Archivos del blog

sábado, 26 de abril de 2014

Una tragedia llena de coincidencias misteriosas

 

Un joven de 21 años murió en la localidad italiana de Cevo, en el norte de Italia, aplastado por una cruz de madera gigante dedicada al papa Juan Pablo II. En una absurda coincidencia, la víctima, Marco Gusmini, vivía en la calle Juan XXIII de la ciudad de Lóvere. Ambos papas serán canonizados este domingo en Roma.

De acuerdo con el diario La Repubblica, el joven, que estaba en un viaje organizado por la parroquia local, sufría una discapacidad física "leve", por lo que no pudo escapar rápidamente.

La estructura que aplastó al joven consiste en una gran cruz de 30 metros de altura en la que aparece crucificado un Cristo de seis metros y 300 kilos de peso.

 

Según las primeras investigaciones, la cruz puedo precipitarse a tierra a causa del fuerte viento que en las últimas horas azota esta región montañosa, próxima a los Alpes. Varios testigos apuntaron que la estructura comenzó a crujir antes de caer.

La cruz fue realizada en 1998 por Enrico Job, difunto esposo de la cineasta italiana Lina Wertmueller, con motivo de la visita de Juan Pablo II a Brescia. En 2005 fue emplazada en una pintoresca ubicación en la cima de una montaña que se convirtió en un lugar de peregrinación.

Por el momento, el intendente de Cevo anunció la cancelación de todos los eventos previstos en la localidad para celebrar la doble canonización del domingo.

Fuente: TN.