fotos:


Es de esperar que el Santo Padre vuelva a celebrar en el altar ad orientem de la Capilla Sixtina, dando ejemplo de la hermenéutica de la continuidad en la liturgia.

Mons. Emil Paul Tscherrig, nuevo nuncio en la Argentina


Buenos Aires, 5 Ene. 12 (AICA)
El Santo Padre, Benedicto XVI, nombró nuncio apostólico en la Argentina al arzobispo de nacionalidad suiza y de 64 años, monseñor Emil Paul Tscherrig, actualmente nuncio apostólico en los países nórdicos Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia. Aún se desconoce la fecha de su llegada a la Argentina pero se estima que no será antes del otoño del hemisferio sur.

La información fue comunicada hoy, a través de la agencia AICA, por el Encargado de Negocios interino de la Nunciatura, monseñor Robert Murphy.


Datos biográficos de Mons. Dr. Emil Paul Tscherrig

Nació en Unterems (Suiza) el 3 de febrero de 1947. Fue ordenado sacerdote el 11 de abril de 1974, e incardinado en la diócesis suiza de Sion. Obtuvo el título de doctor en Derecho Canónico y entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede el 1º de abril de 1978, prestando sus servicios sucesivamente en las representaciones pontificias de Uganda, Corea, Bangladesh, y en la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

El 4 de mayo de 1996 el beato Juan Pablo II lo nombró arzobispo titular de Voli y lo designó nuncio apostólico en Burundi. Recibió la ordenación episcopal el 27 de junio de 1996.

El 8 de julio de 2000 el Santo Padre lo designó nuncio apostólico en Trinidad y Tobago, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Dominica, Jamaica, Grenada, Guyana, Surinam, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, y delegado apostólico en las Antillas.

El 22 de mayo de 2004 fue designado nuncio apostólico en Corea, y un mes después, el 17 de junio, también en Mongolia.

El 26 de enero de 2008 fue nombrado nuncio apostólico en Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia.

Breve historia de los representantes pontificios en la Argentina
Monseñor Emil Paul Tscherrig será el 12º nuncio apostólico en la Argentina, desde que en 1916 el país tiene plenas y normales relaciones con la Santa Sede, y será el tercero del siglo XXI. El primero fue monseñor Santos Abril y Castelló (marzo de 2000 a abril de 2003), y el segundo fue monseñor Adriano Bernardini (de abril de 2003 a diciembre de 2011).

Los otros nueve nuncios apostólicos fueron: Alberto Vasallo-Torregrossa (1916-1922), Juan Beda Cardinale (1922-1925), Felipe Cortesi (1926-1936), José Fietta (1936-1953), Mario Zanin (1953-1958) falleció en Buenos Aires; Humberto Mozzoni (1958-1969), Lino Zanini (1969-1974), Pío Laghi (1974-1980), y Ubaldo Calabresi (1981-2000) quien registró la mayor permanenci en el cargo: casi 20 años, lo que constituyó una excepción en los representantes pontificios.

En un primer momento las relaciones de la Santa Sede con la Argentina, iniciadas en 1849 durante el gobierno de Rosas, estaban a cargo de Delegados Apostólicos. El primero fue monseñor Luis Besi (1849-1854) y el segundo fue monseñor Marino Marini (1857-1864).

Luego pasaron 14 años sin representante pontificio hasta 1877 en que la Santa Sede envió a monseñor Angelo Di Pietro como delegado apostólico y enviado extraordinario, quien concluyó su misión en 1879.

De abril de 1880 a octubre de 1884, estuvo con idénticos títulos monseñor Luis Matera.

A raíz del celo con que defendió los derechos de la Iglesia, el 14 de octubre de 1884 monseñor Matera fue expulsado del país, mediante una nota de Eduardo Wilde, ministro de Relaciones Exteriores del presidente Roca. A partir de aquel momento, por casi 16 años estuvieron interrumpidas las relaciones diplomáticas con la Santa Sede, hasta el 15 de enero de 1900, durante la segunda presidencia del general Roca, en que llegó como Internuncio Apostólico monseñor Sabatucci.

Con este título hubo dos representantes pontificios en el país: monseñor Antonio Sabatucci (1900-1906) y monseñor Aquiles Locatelli (1906-1916). Luego se inició la serie de nuncios apostólicos.

Con la única excepción de Mons. Santos Abril, que era español, todos los representantes pontificios en la Argentina fueron italianos. El nuevo nuncio, Mons. Tscherrig, será el primero de lengua no romance, aunque además de su idioma, el alemán, habla francés, italiano, inglés y castellano.+

AICA - Toda la información puede ser reproducida parcial o totalmente, citando la fuente