Archivos del blog

martes, 24 de junio de 2014

En La Plata, hubo una misa en desagravio por la profanación de la catedral

 

Vitrales_en_la_Catedral_de_La_Plata

La Plata (AICA): El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, encabezó el sábado 21 de junio la multitudinaria procesión de Corpus Christi y presidió una solemne misa en la catedral, en la que se realizó un acto de desagravio por la profanación del templo ocurrida días atrás, cuando se lo utilizó para grabar un video promocional de un boliche gay platense.

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, encabezó el sábado 21 de junio la multitudinaria procesión de Corpus Christi y presidió una solemne misa en la catedral, en la que se realizó un acto de desagravio por la profanación del templo ocurrida días atrás, cuando se lo utilizó para grabar un video promocional de un boliche gay platense.
Antes de terminar la celebración de la solemnidad de Corpus Christi, el arzobispo hizo un comentario sobre el penoso hecho registrado en el templo mayor de la arquidiócesis: “A causa de un descuido de la guardia, una mujer desvergonzada, vestida indecorosamente y acompañada por otro personaje que parecía mujer, entró aquí a filmar un video en el que baila y canta; se atrevió a entrar en un confesionario en son de burla, y blasfemó contra la Santísima Eucaristía, remedando la comunión y expresándose de un modo gravísimamente escandaloso”.
“Según he oído decir –agregó-, la filmación estaba destinada a un ‘boliche gay’ de la ciudad. Ahora resultan normales esas abominaciones amparadas por las leyes. Además, mucha gente pudo acceder a la cosa por internet”.
“Ofrezcamos el santo sacrificio de la misa en reparación y desagravio por la profanación del templo, y por las blasfemias proferidas. Dediquemos al Señor la procesión de la que hemos participado, como gesto de amor y de entrega confiada, incondicional. Recemos mucho, también, por esas personas descaminadas, depravadas, para que Jesús les toque el corazón y las convierta; todo es posible para su omnipotencia y su misericordia”, concluyó.+

Fuente: AICA.