Archivos del blog

viernes, 2 de noviembre de 2012

Grave ataque a la Catedral de Buenos Aires

Aumenta la discriminación hacia los Católicos en Argentina

 

530880_525074894187889_1378627843_n

 


Cuando desde el Arzobispado nos dijeron anteayer, que se habían tomado recuados para defender la Catedral del probable ataque de las huestes que marchaban desde el Congreso hasta Plaza de Mayo para exigir el aborto, tuvimos alguna duda sobre la consistencia de esos "recaudos" prometidos.

Pero al llegar en la tarde de ayer, Solemnidad de Todos los Santos, nos encontramos con un operativo perfectamente montado.
El atrio del templo cardenalicio estaba rodeado por una firme y alta valla metálica, y efectivos de la policía patrullaban el lugar. Habían llegado allí por requerimiento del Sr. Rector de la Catedral, Pbro. Alejandro Ruso, y con el consentimiento del Cardenal Bergoglio.

Fuentes seguras nos han informado que Su Eminencia se comunicó telefónicamente desde la curia Arzobispal a la Catedral, más de una vez durante la tarde de ayer, para asegurarse de que todo estuviera dispuesto.

Saben nuestros lectores que este blog ha criticado duramente algunos aspectos de la gestión arzobispal, pero nobleza obliga, y aquí se hizo lo que debía hacerse. La Catedral protegida por la fuerza pública y abierta a los fieles en la Solemnidad de Todos los Santos, como si nada pasara.

Un grupo importante de los entusiastas y valientes fieles que acudieron para defender el augusto templo, optaron por quedar fuera de las vallas por considerar que estaban demasiado cerca del mismo; y para asegurarlo más con sus propios cuerpos. Quizá también haya existido el inconsciente deseo de vengar la ofensa de Posadas.

Los acompañó en su decisión, aunque considerara más prudente colocarse tras la valla, un sacerdote de sotana quien, al ponerse en contacto directo con el enemigo luciendo el hábito eclesiástico, se hizo acreedor, entre otras cosas, a dos poderosos huevazos de su parte; y al premio mayor de la jornada por la nuestra.

Luego del Solemne Oficio de Vísperas, y de la adoración del Santísimo Sacramento, comenzada la santa Misa, empezaron a arribar las columnas de abortistas y marxistas a la histórica plaza.
Porque ha de saberse que la parte sustancial de estas columnas, estaba formada por militantes políticos que se mueven por mandato comiteril y financiamiento abundante. Por lo cual no se puede decir con verdad que haya sido una marcha pro aborto estrictamente.
Un importante grupo se dirigió hacia la Catedral para seguir la acostumbrada liturgia profanante, pero se encontró con los soldados de Cristo Rey y el cordón policial.

Se oyeron los insultos de uso, a la Iglesia, a Cristo Rey, a los sacerdotes, a las Fuerzas del Orden; y del lado católico, donde la sangre joven bullía en las venas impulsando el cuerpo a la batalla, se alzaron voces clarificantes: ¡Asesinos! ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva María Reina! ¡Viva la Patria!. Mientras otros rezaban el Rosario y la oración a San Miguel Arcángel.

Comenzaron a llover huevos sobre el atrio de la Catedral, una lanza que había sido usada para portar una bandera de la muerte, voló hacia el interior de las vallas y, de no haber sido desviada por la mano de un hombre, habría impactado en el rostro de una adolescente.

Los soldados de Cristo Rey, enlazados en una cadena de almas y cuerpos, no estaban dispuestos esta vez a tolerar escupitajos y empellones, lo que implicó puntos de fricción que obligaron a intervenir a la Guardia de Infantería Policial.

Mientras esto sucedía, terminada la Santa Misa que tuvo sus latines, el Rector se hizo presente en las puertas que permanecían abiertas.

Después del tiempo necesario para que una tarde luminosa se convirtiera en negra noche, luego de insultar a destajo y de agredir inclusive a las fuerzas policiales, como se ve en el video de abajo, los abortistas emprendieron su retirada con la frustración de no haber podido mancillar nuestra Catedral.

Descargaron su furia contra el edificio de la Jefatura de Gobierno y el histórico Cabildo, que quedaron llenos de consignas y de una blasfemia gravísima e inesperada mostrada con rubor inmediatamente abajo. Y se fueron retirando con sus malogradas intenciones bajo el brazo hasta irse por completo.

Quedaban en nuestras filas algunos contusos leves y un policía con un problema en sus piernas que le impedía caminar. Tuvieron que evacuarlo en ambulancia, pese al silencio de los Medios.

Los mismos Medios, tan críticos como ignorantes de lo que pasa en la Iglesia, que creyeron unos que los católicos eran un desprendimiento de una marcha sindical acaecida esa misma tarde; y otros que había habido dos marchas, una pro y otra anti aborto.
No sabían o no quisieron saber, que allí había un bando que quería profanar la Catedral y otro que intentaba evitarlo, y estaba allí para eso, más que para pedir que no haya ley de aborto.

La periodista del Multimedio Clarín, socio nativo número uno del Nuevo Orden Mundial, relataba exactamente al revés las imágenes que veía. ¡Cosas del periodismo profesional!

Cuando el que esto les relata se apretaba a marcharse, casi el último de todos, se acercó una periodista de Radio Paz 830 AM del Arzobispado de Miami, quien manifestando su sorpresa por el número de jóvenes que se habían congregado en el lugar; me preguntó si no estaba sorprendido por lo mismo.

Le contesté que no; y pasé a explicarle que esos valientes jóvenes, son los frutos de los islotes de Cristiandad que aún quedan en la Iglesia, santuarios que se sostienen sobre dos columnas: la Liturgia Auténtica y la Íntegra Doctrina de Jesucristo.  

No quiero terminar esta breve crónica sin agradecer especialmente a los jóvenes de la Fraternidad San Pío X, que han venido a poner generosamente el cuero en la defensa de la Catedral Primada, que es también la suya, cuando muchos católicos "en perfecta comunión, se contentan a lo más con jugar a los Boy Scouts en sus abúlicas parroquias. ¡Dios se lo pague!

Y para qué seguir hablando si dicen que una imagen vale por mil palabras; sólo me queda decir que varios comentábamos allí la paradoja de tener que pelear con gente que quiere matar sus propios hijos, porque nosotros queremos salvarlos. ¡Eso lo dice todo, son endemoniados!

 

Montasser al Shufie

 

Fuente: Página Católica.

Cañizares celebrará en San Pedro con la forma extraordinaria

 

El cardenal prefecto de la Congregación del Culto Divino ya la ha utilizado otras veces en las basílicas romanas.

 

Entre los días 31 de octubre y 3 de noviembre tiene lugar en Roma una peregrinación internacional"de asociaciones, grupos y movimientos pro Summorum Pontificum de Benedicto XVI en el Año de la Fe", que acuden a la capital de la Cristiandad para agradecer al Papa la libertad de celebraciónque reconoció en 2007, universal y sin restricciones por no haber sido nunca abrogada, para la celebración de la misa llamada tradicional o de San Pío V, conforme a los libros de 1962 promulgados por el Beato Juan XXIII.

 

Dos purpurados respaldarán con su presencia litúrgica la sucesión de actos de esos días. El cardenal Walter Brandmüller lo hizo este jueves, festividad de Todos los Santos, en la iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos, y el cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, lo hará el sábado a las tres de la tarde en el altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, en una ceremonia en la que estará también presente el arzobispo Augustine Di Noia, vicepresidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei.
Explicando a Andrea Tornielli para Vatican Insider el significado de esa celebración por parte suya y en ese templo, el cardenal Cañizares fue muy claro: "Es una forma de dar a entender que es normal usar la forma extraordinaria del único rito romano".
"Al reconocer la liturgia anterior, se comprende que con la reforma no se niega lo que se usaba anteriormente. Existen dos formas del mismo rito, pero es el mismo rito y, por ende, es normal que se use en la celebración. Ya he celebrado en diferentes ocasiones con el Misal del Beato Juan XXIII, y lo haré de buen grado también en esta ocasión", añadió el cardenal.
Sobre la aplicación del motu proprio Summorum Pontificum en el mundo, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino explicó que no conocía detalles porque la competencia es de la Comisión Ecclesia Dei, pero "poco se empieza a comprender que la liturgia es fundamental en la Iglesia y que nosotros debemos volver a dar vida al sentido del misterio y de lo sagrado en nuestras celebraciones".
Y, precisó, "no se trata solo de algunos fieles que viven en la nostalgia del latín, sino que se trata de profundizar el sentido de la liturgia. Todos somos Iglesia, todos vivimos la misma Comunión. El Papa Benedicto XVI lo ha explicado muy bien, y en al primer aniversario del motu proprio recordó que nadie está de más en la Iglesia".

 

Fuente: Religión en libertad

La Secuencia "Dies Irae, Dies illa"

 

 

"Dies Irae, Dies illa" es la Secuencia que compuso en el siglo XIII el Franciscano Tomás de Celano (1200-1260), amigo y biógrafo de San Francisco de Asís, para el día 2 de Noviembre: Commemoración de Todos los Fieles Difuntos.

 

 

Antiguamente se cantaba esta Secuencia el Primer Domingo de Adviento dando así a este Domingo un matiz escatológico: fin del mundo y juicio final. Más tarde se le añadirán los dos últimos versículos en sufragio de los difuntos, razón por la cual se adoptará para lasMisas de Requiem.
Este himno es incorporado, a partir del siglo XIV, como "Secuencia" de la Misa de Requiem, más adelante el Concilio de Trento (1545–1563) lo confirmará como parte fija de esta Misa; actualmente sigue en uso como "Secuencia" en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, no así en la Forma Ordinaria, ya que fue abolida en la revisión del Misal Romano de 1970, aunque sí ha quedado como "Himno" en la actual Liturgia de las Horas para las Ferias de la semana XXXIV del Tiempo Ordinario (Apéndice: Himnos latinos).
Junto al Dies Irae encontramos otra gran composixión poética: el himno Fos Hilarón. Se puede señalar que el Fos Hilarón (Luz gozosa) marca el inicio y el Dies Irae (Día de la ira) el término de la himnografía cristiana, en opinión del Card. Schuster, ya que suele considerarse el mejor poema en latín medieval, y difiere del latín clásico tanto por su acentuación (no cuantitativa) como por sus líneas en rima; siendo trocaico su metro .
El himno vespertino "luz gozosa", es un himno del gozo, de la vida de intimidad con Dios, propia de los primeros siglos cristianos, siglos de sacrificio y de martirio. En cambio, el himno "día de la ira" es fruto de una época de abandono y olvido del Señor, es un canto que espanta y hace temblar, porque la generación que lo ha dictado siente en su conciencia los gritos de su culpabilidad.

La inspiración para este himno parece venir de la Vulgata: Sofonías 1, 15-16: "Día de ira será aquel día; día de angustia y aflicción, día de ruina y desolación, día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y de brumas, día de trompetas y de estruendo sobre las plazas fuertes, sobre las torres angulares" o Joel 2, 2: "Día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y niebla".
Es interesante la mención de la Sibila en la primera estrofa, que adquiere un carácter profético, ya que anuncia el fin del mundo junto con el profeta David; el prestigio de las sibilas en el mundo católico parece deberse a su aparición (concretamente de la Sibila de Cumas) en la Egloga IV de Virgilio, tan apreciada por autores católicos de los primeros siglos.El poema describe el día del juicio, con la última trompeta llamando a los muertos ante el trono divino, donde los elegidos se salvarán y los condenados serán arrojados a las llamas eternas.
El texto más antiguo se encuentra en un manuscrito del siglo XIII conservado en la Biblioteca Nacional de Nápoles. Se trata de un Misal franciscano que se puede datar entre 1253–1255, puesto que no contiene el nombre de Santa Clara de Asís, canonizada en 1255 y que sin duda figuraría si el manuscrito fuera posterior a esa fecha.
(Haciendo clik en la primera imagen se podrá oir la versión gregoriana de la Secuencia y haciendo click en la segunda se podrá oir la versión de Mozart)

 

Fuente: Lex Orandi

Mons. Martorell llamó a rogar a Dios “para ver con los ojos de la fe”

Puerto Iguazú (Misiones)

 

Sin título

 

 

El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Raúl Martorell, difundió la homilía que compartió con la feligresía durante la misa del domingo en la que acentuó que el tema predominante de la Liturgia de la Palabra fue “la conversión interior y el seguimiento” a través de la ceguera de Bartimeo, “figura de la ceguera en la que el hombre de hoy está sumido”. El prelado instó a los fieles a rogar a Dios “para ver con los ojos de la fe”.

 

El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Raúl Martorell, difundió la homilía que compartió con la feligresía durante el trigésimo domingo durante el año del (nuevo) calendario litúrgico, en la que acentuó que el tema predominante de la Liturgia de la Palabra fue “la conversión interior y el seguimiento” a través de la ceguera de Bartimeo, “figura de la ceguera en la que el hombre de hoy está sumido”. El prelado instó a los fieles a rogar a Dios “para ver con los ojos de la fe”.


“El tema predominante de la liturgia de este domingo es la conversión interior y el seguimiento –observó el obispo sobre la primera lectura. El Pueblo elegido ha vuelto del destierro porque Dios ha mirado con misericordia y con amor de Padre la fidelidad del resto de Israel. Este pasaje es una bella figura de la conversión interior personal y comunitaria”.


Sobre el evangelio, monseñor Martorell señaló que el ciego Bartimeo es “figura de la ceguera en la que el hombre de hoy está sumido”. No obstante, el obispo subrayó que “la ceguera de Bartimeo es simplemente exterior, porque él ‘vio’ en su interior la presencia del Señor, lo reconoció y supo que Él podía curarlo”.


“Nos podríamos preguntar: ¿y nosotros… vemos?”, inquirió el prelado, quien agregó: “El Año de la Fe nos propone ver con los ojos de la fe, seguir a Cristo y poder caminar construyendo nuestra propia vida y la de los demás con valores evangélicos, que hagan crecer en la verdad, la libertad y la responsabilidad de los hijos de Dios”.


“Sigamos a Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, mediador entre Dios y los hombres, pues sólo en Él, teniendo fe en Él, recobraremos la vida en la dignidad que Cristo nos ha devuelto con su pasión, muerte y resurrección. Las cosas del mundo pasan, sólo Dios y el amor con que hemos vivido permanece en nosotros y permanecerá”, concluyó el obispo. +


Texto completo de la homilía

 

Fuente: AICA

¿CÓMO GANAR INDULGENCIAS EL DÍA DE LOS FIELES DIFUNTOS?

 

 

302725_503143159704310_717848129_n

 

 


Visitas a Iglesias u Oratorio:


Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que, el día en que se celebra la Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, visiten piadosamente una iglesia u oratorio.
Dicha indulgencia podrá ganarse o en el día antes indicado, el domingo anterior o posterior, o en la solemnidad de Todos los Santos.
En esta piadosa visita, se debe rezar un Padrenuestro y Credo.


1 AL 8 DE NOVIEMBRE:

 

Visitas al cementerio:
Se concede indulgencia plenaria, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que visiten piadosamente un cementerio (aunque sea mentalmente) y que oren por los difuntos.
Para ganar una indulgencia plenaria, además de querer evitar cualquier pecado mortal o venial, hace falta cumplir tres condiciones:


•Confesión sacramental
•Comunión Eucarística
•Oración por las intenciones del Papa.


Las tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de rezar o hacer la obra que incorpora la indulgencia, pero es conveniente que la comunión y la oración por las intenciones del Papa se realicen el mismo día rezando a su intención un solo Padrenuestro y un Avemaría; pero se concede a cada fiel la facultad de orar con cualquier fórmula, según su piedad y devoción.
La indulgencia plenaria únicamente puede ganarse una vez al día, pero el fiel cristiano puede alcanzar indulgencia plenaria in artículo mortis, aunque el mismo día haya ganado otra indulgencia plenaria.


¿QUÉ ES UNA INDULGENCIA?


Indulgencia: latín "indulgentia", de indulgeo, "ser compasivo". Significa "favor".
"La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos". Catecismo de la Iglesia Católica N.1471


La indulgencia puede ser parcial o plenaria, según que libre en parte o en todo de la pena temporal debida por los pecados.


Nadie que gane indulgencias puede aplicarlas a otras personas que aún viven, pero las indulgencias pueden aplicarse a los difuntos a manera de sufragio.


"Puesto que los fieles difuntos en vía de purificación son también miembros de la misma comunión de los santos, podemos ayudarles, entre otras formas, obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas temporales debidas por sus pecados".


"Para entender esta doctrina y esta práctica de la Iglesia es preciso recordar que el pecado tiene una doble consecuencia. El pecado grave nos priva de la comunión con Dios y por ello nos hace incapaces de la vida eterna, cuya privación se llama la "pena eterna" del pecado. Por otra parte, todo pecado, incluso venial, entraña apego desordenado a las creaturas que tienen necesidad de purificación, sea aquí abajo, sea después de la muerte, en el estado que se llama Purgatorio. Esta purificación libera de la que se llama la "pena temporal" del pecado. Estas dos penas no deben ser concebidas como una especie de venganza, infligida por Dios desde el exterior, sino como algo que brota de la naturaleza misma del pecado. Una conversión que procede de una ferviente caridad puede llegar a la total purificación del pecado, de modo que no subsistirá ninguna pena".

 

 

Juventutem Argentina