Archivos del blog

jueves, 30 de enero de 2014

Ratzinger no quiere un nuevo emblema como Papa emérito

 

 

 

Es la voluntad de Benedicto XVI, según indicó en una nota la Libreria Editrice Vaticana, que publica el “Manual de heráldica eclesiástica en la Iglesia católica”.

diseno_260x174No habrá un nuevo emblema heráldico que exprese la particularidad que nació de la renuncia al ministerio petrino por parte de Benedicto XVI. Es la voluntad que expresó el mismo Papa emérito. Lo indicó en una nota la Libreria Editrice Vaticana, que publica, justamente, el “Manual de heráldica eclesiástica en la Iglesia católica”, de cuya edición se ocuparon dos expertos del sector: el cardenal Andrea Cordero Lanza di Montezemolo y don Antonio Pompili.

«La heráldica es un lenguaje –explican los autores.  Y la heráldica eclesiástica es una rama, o un capítulo, de la heráldica general». Se ocupa de los escudos de los eclesiásticos y, mediante elementos simbólicos, «debe representar de forma simple e inmediata las cualidades y características de la persona».

Entre las curiosidades que contiene esta nueva publicación figuran el nuevo escudo del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado,  y un estudio (con diferentes posibilidades gráficas) sobre el escudo del Papa emérito Benedicto XVI, cuyo escudo pontificio fue realizado en 2005 por el entonces arzobispo Montezemolo. La Lev precisa que durante la preparación del volumen, Benedicto XVI, «Manifestando al autor su vivo agrado y sentido agradecimiento por el interesante estudio que le fue enviado, hizo saber que prefiere no adoptar un emblema heráldico que exprese la nueva situación que se creó con su renuncia al Ministerio Petrino».

Fuente: Vatican Insider.

¿Es lícito que los Obispos lleven la cruz pectoral sobre la casulla?

 

 

Respuesta: AFIRMATIVA

El uso de llevar la cruz pectoral sobre la casulla durante la celebración eucarística por parte de los Obispos, aún siendo una peculiar característica del rito ambrosiano y de las liturgias orientales, en estos últimos años se ha extendido difusamente también en la liturgia romana.

Además parece oportuno y significativo que el Obispo, ya sea cuando celebra sólo o cuando preside una concelebración, pueda tener un signo que lo distinga de los presbíteros. Por tanto, este Dicasterio, añadiendo a lo ya prescrito, establece, de consensu Superiorum, que la cruz pueda ser llevada también sobre la casulla, permaneciendo libre la posibilidad, a elección del Obispo, de llevarla bajo ésta.

Roma, 16 de julio de 1997

+ Jorge Medina Estévez, Arzobispo-Pro-Prefecto

+ Geraldo M. Agnelo, Arzobispo Secretario

La Iglesia particular de Corrientes cumple 104 años

 

 

Corrientes (AICA): El próximo lunes 3 de febrero se cumplen 104 años de creación de la diócesis de Corrientes, ocurrida 322 años después de la fundación de la ciudad sede episcopal. El jueves 3 de febrero de 1910, el papa san Pío X firmó el decreto por el cual se erigió la diócesis correntina. Esta Iglesia particular comprende 13 departamentos de la provincia de Corrientes; posee cinco santuarios y 50 parroquias, que son atendidas por 90 sacerdotes, entre diocesanos y religiosos. El actual arzobispo es monseñor Andrés Stanovnik OFMCap.

El próximo lunes 3 de febrero se cumplen 104 años de creación de la diócesis de Corrientes, ocurrida 322 años después de la fundación de la ciudad sede episcopal. El jueves 3 de febrero de 1910, el papa san Pío X firmó el decreto por el cual se erigió la diócesis correntina.
Según informó el arzobispado local, el texto pontificio definió la escisión del territorio de la provincia de Corrientes y Misiones de la diócesis de Paraná. La flamante jurisdicción eclesiástica, sufragánea entonces de la arquidiócesis de Buenos Aires, tomó como catedral el templo de Nuestra Señora del Rosario.
Esta Iglesia particular, elevada a arquidiócesis por el beato papa Juan XXIII el 10 de abril de 1961, comprende 13 departamentos de la provincia de Corrientes: Bella Vista, Berón de Astrada, Capital, Concepción, Empedrado, General Paz, Itatí, Mburucuyá, Saladas, San Cosme, San Luis del Palmar, San Miguel y San Roque.
En su jurisdicción, miles de personas visitan permanentemente los cinco santuarios: la basílica de Nuestra Señora de Itatí, la Santísima Cruz de los Milagros, San Cayetano, San Pantaleón y Nuestra Señora de la Merced. Más de 90 sacerdotes, entre diocesanos y religiosos, atienden las 50 parroquias de la arquidiócesis.
El primer obispo de Corrientes fue monseñor Luis María Niella, quien asumió el 4 de junio de 1911. Lo sucedió en la cátedra monseñor Francisco Vicentín, elegido por Pío XI el 13 de setiembre de 1934. Fue consagrado el 25 de febrero de 1935, tomó posesión de esta sede el 7 de marzo de 1935 y renunció, por razones de edad, el 5 de abril de 1972.
Luego de monseñor Vicentín, continuaron el gobierno pastoral de la arquidiócesis monseñor Jorge Manuel López (1972-1983), monseñor Fortunato Antonio Rossi (1984-1994) y monseñor Domingo Salvador Castagna, actual arzobispo emérito, que gobernó la arquidiócesis entre 1994 y 2007. El actual arzobispo es monseñor Andrés Stanovnik OFMCap.+

Fuente: AICA

The Ballad of Summorum Pontificum II

 

 

Juventutem Argentina