Archivos del blog

viernes, 21 de febrero de 2014

Un arte misterioso

 

michael-d-o_brien

 

El canadiense Michael O’Brian es el autor de El padre Elías, un libro que conquista, por su ritmo, temática y poesía. Fue escrito desde el corazón y depurado con inteligencia. Percibí esto aún antes de leer entrevistas al autor. Un libro inspirado e inspirador. Los fragmentos que siguen son una traducción de una carta de O’Brian – quien también es pintor- a los artistas cristianos. O’Brian demuestra que aunque a contracorriente, la religión es para un artista un terreno de misterio,  inspiración y alabanza, y sobre todo, de donación, donde a pesar de que lo esencial no es el éxito ni siquiera el mismo arte, las formas creativas logran una belleza profundamente humana, y redundan en un magnético atisbo de las realidades sobrenaturales. Alguien que no tenga fe quizás pensará que este es un lenguaje incomprensible, críptico, para seguidores, sin embargo allí está el gran arte sacro como una interrogación permanente, que aún en el siglo XXI elabora una respuesta y un sentido que permanece. Y aunque esto tampoco sea lo verdaderamente crucial, es esta una invitación fascinante que trasciende la caducidad cotidiana y la desesperanza que tan a menudo impregnan el arte contemporáneo.

“Un salto adelante importante en mi crecimiento como escritor y pintor se produjo hace varios años cuando me encontré con un pasaje de Santo Tomás de Aquino en la Summa Theologica, en una sección sobre los santos ángeles. Estoy parafraseando, pero en esencia, decía que si una obra de arte tiene como fin glorificar a Dios y avanzar en el Reino, Dios envía un ángel para ayudar con la creación de la obra. Tenemos que pedirle esto a Dios. Él no nos obligará a nada.

Cuando concebí la idea de mi primera novela publicada, El padre Elías, fui a la iglesia parroquial local y consagré el sueño “imposible, no publicable ” a la voluntad de Dios. Recé ante el Santísimo Sacramento todos los días durante los ocho meses que lo escribí. Pregunté a diario al Espíritu Santo y a los ángeles. Por extraño que parezca (aunque no tan extraño en realidad) escribir el libro me resultó sumamente fácil. Por lo general, la escritura es un trabajo duro para mí. La pintura también, aunque no es tan complicado como un medio escrito.

También estoy convencido de que no hay que prestar mucha atención a las actuales normas sociales, tanto en la pintura y la escritura. Las normas culturales modernas están dominadas por una revolución filosófica que tiene la intención de separar lo sagrado de lo humano (quiero decir toda la verdad sobre la humanidad).

Vaya a la fuente misma. Vaya a Cristo y pida todo lo que necesita, pida por el crecimiento en la habilidad, por el espíritu de perseverancia, la fe y el coraje y el amor. Pregunte por un espíritu de discernimiento para encontrar su camino a través de la niebla de nuestros tiempos. Pregunte por la humildad y fidelidad, y por su capacidad para encarnar la verdad en formas hermosas. Ser un siervo de Aquel que es la fuente de toda belleza.

Su tarea será responder a la gracia y crear obras de arte que enriquezcan. Él se encargará del resto, según su santa voluntad.

No se inclinen ante el espíritu de este mundo, no importa cuán benevolente y razonablemente se presente. A través de los años he visto a tantos jóvenes talentosos perder sus dones cuando sucumbieron al escenario del falso éxito. Sus intenciones eran buenas, pero no entendían la naturaleza de esta lucha. Para estudiar son mejores los viejos maestros de todas las artes. Aprende de ellos, humildemente, obediente, sumiso (sub – missio , dentro de la misión). Dostoievski y Bloy y Flannery O’Connor; Rachmaninov y Gorecki y Bach y Eric Genuis; las películas de Andrei Tarkovski y Ermanno Olmi; los iconos de Andrei Rublev y las epifanías post – renacentistas de pintores como Rembrandt y Rouault. La lista es inagotable. Adelante, ¡a explorar!

A un sacerdote amigo mío le gusta decir ‘El Señor es una lámpara a mis pies, no es un reflector iluminando hasta una milla por delante.”

 

Fuente: http://felicitascasillo.wordpress.com/