Archivos del blog

miércoles, 15 de mayo de 2013

¿Se están por cumplir los 100 años?

 

 

 

La visión de León XIII y los 100 años de libertad del demonio

¿Qué vio León XIII? "Vi demonios y oí sus crujidos, sus blasfemias, sus burlas. Oí la espeluznante voz de Satanás desafiando a Dios, diciendo que él podía destruir la Iglesia y llevar todo el mundo al infierno si se le daba suficiente tiempo y poder. Satanás pidió permiso a Dios de tener 100 años para poder influenciar al mundo como nunca antes había podido hacerlo."
- Según otra versión, el Papa León XIII, escuchó a Satanás pedir a Dios Padre más poder y tiempo para afligir y probar la fidelidad de su Iglesia. Y Dios en sus inescrutables designios, se lo concedió. Entonces vio legiones de demonios que salieron del Infierno, y como negras sombras invadieron toda la tierra durante un siglo. Comprendió el Papa la gran importancia que tendría en la lucha el Arcángel San Miguel (Dn. 12,1) y que era el destinado a encadenar y encerrar con las llaves del abismo a todos los demonios (Apoc. 20, 1-3)
-Otra versión afirma que lo que el Papa León XIII indicó, tal como fue contado más tarde por aquellos que hablaron con él en el momento de la visión, sería en un periodo de más de cien años cuando el poder de Satanás alcanzaría su zenit. Este periodo incluía el siglo veinte.
También León XIII pudo comprender que si el demonio no lograba cumplir su propósito en el tiempo permitido, sufriría una derrota humillante. Vio a San Miguel Arcángel aparecer y lanzar a Satanás con sus legiones en el abismo del infierno.
Después de media hora, llamo al Secretario para la Congregación de Ritos. Le entregó una hoja de papel y le ordenó que la enviara a todos los obispos del mundo indicando que, bajo mandato, tenía que ser recitada después de cada Misa, la oración que ahí el había escrito. En aquel escrito se ordenaba también rezar esas oraciones de rodillas. Lo antes escrito (que también había sido publicado en el periódico “La settimana del clero” el 30 de marzo de 1947) no cita las fuentes de las que se tomó la noticia. Pero de ello resulta el modo insólito en que se ordenó rezar esa plegaria, que fue expedida a los obispos diocesanos en 1886. Como confirmación de la que escribió el padre Pechenino tenemos el autorizado testimonio del cardenal Nasalli Rocca que, en su carta pastoral para la cuaresma, publicada en Bolonia en 1946, escribe: "León XIII escribió él mismo esa oración. La frase [los demonios] "que vagan por el mundo para perdición de las almas" tiene una explicación histórica, que nos fue referida varias veces por su secretario particular, monseñor Rinaldo Angeli. León XIII experimentó verdaderamente la visión de los espíritus infernales que se concentraban sobre la Ciudad Eterna (Roma); de esa experiencia surgió la oración que quiso hacer rezar en toda la Iglesia. El la rezaba con voz vibrante y potente: la oímos muchas veces en la Basílica vaticana. No sólo esto, sino que escribió de su puño y letra un exorcismo especial contenido en el Ritual romano (edición de 1954, tít. XII, c. III, pp. 863 y ss.). El recomendaba a los obispos y los sacerdotes que rezaran a menudo ese exorcismo en sus diócesis parroquiales. El, por su parte, lo rezaba con mucha frecuencia a lo largo del día".

Fuente: Las Almas del Purgatorio.org

 

Comentario Druídico (de PCI): Hemos referido varias veces estas visiones, tanto en Panorama en papel como en la edición digital. Tienen una coincidencia notable con los mensajes de Fátima, en los que se asegura que Finalmente, mi Corazón Inmaculado triunfará, el Papa me consagrará Rusia y le será dado al mundo un tiempo de paz. Estamos a 4 años del centenario de Fátima, y su mensaje sigue vivo, como lo demuestran las referencias de todos los papas últimos, pese a sus tendencias neomodernistas. Paulo VI coronó a la Virgen y le envió la Rosa de Oro, Juan Pablo I recibió la profecía de su futuro pontificado de boca de Sor Lucia, Juan Pablo II la veneró, y reveló, aunque tal vez solo parcialmente, la tercera parte del Secreto. (Lamentablemente, la interpretación que se le dió dista mucho de ser la adecuada). Benedicto afirmó, contradiciendo lo dicho por él mismo en 2000, que Fátima estaba más vigente que nunca. Francisco pidió y obtuvo que su pontificado fuera consagrado a la virgen de Fátima.

Sin contar con la extraña situación de la existencia de dos papas en Roma, algo que la visión del tercer secreto anticipa.

Lamentablemente, la reforma litúrgica de Paulo VI abolió las preces finales encargadas por León XII y Pío X, (que se rezan en las misas tradicionales). Este último pontífice también experimentó visiones sobre el avance del demonio sobre la Iglesia y particularmente vió la huida de un papa de la Santa Sede en medio de los cadáveres de sus colaboradores, en cierto modo una anticipacion de la visión de Sor Lucía.

Hay que estar atentos: los próximos movimientos del Papa Francisco pueden ser muy indicativos de los tiempos por venir.

Visto en PCI