Archivos del blog

lunes, 13 de agosto de 2012

SEMINARIO

 

image001

 

 

“El mal ayer y hoy”

La última tertulia, que tuvo lugar el 25 de julio pasado con el P. Carlos Mancuso como invitado especial, tuvo una amplia adhesión de público, a punto tal que varias personas debieron permanecer de pie y otras debieron retirarse por falta de espacio.

El tema tratado – Principado de Satanás en el mundo contemporáneo – sirvió para poner en evidencia que la grave cuestión del mal, pese a la banalización que de ella ha hecho la modernidad, sigue concitando gran interés.

Habida cuenta de ello, el Instituto de Filosofía Práctica (INFIP) ha querido organizar un seminario en cuatro conferencias, bajo la dirección del Dr. Mario Enrique Sacchi y agrupadas bajo el título: “El mal ayer y hoy”.

 

El programa será el siguiente:

1.- Existencia y naturaleza del mal. El mal según la teología católica y la metafísica, a cargo del Dr. Mario Enrique Sacchi. El jueves 23 de agosto, a las 19.00.

2.- ¿Por qué Dios permite el mal?, a cargo del Pbro. Dr. José Ignacio Ferro Terrén. El jueves 30 de agosto, a las 19.00.

3.- Manifestaciones descollantes del mal en la hora actual, a cargo del Dr. Gerardo Palacios Hardy. El jueves 13 de septiembre, a las 19.00.

4.- El mal, los vicios y los pecados en la vida y en el obrar de las creaturas, a cargo del Pbro. Dr. Carlos Baliña. El jueves 20 de septiembre a las 19.00.

La participación en este seminario requiere sin excepción de inscripción previa, en la sede del INFIP o bien por teléfono o correo electrónico.

 

El curso es arancelado: dos pagos de $ 60 cada uno para los socios del INFIP y de $ 80 cada uno para los no socios, el primero el 23 de agosto y el segundo el 13 de septiembre.

El INFIP otorgará certificados de asistencia a quienes hayan asistido a las cuatro conferencias que componen este seminario.

 

La Comisión Directiva

Buenos Aires, agosto de 2012.

El Papa rechaza la idea de «inculturación» y se opone al sentimentalismo en la liturgia

 

pict0162

 

Las palabras de Benedicto XVI en el vuelo a Cotonou desvelaron también las razones de su profunda amistad con el cardenal Bernardin Gantin.

Este viernes, durante el vuelo de Roma a Cotonou, Benedicto XVI mantuvo el tradicional encuentro aéreo con los informadores que cubren su visita a Benin.
Una de las preguntas transmitidas al Papa por el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, versó sobre el debilitamiento de las religiones tradicionales en África, simultánea al éxito de comunidades evangélicas o pentecostales, y sobre la actitud que debe mantener ante ellas la Iglesia, con la que son muy "agresivas".
Para el Papa, esas comunidades son un fenómeno mundial, con algunos elementos característicos: "Poca institucionalidad, poca instrucción, un mensaje fácil, simple, comprensible, aparentemente concreto, y una liturgia participativa con expresión de los propios sentimientos, de la propia cultura y también combinaciones sincretistas entre religiones".
"No debemos imitar a estas comunidades", afirmó el Papa sin ambages, "sino preguntarnos qué podemos hacer para dar nueva vitalidad a la Iglesia católica. Y diría que un primer punto es ciertamenteun mensaje simple, profundo, comprensible. Es importante que el cristianismo no aparezca como un sistema difícil, uropeo, que otros no puedan comprender y realizar, sino com oun mensaje universal que es que Dios existe, que Dios está con nosotros, que Dios nos conoce y nos ama y que la religión concreta invita a la colaboración y la fraternidad".
También es importante, continuó Benedicto XVI, "que la liturgia sea participativa, pero no sentimental. No debe basarse sólo en la expresión de los sentimientos, sino caracterizarse por la presencia del misterio, una liturgia en la cual entramos, por la cual nos dejamos formar. Y diría también que en la inculturación es importante no perder la  universalidad. Preferiría hablar de interculturalidad, y no tanto de inculturación. Esto es, de un encuentro de las culturas en la común verdad de nuestro ser humano y nuestro tiempo, y así crecer también en la fraternidad universal. Y no perder esta gran cosa que es la catolicidad, que en todas las partes del mundo somos hermanos, somos una familia que se conoce y que colabora en espíritu de fraternidad".

 

El amigo Gantin
También durante el vuelo, el Papa Ratzinger desveló que conoció al cardenal Bernardin Gantin durante su consagración como obispo en Múnich en 1977, a la que acudió porque tenían un discípulo común.
"Para mí fue magnífico encontrarme con este joven obispo africano lleno de fe, de alegría y de valentía", dijo el Papa: Luego colaboramos muchísimo, sobre todo cuando él era prefecto de la Congregación para los Obispos, y luego en el Sacro Colegio cardenalicio. Siempre admiré en él su inteligencia práctica y profunda, su sentido del discernimiento, de no caer en fraseologías sino de comprender qué era esencial y qué no tenía sentido. Y luego, su verdadero sentido del humor, muy bueno. Sobre todo era un hombre de profunda fe y oración. Todo esto convirtió al cardenal Gantin no sólo en un amigo, sino también en un ejemplo a seguir, un gran obispo africano, católico. Son verdaderamente feliz de poder ahora rezar sobre su tumba y sentir su proximidad y su gran fe, que lo convierte -siempre lo fue para mí- en un ejemplo y un amigo".
Tras la recepción por las autoridades civiles en el aeropuerto de Cotonou, el Papa se desplazó hasta la catedral de Nuestra Señora de la Misericordia y posteriormente se retiró a descansar antes de las intensas jornadas del sábado y el domingo.

 

http://www.religionenlibertad.com

Las tabletas electrónicas no son adecuadas para la liturgia

 

 

 

Roma (Italia) (AICA): A raíz de la advertencia que realizaron los obispos de Nueva Zelanda al clero que determinaron para sus diócesis que el Misal no puede ser reemplazado por tabletas, Ipad, teléfonos u otros dispositivos, varios obispos y sacerdotes expertos en liturgia y comunicaciones profundizaron en las razones que impulsaron la decisión y los criterios que la Iglesia considera a la hora de evaluar el uso de los elementos tecnológicos en la liturgia.


"Todos los credos tienen libros sagrados que son reservados para aquellos rituales y actividades que están en el corazón de la fe", habían señalado los prelados de Nueva Zelanda, quienes advirtieron que esta realidad es palpable también dentro de la Iglesia Católica: "el Misal Romano es uno de nuestros libros sagrados. Su forma física es un indicador de su papel especial en el culto".
"No parece del todo digno de Cristo que un sacerdote termine de celebrar la misa con una tableta para luego pasar inmediatamente a revisar su correo o leer el periódico con el mismo instrumento", señaló el Padre Edward McNamara, profesor ordinario de teología sacramental y liturgia en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum. "El misal no es sólo un libro-instrumento sino un símbolo litúrgico que recibe una bendición especial que lo reserva para el uso del altar", explicó en entrevista al portal Evangelidigitalización.
Por su parte el padre Antonio Spadaro, miembro del Pontificio Consejo de las Comunicaciones y conocido popularmente como el “ciberteólogo” del Vaticano, explicó por qué los distintos dispositivos móviles como Ipad, Smartphones y tablets no pueden reemplazar el Misal Romano ni los tradicionales libros en la liturgia católica.
A través de la edición de julio de la revista italiana ‘Jesús’, y en su blog “CyberTeologia”, el padre Spadaro explica cómo cambia el concepto del libro sagrado en los tiempos del iPad, y considera que gracias a las aplicaciones que permiten rezar la oración del Breviario, o el Misal, como el iBreviary, se puede difundir el uso de los libros litúrgicos en el mundo digital.
Sin embargo, recordó que “la página del Evangelio, permanece como parte integrante de la acción ritual de la comunidad cristiana”.
El presbítero explicó que “es inimaginable que se lleve en procesión un iPad o una computadora portátil, o que en una liturgia un monitor sea solemnemente incensado y besado”, y por tanto, “la liturgia, es el bastión de resistencia de la relación texto-página contra la volatilización del texto desencarnado de una página de tinta; el contexto en el cual, la página permanece como el ‘cuerpo’ de un texto”.
Para el uso sagrado es importante la relación entre el texto y la página, de forma que el mensaje se convierte en objeto, como lo fueron las tablas de la ley para el pueblo judío. "La liturgia, entonces, es un baluarte de resistencia", afirmó el sacerdote, con respecto a un proceso que "desencarna" el texto y lo deja desprovisto del "cuerpo" necesario para ser usado el culto sagrado.
Incluso sacerdotes favorables a la introducción de estas tecnologías expresaron preocupaciones sobre los nuevos problemas que generan, entre ellos el hecho de que dichos objetos ostentan marcas comerciales y su uso público en la liturgia introduciría una especie de "patrocinio" comercial que es claramente inadecuado en el culto divino.
Otra voz que se agrega es la de monseñor Joel Baylon, obispo de Legazpi, Filipinas quien expresó: "El Ipad (y otras tecnologías similares) no es apropiado para la santidad del altar", cuando un grupo de jóvenes le preguntó sobre el uso litúrgico de esta tecnología. "Puede ser secular y mundano, haciéndolo inadecuado para reemplazar el Misal u otros libros que se reservan para la liturgia, libros que son hechos sólo para el altar".
Sin embargo el prelado, que participó en el primer Encuentro de Medios Sociales Católicos de Filipinas, aconsejó a los obispos y sacerdotes tener presencia en internet y difundir a través de los nuevos medios de comunicación los textos de sus homilías y mensajes y encomendó a los jóvenes la tarea de la evangelización a través de las redes sociales. +

 

Fuente: AICA