Archivos del blog

martes, 6 de mayo de 2014

Esplendor de la liturgia


Fotografías de la Santa Misa, Novus Ordo, presidida por Monseñor don Paul-Emil Tscherrig, Arzobispo titular de Voli y Nuncio Apostólico en Argentina, el sábado 26 de abril de 2014 en la Catedral de San Luis, en acción de gracias por el 80º aniversario de la creación de la diócesis. Los obispos presentes son, desde la izquierda: Monseñores don Carlos María Franzini, arzobispo de Mendoza, don Pedro Daniel Martinez, Obispo de San Luis, el Señor Nuncio, y don Jorge Luis Lona, Obispo Emérito de San Luis.





Y Primeras Vísperas Pontificales del domingo de la Divina Misericordia en el Santuario del Santo Cristo de la Quebrada.



Fotografías tomadas por  el Sr. Nelson Ortega para Pastoral de Comunicación de la diócesis de San Luis
Fuente: Acción Litúrgica.

El Cardenal Collins asistirá a Misa tradicional

 

 

Su Eminencia Thomas Cardenal Collins, Arzobispo de Toronto, asistirá en coro a la Santa Misa con la forma extraordinaria, con motivo del 75º aniversario de la ordenación sacerdotal de un presbítero de su diócesis, Monseñor Vincent Foy, de 98 años de edad. Será el sábado 7 de junio, Vigilia de Pentecostés,  a las 10 horas, en la Iglesia de San Lorenzo Mártir, en Toronto, Canadá.

Con el Arzobispo de Toronto, son ya 358 los cardenales y obispos presentes en la forma extraordinaria desde la entrada en vigor del motu proprio Summorum Pontificum.

Fuente: Rorate Caeli

Traducción: Acción Litúrgica

ORACIÓN DEL FIN

 

 

 


Mentre che la speranza ha fior del verde

Dante, Purg., III


Hazme dormir, Señor, en vuestra paz segura,

Entre los brazos de la Esperanza y del Amor.

Corazón de soldado que no supo del odio

Y que por vuestros bienes siempre luchó.

Batallas que sostuvo por una sola Patria,

Por un Rey, (los más bellos que vi bajo los cielos)

Por una Francia de los Borbones; por mis Damas, María,

Juana de Arco y Teresa y el Señor San Miguel

Jamás nuestro París llegó a romper con Roma.

Roma, Atenas en flor, su fruto recogió,

Razón, virtud, belleza, los honores del hombre,

Los rostros divinos que en mi noche aparecen.

Señor, quién sois ignoro, porque yo también ignoro

Quién es el artesano del vivir y el morir,

Y en el corazón mío cuáles ondas sonoras

Han dicho o contradicho su deseo eternal.

No comprendo ya nada de ese ser de mi ser,

¡Tantos dioses contrarios dispútanlo entre ellos!

Mis huesos alzarán la lápida de los abuelos.

Y cayéndome busco esa misma verdad.

¡Oíd esa necesidad de comprender para creer!

¿Hay un sentido en los vocablos que profiero?

¿Hay tras su laberinto, una puerta de gloria?

Porque Ariadna me falta y de su hilo carezco.

¿Cómo creer ¡oh! Señor, para un alma que arrastra

Un oscuro apetito de las luces del día?

Hazla dormir, Señor, en vuestra paz segura,

Entre los brazos de la Esperanza y del Amor.

 

Charles Maurras,

Clairvaux, junio de 1950

Traducción de Carlos Massini Correas.

Publicada en Rev. Moenia, n. IV, junio de 1981.

Fuente: Revista el sacristán serrano

Visto en InfoCaótica.

ANTE UNA INJUSTA PERSECUCIÓN

 

nuncio

Reproducimos la carta abierta al Nuncio Apostólico en la Argentina, Mons. E.P. Tscherrig, cuyo contenido suscribimos. Quien desee manifestar su adhesión puede hacerlo a la siguiente dirección: porelbiendelaiglesia @ gmail.com

Como discípulos de nuestro querido amigo y maestro Antonio Caponnetto, quien fuera recientemente objeto de una amenaza de futura  y grave pena canónica –emitida por  Monseñor Eduardo María Taussig el pasado 22 de Abril del corriente año- nos vemos en la obligación de manifestar nuestro categórico desacuerdo y de formular a la vez algunas consideraciones.

Es que con verdadero estupor leímos el contenido de dicha amenaza eclesial, pues creemos que la misma no se corresponde con la probada trayectoria del Dr. Antonio Caponnetto al servicio de nuestra Santa Madre Iglesia.

Él mismo, en cada uno de sus escritos, ha dejado a salvo el mejor juicio de la Iglesia, y en todo momento no ha hecho más que usar su derecho como laico a disentir de ciertos actos o dichos realizados por la Jerarquía Eclesiástica y/o el Sumo Pontífice, aclarando -y por sólo poner un par de ejemplos- conceptos como los siguientes: “Recuerdo, a modo de cierre" -escribe- que esta es una nota periodística escrita a título personal. No es el dictamen de una Junta de Teólogos ni el motu proprio de una Sagrada Congregación, sino la opinión  de un laico católico, perplejo y dolorido por cuanto ocurre”[1]; y en otro lugar: No estamos llamando a la rebeldía ni a la desobediencia, ni a dar por nula la autoridad pontificia, sino al recto discernimiento”[2] Asimismo, en numerosas ocasiones insta a rezar intensa y fervientemente por el Sumo Pontífice.

Esta amenaza del obispo sanrafaelino al Dr. Antonio Caponnetto –precedida de otras acciones públicas de hostigamiento hacia su persona y aún a la de sus discípulos- reviste en esta ocasión una  especial gravedad, arbitrariedad e injusticia, si se tiene en cuenta que con la obra del profesor atacado, varias generaciones (entre las cuales nos incluimos) se han acercado al combate de la fe, por medio de la enseñanza y el apostolado en diversos ámbitos profesionales.

La suya, ha sido una prédica constante y valiente de Jesucristo y su Iglesia, a quienes defendió y de quienes dio testimonio a tiempo y destiempo con sus diversas conferencias y escritos como por ejemplo: “Hispanidad y leyendas negras”, “Los arquetipos y la historia”, “El deber cristiano de la Lucha”, por sólo citar algunos de sus casi treinta libros publicados. Con sus escritos, lejos de causar“aversión y espíritu de desobediencia a la autoridad del Santo Padre y a otras autoridades de la Jerarquía eclesiástica” –como con simplismo y ligereza se lo acusa- ha producido en nosotros y muchos otros una renovada fe en que la Santa Iglesia de Cristo es la única verdadera y que los pastores fieles y leales son los medios que el mismo Cristo ha querido en su Providencia poner para que le sigamos.

Entiéndase de una vez por todas que no es al Papado ni a la Jerarquía per se a la que van dirigidos sus ataques, sino a las enseñanzas heterodoxas e inconductas múltiples que, dolorosamente, son cada vez más frecuentes en el seno mismo de la Iglesia, y en quienes se suponen que están para gobernarla.

Pero no podemos dejar de lado, que incluso le asiste al Dr. Caponnetto el mismo Código de Derecho Canónico cuando en el Canon 212, Inciso 3º dice: Tienen (los fieles) el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas”.

Quien conozca al Dr. Caponnetto, sabrá y tendrá pruebas de numerosas ocasiones en las que fue crítico ante diversas actitudes de diferentes obispos e incluso de algunos Sumos Pontífices. Del mismo modo que, quien tenga los pies sobre la tierra, verá a todas luces que no es el único que se ha visto obligado a adoptar esta actitud apologética frente a ciertas posiciones cuestionables y debatibles que se suscitan en torno a definiciones que hacen a nuestra Fe Católica Apostólica y Romana.

Por esto mismo, nos parece desatinada la amenaza canónica del obispo Taussig. Si Monseñor está realmente preocupado por el bienestar de su rebaño -y asimismo desea conservar el ya famoso “olor a oveja”- es a otros y a muchos a quienes debe aplicar el “entredicho”, pero no precisamente a los defensores de la integridad de la doctrina católica.

Por último, no deja de llamar la atención el carácter contradictorio de la sanción canónica que se pretende aplicar. Contradictorio, quede en claro, para un obispo que hace gala de estar vivísimamente aggiornado y consustanciado con el actual rumbo pontificio. En el mismo, como bien se sabe, no es el castigo sino la misericordia la que prevalece. Y contradictorio, además, con algunas de sus conductas públicas por todos recordadas, como cuando compartió un acto patrio con el ex Presidente Kirchner y la actual Presidente de la Nación, quienes manifiesta y sistemáticamente se mostraron en contra de la Iglesia, de la vida y de los valores tradicionales de la Patria, a pesar de llamarse católicos. No hubo entredicho algunos para ellos sino complacencia y obsequiosidad.

Quede dicho lo precedente en defensa de la Verdad.


[1] Revista Cabildo, Nº 107, “A un año del Pontificado del Papa Francisco”, Antonio Caponnetto.

[2] Recen por mí, a propósito del nuevo pontificado, Antonio Caponnetto.

FIRMAS

Ignacio Agustín Pato, Carlos José Díaz, Flavio Infante, M. Cecilia Tagliarini, María Rosa Toledo, Pablo Muñoz de Toro, José Brescia, José Aubone, Silvana Fontanella, Luis Vicondo, Silvana Abalos, Pablo Faroux, Juan Solana, Daniela Malatesta, Elio Vlek, Karina Chaves, Paola Carrizo, Victoria Ron, Gustavo Roldan, María Milagros Solana, Belisario Ortiz, Aldana Vicondo, Sergio Nestor Scarzella, Cecilia Ines Cuomo, José Scarzella, Gastón Magariños, Pascual Montero, Emanuela Altamiranda, Jordán Abud, María Pia Stellato, Bibiana Hidalgo, Ana Hidalgo, Marcos De Assis Cordeiro, Juan Manuel Pautasso, Pablo Rafael Maximiliano Giacinti, María del Rosario Pautaos, Clarisa Andrea Dumé,  Francisco Miguel Abud, Pío Martinez Zuviría, Diego García Montaño, Carlos Róspide, Antonella Zanchelli, Marcelo Imbrogno, Silvia Gomez, Mariano Erbetta, Ulises Del Grecco, Evangelina Abud, Adriana Soria, Dolores Marini, Ariel Palermo, Natalia Morales Marcelo Tudela, Maria de los Angeles Mora, Enzo Gonzalez, Lorena Cazorla, Ignacio Gonzalez, Maria Lila Cano, Andres Cardiel, Pablo Debernardi, Víctor Chequer.

Fuente: InfoCaótica.

Revelando el Apocalipsis‏

 

 

 

Una de las grandes incógnitas del Apocalipsis se refiere a la identidad de “Babilonia” y de la “gran Prostituta” (Caps. 17 y 18).

Hace unos 500 años Martín Lutero denunció que la sede papal de Roma y todo el sistema religioso católico coincidían con la gran Prostituta.

Varios “signos” señalan a la sede papal: el Apocalipsis habla de “una mujer sentada sobre muchas aguas”, lo cual significa una institución que está sobre muchos pueblos.

Dice que su sede es la ciudad de las siete colinas: Roma.

Pero podemos preguntarnos por qué, luego de 500 años, sólo surgió “la gran Prostituta”, pero no surgió ninguna otra profecía del Apocalipsis…

Babilonia significa “confusión”. Confusión que nos llega desde el fondo de la historia humana, cuando Nimrod y su esposa Semiramis quisieron imponer el culto idolátrico y gnóstico, y como muestra del esplendor de aquella civilización “avanzada”, “culta”, “moderna”, proyectaron levantar un complejo arquitectónico único en su tipo: la “torre de Babel” (o “Babilonia”).

Pero “de Dios nadie se burla” (Gál. 6, 7) y ya sabemos que aquél proyecto terminó como terminarán otros que entusiastamente de abrazan hoy.

Aquellas creencias gnósticas no fueron aniquiladas con la confusión de Babel: fueron transmitidas a lo largo de los milenios y hoy las tenemos en el talmudismo, la brujería, la masonería, la kábbala (recordemos que “kábbala” significa “tradiciones”: aquellas tradiciones a las que se opone la Verdad de la Revelación: ver Marcos 7, 9), etc.: esa es la verdadera Babilonia del Apocalipsis.

Luego de la destrucción de Jerusalén por Vespasiano – Tito, gran cantidad de israelitas se fueron a vivir a Babilonia.

Según la Nueva Enciclopedia de Schaff-Herzog, Volumen 6, página 56, los dos siglos posteriores a la vida terrenal de Jesús, “Babilonia vino a representar vital importancia para los judíos, fue incluso llamada ‘la tierra de Israel’…”

En tiempos de la vida terrena de Cristo, el principal centro de interpretación y educación de los fariseos se encontraba en Babilonia. En esta ciudad había más israelitas que en toda Palestina, la influencia cultural de los sabios de Babilonia se hacía sentir en Jerusalén.

Es por ello que el Templo, centro del culto, estaba corrompido, de allí el continuo enfrentamiento entre Jesús y los escribas y fariseos; es por ello que la alta casta sacerdotal decide matarlo.

Los textos bíblicos acusan a Israel de adulterio y prostitución: es Israel hacia donde señalan los profetas: Isaías 57, 3; Ezequiel 16, 15 y 23, 43; Jeremías 2, 20 y 3,1; Oseas 1, 2, etc.

En fin, los textos bíblicos hablan por sí solos.

Lo que hoy debemos observar es cómo se va posicionando la Kábbala y la Masonería en los grandes centros de poder. Allí tenemos la “mujer que se sienta sobre muchas aguas”.

Respecto a la ciudad de las 7 colinas, resta ver si en próximos años Roma se convierte en la sede de alguna institución mundial: hoy por hoy ya existe el “Club de Roma”.

Volveremos sobre este interesante punto, usted preocúpese por creer solo en Jesucristo de acuerdo a las enseñanzas que nos dejaron sus Apóstoles, liberesé de amuletos, adivinos, horóscopos y cualquier otra creencia que le haga perder la Salvación que ganó para usted el Señor Jesús. Dios le bendiga.

Padre Alejandro

El Cardenal Müller acusa a las religiosas rebeldes de EE.UU de falta de obediencia y promoción de la herejía

 

 

S.E.R. Gerhard Müller, cardenal Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha acusado a las religiosas de Estados Unidos de no acatar la agenda de reformas ordenada por la Santa Sede. El cardenal asegura que las responsables de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas (LCWR) están ignorando los procedimientos para elegir a los conferenciantes que participan en sus asambleas anuales, y cuestiona si los programas de dichas asambleas se están utilizando para promover la herejía.

En un encuentro de los Superiores de la Congregación para la Doctrina de la Fe con la Presidencia de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, celebrado en Roma el pasado 30 de abril, el cardenal ha asegurado a las religiosas que la elección de los oradores de la conferencia anual y el material impreso que ponen a disposición de sus miembros, así como su actitud ante errores doctrinales evidentes, le lleva a cuestionar si LCWR tiene «verdaderamente la capacidad de verdad de sentire cum Ecclesia (sentir con la Iglesia)».

El purpurado es especialmente crítico con la promoción de las teorías que defiende Bárbara Marx Hubbard, presidenta de la Fundación para la Evolución Consciente,incompatibles con la fe católica, porque conducen casi necesariamente a errores fundamentales respecto a la omnipotencia de Dios, la encarnación de Cristo, la realidad del pecado original, la necesidad de salvación y el carácter definitivo de la acción salvífica de Cristo en el misterio pascual.

El cardenal acusa a las religiosas de no permitir siquiera que haya una contra-réplica a los ponentesque participan en sus conferencias anuales cuando se alejan de la doctrina de la Iglesia.

 

Responde a las quejas

Por otra parte, el prelado responde a las quejas de las responsables de la LCWR, que consideran como una sanción disciplinaria la participación del Delegado pontificio en la elección de conferenciantes. El cardenal explica que, por el contrario, dicha participación es una muestra del interés de la Santa Sede en dialogar con las religiosas para ayudarlas a estar en comunión con la fe de la Iglesia.

 

Provocación de las religiosas

El cardenal Müller pone el siguiente ejemplo de lo que no puede ocurrir:

Un ejemplo podría ayudarnos en este momento. Me entristece enterarme de que ustedes han decidido conceder el Premio al Liderazgo Extraordinario durante la Asamblea de este año a unateóloga criticada por los Obispos de los Estados Unidos debido a la gravedad de los errores doctrinales en sus escritos. Es una decisión que será vista como una provocación abierta contra la Santa Sede y la Evaluación Doctrinal. No sólo eso, sino que aleja aún más a la LCWR de los Obispos.

Aunque el purpurado no da el nombre de la teóloga, se trata de Elizabeth Johnson, profesora de teología en la Universidad de Fordham, institución académica de la Compañía de Jesús en Nueva York. Johnson fue objeto en marzo de 2011 de una nota por parte de la comisión episcopal para la doctrina de la fe de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe asegura ser consciente de estar hablando sin rodeos:

Me doy cuenta de que estoy hablando con bastante franqueza sobre este asunto, pero lo hago sabiendo que no hay ninguna otra forma de interpretar la decisión de otorgar este premio, ni dentro ni fuera de la Iglesia.

Relacionados

Fuente: InfoCatólica.