Archivos del blog

jueves, 31 de julio de 2014

La Congregación para el Culto Divino da instrucciones para que se celebre adecuadamente el rito de la paz

 

Prefetto della Congregazione per il Culto Divino e la Disciplina

 

El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cardenal Antonio Cañizares Llovera, dirigió un documento al presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) donde se recogen las conclusiones del debate abierto sobre la oportunidad o no de mantener el signo de la Paz en la forma y el momento que está teniendo lugar durante la Misa. El texto ha sido confirmado y aprobado por el papa Francisco. Se mantiene el rito tal como está ahora, pero se advierte en contra de los excesos y abusos que a veces se cometen.

Este debate, -señala la nota difundida por la Agencia SIC de la comisión de Medios de la CEE-, se abrió a raíz del Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía (2005, Propositio 23) y de la invitación del papa Benedicto XVI en su exhortación apostólica ‘Sacramentum caritatis’ (2007), donde invitaba a las congregaciones competentes a estudiar el tema.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos inició la tarea de tomar en consideración las opiniones de las diferentes conferencias episcopales del mundo, fruto que ha dado como resultado este documento que adjuntamos donde, mayoritariamente, hay una propuesta de mantener el ‘rito’ y ‘signo’ de la Paz en el lugar y forma que tiene en el Ordinario de la Misa, al considerarlo una característica del rito romano y al no creer conveniente para los fieles introducir cambios estructurales en la celebración eucarística en estos momentos.

 

Excesos que causan confusión

A la vez, el mismo documento hace unas observaciones y apunta unas consideraciones prácticas para expresar mejor el contenido del signo de la paz y para moderar los excesos que generan confusión en la asamblea litúrgica momentos antes de la Comunión.

En este sentido, la Congregación para el Culto Divino dice que, si los fieles no comprenden o demuestran no entender el significado de este signo, se debilita el concepto cristiano de la Paz y resulta infructuoso este gesto. Por todo ello, invita a aprovechar la oportunidad de hacer catequesis, ofreciendo unas líneas orientativas.

Una de las recomendaciones es aclarar que el rito de la Paz llega a su significado más profundo con la oración y el contexto mismo de la Eucaristía, por lo cual darse la paz correctamente entre los participantes de la Misa enriquece su significado.

Ahora bien, también apunta el documento que por eso mismo no es necesario invitar «mecánicamente» a darse la paz, si se prevé que tal intercambio no se producirá de una manera adecuada. Entonces se invita a omitirlo.

Asimismo la Congregación para el Culto Divino recomienda evitar abusos como la introducción de un canto por la Paz, inexistente en el rito romano; desaconsejar el desplazamiento de los fieles para intercambiarse la Paz, o que el sacerdote abandone el altar para darla a algunos fieles.

Texto completo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos

Fuente: Aica/InfoCatólica

miércoles, 30 de julio de 2014

Card. Müller: “Estas teorías son radicalmente erróneas”

 

0010706694

LA VERDADERA DIMENSIÓN DE LA MISERICORDIA DE DIOS

Entrevista con el cardenal Gerhard Ludwig Müller

P. – Últimamente, el problema de los divorciados vueltos a casar vuelve a ser centro de la opinión pública. Partiendo de una cierta interpretación de la Escritura, de la tradición patrística y de los textos del magisterio, se han sugerido soluciones que proponen innovaciones. ¿Podemos esperar un cambio doctrinal?
R. – Ni siquiera un concilio ecuménico puede cambiar la doctrina de la Iglesia porque su fundador, Jesucristo, ha confiado la custodia fiel de sus enseñanzas y de su doctrina a los apóstoles y a sus sucesores. En lo que concierne al matrimonio tenemos una doctrina elaborada y estructurada, basada en la palabra de Jesús, que hay que ofrecer en su integridad. La absoluta indisolubilidad de un matrimonio válido no es una mera doctrina, sino un dogma divino y definido por la Iglesia. Frente a la ruptura de hecho de un matrimonio válido, no es admisible otro "matrimonio" civil. De lo contrario, estaríamos frente a una contradicción porque si la precedente unión, el "primer" matrimonio o, mejor aún, el matrimonio, es realmente un matrimonio, otra unión sucesiva no es "matrimonio". Es sólo un juego de palabras hablar de primer y de segundo "matrimonio". El segundo matrimonio sólo es posible cuando el cónyuge legítimo ha muerto, o cuando el matrimonio ha sido declarado inválido, porque en estos casos el vínculo precedente se ha disuelto. En caso contrario, nos encontramos ante lo que se llama "impedimento de vínculo".
A este propósito, deseo resaltar que el entonces cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la congregación que ahora presido, con la aprobación del entonces Papa San Juan Pablo II, tuvo que intervenir expresamente para rechazar un hipótesis similar a la de su pregunta.
Esto no impide hablar del problema de la validez de muchos matrimonios en el actual contexto de secularización. Todos hemos participado en bodas en las que no se sabía bien si los contrayentes del matrimonio estaban realmente dispuestos a "hacer lo que hace la Iglesia" en el rito del matrimonio. Benedicto XVI ha pedido reiteradamente que se reflexione sobre el gran desafío representado por los bautizados no creyentes. En consecuencia, la congregación para la doctrina de la fe ha acogido la preocupación del Papa y un gran número de teólogos y otros colaboradores están trabajando para resolver el problema de la relación entre fe explícita y fe implícita.
¿Qué sucede cuando un matrimonio carece incluso de la fe implícita? Ciertamente, cuando ésta falta, aunque haya sido celebrado "libere et recte", el matrimonio podría resultar inválido. Ello induce a considerar que además de los criterios clásicos para declarar la invalidez del matrimonio, habría que reflexionar más sobre el caso en el que los cónyuges excluyen la sacramentalidad del matrimonio. Actualmente estamos aún en una fase de estudio, de reflexión serena pero tenaz sobre este punto. No considero oportuno anticipar conclusiones precipitadas, visto que todavía no hemos encontrado la solución, pero ello no es óbice para que señale que en nuestra congregación estamos dedicando muchas energías para dar una respuesta correcta al problema planteado por la fe implícita de los contrayentes.

P. – Por consiguiente, si el sujeto excluyese la sacramentalidad del matrimonio, como hacen quienes excluyen a los hijos en el momento de casarse, este hecho, ¿podría hacer hacer nulo el matrimonio contraído?
R. – La fe pertenece a la esencia del sacramento. Ciertamente, es necesario aclarar la cuestión jurídica planteada por la invalidez del sacramento a causa de una evidente falta de fe. Un célebre canonista, Eugenio Corecco, decía que el problema surge cuando es necesario concretar el grado de fe necesario para que pueda realizarse la sacramentalidad. La doctrina clásica había admitido una posición minimalista, exigiendo una simple intención implícita: "Hacer lo que hace la Iglesia". Corecco añadió que en el actual mundo globalizado, multicultural y secularizado, en el que la fe no es un dato que se pueda simplemente presuponer, es necesario exigir por parte de los contrayentes una fe más explícita si realmente queremos salvar el matrimonio cristiano.
Quiero repetir de nuevo que dicha cuestión está todavía en fase de estudio. Establecer un criterio válido y universal al respecto no es ciertamente una cuestión fútil. En primer lugar, porque las personas están en constante evolución, tanto por los conocimientos que poco a poco adquieren con el paso de los años, como por su vida de fe. ¡El aprendizaje y la fe no son datos estadísticos! A veces, en el momento de contraer matrimonio, una determinada persona no era creyente; pero es también posible que en su vida se haya dado un proceso de conversión, experimentando así una "sanatio ex posteriori" de lo que en aquel momento era un grave defecto de consentimiento.
En todo caso, deseo repetir que cuando nos encontramos en presencia de un matrimonio válido, de ningún modo es posible disolver ese vínculo: ni el Papa ni ningún otro obispo tienen autoridad para hacerlo, porque se trata de una realidad que pertenece a Dios, no a ellos.

P. – Se habla de la posibilidad de permitir a los cónyuges "rehacer su vida». Se ha dicho también que el amor entre cónyuges cristianos puede "morir". ¿Puede verdaderamente un cristiano emplear esta fórmula? ¿Es posible que muera el amor entre dos personas unidas por el sacramento del matrimonio?
R. – Estas teorías son radicalmente erróneas. No se puede declarar acabado un matrimonio con el pretexto de que el amor entre los cónyuges está "muerto". La indisolubilidad del matrimonio no depende de los sentimientos humanos, permanentes o transitorios. Esta propiedad del matrimonio ha sido querida por Dios mismo. El Señor se ha implicado en el matrimonio entre el hombre y la mujer, por lo que el vínculo existe y tiene su origen en Dios. Esta es la diferencia.
En su íntima realidad sobrenatural el matrimonio incluye tres bienes: el bien de la recíproca fidelidad personal y exclusiva (el "bonum fidei"); el bien de la acogida de los hijos y de su educación en el conocimiento de Dios (el "bonum prolis") y el bien de la indisolubilidad o indestructibilidad del vínculo, que tiene por fundamento permanente la unión indisoluble entre Cristo y la Iglesia, sacramentalmente representada por la pareja (el "bonum sacramenti"). Por lo tanto, si bien es posible para el cristiano suspender la comunión física de vida y de amor, la denominada "separación de mesa y lecho", no es lícito contraer un nuevo matrimonio mientras viva el primer cónyuge, porque el vínculo legítimamente contraído es perpetuo. El vínculo matrimonial indisoluble corresponde de algún modo al carácter ("res et sacramentum") impreso por el bautismo, por la confirmación, por el sacramento del orden.

P. – A este propósito se habla también mucho de la importancia de la "misericordia". ¿Se puede interpretar la misericordia como un "hacer excepciones" a la ley moral?
R. – Si abrimos el Evangelio, vemos que también Jesús, dialogando con los fariseos a propósito del divorcio, alude al binomio "divorcio" y "misericordia" (cfr. Mt 19, 3-12). Acusa a los fariseos de no ser misericordiosos, porque según su engañosa interpretación de la Ley habían concluido que Moisés habría concedido un supuesto permiso de repudiar a sus mujeres. Jesús les recuerda que la misericordia de Dios existe como remedio de nuestra debilidad humana. Dios nos da su gracia para que podamos serle fieles.
Esta es la verdadera dimensión de la misericordia de Dios. Dios perdona también un pecado tan grave como el adulterio; sin embargo, no permite otro matrimonio que pondría en duda un matrimonio sacramental ya existente, matrimonio que expresa la fidelidad de Dios. Hacer tal llamamiento a una presunta misericordia absoluta de Dios equivale a un juego de palabras que no ayuda a aclarar los términos del problema. En realidad, me parece que es un modo de no percibir la profundidad de la auténtica misericordia divina.
Asisto con un cierto asombro al empleo, por parte de algunos teólogos, del mismo razonamiento sobre la misericordia como pretexto para favorecer la admisión a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar civilmente. La premisa de partida es que, desde el momento en que es Jesús mismo quien ha tomado partido por los que sufren, ofreciéndoles su amor misericordioso, la misericordia es la señal especial que caracteriza todo seguimiento auténtico. Esto es verdad en parte. Sin embargo, una referencia equivocada a la misericordia comporta el grave riesgo de banalizar la imagen de Dios, según la cual Dios no sería libre, sino que estaría obligado a perdonar. Dios no se cansa nunca de ofrecernos su misericordia: el problema es que somos nosotros quienes nos cansamos de pedirla, reconociendo con humildad nuestro pecado, como ha recordado con insistencia el Papa Francisco en el primer año y medio de su pontificado.
Los datos de la Escritura revelan que, junto a la misericordia, también la santidad y la justicia pertenecen al misterio de Dios. Si ocultásemos estos atributos divinos y se banalizara la realidad del pecado, no tendría ningún sentido implorar la misericordia de Dios para las personas. Por eso se entiende que Jesús, después de haber tratado a la mujer adúltera con gran misericordia, haya añadido como expresión de su amor: "Vete y no peques más" (Jn 8, 11). La misericordia de Dios no es una dispensa de los mandamientos de Dios y de las enseñanzas de la Iglesia. Es todo lo contrario: Dios, por infinita misericordia, nos concede la fuerza de la gracia para un cumplimiento pleno de sus mandamientos y de este modo restablecer en nosotros, tras la caída, su imagen perfecta de Padre del Cielo.

P. – Evidentemente aquí se plantea la relación entre el sacramento de la eucaristía y el sacramento del matrimonio. ¿Cómo se puede entender la relación entre ambos sacramentos?
R. – La comunión eucarística es expresión de una relación personal y comunitaria con Jesucristo. A diferencia de nuestros hermanos protestantes y en línea con la tradición de la Iglesia, para los católicos ésta expresa la unión perfecta entre la cristología y la eclesiología. Por consiguiente, no puedo tener una relación personal con Cristo y con su verdadero Cuerpo presente en el sacramento del altar y, al mismo tiempo, contradecir al mismo Cristo en su Cuerpo místico, presente en la Iglesia y en la comunión eclesial. Por lo tanto, podemos afirmar sin error que si alguien se encuentra en situación de pecado mortal no puede y no debe acercarse a la comunión.
Esto sucede siempre, no sólo en el caso de los divorciados vueltos a casar, sino en todos los casos en los que haya una ruptura objetiva con lo que Dios quiere para nosotros. Éste es por definición el vínculo que se establece entre los diversos sacramentos. Por ello, es necesario estar muy atentos frente a una concepción inmanentista del sacramento de la eucaristía, es decir, a una comprensión fundada sobre un individualismo extremo, que subordine a las propias necesidades o a los propios gustos la recepción de los sacramentos o la participación en la comunión eclesial.
Para algunos la clave del problema es el deseo de comulgar sacramentalmente, como si el simple deseo fuera un derecho. Para otros muchos, la comunión es sólo una manera de expresar la pertenencia a una comunidad. Ciertamente, el sacramento de la eucaristía no puede ser concebido de modo reductivo como expresión de un derecho o de una identidad comunitaria: ¡la eucaristía no puede ser un "social feeling"!
A menudo se sugiere dejar la decisión de acercarse a la comunión eucarística a la conciencia personal de los divorciados vueltos a casar. También este argumento expresa un dudoso concepto de "conciencia", que fue rechazado por la congregación para la fe en 1994. Antes de acercarse a recibir la comunión, los fieles saben que tienen que examinar su conciencia, lo que les obliga a formarla continuamente y, por lo tanto, a ser apasionados buscadores de la verdad.
En esta dinámica tan peculiar, la obediencia al magisterio de la Iglesia no es una carga, sino una ayuda para descubrir la tan anhelada verdad sobre el propio bien y el de los otros.

P. – Aquí surge el gran desafío de la relación entre doctrina y vida. Se ha dicho que, sin tocar la doctrina, ahora es necesario adaptarla a la "realidad pastoral". Esta adaptación supondría que la doctrina y la praxis pastoral podrían seguir, de hecho, caminos distintos.
R. – La separación entre vida y doctrina es propia del dualismo gnóstico. Como lo es separar justicia y misericordia, Dios y Cristo, Cristo Maestro y Cristo Pastor o separar a Cristo de la Iglesia. Hay un solo Cristo. Cristo es el garante de la unidad entre la Palabra de Dios, la doctrina y el testimonio con la propia vida. Todo cristiano sabe que sólo a través de la sana doctrina podemos conseguir la vida eterna.
Las teorías que usted ha planteado intentan describir la doctrina católica como una especie de museo de las teorías cristianas: una especie de reserva que interesaría sólo a ciertos especialistas. La vida, por su parte, no tendría nada que ver con Jesucristo tal como Él es y como nos lo muestra la Iglesia. El cristianismo que todos juzgan tan severo se estaría convirtiendo en una nueva religión civil, políticamente correcta, reducida a algunos valores tolerados por el resto de la sociedad. De este modo se alcanzaría el objetivo inconfesable de algunos: arrinconar la Palabra de Dios para poder dirigir ideológicamente a toda la sociedad.
Jesús no se encarnó para exponer algunas simples teorías que tranquilizaran la conciencia y dejaran, en el fondo, las cosas como están. El mensaje de Jesús es una vida nueva. Si alguien razonara y viviera separando la vida de la doctrina, no sólo deformaría la doctrina de la Iglesia transformándola en una especie de pseudofilosofía idealista, sino que se engañaría a sí mismo. Vivir como cristiano comporta vivir a partir de la fe en Dios. Adulterar este esquema significa realizar el temido compromiso entre Dios y el demonio.

P. – Para defender la posibilidad de que un cónyuge pueda "rehacer su vida" con un segundo matrimonio estando en vida aún el primer cónyuge, se ha recurrido a algunos testimonios de los Padres de la Iglesia que parecerían tender a una cierta condescendencia hacia estas nuevas uniones.
R. – Es cierto que en el conjunto de la patrística se pueden encontrar distintas interpretaciones o adaptaciones a la vida concreta; no obstante, no hay ningún testimonio de los Padres orientado a una aceptación pacífica de un segundo matrimonio cuando el primer cónyuge está aún en vida.
Ciertamente, en el Oriente cristiano ha tenido lugar una cierta confusión entre la legislación civil del emperador y las leyes de la Iglesia, lo que ha producido una práctica distinta que en determinados casos ha llegado a admitir el divorcio. Pero bajo la guía del Papa, la Iglesia católica ha desarrollado en el curso de los siglos otra tradición, recogida en el código de derecho canónico actual y en el resto de la normativa eclesiástica, claramente contraria a cualquier intento de secularizar el matrimonio. Lo mismo ha sucedido en varios ambientes cristianos de Oriente.
A veces he descubierto cómo se aíslan y descontextualizan algunas citas puntuales de los Padres para sostener así la posibilidad de un divorcio y de un segundo matrimonio. No creo que sea correcto, desde el punto de vista metodológico, aislar un texto, quitarlo del contexto, transformarlo en una cita aislada, desvincularlo del marco global de la tradición. Toda la tradición teológica y magisterial debe ser interpretata a la luz del Evangelio y en lo que atañe al matrimonio encontramos algunas palabras del propio Jesús absolutamente claras. No creo que sea posible una interpretación distinta de lo que ya ha sido señalada hasta ahora por la tradición y el magisterio de la Iglesia sin ser infieles a la Palabra revelada.

Fuente: http://chiesa.espresso.repubblica.it

Obispo de Iguazú, Argentina, niega posible intervención del Vaticano en su jurisdicción

 

Mons. Marcelo Martorell, en relación a una anterior información de la agencia DyN, la cual reprodujimos en su momento, sobre una posible intervención en su jurisdicción, concedió una entrevista a la estación Radio Iguazú, en Jul-29-2014.
Esta es una reseña hecha por
Iguazúonline.

Para el obispo de Iguazú, Marcelo Martorell, la publicación de DyN, corresponde a “un grupito de personas locales” que pretenden su alejamiento de la Diócesis de Iguazú. “Desde la Nunciatura y la Santa Sede desmintieron la existencia de una investigación”, indicó.
El Obispo de Puerto Iguazú, Monseñor Marcelo Martorell, ausente la última semana a causa de licencia médica por una operación de la vista, habló esta mañana con Radio Yguazú, sobre la noticia publicada por la Agencia de Noticias DyN, en la cual se adelantaba su apartamiento forzado de la Diócesis por orden de la Santa Sede.
Sin dar demasiadas precisiones sobre las supuestas denuncias, la agencia de noticias, señalaba que “el perfil de algunos seminaristas y sacerdotes ordenados por Martorell” y remarcaban que “sería inminente la remoción de monseñor Marcelo Martorell”.
Martorell, manifestó su sorpresa y dio a conocer que con Francisco siempre mantuvo una buena relación: “Francisco cuando fue Cardenal realizó un gran esfuerzo para que yo sea Obispo de Iguazú”.
En relación a las supuestas “auditorías exhaustivas” a las que estaba siendo sometida la Diócesis de Iguazú, Martorell aseguró que desde la Diócesis se comunicaron con la Nunciatura y con la Santa Sede, y que ambas desconocieron que se estén realizando investigaciones en la Diócesis de Iguazú.
Para Martorell, la “noticia” publicada por DyN, corresponde a un grupito de personas locales, a las cuales el Obispo tiene identificadas, que pretenden el alejamiento del Obispo de la Diócesis de Iguazú.

Aquí una reseña hecha por el periódico La Prensa, Jul-29-2014. Al final dedican unas lineas al caso de otra diócesis argentina, de la cual también se especula será intervenida, la de Zárate-Campana.

El obispo de Iguazú negó la posible intervención del Vaticano en su diócesis
29.07.2014 | "Ayer justamente hablé con el Nuncio Apostólico y él no tiene ninguna notificación y no está al tanto de ninguna intervención" que podría ordenar el Papa, sostuvo el prelado Marcelo Martorell.
Posadas -
El obispo de Puerto Iguazú, Marcelo Martorell, rechazó hoy la posibilidad de que el papa Francisco ordene la "intervención" de su diócesis y dijo que tiene "identificadas" a las "cuatro o cinco" personas que habrían difundido esa versión.
Fuentes eclesiásticas consultadas días pasados dijeron que sería inminente una "auditoría pastoral" a ese distrito eclesiástico del norte misionero, aunque no mencionaron una eventual intervención papal.
Los voceros explicaron que los cuestionamientos a Martorell tendrían que ver con "el perfil" de algunos seminaristas y sacerdotes ordenados por el prelado.
"Ayer justamente hablé con el Nuncio Apostólico y él no tiene ninguna notificación y no está al tanto de ninguna intervención" que podría ordenar el Papa, sostuvo el prelado.
Además, Martorell restó entidad a las acusaciones en su contra: "Viene de parte de un grupo de cuatro o cinco (personas) que quieren que yo me vaya y están identificados", sostuvo, aunque no dio más detalles al respecto.
Asimismo, expresó su "sorpresa" por la difusión de problemas referidos a la jurisdicción a su cargo.
"Cuando fue cardenal (Jorge Bergoglio) realizó un gran esfuerzo para que yo sea obispo de Iguazú", sostuvo, al tiempo que reiteró su desconocimiento acerca del inicio de acciones en torno de su diócesis que habría ordenado el pontífice.
En mayo pasado, Francisco dispuso la salida del cargo como obispo de Rosario de monseñor José Luis Mollaghan tras las quejas formales que se presentaron sobre desmanejos financieros y maltrato, aunque sin disponer una intervención previa.
Ahora el Papa tiene bajo la lupa a otras dos jurisdicciones eclesiásticas con denuncias de irregularidades "graves" tanto económicas como reñidas con la moral cristiana: Puerto Iguazú, en Misiones, y Zárate-Campana, en el norte bonaerense.
El prelado de Iguazú, sedicente "amigo" del extinto empresario telepostal Alfredo Yabrán, sucedió en 2006 en el gobierno pastoral a Joaquín Piña, el obispo jesuita que como convencional constituyente le infligió la primera derrota electoral al kirchnerismo al frenar la reelección indefinida del ex gobernador Carlos Rovira.
Fuentes eclesiásticas confirmaron que en este caso, como en Zárate-Campana, el problema no es económico sino que radica en "errores y desviaciones doctrinales internas", sobre todo en las ordenaciones sacerdotes.
Aunque sin dar demasiadas precisiones, las fuentes aseguraron que "el perfil" de algunos seminaristas y sacerdotes ordenados por Martorell no responde al de "pastor con olor a oveja".

Visto en Secretum Meum Mihi.

RESUMEN EXPLICATIVO DE LA SITUACIÓN EN CIUDAD DEL ESTE (OFICIAL)

 

 

VER AQUI RESUMEN EXPLICATIVO DE LA SITUACIÓN

Un bombardeo del ejército israelí destruye instalaciones de una parroquia católica en Gaza

 

 

La parroquia católica de Gaza, dedicada a la Sagrada Familia, ha sido dañada por un bombardeo del ejército israelí ayer por la mañana. Se ha destruido parcialmente la escuela parroquial adyacente, la oficina del párroco y algunos locales utilizados por la parroquia. ¡El objetivo principal del bombardeo -tal y como explica la nota de Fides- era una casa que se encuentra a pocos metros de la parroquia y que ha sido completamente destruida. El párroco argentino. P. Jorge Hernández, asegura que «esta guerra es absurda y sigue avanzando».

El P. Hernández, ha informado de los hechos a la Agencia Fides:

«Anteayer por la tarde, el ejército israelí comenzó a enviar mensajes SMS a los residentes de al-Zeitun -el barrio este de la ciudad de Gaza donde se encuentra la parroquia católica y la ortodoxa- con la orden de abandonar las casas que iban a bombardear».

Muchas personas han huído, pero aquellos que actualmente viven en la iglesia no lo han conseguido. Además del párroco argentino Jorge Hernández, sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, en esta parroquia de Gaza, en estos días viven tres Hermanas de la Madre Teresa, junto con 29 niños discapacitados y 9 mujeres ancianas a su cargo.

«Hemos tenido una noche difícil, pero estamos aquí. Esta guerra es absurda y sigue avanzando. Después de destruir el barrio Shujayeh, ahora se dirigen al de Zeitun. Todo sucede a nuestro alrededor. Los milicianos de Hamas siguen disparando misiles y luego se esconden en los callejones. Y no podemos hacer absolutamente nada. No podemos evacuar, porque con los niños es imposible. Sus familias viven por aquí. Y puede ser más peligroso salir de quedarse aquí. Tratamos de permanecer en los lugares más seguros, siempre en la planta baja», dice el padre Hernández.

Fuente: Fides/InfoCatólica

Papa Francisco acepta renuncia del Cardenal Rouco Varela

 

 

 

Según informó este miércoles el diario español La Razón, el Papa Francisco habría aceptado la renuncia presentada por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela; quien ya habría sido informado por el Nuncio Apostólico en España, Mons. Renzo Fratini.

El diario precisa que la aceptación de la renuncia no se hará pública hasta finales de agosto o principios de septiembre, cuando se conozca también al sucesor. Sin embargo, está previsto que el Cardenal Rouco esté al frente de la Arquidiócesis de Madrid al menos hasta octubre.

El Cardenal Antonio María Rouco Varela nació en Villalba (Lugo) en 1936. Estudió Latín, Humanidades y Filosofía en el seminario de Mondoñedo y se ordenó sacerdote en 1959 con 23 años.

Fue consagrado Obispo y nombrado Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela en 1976. Ocho años después fue nombrado Arzobispo de esta ciudad, en donde organizó la visita del Papa Juan Pablo II en 1982. En 1994 fue nombrado Arzobispo de Madrid y en 1998 el Papa Juan Pablo II lo creó Cardenal.

Ha estado al frente de la Archidiócesis de Madrid por 20 años.

Entre 1999 y 2005 el Cardenal Rouco fue presidente de la Conferencia Episcopal Española durante dos mandatos. En 2008 y 2011 fue reelegido.

Visto en ACI.

lunes, 28 de julio de 2014

San Juan XXIII: “No aplaudan en el templo”

 

New Liturgical Movement recupera este vídeo en el que San Juan XXIII pide a los fieles que no aplaudan en la iglesia por respeto al templo.

Fuente: New Liturgical Movement

Caiga su sangre sobre nosotros

 

 

Uno de los grupos que se dedica a la masacre de cristianos en Mosul

Los «prescriptores» han defendido las tropelías de Israel, que no han servido sino para enviscar al mundo musulmán

EN estos días escucho muchos lloriqueos en ámbitos católicos por la persecución que sufren los cristianos en Oriente Próximo; en cambio, escucho menos deseos de reconocer, mediante un acto de contrición sincera, cuáles son las verdaderas causas de esa persecución. También me llama la atención que en determinados medios sedicentemente católicos, cada vez que hay que explicar lo que está sucediendo en Oriente Próximo, se recurra a la autoridad de «analistas de política internacional», «expertos en geoestrategia» y demás ganapanes neocones, liberales o progres (bueno, en medios sedicentemente católicos a estos últimos se recurre menos, porque con los neocones y los liberales tienen ya cubierta la ración de alfalfa intoxicadora) y no se dé voz a cristianos iraquíes, sirios o palestinos, que son los que están sufriendo en sus propias carnes la persecución, y conocen perfectamente sus causas. Y no se les da voz porque se sabe que lo que van a decir no cuadra con toda la alfalfa que se nos ha obligado a deglutir durante estos años; que se nos sigue obligando a deglutir hoy.

Lo acaba de decir Michel Sabbah, patriarca emérito de Jerusalén: «Lo que está ocurriendo en Gaza no es una guerra, sino una masacre»; y es que, en efecto, no hay guerra justa donde no hay proporcionalidad en la respuesta. Los cristianos palestinos saben perfectamente que las iglesias que han sido destruidas en Gaza no lo han sido por Hamás, sino por Israel. También los cristianos sirios saben quiénes han financiado y asesorado a la chusma que martiriza a sus hermanos. Y los cristianos iraquíes saben quiénes han sido los causantes de la feroz persecución y éxodo que padecen en estos días. Pero aquí nos basta con lloriquear por nuestros pobrecitos hermanos perseguidos, sin querer conocer las causas; o, todavía peor, impidiendo que nuestros hermanos perseguidos nos las expliquen, porque para eso ya tenemos nosotros a nuestros «especialista» tertulianeses, a sueldo de la embajada americana o israelí (o, todavía peor, gozquecillos que necesitan alinearse gratis con el Nuevo Orden Mundial, para aliviar el gravamen de su insignificancia), que nos lo explican a las mil maravillas, que nos lo llevan explicando a las mil maravillas años o décadas, apoyando la intervención de Estados Unidos en Irak, jaleando la primavera árabe, justificando la guerra en Siria y, por supuesto, aplaudiendo frenéticos con las orejas cada «intervención militar» israelí.

Durante muchos años –demasiados ya– los «prescriptores» de los católicos españoles en cuestiones sobre Oriente Próximo han sido una patulea que se pone cachonda con el sonsonete de la «extensión de la democracia» (así llaman a la expansión del Nuevo Orden Mundial, los muy bellacos), como el coronal Kilgore de Apocalypse Now se ponía cachondo con el olor del napalm por la mañana. Estos «prescriptores» han jaleado el derrocamiento de todos los dictadores que toleraban o incluso protegían a los cristianos en Oriente Próximo (Sadam Husein, Mubarak, Gadafi, Al Asad…) e impedían su persecución cruenta; estos «prescriptores» han presentado como «luchadores por la libertad» a la chusma islamista que, patrocinada y armada por el Nuevo Orden Mundial, tortura, martiriza o condena al éxodo a los cristianos de Oriente Próximo; estos «prescriptores», en fin, han defendido hasta lo indefendible las tropelías más infames de Israel, que no han servido sino para enviscar al mundo musulmán.

Esta patulea, queridos católicos españoles, han sido (¡y siguen siendo!) nuestros prescriptores, nuestros líderes y lideresas ideológicos. Ahora lloramos por la persecución de los cristianos en Oriente Próximo. Caiga su sangre sobre nosotros.

Juan Manuel De Prada, 26-Jun-2014, ABC.es.

Ordenaciones sacerdotales no se cancelan en Ciudad del Este

 

 

En Conferencia de Prensa el Cardenal Santos Abril afirmó que es necesario esperar las conclusiones de la Visita Apostólica, lo que tendrá lugar a partir del mes de setiembre. Como convenido inicialmente con Mons. Rogelio Livieres, las ordenaciones del 15 de agosto quedan suspendidas hasta esa conclusión, no canceladas como declaró ABC.

El Cardenal evitó hablar de conclusiones, puesto que el resultado de la visita debe ser conocido primeramente por el Papa Francisco, quien decidirá qué acciones tomar a partir de la presentación del informe.

Lo que sí agregó es que de “momento  se suspenden  las ordenaciones sacerdotales y diaconales de los alumnos del Seminario Mayor San José y  no se sabe el  tiempo que esto durará, esto solo lo puede revelar el Papa”, destacó

Desde el comienzo de la visita se acordó entre Mons. Livieres y el Cardenal Santos Abril que las ordenaciones del 15 agosto quedarían suspendidas hasta la conclusión de la visita, esta conclusión tendrá lugar con el informe final de Roma. Como en el mes de agosto, las oficinas de la Santa Sede están cerradas por vacaciones de verano en Europa, se puede esperar el informe final a partir del mes de setiembre, aunque no hay fecha fija para la presentación del informe.

Igualmente dijo que: “Durante la visita apostólica, ví que los integrantes de la Diócesis del Este tratan con respeto,  reverencia y mucha delicadeza a los representantes de la Iglesia y me gustaría que  sigan teniendo estas buenas actitudes”.

Hizo un llamado: “a la serenidad,  la tranquilidad, la colaboración y la disposición que creo que está en la mente y en el ánimo de todos, ya que el Santo Padre quiere mucho a Paraguay, y las medidas que eventualmente él pueda tomar serán las que en su conciencia de supremo Pastor, él creyó que es lo que nos conviene”.

Finalmente pidió a la prensa a no tergiversar los temas que son de Iglesia porque  son temas muy delicados.

Fuente: http://diocesiscde.info/

Caso Padre Grassi: La verdad, con el tiempo

 

Por Juan N. Ferrotti
columnista de Ámbito Financiero


y Osvaldo Tomás Grassi
Ya explicó el Diario Ambito Financiero cómo dos medios del monopolio Clarín, Canal 13 primero y luego el propio diario, engañaron en estos días a sus lectores tergiversando el último fallo de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires. El fallo no admitía que el Padre Julio Grassi tuviera Juicio por Jurados porque “aún no está reglamentado”.
Esto es apelable porque este sistema no es una audacia del Padre Grassi o de sus abogados sino un derecho promulgado por nuestra Constitución en 1853 y mantenido en la Constitución de 1994 en su capítulo “Declaraciones, derechos y garantías”, aunque el Congreso desde 1853 omitió reglamentarlo, y solamente fue pedido por un periodista en 1944 y por el Padre Grassi en el año 2003.
¿Por qué el apuro del Grupo Clarín por hacer rápido el Juicio Oral en Morón con el Fiscal Nieva Woodgate?¿Existió en la historia de nuestro pais una Campaña de Prensa mayor a la hecha contra este sacerdote?¿Se toma conciencia del daño que le están provocando a los niños de la Fundación Felices los Niños, que a pesar de tanta insistencia del monopolio Clarín nunca creyeron esta vergonzosa mentira contra Grassi?






Peligra la credibilidad de Clarín
Clarín y Canal 13 tratan de abrirse de un asunto que es uno de los más espinosos en que ha derivado una de sus tantas falsedades periodísticas. Tras la difamación del sacerdote de Hurlingham desapareció el programa(“Telenoche Investiga”). Despidió a la periodista Miriam Lewin, una de las principales artífices por parte del canal del invento de los “abusos” en el complot periodístico-jurídico con el fuero penal primario de Morón.
La retractación de Ezequiel
Con la retractación de “Ezequiel”, ya han desaparecido 6 de los 7 testigos que inventó Telenoche Investiga. Muchos declararon nunca haber efectuado tal acusación, otros menores explicaron que fueron engañados por Canal 13 con cámaras ocultas y finalmente se desmoronó “Ezequiel” con el agravante de haber declarado ante la Justicia que le habían “hecho la cabeza” para que hablara enTelenocheInvestiga, además de efectuarle promesas de hacerlo estrella televisiva, con traslados en remise y viajes todo pago a Mar del Plata con su tutor Aníbal Vega, en acuerdo con Canal 13.


El niño cantor que no cantó
Está el caso de un adolescente que estuvo en Felices los Niños y al que le gustaba cantar. Un productor lo captó en el CAINA, Hogar de día de la Ciudad de Bs. As., y lo invitó a Canal 13 porque se le iba a dar una oportunidad para cantar y de hacerse famoso. Lo llevaron a un estudio semioscuro y le comenzaron a llenar la cabeza contra el Padre Grassi involucrando a éste en “abusos de menores y narcotráfico” y le preguntaron que opinaba: el chico dijo que “eso no era cierto” como declaró frente al Consejo del Menor de la Nación y frente a la Jueza de Menores de San Isidro, pero nunca se hizo nada.


Niño discapacitado “desaparecido”
Buena parte de los encargados de la Fundación sospechan que de ese mismo CAINA, de Telenoche Investiga se llevaron a Leo, un chico con problemas mentales y que estuvo internado en Hurlingham, lo grabaron, lo sacaron al aire como testigo en contra de Grassi y después lo reemplazaron por Ezequiel. Lo que llama la atención es que Leo no aparece por ninguna parte y que a pesar de que el Padre Grassi lo declaró y denunció en su causa, el fiscal Nieva Woodgate nunca lo investigó.¿Quién lo hizo desaparecer?



Forzar al Juicio Oral: La construcción de otra causa
Gravísimo todo esto y, ante esa confesión de Ezequiel de cómo se lo inventó como “acusador”, ¿cómo no iba a dar la razón el año pasado la Cámara de Apelaciones de Morón a las lógicas presentaciones de los abogados del sacerdote? Por supuesto, la especialidad del Fiscal Nieva Woodgate no se hizo esperar.
Cuando sucedió esto y fue recriminado duramente por la persona del Directorio de Clarín que está a cargo de este tema, presionó a su ex secretaria, la Jueza López Osornio, y en el pedido de Juicio Oral mencionó en los fundamentos que el caso Ezequiel debía ser evaluado en el tribunal de Juicio porque el chico había manifestado en una parte de su declaración que “estaba cansado de todo esto y que quería salirse de la causa”. La Cámara, también temerosa de Nieva Woodgate, obró en consecuencia.
Sin embargo, queda claro que si bien Grassi va a Juicio Oral por Gabriel y Ezequiel, solamente está con medidas de coerción por Gabriel y no por Ezequiel, que es como decir que está procesado sólo por el caso Gabriel (comparando con el código que rige en Capital, porque en Provincia no existe el término procesamiento.
La segunda medida que tomó el Fiscal General que fue la “Causa contra los Jueces de Menores Cristina Landolfi, Ricardo Oyama, su Secretario Dr. Enriquez y el Dr. Miguel Angel Pierri”, constituye una Obra Maestra de Terror Judicial. Por el solo hecho de que el Dr. Frega (el Juez de Menores de turno) permitió que la Dra. Cecilia Drago tomara declaración a Ezequiel porque el Dr. Oyama estaba atendiendo a su esposa que pocos días después murió, a pedido de su jefe Nieva Woodgate el Fiscal De los Santos acusó al Dr. Pierri y a la Dra. Cristina Landolfi de convencerlo a retractarse, aunque ninguno de los dos había visto a Ezequiel ni hablado con él, sino que simplemente estaban en la zona del Tribunal. La Dra. Landolfi ni estaba de turno, ni pertenecía al caso Ezequiel. Como ya se dijo más arriba, el otro juez acusado, el Dr. Ricardo Oyama no tomó declaración a Ezequiel porque estaba atendiendo a su esposa agonizante.
No obstante, aunque tuvo cuidado de incluir en esa Causa a quienes le resultaban molestos al Fiscal General, el Fiscal De los Santos olvidóinvolucrar a la Dra. Cecilia Drago (su actual pareja, ahora Jueza a cargo de Ezequiel) y al Dr. Frega, protegido del Senador Román, cuya firma aparece al pie de la retractación de Ezequiel.


Grassi
Pierri estuvo preso y procesado, perjudicado moralmente y a nadie le importó... Sólo ellos parecen tener derechos.



El supuesto viaje a Suiza
El problema para Clarín es que tiene numerosas denuncias penales en contra. Por ejemplo, la Justicia quiere saber quién es “Inés”, que dentro de Canal 13 le “lavaba la cabeza” al menor Ezequiel y le decía lo que tenía que mentir frente a cámaras. Si no bastaran tantas causas penales –incluyendo una no ya en Morón, en la que la Jueza Federal Dra. María Servini de Cubría llegó a allanar Canal 13– vendrían imparables y costosos juicios civiles por daños y perjuicios por esta probada ruindad en que participó Clarín y que ciertamente ocasionó serios daños. Cuando descubrieron al Fiscal Flores junto a Miriam Lewin cambiar las declaraciones en el Tribunal y éste fue sacado del caso por el (ahora fallecido) Procurador De la Cruz, Canal 13 inventó otra “noticia”: que el Padre Grassi luego de asistir a un evento a beneficio en Houston, fue a esconder 140.000 dólares a Suiza. Todo fue investigado por la Dra. Servini de Cubría demostrando que se trataba de una absoluta mentira: se recaudó un total de 14.000 dólares que se invirtieron en una Obra.
El Padre Grassi nunca estuvo en Suiza, pero Clarín nunca se rectificó.


Armado



El testimonio clave de Rolando Graña
Lo único verdadero que dijo el noticiero de Canal 13 al comentar el fallo de la Cámara de Apelaciones, fue que “los fiscales de Morón buscan más presentaciones contra los abusos del padre Grassi”. Es cierto, desde que cayeron 6 testigos buscan otros, pero no los encuentran. Clarín se los exige frente al embrollo jurídico en que lo metieron los funcionarios judiciales de Morón tras no lograr eco con la denuncia en otros medios.Telefé la rechazó por inconsistente, también Jorge Lanata en Canal 2. El periodista Rolando Graña, ahora en el horario central del canalAmérica a la noche, denunció en su programa hace poco hechos graves, que fueron publicados en la revista Noticias. Este es el diálogo:
Periodista (de Noticias): ¿Qué le parece la designación de Miriam Lewin (la ex Canal 13 y Telenoche Investiga) como su reemplazante enPunto.doc?
Rolando Graña: Es una buena periodista. Aunque me parece que la investigación del padre Grassi estuvo un poco forzada. No me gustó. A NOSOTROS NOS OFRECIERON DAR EL CASO CON UN TESTIMONIO CLAVE PERO A CAMBIO DE DINERO.
Muchas pruebas y poca justicia
El único “acusador” con el cual pretende mantenerse en pie a duras penas el caso Grassi es O.A.(*), «Gabriel». Sin embargo, la prueba de sus falsedades es abrumadora.
Tiene escritas cartas de puño y letra explicando que huía de la Fundación porque extrañaba la calle -donde era líder de un grupo de 30 chicas y chicos- y porque no se llevaba bien con sus compañeros, chicos también, de la Fundación Felices Los Niños.
Hay testimonio de familias que luego fueron su tutor. Está probado el hecho de que intentó extorsionar por dinero al padre Julio Grassi para frenar su declaración en Telenoche Investiga. Igualmente están comprobadas técnicamente las llamadas infamatorias de «Gabriel»(*) a la Fundación antes del programa del 23 de octubre.
También está probado que O.A.(*) ya no estaba en la Fundación en la fecha en que inventó uno de los presuntos “abusos” a los que lo habría sometido el sacerdote. Existen decenas de testimonios de quienes fueron sus compañeros en la Fundación, etc.
¿Habrá resguardo corporativo?
Aunque todo demuestre abrumadoramente que “Gabriel” miente y que le pagaron para ser testigo clave (en cualquier otro fuero ajeno a Morón ya habría sido descartado), todo llevará a los estrados a un innecesario Juicio Oral, mediatizado y presionado por el Grupo Clarín, con una cobertura mayor a la de los Oscar.
Pero de caerse este único sostén de la acusación que actualmente se mantiene en pie, serían nefastas las consecuencias para Clarín y para los complotados fiscales y jueces de garantías de Morón que inventaron esta causa, encabezados por el fiscal Federico Nieva Woodgate. Algunos ya tienen pedido de juicio político (como el caso de Nieva Woodgate y Meade), y este pedido se extendería a no menos de seis judiciales, incluida la jueza de menores hoy en San Isidro Mirta Ravera Godoy,quien inició la maniobra anti-Grassi en otra jurisdicción ajena a Morón, donde siempre había actuado. Ravera Godoy desató esta infamia contra el sacerdote (y contra la Dra. Landolfi que ocupa el lugar que ella quería ocupar) que terminó “comprando” Canal 13 tras muchos intentos en otros medios.
Izquierda defiende a un activista “de calle”
La reacción inicial adversa a tomar la falsedad contra el sacerdote Grassi en programas televisivos y revistas de izquierda fue porque no se conocía que este joven “Gabriel” era un activista de la línea “de calle”. Fue detenido, por ejemplo, el 20 de diciembre, cuando se desató el vandalismo que precedió a la renuncia de Fernando de la Rúa. Hoy «Gabriel» es cobijado en La Fraternidad, cerca de Luján, por una ONG (organización no gubernamental) de tendencia marxista que aloja a pocos chicos de la calle y que tiene una envidia casi enfermiza contra el éxito de la Fundación que creara el sacerdote Grassi, siendo una de los muchos interesados en copar la Fundación Felices Los Niños para inculcarles ideología a los 6.000 chicos de la calle atendidos allí y preparar futuros cuadros de activistas “de calle”.


Caso

La nueva estrella mediática: el abogado Juan Pablo Gallego
En programas radiales (fundamentalmente del Grupo Clarín) el Dr. Juan Pablo Gallego es presentado como abogado de las "víctimas", olvidándose que Grassi está imputado y sólo procesado por uno de los jóvenes, y que los denunciantes no tienen categoría de víctima.
Al escuchar hablar a este abogado se tiene la sensación de escuchar a un“alumno de abogacía” que no estudió bien su lección y que por eso“toma la guitarra”, divagando sin aterrizar en nada. Días pasados fue patético escucharlo en un reportaje hecho por Magdalena Ruiz Guiñazú en Radio Mitre (Grupo Clarín).
Gallego no dijo a Magdalena que él se presentó como abogado de Ezequiel en los Tribunales y que no fue admitido como tal por no haberlo apoderado la mamá. Reclamó en Cámara de Casación y tampoco fue admitido. En realidad es sólo “abogado de Gabriel” que está emancipado y que es mayor de edad. Comenzó mal.
Luego entró en el tema de la Causa a pedido de Magdalena y Gallego comenzó a hablar (evidentemente sin siquiera haber leído el expediente) diciendo que la Suprema Corte de la Provincia hablaba de la"culpabilidad" del Padre Grassi, y que ya se habían agotado todas las instancias (nunca la Corte se introdujo en el tema), que pedir un Jurado era un privilegio aceptable y que el Padre "rezó una Misa en Capital con los chicos" lo que no le estaba permitido, a lo que Magdalena le preguntó si él lo iba a denunciar, a lo que respondió que “no pudo porque la Causa estaba en La Plata desde mayo”.
Uno se pregunta si el Dr. Gallego usa esta argumentación como estrategia o si está creyendo que la gente que escucha el programa es ignorante. El Padre Grassi puede entrar a la Fundación durante todo el día y bajo la responsabilidad de alguien que responda por él (una religiosa).
Habló que los hechos que se le imputan al Padre Grassi están “probados”. Si fuera así, ¿para qué enjuiciarlo?
Cambia la terminología para confundir, a propósito o por ignorancia. Ignora el Sistema de la Provincia que permite que el Fiscal con pocos elementos pida un Juicio Oral para agilizar las causas, aunque sirve también como trampa mortal para el ARMADO DE CAUSAS).
Y para completar su exposición salió a decir que había 45 testigos contra el sacerdote, lo que termina de confirmar que miente porque solo queda “Gabriel” y un puñado de “ex empleados” de la Fundación que hablan de “me parece”, “escuché que”. Claro que, en el Juicio Oral, la Fiscalía hará aparecer gran cantidad de “peritos en psicología” para demostrar desde la especulación lo que no puede demostrar desde los hechos.
Otro error garrafal que manifestó fue decir que el sacerdote podría ser llevado por la fuerza pública a hacer las pericias psicológicas. Es evidente que la psicología no es su fuerte, pero como abogado debería estar al tanto que jamás se puede periciar psicológicamente a alguien por la fuerza.
Fumar o no fumar en sede pericial
El Padre Julio Grassi se presentó dispuesto a realizar las pericias las tres veces que fue citado.
En la última le presentan a la psicóloga del Tribunal. Estaban charlando mientras esperaban un expediente. La psicóloga le pide permiso parafumar y el sacerdote la autoriza. Luego de encender su cigarrillo, mira al padre Grassi y le saca el tema de que “fumar hace bien” a lo que el Padre le responde que no le parece. Ella le retruca que “el cigarrillo tiene elementos muy positivos para la salud” y comienza un debate acerca del “fumar o no fumar”... Pero transcurrida la charla informal, la psicóloga le anuncia al Padre Grassi que ya lo estaban periciando. Frente a este atropello la perito de parte de Grassi se levantó y le pidió al Padre que se retirara porque esto era una trampa y le manifestó a la perito judicial que “así no se actúa en una sede pericial seria”. Todo estaba preparado para sacar la peor de las radiografías del sacerdote y condenarlo sólo con esa prueba. Por este motivo la Defensa solicitó hacer las pericias psicológicas y psiquiátricas en La Plata, lo que aún no fue aceptado.
Calumnia, calumnia, que algo quedará
Todas estas mentiras están dando vueltas por todos lados. Es necesario que se conozca la verdad en esta bajeza sin precedentes por un poder judicial lastimado por unos pocos funcionarios que no tienen grandeza y viven mirando su “gallarda figura” en televisión o en el diario, recordando a los antiguos fariseos que vivían para ser honrados por los hombres y cargaban pesadas cruces en los hombros de los demás y si que ellos fueran capaces de cargar ni una mínima parte de ello.
El Fiscal General Nieva Woodgate sigue dando clases de “ética judicial”en la Universidad de Morón, y miles de chicos de la Fundación piden que alguien los defienda porque son ellos los que están siendo perjudicados junto a su padre, a quien aman y extrañan.
Una señora mayor dijo un día a un misionero que visitaba su casa, refiriéndose a la Causa del Padre:
"La verdad: con el tiempo"
(*) El texto original menciona nombres y apellidos, nosotros no podemos hacerlo por disposición judicial.

Importante texto del cardenal Cañizares

 

1405591698_Principios de interpretacion G

Presentación del libro “Los principios de interpretación del motu proprio Summorum Pontificum”, Fr. Alberto Soria Jiménez, osb, realizada por el Cardenal Cañizares.

Visto en InfoCaótica.

viernes, 25 de julio de 2014

Reseña del libro 1492: Fin de la Barbarie. Comienzo de la Civilización en América

 

TRAMA-011-b

Reseña del libro: “1492. Finde la barbarie, comienzo de la civilización en América”. Buenos Aires, Editorial Buen Combate, 2014.

            En el estudio de la Historia corresponde al historiador ocuparse delos hechos y, específicamente, de los hechos relevantes. No cualquier hecho es relevante sino solamente aquellos que por algún motivo hayan trascendido:aquellos que signifiquen algo y tengan un papel determinante en el curso de los acontecimientos. En el campo de éstos, están por ejemplo los datos “puros y duros”.Prácticamente, no ofrecen controversia alguna: fechas, nombres, lugares, etc. Son datos que –por lo general– no están sujetos a cuestionamiento sino que son,más bien, las bases para futuras reflexiones e investigaciones.

           Pero además de estos datos “puros”, todo historiador –en su tarea de investigación– se topa corrientemente con fuentes que ya no acreditan el mismo tipo de datos al que nos hemos referido. Cuando el historiador lee la primera carta de Cristóbal Colón a los Reyes Católicos, fechada el 15 de febrero de 1493, y encuentra la palabra“maravilla” –utilizada para designar las nuevas tierras que ha ido conociendo–evidentemente se encuentra ante un juicio de valor. No ante un dato “puro y duro”. Fácilmente, el historiador puede distinguir que la fecha de la carta y esta expresión son dos cosas bien distintas. Así las cosas, el investigador dela historia se topa además –y como un constitutivo esencial de su labor– con el espíritu humano. Es decir, con una delas expresiones más auténticas del hombre; expresión que supera ampliamente el mero registro bibliográfico. Esta expresión no es otra que la valoración.

          Los hechos registrados por el historiador tienen por lo general una conexión entre sí porque fueron generados por personajes que, en mayor o menor medida, han actuado con un fin y bajo un propósito. Sin embargo, el historiador “está lejos” de esos hechos y le resulta difícil interpretarlos, obtener su comprensión plena y poder expresar el hilo conductor que enlaza los acontecimientos por él investigados.

Magnífica tarea es,sin duda, el descubrimiento de las conexiones y armonías internas de los hombres en la Historia. Pero por lo mismo que es una alegre y ardua labor, está expuesta a una conocida e inevitable eventualidad humana: el error. El historiador puede fallar. Seimpone, por lo tanto, la distinción entre el hecho y su interpretación.

         El historiador yerra de dos maneras: 1) cuando no descubre la ligazón interna de los hechos,quedando el acontecimiento allí puesto, sin poder verse claramente por qué; 2)cuando, por el contrario, asigna a una serie de hechos una explicación distinta de la verdadera. Estaexplicación “distinta de la real” puede ser más o menos aproximada: podría ser una explicación falsa que deforme notoria y completamente un hecho; o, de manera más sutil, puede equivocarse el historiador tomando en cuenta algo real, sí, aunque asignándole un “peso” –es decir, un influjo causal– que, de hecho, no tuvo.

         En el estudio dela historia, el destino de los acontecimientos es doble: o se comprenden a la luz del intelecto del historiador; o se acumulan sin sentido en una catarata de erudición que puede sorprender a muchos pero que, en el fondo, es rechazada por la parte más sana de nuestra inteligencia. No es casual que la retención de estos hechos sea mucho más problemática de este segundo modo: cualquiera de nosotros lo ha comprobado en el colegio primario o secundario, teniendo que “aguantar” los métodos puramentemecánicos de enseñanza de la Historia. No son pocas las personas que sienten repugnancia por la Historia y que encuentran el origen de esa antipatía en una deficiente instrucción escolar. Sin embargo,ésa es la sombra de la Historia. Un buen método pedagógico promueve, por el contrario, la plena comprensión los acontecimientos. No los vuelve impenetrables sino diáfanos.

Esto es lo que ha hecho nuestro autor: los hechos se tornan fácilmente comprensibles. Se enseña Historia y no un esquema; se aprecia vida y entusiasmo en este libro. Primer mérito de este libro.

       El segundo mérito es prestar un servicio a la fe católica y, por consiguiente, a la Iglesia. Para entenderlo, téngase en cuenta que, como explica San Agustín, es la Iglesia Católica la que garantiza las verdades de la Biblia: “No creería en la Biblia si no fuera por la autoridad de la Iglesia Católica”.Es esa misma autoridad la que además garantiza todo un cuerpo de verdades en torno a la religión, la sociedad, el origen del hombre, familia, la vida, la sexualidad, la política, el arte, la economía, etc. Por lo tanto, constituye“un atajo” para los adversarios de la fe –como acertadamente lo ha señalado el Padre Javier Olivera– abandonar el cuestionamiento sobre las distintas verdades que la Iglesia enseña. Hoy en día, por tanto, la incredulidad ya no concentra sus cañones en tal o cual verdad sino que apunta a la raíz de la religión. Por eso, prefiere cuestionar no un dogma o verdad en concreto sino más bien la misma legitimidad de la Iglesia Católica,sus actos y su historia. Al igual que un edificio se desploma cuando tiramos abajo sus cimientos, puesta en cuestión la autoridad de la Iglesia ¿qué principio, verdad o exigencia sobrenatural quedará en pie?

Uno de los puntos neurálgicos donde los adversarios de la Iglesia y de la fe han golpeado con enorme intensidad no es otro que la obra civilizadora y evangelizadora del Nuevo Continente: América.

          Por lo tanto, es mérito del autor “limpiar el nombre” de la Iglesia y de la fe en nombre de la cual se llevó a cabo la gesta americana. Podemos decir que esta limpieza constituyenada más y nada menos– un preámbulo de la fe:un cuerpo de verdades de orden natural que –a la luz de la conciencia– nos llevan a los umbrales de la fe católica. Conocimientos que allanan el camino ala gracia santificante. Cuando Santo Tomás de Aquino afirma que “La gracia supone la naturaleza” se refiere exactamente a ésto. Gran mérito, por tanto, el de la obra y su autor.

Si la denigración contra la tarea conjunta en América de España y la Iglesia constituye objetivamente un obstáculo a la fe, se puede extraer –pero en sentido inverso– una conclusión mucho más alegre: “1492. Fin de la barbarie, comienzo de la civilización en América” facilita el acceso a las verdades sobrenaturales, en tanto expone la verdad y replica los errores sobre la obra de la Iglesia en América, posibilitando que veamos el rostro del Cuerpo Místico de Cristo tal como es.

          El último mérito que mencionamos respecto a estas páginas es volver accesible un conjunto de verdades;facilitar el conocimiento de bibliografía que –proviniendo de investigadores no creyentes– constituye un argumento de peso más que considerable.

Ilustremos con algunos ejemplos. ¿Qué decir respecto del argumento de que “El únicomóvil de España en América fue la sed del oro”? Así contrasta el autor este argumento:

“España no encuentra oro sino recién más demedio siglo después de haber puesto pie en América. Si la intención de España hubiera sido meramente comercial, hubiera agotado sus energías y recursos en la construcción de puertos y asentamientos costeros –como hicieron sajones y portugueses–, sin penetraren el corazón del continente,atravesando indómitas selvas, llevando misioneros y labradores,fundando escuelas, hospitales y universidades; tanto para indígenas como para españoles”.

        Cincuenta años.

        Medio siglo después de 1492.

        La generación de los Reyes que descubrió América no fue la misma generación que gobernaba España cuando el primer yacimiento de oro fue descubierto. Por lo tanto, unosfueron los que descubrieron América y otros fueron los que se enteraron de la noticia de la existencia del oro.

Mientras tanto… la codicia de España los movió a enviar expediciones a este continente sin ningún tipo de ganancia en materia de oro. Una codicia muy extraña y fácilmente confundible con el altruismo. Descubierto el oro, esta codicia hizo posible las escuelas en América, los hospitales en América, las universidades en América. Ala codicia debemos que los españoles hayan ingresado al “corazón del continente”, habiendo atravesado “indómitas selvas”. Los viajes de “misioneros y labradores” fueron por obra y gracia de la codicia. Y otro tanto puede decirse de las posibilidades que había en las universidades para los españoles tanto como para los indígenas.

Dice nuestro autor que:

“es por esta estrechez mental, esta insuficiencia crítica y cognitiva, que (quienes hacen circular esta visión negativa de España en América) no han podido explicar un proceso que continuó por más de 300 años,donde se fundaron cientos de casas de estudios, de oficios, de hospitales, edificios,templos, construyendo ciudades en las regiones más recónditas, inhóspitas y peligrosas del continente donde no había mas riqueza o recursos naturales que unos cuantos yuyos”.

        La culturización de España en América fue –en el sentido propio del término– unproceso. No fue un momento particular y nada más. Fue una inmensa obra de caridad: la calificación de la misma como un“saqueo” no resiste el menor análisis.

Por supuesto,aquellos historiadores que toman como punto de partida –no de llegada– la hipótesis de trabajo de que“España saqueó América” no tienen otra alternativa que interpretar cada hecho bajo ese halo deformante. Y así tenemos, como también dice el autor, los siguiente: Ingenuamente,algunos historiadores creen tener la prueba de la ‘sed de oro’ española en los cargamentos que de este metal partían a la Península…”. Pero:

“no dicen que a cambio ingresaban al continente un sinfín de mercancías y productos utilísimos para la mejora sustancial en la calidad de vida de sus habitantes”.

       Es decir que no todo el oro proveniente de América salió por el mismo motivo ni por los mismos fines. Más importante aún: ni por las mismas personas. Naturalmente, una parte del oro que salió de este continente salió por los motivos más sencillos que puedan imaginarse: como forma de pago.

       Aún así, la explotación minera –que abarcaba más metales que el oro, ciertamente– “fue considerada por la Corona como de utilidad pública”. Utilidad pública significó, ni más ni menos, que los réditos de esta explotación volvían a América en inversiones institucionales, administrativas o asistenciales. Por eso –termina citando nuestro autor– es realmente impactante la expresión de Bravo Duarte:

“todo el país (refiriéndose al americano) fue beneficiado por la minería”.

       Estamos, como se ve, muy lejos de las leyendas negras. Y muy cerca del nervio de la historia,del lugar donde ella habita, vive y palpita. Esta reseña no es más que una pincelada del libro. El lector encontrará en él estos y muchos más argumentos, fortaleciendo su comprensión del tema y con el deber ineludible de dar a conocer a los demás lo contemplado.

Juan Carlos Monedero (h)

viernes, 18 de julio de 2014

Un ritual que cumple 400 años… y aún sigue siendo actual

 

(270812193548)book_am_42_rituale_romanum_1895 copia

 

El día de ayer, 17 de Junio, se cumplieron 400 años de la promulgación de uno de los libros litúrgicos más importantes de la Iglesia: el Rituale Romanum. Su importancia no está en su antigüedad ni en su extensión, sino que en la importancia de su contenido para la vida sacramental y litúrgica de la Iglesia.

El Rituale Romanum fue promulgado el 17 de Junio de 1614 mediante la Constitución apostólica Apostolicæ Sedi del Papa Pablo V, y fue el último de los libros promulgados después de la reforma impulsada por el Sacrosanto Concilio de Trento, entre los cuales se encuentran el Breviario, el Misal, el Pontifical y el Ceremonial de los obispos. En sí mismo, no es un libro lleno de fórmulas novedosas, sino más bien una exhaustiva recopilación cuyo principal propósito es colocar en un solo libro los rituales de los Sacramentos, las bendiciones y cualquier otro rito celebrado por el Sacerdote que no estuviera contenido en el Misal o el Breviario. El ritual, por ende, estaba destinado a ser el principal y esencial libro de referencia (y, por que no, de oficio) para los sacerdotes.

La Instrucción Universæ Ecclesiæ del Papa Benedicto XVI valida su uso en nuestros días: “Se permite el uso del Pontificale Romanum y del Rituale Romanum, así como del Cæremoniale Episcoporum vigente en 1962, a tenor del n. 28 de esta Instrucción, quedando en vigor lo dispuesto en el n. 31 de la misma.” (Instr. Univ. Eccl. 35). Por ende, el Papa nos ha tendido la invitación para recuperar este ritual, cuyas fórmulas datan desde muy antiguo y ayudan a dirigir el alma hacia Dios, con elementos y ritos que son parte de la Tradición viva de la Iglesia.

Agradecimientos al blog Rorate Cæli, quienes alertaron de la noticia. Para los estudiosos y personas con interés, pueden ver el texto de la constitución de Pablo V aquí. Quienes quieran conocer el Rituale Romanum pueden acceder a una buena edición digital aquí.

UIOGD

Fuente: http://infovaticana.com/blog/sacram-liturgiam

domingo, 13 de julio de 2014

Cañizares: «Summorum Pontificum» no depende de corrientes de opinión ni de «decisiones arbitrarias»

 

17401_el_cardenal_canizares_ha_celebrado_en_mas_de_una_ocasion_la_misa_tradicional_

Carmelo López-Arias / ReL

“La estructura jurídica fundada por el motu proprio no está limitada a ser la respuesta a una problemática acotada en el tiempo, sino que se apoya en principios teológicos y litúrgicos permanentes, creando así una situación jurídica sólida y bien definida que independiza el tema tanto de corrientes de opinión como de decisiones arbitrarias”.
El cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se refiere así al motu proprio Summorum Pontificum de 7 de julio de 2007, promulgado por Benedicto XVI para liberalizar en toda la Iglesia latina la misa tradicional.
Lo hace en la presentación (fechada el 25 de julio de 2013) de una tesis doctoral defendida el 29 de mayo de ese mismo año por el benedictino Alberto Soria Jiménez bajo el título La unidad del rito romano como principio de interpretación de la carta apostólica en forma de motu proprio Summorum Pontificum, dirigida por Roberto Serres López de Guereñu, vicerrector de la Universidad de San Dámaso. La tesis acaba de ser publicada por Ediciones Cristiandad bajo el título Los principios de interpretación del motu proprio Summorum Pontificum.
Sólida vocación de permanencia
En el prólogo a este volumen, el purpurado señala que muchos críticos de las medidas adoptadas por Benedicto XVI "dejan entrever una concepción acerca del concilio y de la reforma litúrgica que manifiesta claramente que la difusión generalizada de la ‘herméutica de la ruptura’, como modo de comprender estos eventos, lejos de ser una fantasmagoría, es una realidad bien concreta”.
Sin embargo, la legislación impulsada por el Papa Ratzinger "no fue fruto momentáneo de una presión ni un reflejo de un parecer personal y aislado del papa... La actitud de Benedicto XVI no constituye tanto una novedad o cambio de rumbo de gobierno, cuanto una concreción de lo que ya Juan Pablo II había emprendido”, afirma el prelado.
Y añade: “Al declarar [Benedicto XVI] que el misal de 1962 ‘no ha sido jamás jurídicamente abrogado’, ha puesto de manifiesto la coherencia que desea mantener la Iglesia”, la cual “no puede permitirse prescindir, olvidar ni renunciar a los tesoros y a la rica herencia de la tradición del rito romano, pues sería una traición y una negación de sí misma, porque no se puede abandonar la herencia histórica de la liturgia de la Iglesia, ni querer establecer todo ex novo sin amputar partes fundamentales de la misma Iglesia”.
Evitar "marginados eclesiales"
En consecuencia, "la celebración en la forma extraordinaria debería ser normal, eliminando todo condicionamiento por razón del número de fieles interesados y no poniendo otras condiciones, para participar en dicha celebración, que las normalmente requeridas para cualquier celebración pública de la misa”.
“Benedicto XVI manifestó con su legislación su amor paterno y comprensión hacia aquellos que están especialmente vinculados con la tradición litúrgica romana y que corrían el peligro de convertirse, de modo permanente, en marginados eclesiales”, asegura el prefecto del Culto Divino.
El aprecio de las generaciones jóvenes
Destaca en particular “el interés que la forma extraordinaria del rito romano suscita especialmente entre jóvenes que nunca la vivieron como forma ordinaria y que manifiesta una sed de ‘lenguajes’ que no son ya los de ‘más de lo mismo’ y que nos llaman desde fronteras nuevas y, para muchos pastores, imprevistas".
En efecto, "abrir la riqueza litúrgica de la Iglesia a todos los fieles ha hecho posible el descubrimiento de los tesoros de este patrimonio a quienes aún los ignoraban, con lo que esta forma litúrgica está suscitando más que nunca numerosas vocaciones sacerdotales y religiosas a lo largo del mundo, dispuestas a entregar sus vidas al servicio de la evangelización”.
Por último, el cardenal Cañizares insta "a conservar, garantizando y asegurando a todos los fieles que lo pidan, el uso del tesoro precioso que es la liturgia romana en elusus antiquor [uso antiguo]”.

Fuente: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=36651

Los ángeles y las jerarquías angélicas

 

 

"Porque en Él (Cristo) fueron creadas todas las cosas del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, los tronos, las dominaciones, los principados, las potestades; todo fue creado por Él y para Él"

(Colosenses 1, 16)

La Iglesia siempre ha profesado la verdad sobre la existencia de esos seres puramente espirituales a los que llamamos “ángeles”. Cuando recitamos el credo decimos que Dios es Creador ‘de todo lo visible y lo invisible’.

No sin cierto asombro o desconcierto nos encontramos a veces con libros o artículos cuyos autores, que presentan credenciales de teólogos o de especialistas en las Sagradas Escrituras, niegan la existencia de los ángeles. Otros, que no niegan su existencia, se alejan de las enseñanzas de la Iglesia provocando confusión y haciendo creer que lo que dicen es parte de nuestra fe, cuando en realidad no lo es.

Es por eso que nos pareció bien exponer aquí la doctrina tradicional de la Iglesia sobre los ángeles. Como no es posible agotar el tema en este espacio, al final ponemos algunos enlaces a textos útiles para quienes deseen profundizar sus conocimientos al respecto.

Catecismo de la Iglesia Católica

El Catecismo (n. 328-336) expresa que la existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.

San Agustín dice respecto a ellos: "El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel". Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan "constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos" (Mt 18, 10), son "agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (Sal 103, 20).

En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales e inmortales que superan en perfección a todas las criaturas visibles.

Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles…" (Mt 25, 31). Le pertenecen a Cristo porque fueron creados por y para Él. Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación.

Desde la creación y a lo largo de toda la historia de la salvación, encontramos a los ángeles anunciando, de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización.

De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles.

Toda la vida de la Iglesia se beneficia de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles. En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo; invoca su asistencia y celebra más particularmente la memoria de ciertos ángeles (san Miguel, san Gabriel, san Rafael, y los ángeles custodios).

Desde su comienzo hasta la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. "Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida" (San Basilio Magno). Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

El Pseudo Dionisio

Este Padre de la Iglesia fue un teólogo del siglo VI, cuyo nombre es desconocido, que escribió bajo el seudónimo de Dionisio Areopagita. Con este seudónimo aludía al pasaje de la Escritura en el que san Lucas, en el capítulo 17 de los Hechos de los Apóstoles, narra que Pablo predicó en Atenas, en el Areópago, dirigiéndose a una élite del mundo intelectual griego, pero al final la mayor parte de los que le escuchaban no se mostró interesada, y se alejó ridiculizándole; sin embargo, unos pocos se acercaron a Pablo abriéndose a la fe. El evangelista nos revela dos nombres: Dionisio, miembro del Areópago, y una mujer llamada Dámaris.

El Pseudo Dionisio Areopagita es considerado como el padre de la teología mística. Sus escritos han tenido profunda influencia en grandes teólogos y místicos a lo largo de los siglos. Santo Tomás de Aquino, por ejemplo, lo cita más de 1700 veces en sus obras, y los escritos de San Juan de la Cruz están repletos de citas implícitas de Dionisio.

En la Iglesia, a partir de Dionisio, se enumeran nueve coros de ángeles divididos en tres jerarquías de tres coros cada una. En los siguientes párrafos, seleccionados de “La jerarquía celeste”(énfasis y títulos nuestros), veamos cómo Dionisio describe la realidad angélica.

¿Cuántos son y cómo se clasifican los órdenes celestes? ¿Cómo cada una de las jerarquías logra la perfección? Sólo el que es Fuente de toda perfección podría responder con exactitud a estas preguntas. Nosotros podemos tan sólo conocer lo que la Deidad nos ha manifestado misteriosamente por medio de ellos, ya que conocen sus propiedades. Nada, por tanto, tengo que decir por mí mismo de todo esto y me contento meramente con explicar como mejor pueda lo que aprendí de los santos teólogos sobre los ángeles tal como ellos nos lo transmiten.

La Escritura ha cifrado en nueve los nombres de todos los seres celestes, y mi glorioso maestro los ha clasificado en tres jerarquías de tres órdenes cada una. Según él, el primer grupo está siempre en torno a Dios, constantemente unido a Él, antes que todos los otros y sin intermediarios. Comprende los santos Tronos y los órdenes dotados de muchas alas y muchos ojos que en hebreo llaman Querubines y Serafines. Este triple grupo forma una sola jerarquía que es verdaderamente la primera. Son los más divinizados y los que reciben primero y más directamente las iluminaciones de la Deidad.

El segundo grupo lo componen Potestades, Dominaciones y Virtudes. El tercero, al final de las jerarquías celestes, es el orden de los Ángeles, Arcángeles y Principados.

Primera Jerarquía

Serafines:

El santo nombre "Serafín" equivale a decir inflamado o incandescente, es decir, enfervorizantes. El nombre Serafín significa incesante movimiento en torno a las realidades divinas, calor permanente, ardor desbordante, en movimiento continuo, firme y estable, capacidad de grabar su impronta en los subordinados prendiendo y levantando en ellos llama y amor parecidos; poder de purificar por medio de llama y rayo luminoso; aptitud para mantener evidente y sin merma la propia luz y su iluminación, poder de ahuyentar las tinieblas y cualquier sombra oscureciente.

Querubines:

El nombre “Querubín “significa plenitud de conocimiento o rebosante de sabiduría. Con razón, pues, los seres más elevados constituyen la primera jerarquía, la de más alto rango, los más eficientes por estar más cerca de Dios. Situados inmediatamente en torno a Él, reciben las más primorosas manifestaciones y perfecciones de Dios. El nombre Querubín es poder para conocer y ver a Dios; recibir los mejores dones de su luz; contemplar la divina Hermosura en su puro hontanar; acoger en sí la plenitud de dones portadores de sabiduría y compartirlos generosamente con los inferiores, conforme al plan bienhechor de la sabiduría desbordante.

Tronos:

El nombre de los sublimes y más excelsos “Tronos” indica que están muy por encima de toda deficiencia terrena, como se manifiesta por su ascender hasta las cumbres; que están siempre alejados de cualquier bajeza; que han entrado por completo a vivir para siempre en la presencia de aquel que es el Altísimo realmente; que libres de toda pasión y cuidados materiales están siempre listos pare recibir la visita de la Deidad.

Esta primera jerarquía es particularmente digna de familiaridad con Dios y coopera con Él. Imita, en cuanto es posible, la hermosura del poder y actividad propios de Dios, con subido conocimiento de muchos misterios divinos. Por lo cual, las Escrituras han transmitido a los que moran en la tierra los himnos que cantan estos ángeles de la primera jerarquía. Algunos de esos himnos son, por decirlo con una imagen sensible, el "ruido de río caudaloso" cuando proclaman: "Bendita sea en su lugar la gloria del Señor". Otros cantan con veneración aquel himno famoso de alabanza a Dios: "¡Santo, Santo, Santo, Señor de los ejércitos! La tierra está llena de su gloria".

Segunda Jerarquía

Dominaciones:

El revelador nombre "Dominaciones" significa, yo creo, un elevarse libre y desencadenado de tendencias terrenas, sin inclinarse a ninguna de las tiránicas desemejanzas que caracterizan a los duros dominios. Como no toleran ningún defecto, están por encima de cualquier servidumbre. Limpias de toda desemejanza se esfuerzan constantemente por alcanzar el verdadero dominio y fuente de todo señorío. Benignamente, y según su capacidad, reciben ellas y sus inferiores la semejanza del Señor. Desdeñan las apariencias vacías, y se encaminan totalmente hacia el verdadero Señor. Participan lo más que pueden en la fuente eterna y divina de todo dominio.

Virtudes:

La denominación de santas "virtudes"' alude a la fortaleza viril, inquebrantable en todo obrar, al modo de Dios. Firmeza que excluye toda pereza y molicie, mientras permanezca bajo la iluminación divina que les es dada, y firmemente levanta hacia Dios. Lejos de menospreciar por pereza el impulso divino, mira en derechura hacia la potencia supraesencial, fuente de toda fortaleza. En efecto, esta firmeza llega a ser, dentro de lo posible, verdadera imagen de la Potencia de que toma forma, y hacia la cual está firmemente orientada por ser ella la fuente de toda fortaleza.

Potestades:

Las santas "potestades", como su nombre indica, tienen el mismo rango que las dominaciones y virtudes. Están armoniosamente dispuestas, sin confusión, para recibir los dones de Dios. Indican, además, la naturaleza ordenada del poder celestial e intelectual. Lejos de abusar tiránicamente de sus poderes, causando daño a los inferiores, se levantan hacia Dios armoniosa e indefectiblemente; en su bondad elevan consigo los órdenes inferiores. Se parecen, dentro de lo posible, al poder que es fuente y autor de toda potestad.

El principio divino de todo orden ha establecido la ley universal de que los seres del segundo grupo reciban la iluminación de la Deidad por medio de los seres del primero. Las primeras inteligencias perfeccionan, iluminan y purifican a los de grado inferior de tal manera, que éstos, por haber sido elevados a través de los primeros hasta la fuente universal y supraesencial, participan, según su capacidad, de la purificación, iluminación y perfección del Único que es fuente de toda perfección. Participan más perfectamente de Dios los ángeles que le son más inmediatos que los otros a los cuales la participación llega por mediadores.

Tercera Jerarquía

Principados:

El término "principados celestes" hace referencia al mando principesco que aquellos ángeles ejercen a imitación de Dios. Referencia al orden sagrado, más propio para ejercer poderes de príncipes; a la capacidad de orientarse plenamente hacia el Principio que está sobre todo principio y, como príncipes, guiar a otros hacia El. Poder de recibir plenamente la marca del Principio de principios y, mediante el ejercicio equitativo de sus poderes de gobierno, dar a conocer este supraesencial Principio de todo orden.

Arcángeles:

Los santos arcángeles tienen el mismo orden que los principados celestes y, como queda dicho, justamente con los ángeles forman una sola jerarquía y orden. No obstante, como en cada jerarquía hay tres poderes: primero, medio y último, el santo orden de los arcángeles tiene algo de los otros dos por hallarse entre los extremos'. Se comunica con los santísimos principados y con los santos ángeles; su relación con los primeros se funda en el hecho de que, como los principados, se orienta hacia el Principio supraesencial y, finalmente, en que recibe sobre sí la marca del que es Principio. El orden de los arcángeles comunica la unión a los ángeles gracias a los invisibles poderes de ordenar y disponer lo que ha recibido del Principio mismo. El orden de los arcángeles se relaciona con los ángeles por servir de intermedio para comunicar a éstos las iluminaciones que reciben de Dios por medio de las primeras jerarquías. Los arcángeles se lo comunican a los ángeles y por medio de éstos a nosotros en cuanto somos capaces de ser santamente iluminados.

Ángeles:

Los ángeles completan el conjunto jerárquico de las sagradas inteligencias. Constituyen ellos el grado inferior. Se da el nombre de ángeles a este grupo con preferencia a otros por cuanto su jerarquía es la más próxima a nosotros, la que nos hace manifiesta la revelación y está más cerca del mundo.

San Buenaventura

Franciscano, superior general de su Orden por 17 años, vivió en el siglo XIII (1221- 1274). El papa Sixto IV lo canonizó el año 1482. En 1588 Sixto V lo proclamó Doctor de la Iglesia, asignándole el título de Doctor Seráfico (de ‘serafín’: que arde en amor por Dios). El Papa León XIII se refirió a él como príncipe de la mística.

San Buenaventura, en la Parte II de su obra conocida como “Breviloquio”, expone sobre la creación de los ángeles (capítulo 6), la apostasía de los demonios (capítulo 7) y la confirmación de los ángeles buenos (capítulo 8). El Doctor Seráfico escribió esta obra para satisfacer el deseo de varios religiosos que le suplicaron que les escribiera un compendio de las verdades teológicas donde pudieran fácilmente conocer el contenido de la sagrada doctrina, ya que por las circunstancias particulares en que se encontraban no podían cursar los largos estudios requeridos por los estatutos universitarios de la época. Entonces accede redactar este compendio en el que se propone exponer sumariamente no toda la doctrina, sino aquellas verdades que juzgaba más necesarias para el caso. A continuación, unos párrafos extraídos del Breviloquio.

Se ha de saber que los ángeles, desde su misma creación, poseen cuatro atributos, que son: simplicidad de esencia, distinción personal, facultad racional, con memoria, entendimiento y voluntad, y libertad de albedrío para elegir el bien y desechar el mal. A estos cuatro atributos principales acompañan otros cuatro: eficacia en el obrar, oficiosidad en servir, perspicacia en conocer e inmutabilidad después de la elección, sea en el bien, o sea en el mal.

Respecto a la apostasía de los demonios se ha de saber que Dios hizo buenos a los ángeles, pero les puso en lugar intermedio entre Él, sumo bien, y el bien mudable, que es la criatura; de tal manera que, si se inclinaban a amar el bien, que está por encima, se elevaran al estado de gracia y de gloria; mas si se volvían al bien mudable, que está por debajo, por eso mismo cayeran en el mal de culpa y de pena; porque no se da “el deshonor del pecado sin el honor o belleza de la justicia”. El principal entre los ángeles, Lucifer, presumiendo de su bien particular, apeteció su particular excelencia, queriendo sobreponerse a los demás, y por eso cayó con todos sus secuaces. Y cayendo se hizo impotente, obstinado, obcecado y excluido de la contemplación de Dios y desviado del orden en su obrar, esforzándose con todo empeño en derribar al hombre por medio de múltiples tentaciones.

Su voluntad impía y su obrar apartados de Dios se convirtieron en odio y envidia del hombre; y la perspicacia de la razón, cegada por la verdadera luz, se volvió a los engaños de la adivinación y del fraude; y la oficiosidad en el servir, apartada de su verdadero ministerio, se dedicó a tentar; y su poder disminuido y coartado se emplea, en cuanto le es permitido, en hacer maravillas por medio de cambios súbitos que opera en las criaturas corpóreas. Y porque todas estas cualidades salieron fuera del orden debido por la voluntad depravada por la soberbia, todas ellas las emplea en aumentar su soberbia, buscando ser honrado por los hombres y adorado como Dios. De ahí que “todo lo hace mal”, lo cual, sin embargo, Dios lo permite ahora justamente para castigo de los malhechores y honra de los buenos, como se manifestará por el juicio final.

Acerca de la confirmación de los ángeles buenos, se ha de admitir que así como los ángeles apartados de Dios quedaron inmediatamente obstinados por la impenitencia, así los que se volvieron a Dios inmediatamente fueron confirmados en la voluntad por la gracia y la gloria, perfectamente iluminados en la razón […], perfectamente fortalecidos en el poder, tanto imperativo como ejecutivo, y perfectamente ordenados en la operación, así contemplativa como ministerial; y esto según la triple jerarquía, a saber: suprema, media e ínfima. A la jerarquía suprema pertenecen los tronos, los querubines y los serafines; a la media, las dominaciones, las virtudes y las potestades; a la ínfima, los principados, los arcángeles y los ángeles. De los cuales muchos son enviados para el servicio de los hombres y destinados a la guarda de los mismos, a quienes sirven purificando, iluminando, y perfeccionando conforme al imperio de la voluntad de Dios.

En cuanto a la voluntad, se hicieron estables y felices; en cuanto al entendimiento, perspicaces, de manera que no sólo conocieran las cosas en su género propio, sino también en el arte eterno […] En cuanto al poder, fueron perfectamente fortalecidos, tanto para imperar como para ejecutar, ya tomando cuerpo, ya sin tomarlo. En cuanto al obrar, fueron perfectísimamente ordenados, de modo que ya no pudieran desviarse ni subiendo a la contemplación de Dios ni bajando al servicio del hombre; porque como ven a Dios cara a cara, siempre andan dentro de Él a cualquier parte que sean enviados.

Pues son movidos y obran según el orden jerárquico iniciado en ellos por la naturaleza y consumado por la gloria, la cual, fijando la volubilidad del libre albedrío, ilustró la perspicacia, ordenó la oficiosidad y robusteció el poder, conforme a los cuatro atributos citados más arriba.

La perspicacia de la razón en el contemplar se ordena principalmente o bien a la veneración de la majestad divina, o bien a la inteligencia de la verdad, o bien al deseo de la bondad; y conforme a esto hay tres órdenes en la primera jerarquía, correspondiendo la reverencia a los tronos; la sabiduría a los querubines; y la benevolencia a los serafines.

A la perfecta eficacia pertenece la virtud imperativa, la virtud ejecutiva, y la virtud expeditiva. La primera pertenece a las dominaciones; la segunda a las virtudes, y la tercera a las potestades, de cuya incumbencia es apartar las potestades contrarias.

A la perfecta oficiosidad atañe regir, revelar y socorrer. Lo primero es de los principados; lo segundo de los arcángeles, y lo tercero de los ángeles, pues vigilan para que los que están en pie no caigan, y a los caídos les ayudan para que se levanten.

Y así es evidente que todos estos atributos se encuentran en los ángeles en mayor o menor medida, descendiendo gradualmente de lo más alto a los más bajo. Pero cada orden recibe su denominación de aquello que ‘sobresale más en su oficio’.

Los ángeles en nuestra vida

Los ángeles nos ayudan no sólo en circunstancias más o menos extraordinarias o cuando nosotros mismos los invocamos. Un ángel especial nos protege continuamente, nos custodia: es el ángel custodio o de la guarda (nombre sugerido por el salmo 90,11).

Además de la guarda angélica individual, se admite que también las comunidades tienen su ángel custodio. Ello es así principalmente para la Iglesia de Cristo: así como el arcángel Miguel fue el protector del pueblo elegido (Daniel 10,21; 12,1), así también le ha sido confiado el nuevo pueblo elegido, la Iglesia. La antiquísima devoción a San Miguel, a quien fueron dedicadas numerosas iglesias, halla en esto su explicación.

¿Qué ayuda puede prestarnos nuestro ángel custodio? Se excluye que pueda mover directamente nuestra voluntad, ya que cualquier influjo directo sobre ella por parte de una criatura comprometería su libertad. Sin embargo, el campo de la actividad angélica es amplio: están las pasiones y la fantasía, por medio de las cuales los ángeles pueden ejercer su influencia indirecta sobre nuestra voluntad y también sobre nuestra inteligencia. No quizás con influjos conscientes por nuestra parte, pero sí a través de insistencia en imágenes o inclinaciones buenas que se presentan a menudo y eliminan las malas, y así nos atraen y conmueven y nos inducen a realizar acciones virtuosas. Será la protección del mal tanto físico como moral. El ángel custodio influirá en la imaginación del protegido como en la del adversario, para evitar a tiempo y sin que se den cuenta, incidentes y tentaciones demasiado graves. No hay que olvidar, además, que el ángel custodio ora por su protegido y ofrece junto con él sus obras buenas a Dios (Tobías 12,12).

Nuestra actitud espiritual para con los ángeles custodios deriva de la doctrina expuesta. En cuanto a nuestro ángel de la guarda, San Bernardo escribe muy concisamente: “Respeto por su presencia, devoción por su benevolencia, confianza por su custodia”. Podemos comunicar a nuestro ángel nuestros pensamientos más íntimos. Es normal que lo hagamos participar de nuestra vida espiritual, en todos nuestros ideales y propósitos. El ángel custodio tendría que convertirse en nuestro amigo íntimo, que Cristo nos ha dado para estar más cerca de nosotros. Quien pretendiese poder prescindir de la ayuda de su ángel, despreciaría la ayuda que el mismo Cristo ha querido darnos.

En cuanto al ángel custodio de los demás, podemos valernos de su ayuda para que nuestra palabra sea escuchada con mayor interés, especialmente por los más alejados de Dios, para que la doctrina de Cristo que les anunciamos permanezca más tiempo en sus mentes y tenga mayor influencia en ellos. El mismo Cristo nos advierte que el Diablo puede arrebatar la buena semilla sembrada por la predicación (Lucas 8,12). Además, todo lo que podemos pedir para nosotros mismos, también podemos pedirlo para el prójimo, dirigiéndonos directamente a su ángel custodio.

En la vida de muchos santos la presencia de los ángeles era sentida por ellos de manera muy cercana y singular. Aquí puede leerse un bellísimo testimonio de esa presencia angélica.

***

Fuentes: Catecismo de la Iglesia Católica. Catequesis de Benedicto XVI sobre los Padres de la Iglesia. Obras de San Buenaventura. Obras Completas del Pseudo Dionisio Areopagita. Diccionario de Espiritualidad de Ermanno Ancilii.

***

ENLACES

Enseñanzas de San Juan Pablo II sobre los ángeles:

Sobre la existencia de los ángeles

Ángeles buenos y malos

La misión de los ángeles

Naturaleza de los ángeles

El Diablo y su acción sobre el hombre

La victoria de Cristo sobre el espíritu del mal

Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino

Tratado sobre los ángeles. Primera Parte, cuestiones 50 a 64.

Oraciones a los ángeles:

Devocionario

Encuentra

***

Tomado de La Buhardilla de Jerónimo.