Archivos del blog

lunes, 10 de febrero de 2014

Benedicto XVI le escribe a Hans Küng

 

 

Ciudad del Vaticano, 10 de febrero (AFP)- El papa emérito Benedicto XVI confesó en una carta escrita al teólogo progresista suizo Hans Küng que su "única y última tarea es sostener con la oración el pontificado de Francisco", con el que comparte, dijo, "una gran identidad de puntos de vista".
Küng -una de las figuras más progresistas de la Iglesia católica, que fue colega del entonces profesor Joseph Ratzinger en la Universidad alemana de Tubinga y uno de los mayores críticos del pontificado de Benedicto XVI - mostró este lunes al diario La Repubblica la carta que recibió del pontífice emérito, con fecha del día 24.
"El papa emérito me escribió, a mí, eterno rebelde, una misiva afectuosa en la que se compromete a apoyar a Francisco, con la esperanza de que tenga éxito", aseguró el teólogo en una entrevista con el diario italiano.
En la carta, con sello y encabezado que reza "Pontifex emeritus Benedictus XVI", el papa emérito, que el 11 de febrero del 2013 sorprendió al mundo al renunciar al pontificado, aseguró también que mantiene "una amistad de corazón" con su sucesor Francisco.
"Son palabras bellas", dijo el sacerdote y teólogo suizo, señalando que "lo convence" la posición del papa emérito alemán, a quien criticó por años por sus posiciones conservadores en materia de moral.
Desde el anuncio de la dimisión de Benedicto XVI, Küng ha instado a la Iglesia a aprovechar la histórica oportunidad de cambio que se le ha presentado.
"Es importante que el movimiento para la reforma interna de la Iglesia sea apoyado por la base --como el movimiento 'Somos Iglesia'-- más de lo que aparece hoy en día y más de cuanto lo apoya la iglesia oficial. Es un hecho a nivel internacional", aseguró el teólogo.
"Es bello registrar un cambio en la dirección del Concilio Vaticano II", dijo.

Fuente: La Repubblica

El Primer Secretario de la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en Manila vuelve a oficiar la Santa Misa Tridentina en Filipinas

 


 

 

Ayer, 9 de febrero, V Domingo después de Epifanía, se celebró en muchas parroquias de Filipinas la fiesta de la Sagrada Familia -puede leerse en inglés, aquí, por qué allí se celebra esta fiesta el segundo domingo de febrero-; más especialmente en la parroquia de la Sagrada Familia de la diócesis de Cubao, donde el P. Michell Joe Zerrudo, capellán y director espiritual de la Societas Ecclesia Dei Sancti Ioseph – Una Voce Philippines, de quien hablé hace pocos días (ver aquí), oficia regularmente la Santa Misa tradicional, a las 7:30 am los días de diario y a las 14:00 horas los domingos. En esta ocasión, el oficiante ha sido Mons. Seamus Patrick Horgan, Primer Secretario de la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en Manila (Filipinas), quien ofició la solemne Santa Misa Tridentina, conocida en Filipinas como "Misa de tres" o, en algunas ocasiones especiales, "Misa de dalmática". Le asistieron el P. Joseph Skelton y el P. Norlito Concepción, O.S.A., como diácono y subdiácono, respectivamente. Fotos: D. Maurice Joseph Almadrones. Dei praesidius fultus.

Fuente: http://catholicvs.blogspot.com.ar/

El Papa recuerda que la Misa no es un mero acto social ni una reunión para rezar juntos

 

El Papa Francisco advirtió hoy que la misa privada matutina que él preside en la capilla de su residencia del Vaticano no es una«parada turística» y llamó a recuperar el sentido de lo sagrado. Durante la homilía de la celebración, en la Casa de Santa Marta, el líder católico precisó que la eucaristía «no es un buen acto social» ni una «reunión de creyentes para rezar juntos». El Santo Padre ha recordado la doctrina católica sobre el sacrificio eucarístico.

El Papa lamentó que «por desgracia muchas veces durante la misa se mira el reloj, contamos los minutos, pero esta no es la actitud propia que nos pide la liturgia que es tiempo y espacio de Dios» , indicó.

«Por ejemplo, yo estoy seguro que todos ustedes vienen aquí para entrar en el misterio, pero tal vez alguno dice: ¡Ah!, debo ir a Santa Marta porque en el recorrido turístico de Roma está el ir a visitar al Papa todas las mañanas: Es un lugar turístico, ¿no?» , agregó riendo.

El Santo Padre exhortó entonces a redescubrir la presencia real de Dios en la Misa, que es un misterio porque durante la liturgia Dios está presente y su presencia es real. Además recordó la doctrina católica, al afirmar que cuando se celebra la Misa no se hace una representación de la última cena sino que es vivir otra vez la pasión y la muerte de Cristo de forma incruenta.

Fuente: Agencias/InfoCatólica